Siempre nos quedará Pamplona, de Jason

Por
0
786
Portada Siempre nos quedará Pamplona de Jason

Edición original: Toujours Pampelune FRA (Carabas, 2021)
Edición nacional/España: Siempre nos quedara Pamplona (Astiberri, 2022)
Autor: Jason
Traducción: Óscar Palmer
Rotulación: Ana González de la Peña
Realización técnica: Alba Diethelm
Corrección: Soraya Pollo
Formato: Rústica. 160 páginas. 18€

Hemingway por Jason

«¿Alguna vez has deseado ser otra persona? ¿Llevar otra vida?»

En las últimas décadas hay pocos autores de cómic que dejen ver a lo largo de su carrera una personalidad tan marcada y reconocible a simple vista como el noruego afincado en Francia Jason (Molde, 1965), seudónimo de John Arne Saeteroy. Unos trabajos que descubrimos en España gracias a Astiberri que nos trajo en 2002 CHHHT! y ha ido publicando con regularidad cada nuevo trabajo salido de su mesa de dibujo hasta la reciente Siempre nos quedará Pamplona aparecida hace unas escasas semanas. Así que los lectores que llevamos años disfrutando de sus trabajos estamos de enhorabuena, ya que casi nunca nos defrauda y tampoco lo hace en esta singular aproximación a la vida del escritor estadounidense Ernest Hemingway (1899-1961) que entremezcla la realidad con la ficción inventada por Jason y lo que el escritor relato en sus novelas, en particular, en Fiesta. La obra, que en ningún momento busca ser un reflejo verídico de la biografía del escritor, nos muestra tres momentos muy concretos de su vida, a los que dedica cada uno de los tres capítulos que componen la obra.

Viñetas Siempre nos quedará Pamplona

La novela gráfica comienza en el Paris de 1925, en concreto al día en el escritor conoce de manera fortuita a Athos, un personaje recurrente en la obra del autor noruega que ya había aparecido en El último mosquetero y Athos en América, mientras está sentado en una terraza junto a algunos amigos planeando un viaje para celebrar los Sanfermines. Un encuentro que cambia su vida ya que Athos acaba uniéndose al viaje a Pamplona, un lugar que el noruego ya había mostrado en Un noruego en el Camino de Santiago, y ejerce una enorme influencia en él, ya que ve en el inmortal mosquetero una versión de sí mismo que no tiene ninguna de sus debilidades, ni mezquindades, convirtiéndose en un fantasma inalcanzable al que perseguirá durante toda su vida mientras busca crear su propia identidad y cambiar el mundo gracias a sus libros y reportajes. Una quimera que nunca conseguirá lograr que le ira sumiendo en el desencanto.

Página Siempre nos quedará Pamplona

Los otros dos momentos que Jason nos relata de su vida son el día de la liberación de París en 1944, en el que un Hemingway más maduro trazo un plan para emprender una misión para asesinar a Hitler y acabar de una vez por todas con la guerra en giro de guion muy sorprendente y que nos deja ver al Jason más divertido; y un último episodio que nos relata los momentos finales de su paso por Cuba en los años 50 cuando, en su ocaso, ya era consciente de que nunca podría convertirse en alguien tan noble y luminoso como Athos que desde que se separaron tras el viaje a Pamplona se ha convertido en una figura cuasi mítica que ha pasado todos esos años luchando contra las injusticias por todo el mundo, algo que el escritor nunca ha conseguido y que lo atormenta.

A lo largo de las páginas de Siempre nos quedará Pamplona vemos aparecen algunas de las personas que compartieron su vida con el escritor como sus diferentes mujeres, un joven Scott Fiztgerald que se convertiría en el otro puntal de la llamada generación perdida junto al propio Hemingway, y otros amigos del escritor como Pat Guthrie o Duff Twysden, además del viaje a Pamplona que servirá como inspiración para su novela Fiesta de la que Jason integra varios pasajes en el cómic uniendo la ficción creada por el escritor con sus vivencias. Aunque el protagonista indiscutible de la obra es el escritor, el elenco de personajes que aparecen en la obra juegan un papel muy importante y están realmente muy bien definidos.

Página Siempre nos quedará Pamplona

Jason crea una obra que sirve como homenaje a Hemingway, pero sin convertirse en una hagiografía que solo deje ver sus cualidades, ya que también vemos los aspectos más oscuros de su personalidad. Pese que la figura del escritor es inmensa no opaca la personalidad del noruego ya que está patente en cada una de sus páginas, no solo por su marcado estilo gráfico, también porque tiene esa mezcla de realidad y la ficción más loca e imprevisible que hacen a sus trabajos únicos e inimitables. Como en casi todos sus trabajos la obra respira un ambiente de melancolía, que es una de sus marcas de fábrica junto con un peculiar sentido del humor.

En el apartado gráfico nos encontramos con el estilo hace mucho tiempo consolidado de Jason marcado por la línea clara y sus habituales animales antropomórficos con esa expresión de perene tristeza. Como es habitual está muy bien narrada, con las pausas necesarias para que sintamos las emociones contenidas de los personajes y los momentos en los que los silencias dicen mucho más que las palabras. Durante toda la obra vemos una estructura de página fija de una cuadricula de cuatro viñetas, un recurso que ya había empleado en anteriores trabajos y que dato al cómic de un cierto aspecto teatral, a lo que contribuye la estructura en tres actos de la obra.

La edición de Astiberri mantiene el formato de los últimos trabajos que han publicado del autor noruego y la portada tiene un diseño que se puede asemejar en cierta forma al de una novela.

En Siempre nos quedará Pamplona Jason nos acerca de una manera muy novedosa a la figura de un escritor que con el tiempo se ha convertido una figura con una aureola de leyenda, pero sin dejar atrás su personalidad como autor. Quizás no sea su obra más redonda, pero ofrece algunos momentos realmente brillantes que nos recuerda el enorme talento que atesora.

Lo mejor

• La manera en la que Jason entremezcla la realidad con la ficción.
• El magnífico uso de los silencios y las pausas.

Lo peor

• No está al nivel de sus mejores trabajos.

Edición original: Toujours Pampelune FRA (Carabas, 2021) Edición nacional/España: Siempre nos quedara Pamplona (Astiberri, 2022) Autor: Jason Traducción: Óscar Palmer Rotulación: Ana González de la Peña Realización técnica: Alba Diethelm Corrección: Soraya Pollo Formato: Rústica. 160 páginas. 18€ Hemingway por Jason "¿Alguna vez has deseado ser otra persona? ¿Llevar otra…
Guión - 7.5
Dibujo - 7
Interés - 8

7.5

Jasoniana

Jason nos vuelve a demostrar su pericia como autor en su peculiar revisión de la vida de Hemingway.

Vosotros puntuáis: 4.54 ( 3 votos)
Artículo anteriorZNPodcast #179 – Supermascotas y algo más.
Artículo siguienteLocke & Key: The Golden Age, de Joe Hill y Gabriel Rodríguez
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments