Shingen Takeda. El tigre de Kai

Crónica biográfica de este histórico señor feudal japonés, a cargo de los autores de El lobo solitario y su cachorro o Asa el Ejecutor

Por
0
813

Edición original: Koike Shoin
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: KOIKE Kazuo
Dibujo: KOJIMA Goseki
Traducción: Yasuka Tojo
Formato:Rústica con sobrecubiertas. 416-424 páginas
Precio: 14,95€

KOIKE Kazuo y KOJIMA Gôseki escribieron su nombre con letras de oro en la historia del medio gracias a El lobo solitario y su cachorro, una obra inmortal con la que influyeron a muchos otros autores a lo largo y ancho del mundo, gracias a su dominio del lenguaje del cómic, que incluso tuvo repercusiones en otros lenguajes, como el cinematográfico. Pero además de las historias de Ittô y Daigorô Ogami, esta pareja de autores nos permitió disfrutar de otros títulos excelentes, como Asa, el ejecutor, Hanzô, el camino del asesino, Kei, crónica de una juventud, El hombre sediento o El carterista. En todas ellas, plasmaban fielmente las condiciones del contexto histórico en el que se situaban, transmitiendo las dificultades y las duras condiciones a las que la población debía hacer frente, y dando a conocer a los lectores de esta época la crueldad sobre la que se asienta nuestro actual estado de bienestar.

En esta ocasión, nos encontramos ante uno de los últimos trabajos que esta pareja de autores realizó conjuntamente, y que, curiosamente, es el que se ubica en primer lugar en la cronología de su trabajos, ya que en esta ocasión decidieron relatar una serie de acontecimientos clave para la historia de su país, que tuvieron lugar en el siglo XVI, en una época convulsa en la que las tierras japonesas eran testigo de cruentas batallas entre los ejércitos de los señores feudales, que trataban de imponerse unos a otros para aumentar la extensión de sus dominios y sus riquezas.

La inestabilidad política del shogunato Ashikaga (1336-1573) llevó a Japón a un vacío de poder que muchos señores feudales aprovecharon para reclamar para sí el título de daimyô, la figura política que en la práctica ostentaba el poder en un territorio delimitado, en detrimento del gobierno del shôgun. La ambición de estos pequeños terratenientes indujo al país a una larga y cruenta guerra civil, en la que los distintos feudos batallaban entre sí para que sus señores pudieran anexionar y obtener el control del territorio de sus enemigos. Este período es conocido como Sengoku (1467-1568), o período de estados en guerra, y debido al elevado número de conflictos armados, fue la etapa histórica en la que los samuráis tuvieron mayor relevancia, dada su participación en las batallas que se producían asiduamente.

Dadas las ansias de poder de los terratenientes que poblaban el país y su deseo de dejar de depender del poder central, la organización territorial japonesa sufrió un gran cambió, surgiendo grandes núcleos poblacionales a lo largo y ancho del país, estratégicamente situados en torno a las rutas comerciales. A pesar de la inestabilidad política y de las guerras entre daimyôs para ostentar el poder del shôgun, en este período histórico se produjo un desarrollo de las artes y la cultura japonesa, incluyendo manifestaciones como la ceremonia tradicional del té o el ikebana (arte japonés de arreglo floral).

Fueron varias las personalidades que destacaron en este tumultuoso período de la historia nipona, pero una de ellas es Shingen Takeda, el protagonista de este manga. A lo largo de sus páginas, los autores hacen un recorrido por la vida de este señor feudal, desde su infancia, en la que tuvo que demostrar a su padre que era digno de dirigir a su clan enfrentándose a él y desterrándolo, consiguiendo el control de la provincia de Kai a la edad de 21 años. Desde un primer momento, mostró la ambición de convertirse en shôgun, por lo que inició la conquista de la vecina provincia de Shinano. Sin embargo, sus deseos chocaron con los de otros grandes daimyôs, por lo que la mayor parte de su vida la pasó luchando contra sus ejércitos, hasta que se produjo su muerte cuando tenía 52 años, tras haber infligido varias derrotas al propio Ieyasu Tokugawa, quien acabaría resultando vencedor de este período de guerra civil.

