Soy Sakamoto, ¿por?

Por
1
2249
 
sakamoto_portada

Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones
Guión: Nami Sano
Formato: Rústica con sobrecubierta. 184 páginas. B/N
Precio: 8€

 

Es difícil hablar de humor sin caer en generalizaciones que inevitablemente van a ser, llegado cierto momento, erróneas, imprecisas o carentes de contexto. ¿Podemos hablar de un humor universal? El humor es ciertamente algo cultural, y las razones por las que a veces no entendemos como humor lo que otros sí sin duda tiene que ver con cierta falta de referentes. El humor, por tanto, se basa en nuestra capacidad innata de reír (origen biológico) para crear contenido sobre el que reírnos: lo que aprendemos, basado en nuestra sociedad y cada sociedad en su contexto.

El humor japonés ha sido siempre un tema interesante. El típico ejemplo sería el de muchos programas de televisión japoneses que invitan a sus estrellas a hacer básicamente el ridículo en un festival de exageraciones y exceso; y gran parte de esta locura es extraña a nuestro modo de entender el humor y es fácil encontrar rechazo. No solo eso, incluso cuando Japón (y aquí podría poner el nombre cualquier otro país) está tan presente en las vidas de muchos a los que les entusiasma su cultura, un acercamiento a ciertas obras necesita un contacto más directo y un conocimiento más amplio de esta misma. Y no solo humor: sexo (su tratamiento), costumbres o ritos pueden parecer inferiores si son vistos desde un prisma etnocentrista y llegar a generar prejuicios en alguien que no conoce la cultura con demasiada profundidad. Con esto en mente, podríamos entender por qué ciertas obras resultan «extrañas» ante los ojos de alguien que desconoce el contexto en el que fueron escritas. Soy Sakamoto, ¿por? basa gran parte de las bromas y gags en clichés de la cultura manga en Japón, y por lo tanto un conocimiento previo de tales obras, aunque no demasiado extenso, podría llegar a ser necesario.

sakamoto_1

Sakamoto es un personaje misterioso que tiene, para bien o para mal, perturbada a toda su clase. Alumno de un instituto corriente, es perfecto en todos los aspectos: guapo, inteligente, fuerte, hábil, saca buenas notas y su comportamiento es intachable. Las chicas están locas por él y los chicos le envidian: o quieren ser su amigo o pretenden humillarlo. Pero por mucho que lo intenten, Sakamoto siempre saldrá victorioso. Es hilarante la escena en la que le quitan la silla o cuando pelea contra la abeja o cómo la obra se burla del homoerotismo típico del yaoi en el primer capítulo cuando el protagonista se quita la camisa y corre alrededor de un fuego para generar la corriente necesaria para apagarlo. Y es que la obra, al final, es un compendio de muchos clichés que suelen verse en cómics japoneses y la subversión de los mismos. Sakamoto, con su suerte casi mística y sus innumerables habilidades y conocimientos, se burla del bullying, uno de los grandes temas del manga de institutos; evita, con un comportamiento casi autista (o incluso robótico), a las chicas que mueren por sus huesos. E incluso su belleza es prototípica: delgado, alto, con flequillo largo y pálido.

Es interesante en Soy Sakamoto, ¿por? esa ruptura de las normas: Sakamoto no solo se está burlando de sus compañeros sino de las estrategias mil veces vistas en el manga, ese mal hacer gandul que resulta en escenas rancias y poco originales y que dan lugar a cómics construidos siempre a partir de los mismos esquemas: las poses guays, el héroe moral o las polaridades exageradas y absurdas. La obra de Nami Sano rechaza esa creación aburrida acostumbrada al cliché y lo hace a base de ese humor paródico pero puramente absurdo y exagerado tan típico japonés.

  Edición nacional/ España: Milky Way Ediciones Guión: Nami Sano Formato: Rústica con sobrecubierta. 184 páginas. B/N Precio: 8€   Es difícil hablar de humor sin caer en generalizaciones que inevitablemente van a ser, llegado cierto momento, erróneas, imprecisas o carentes de contexto. ¿Podemos hablar de un humor universal? El…
Narrativa - 6.5
Historia - 7.5
Interés - 7.5

7.2

Una obra divertida e interesante que funciona como parodia de los clichés más vistos y utilizados en el cómic japonés.

Vosotros puntuáis: 8.4 ( 2 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
frankbanner49
frankbanner49
Lector
14 diciembre, 2015 11:53

no,por nada.
solo preguntaba.