Sentient, de Jeff Lemire y Gabriel Walta

Crecer puede ser un viaje aterrador. Reseñamos la última obra de TKO Studios publicada por Panini, creada por los grandes Jeff Lemire y Gabriel Walta.

Por
3
2047

Edición original: Sentient 1-6 USA (TKO Studios, 2019)
Edición nacional/España: Sentient (Panini Cómics, 2020)
Guion: Jeff Lemire
Dibujo: Gabriel Hernández Walta
Color: Gabriel Hernández Walta
Traducción: Santiago García
Formato: Tapa dura. 168 páginas
Precio: 24,00€

La soledad de tener que madurar

“Esta es la historia de nuestra madre. No toda la historia es feliz.”

Sin duda alguna, 2020 ha sido un año malo, pero me vais a permitir la frivolidad de señalar que, en el caso del cómic indie, no ha estado nada mal. Con el mundo patas arriba adaptándose a una extraña normalidad que no sabemos cuánto durará, los aficionados a las viñetas hemos vivido un goteo realmente insistente de novedades y anuncios editoriales apasionantes. Si le echáis un ojo a nuestro boletín de novedades del cómic independiente (ahora renacido como el ave fénix en el nuevo Magazindie), veréis que la cantidad de series que se han publicado ha sido imparable. Mucho, y mucho de ello, bueno. Tanto es así, que incluso nos falta a veces el aire para cubrir con la presteza que quisiéramos todo lo que se ha publicado recientemente. Pero todo llega, y hoy vamos a hablar de uno de los estrenos más deseados del pasado mes de diciembre, una de esas obras que solo pueden gustar o gustar mucho. Era de esperar, viendo a quién se encuentra detrás de ella. Me refiero, por supuesto, a Sentient, de Jeff Lemire y Gabriel Hernández Walta.

La llegada al mercado de TKO Studios levantó mucha curiosidad, y su desembarco en España de la mano de Panini Cómics ha sido un regalo de fin de año como caído del cielo que no nos esperábamos tan pronto. No me voy a alargar mucho hablando de la joven editorial de Tze Chun y Salvatore Simeone; ya dimos buena cuenta de ella en nuestro artículo repasando su trayectoria. Baste recordar que su estreno llegó en noviembre con Sara, un obrón mayúsculo que en la redacción nos conquistó totalmente. Sentient es sin atisbo de duda el otro peso pesado con el que TKO dijo “aquí estoy yo”, un título que capitaneó la segunda ola de publicaciones de la editorial en 2019, y que consiguió hacerle valedora de su primera nominación a los Eisner 2020 bajo la categoría de Mejor Serie Limitada. Panini no se ha hecho de rogar, y un mes después de Sara ya teníamos Sentient en nuestras librerías favoritas.

Creada por Jeff Lemire y Gabriel Hernández Walta, Sentient cuenta la historia de la USS Montgomery, una nave de transporte cuyo destino es alcanzar las nuevas colonias establecidas por la humanidad al otro lado del cosmos, una humanidad que está abandonando la Tierra ante su imparable deterioro. Sin embargo, un ataque en pleno viaje acaba con la vida de todos los adultos de la nave, dejando como únicos tripulantes vivos a sus hijos, un grupo de niños que quedan bajo la responsabilidad de Valarie, la inteligencia artificial de la nave. ¿Pero puede una máquina hacerse cargo de un montón de niños humanos? ¿Puede acaso criarlos y protegerlos?

Los nombres de los autores detrás de esta obra siempre fueron su principal atractivo y su principal aval de calidad, y podemos decir que, para sorpresa de nadie, cumplen con nota. Sentient es una obra que podría ser muy convencional: una revisitación de obras como El Señor de las Moscas y su estudio de la interacción social entre niños en ausencia de autoridad, teñida con la potencial espectacularidad de la ciencia-ficción espacial y el juego que dan las temibles máquinas inteligentes. Sin embargo, de Jeff Lemire es difícil esperar algo convencional. El prolífico co-creador de Descender y Black Hammer coge una vez más una idea y le aplica ese filtro particular por el que siempre hace pasar sus historias: el del intimismo, el valor de la familia y la búsqueda de la identidad propia. El escenario futurístico en el que Lemire nos sitúa no es la base de su relato, sino un mero vehículo sobre el que posar una historia que pretende reflexionar sobre las capacidad de escapar a la influencia de nuestros tutores, y sobre todo, sobre la capacidad de decidir afrontar quiénes somos y qué queremos hacer con nuestras decisiones. Y para ello, es indispensable hablar de Valarie.