El papel que como guionista debe desempeñar en esta ocasión Koike no es agradecido, pues debe sintetizar una gran cantidad de información en alrededor de 1600 páginas, que componen el total de la obra. No es una tarea fácil poner en situación a los lectores, presentar el contexto y el punto de partida, resumir la vida del protagonista y destacar los hechos más importantes de la misma, o dar cabida a todos los personajes, ya sean aliados o enemigos, sin avasallar a los lectores y producir una sensación de pérdida durante el desarrollo del argumento. Y sin embargo, el veterano mangaka sale airoso de este embrollo gracias a su buen hacer y a su método de trabajo, a la decisión de hacer que toda la historia pivote sobre un personaje, haciendo que el resto sean periféricos, y, sobre todo, al confiar en las habilidades narrativas de su compañero.

A pesar de su calidad, el trabajo del guionista se ve realzado por el fantástico dibujo de Kojima, que bajo su aparente sobriedad, nos deleita con su profunda narrativa, con esa poesía visual que embelesa a quienes se acercan a sus obras. El arte de este dibujante se fundamenta en los preceptos del gekiga, caracterizado por un diseño realista de los personajes y por la representación fidedigna del vestuario, los ritos y las costumbres propias del pasado de Japón. En esta ocasión, se luce en las páginas que recogen las batallas a campo abierto entre samuráis, con un fantástico uso en primera instancia de las siluetas para representar el grueso de los ejércitos y planos panorámicos que nos permiten visualizar los campos de batalla, sus características y las condiciones climatológicas, a los que nos transporta mediante suaves transiciones, para pasar a dibujar con más detalle los acontecimientos clave de cada episodio.

Los cuatro tomos que componen Shingen Takeda fueron publicados por ECC Ediciones en febrero y mayo de 2017, continuando su excelente y nunca suficientemente agradecida labor de publicación de las, hasta entonces, obras inéditas en España de esta gran pareja de autores. Como el resto de sus títulos, su formato es el de tomos de tamaño B6 (130×180 mm), de entre 416 y 424 páginas, con encuadernación rústica con sobrecubiertas y a un precio de 14,95 euros cada uno. Se trata de una edición más que correcta, con un agradecido detalle de traducción, y es que ha tenido a bien llenar la obra de pequeñas anotaciones aclaratorias que enriquecen aún más una lectura ya de por sí estimulante y que contribuyen a un mayor aprendizaje y conocimiento acerca de la cultura japonesa.

Edición original: Koike Shoin Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: KOIKE Kazuo Dibujo: KOJIMA Goseki Traducción: Yasuka Tojo Formato:Rústica con sobrecubiertas. 416-424 páginas Precio: 14,95€ KOIKE Kazuo y KOJIMA Gôseki escribieron su nombre con letras de oro en la historia del medio gracias a El lobo solitario y su cachorro,…

VALORACIÓN GLOBAL

Guión - 7.8
Dibujo - 8.6
Interés - 7.6

8

Ambicioso

Shingen Takeda es un trabajo menor de Koike y Kojima, en comparación con sus obras maestras, pero no por ello desmerece nuestra atención. Este manga supone un fantástico acercamiento a la figura de su protagonista y es una excelente forma de conocer una parte de la historia de Japón, como ocurre con todos los trabajos de este tándem artístico.

Vosotros puntuáis: 8.56 ( 7 votos)
Artículo anteriorNovedades Destacadas: Octubre 2020
Artículo siguienteBoletín Marvel #50
Abandoné la Logia Negra y llegué a la ciudad de Málaga en 1984. Mis primeras lecturas fueron los clásicos francobelgas y los cómics de un ratón y unos patos que, años más tarde, gobernarían un vasto imperio. Devoré tiras de prensa, hasta que un niño con cola de mono apareció en mi televisor buscando unas bolas mágicas y el manga me atrapó. Pasé años en blanco y negro, pero los superhéroes llenaron mi vida de mallas y capas de colores. Sobreviví a la Era Hiboria en compañía de un bárbaro y su espada salvaje. A finales de los 90 sentí vértigo, el arenero me llevó al mundo de los sueños y caí en los oscuros abismos del underground. Viajé en el tiempo a través de la banda de Moebius, desde el salvaje Oeste al Largo Mañana. Un mago de Northampton me contó grandes historias y su hijo calvo me dio setas alucinógenas. En Italia probé el fumetto y un marinero maltés me llevó hasta la Pampa argentina, donde tuve mi último recreo antes de conocer al hombre eterno. He estado en Camelot en los días del Rey Arturo, en el planeta Mongo y en las letras del Oceáno Atlántico. En mis aventuras siempre estuve acompañado por un asombroso grupo de profesionales españoles. Los escritos del maestro Eisner me revelaron los secretos de un nuevo lenguaje y ahora solo veo el mundo en viñetas... Cómic camina conmigo.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments