Sheriff de Babilonia #02

El Sheriff de Babilonia es una obra necesaria y de obligada lectura. Su análisis prmite diseccionar un conflicto bélico que unira el destino de sus tres protagonistas que buscan respuestas donde nadie parece quere darlas.

Por
2
1786

 

Edición original:The Sheriff of Babylon núms. 7 a 12 USA .
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Tom King.
Dibujo:Mitch Gerads.
Entintado:Mitch Gerads.
Color:Mitch Gerads.
Formato:Rústica, 144 págs. A color.
Precio: 13,50 euros.

 

Cuando afronté la reseña del primer tomo del Sheriff de Babilonia no era muy consciente de donde me estaba metiendo, no solo por la reseña, sino por la lectura de un cómic que de alguna forma se instala muy dentro de uno mientras se desgrana cada aspecto de la trama, cada diálogo, cada situación, para ir sintiendo el calor de Bagdad, la arena, la guerra, la política y la sangre.

Sheriff de Babilonia es la historia de tres personajes, tres personas que viniendo de tres sitios muy distintos ven como sus vidas acaban entrelazadas cuando se produce un asesinato que sacará a relucir todo un entramado donde los intereses son lo único que parece prevalecer. Chris, Sofía y Nassir, una especie de trinidad para una historia cruda, intensa, dura, cargada de tensión…donde al final poco o nada importa quien ha perpetrado el crimen y sí importa todo cuanto a su alrededor se desencadena. Una muerte inútil, como todas las muertes, capaz de catalizar una investigación aparentemente estéril, donde todos pierden y nadie gana, donde el fracaso de la vida no es sino la muerte a manos de otro.

Hablar de Sheriff de Babilonia no es fácil. Hacerlo implica buscar muy dentro las palabras, porque todo es muy visceral, muy áspero, como para que todo fluya de manera orgánica y simple. En Sheriff de Babilonia hay muchas lecturas, demasiadas, como para poder ser condensadas en un humilde texto que busca, probablemente sin conseguirlo, emular alguna de las múltiples sensaciones que despierta este cómic al leerlo. Uno no puede simplemente pasar las páginas y leer una historia, un thriller bélico, con la que pasar el rato, no, el Sheriff de Babilonia es mucho más que eso y hay que meterse muy dentro, dejarse llevar, y empezar a sentir que no estamos frente a un simple thriller, sino frente a una historia de una sencillez tan compleja que es necesario leerla con los cinco sentidos.

Y es por esto por lo que hablar de Sheriff de Babilonia es tan complicado.


Hay varios aspectos de la obra a destacar. El primero es la narrativa, la composición de página, que fluctúa entre diferentes composiciones de viñetas para imprimir diferentes ritmos en función de lo que la historia requiera en ese momento. El segundo es que King logra dotar a su trío de protagonistas de embriagadora entidad tridimensional, empatizando con el lector de forma inmediata, haciendo que nos interese cada aspecto de sus vidas, presentes y pasadas, a fin de poder acompañarlos en ese viaje donde nada es lo que parece ser. Y lo tercero es el aspecto gráfico que luce toda la obra. Mitch Gerard está perfecto en cada viñeta, en cada plano, en cada secuencia, alcanzado altas cotas cinematográficas a la hora de dibujar el devenir de la trama.

En el primer tomo recopilatorio había un número que destacaba sobre todos los demás, el cinco, mientras que en este segundo recopilatorio el que destaca, ya no solo por encima de los que se compilan en el segundo tomo, sino por encima de todos los demás de la serie, es el número 11. Aquí King realiza un ejercicio soberbio de escritura y planificación, demostrando estar muy por encima de la media y alzándose como uno de los mejores escritores de los últimos tiempos.