El personaje que Lemire cincela sobre esa IA que opera la nave es probablemente el elemento más disruptivo de su historia. Frente a la clásica demonización de la tecnología y las posibilidades que encierra para abordar el terror, la crítica social o el suspense, Lemire hace algo tan especial como coger ese tratamiento tan emocional y humano que suele usar en sus personajes y aplicarlo igualmente a una máquina. Valarie es otro niño más en la USS Montgomery, encontrándose sobrepasada por una situación inesperada que la ha dejado sin referentes, y teniendo que asumir la responsabilidad de cargar sobre sus virtuales hombros con el peso de continuar vivos.

De hecho, es realmente interesante cómo Sentient funciona a la perfección como alegoría de la maternidad. Cual madre primeriza, Valarie de pronto se encuentra bajo la responsabilidad de velar no solo por ella, sino por alguien pequeño e indefenso que no va a poder salir adelante sin su cuidado. Y es un momento aterrador, porque nadie le ha enseñado cómo hacerlo. No existen protocolos, no existen manuales de instrucciones. Lo único que puede hacer es intentar hacer todo lo mejor posible y preparar a sus niños para que, el día que falte, al menos tengan las herramientas suficientes para poder seguir adelante.

Argumentalmente, Lemire consigue sacar partido del limitado escenario sobre el que se mueve y encontrar la manera de introducir los justos momentos de suspense necesarios para que la obra mantenga un ritmo dinámico. Su mayor pega, por buscársela, es que al terminar el libro uno se queda con la sensación de que quizás el canadiense habría podido desarrollar más su guion con algunos números adicionales a los 6 sobre los que está limitando sus series TKO. Es, en cualquier caso, un notable trabajo que además deja en el paladar un sabor esperanzador.

Sentient es además una obra especial para nosotros por ese inevitable orgullo patrio que sentimos con nuestros autores. Gabriel Hernández Walta completa la firma del cheque en blanco de calidad que nos garantizaba la obra, y como viene siendo habitual su trabajo está a un nivel fascinante. Sentient tiene una narrativa brillante, con diseños de página de pocas viñetas (es raro encontrar una página con más de seis) que favorecen un ritmo pausado y reflexivo indispensable para sostener la tensión dramática del trauma que viven los personajes de la obra. Los jóvenes supervivientes de la USS Montgomery están indefensos, y las limpias imágenes de Walta, sumadas a su trazo expresivo y proporcionado, consiguen transmitir a la perfección la soledad que experimentan en medio de la negrura del cosmos. Una sensación a la que complementa el color de la obra, realizado también por el dibujante español. Walta toma la inteligente decisión de utilizar tonos cálidos para los interiores de la nave, otorgándole un clima acogedor a la embarcación. Esos tonos, en contraste con los colores fríos de las vistas exteriores que se intercalan al relato, permiten conferirle un halo confortable a la USS Montgomery, que a fin de cuentas no deja de ser el único lugar seguro que les queda a los niños y al que pueden llamar hogar.

Con respecto a la edición, volvemos a encontrarnos con el mismo dilema que ya vimos en Sara. Panini opta por un formato 18.3×27.7, algo mayor a lo habitual de sus obras USA. Estas mayores dimensiones sin duda se agradecen para disfrutar del espectacular dibujo del cómic, pero encarecen el precio hasta unos dolorosos 24 euros. Es posible que sea una imposición de la editorial original, dada la excepcionalidad del tamaño usado, pero duele igualmente.

Sentient es la enésima consagración de dos autores que se encuentran a un nivel estratosférico. Un relato sobre la soledad que provoca tener que madurar antes de tiempo. Un viaje que puede resultar aterrador, pero del que siempre hay esperanza por llegar a nuestro destino.

Lo mejor

• El magnífico y cinematográfico dibujo de Walta.
• Lemire no se queda en la superficie y consigue abordar temas diferentes.

Lo peor

• Se hace un poco corta.
• El elevado precio del tomo.

Edición original: Sentient 1-6 USA (TKO Studios, 2019) Edición nacional/España: Sentient (Panini Cómics, 2020) Guion: Jeff Lemire Dibujo: Gabriel Hernández Walta Color: Gabriel Hernández Walta Traducción: Santiago García Formato: Tapa dura. 168 páginas Precio: 24,00€ La soledad de tener que madurar "Esta es la historia de nuestra madre. No toda…
Guion - 8.3
Dibujo - 9
Interés - 8.5

8.6

Conmovedora

Sentient se viste de ciencia-ficción para hablarnos de lo inhóspito que es el universo cuando nos vemos obligados a madurar.

Vosotros puntuáis: 8.02 ( 19 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
_kam1kaze_
_kam1kaze_
Lector
22 enero, 2021 13:24

Un poco caro para el número de páginas 🙁

Carlitos
Carlitos
Lector
22 enero, 2021 14:20

Se pasan un poco con los precios en los comics de TKO. Sara ya me costo 22€ y ahora este 24.

Joder, es que te dan ganas de dejarlos en la tienda y luego dirán que el indie no vende.

pocoZ
pocoZ
Lector
26 enero, 2021 18:01

Yo he pasado por el precio, básicamente.