En este número tenemos tres historias que están intrínsecamente relacionadas, con un tempo medido con cronómetro, cuya intensidad y relevancia para la historia global es determinante. Cuando uno llega al final de este número está exhausto, le domina una sensación de agotamiento mental extrema y hay que parar de leer para volver a recordarse que hay que respirar si no se quiere morir asfixiado. Así de intenso es este número. Tan intenso que puede pararte el corazón. Y de nuevo se trata de una conversación, ahora a tres bandas, con la que King expresa abiertamente su visión de este conflicto armado. Tres historias que no son sino tres puntos de vista de un mismo acontecimiento, que se nos muestra de forma tan natural que parece que lo estamos viviendo en primera persona. Los sentimientos afloran, las emociones brotan de dentro mientras cada palabra activa sistemáticamente una serie de acontecimientos que, inexorablemente, nos llevan de la mano hasta su impactante final. Puede que aun quede un número más para terminar la serie, pero tras leer el número once uno ya sabe que todo ha terminado.

De nuevo King no juzga, ni aporta moralina a la historia, deja que seamos nosotros los que leamos el relato y saquemos nuestras propias conclusiones. Sheriff de Babilonia tiene tantas interpretaciones como lectores la lean. Sheriff de Babilonia es una historia que simplemente ocurre entre otros cientos de historias en medio de una guerra, en medio de un desierto regado por el Tigris y el Éufrates. Una historia para recordar.

Cine en viñetas.

Merece la pena dedicarle un momento a analizar con detenimiento el trabajo que desarrolla Gerard que, de nuevo, como ya se ha adelantado antes, está simplemente soberbio en todos los sentidos. Gerard no dibuja esta historia escrita por King, Gerard le da vida a cada plano, cada viñeta, cada página, manteniéndose fiel a la estructura de nueve viñetas siempre que estamos frente a una escena de diálogos, lo que permite que haya un tempo muy medido, como si todo el cómic tuviera un metrónomo que fuera marcando cuando deben ir sucediendo las cosas. Además, por si no fuera suficiente, Gerard también se encarga de aplicar el color, jugando con una paleta de colores cálidos, llena de ocres, que apuntalan de lleno la sensación de calor, de desierto, de arena. Todo un acierto de principio a fin.

El Sheriff de Babilonia es una lectura obligada, un cómic fundamental, necesario e imprescindible en toda biblioteca. Su retrato certero (por muy maquillado que esté por la inclusión de un agente activador que de una razón a la historia) de un conflicto bélico ambiguo, lleno de sombras y grises, donde cada uno ha de sacar sus propias conclusiones, lo elevan como un cómic inteligente y honesto con el lector. King no nos menosprecia, no nos infravalora, King nos respeta y nos regala una obra que merece también nuestro respeto.

  Edición original:The Sheriff of Babylon núms. 7 a 12 USA . Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Tom King. Dibujo:Mitch Gerads. Entintado:Mitch Gerads. Color:Mitch Gerads. Formato:Rústica, 144 págs. A color. Precio: 13,50 euros.   Cuando afronté la reseña del primer tomo del Sheriff de Babilonia no era muy consciente…
Guion - 9
Dibujo - 9
Interés - 9

9

Emocional e imprescindible.

Este segundo tomo cierra una de las obras más importantes del año. Doce números donde King y Gerard hacen gala de un talento inusitado para plasmar la sin razón de la guerra en un conflicto bélico donde nada es lo que parece.

Vosotros puntuáis: 8.94 ( 10 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
ArgonasBLUNTMAN Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
BLUNTMAN
Lector
BLUNTMAN

El nivel gráfico de esta obra está más allá de toda cuestión salvo si se quiere alabar el altísimo nivel del que hace gala.
En lo referente a la historia, efectivamente es la clase de relato que hay que leer varias veces para que nos fijemos en las distintas lecturas que tiene y así darnos una idea global de todo lo que sucede, tanto a personajes individuales como el mundo a su alrededor.
Como punto negativo a mi parecer, es el que está aclada en el 2004, con la guerra contra Saddam recién acabada, con referencias directas al 9/11 ( ¿Bin Laden, quién?) y una especie de visión esperanzadora de que después del desastre de la guerra siempre se puede construir una nueva y mejor paz (nada más lejos en la actualidad)
A pesar de lo dicho es una obra trepidante y muy bien escrita, su desembolso merece ampliamente la pena.

Argonas
Lector
Argonas

Sencillamente es una obra maestra, a un nivel que hacia mucho que no veíamos. Tom King es uno de los mejores guionistas actuales y aquí sencillamente se sale, si en otras obras de King el nivel es estratosferico en esta sencillamente rompe el molde.