Río abajo

Por
0
254
 

Río abajo
Edición original: Les petits ruisseaux FRA
Fecha de edición: abril de 2008
Autor: Pascal Rabaté
Norma – 96 pág – 19’5 €

 
Información proporcionada por la editorial


Pascal Rabaté (Ibicus) presenta la historia de un anciano con ganas de volver a vivir. Émile es un abuelo que deja pasar la vida entre ir a pescar y tomar algo en el bar con los demás parroquianos. Hasta que un día decide recuperar su juventud olvidada y hacer aquello que tanto echa de menos: el sexo.

Reseña


“¿Por qué no?” Eso empieza a preguntarse Émile a partir de cierto momento, reconduciendo – en su senectud – una vida que iba ya tan solo río abajo.

Émile, anciano y viudo, lugareño de un pequeño pueblo, prisionero de un sin fin de preconcepciones: aquellas que rigen y modelan su ancianidad hasta volverla anodina e insípida, preludio de una muerte incluso deseable cuando la vida carece de vida ninguna.

Pero todo eso cambiará cuando Émile, persiguiendo un recuerdo, se encuentre en una comuna hippy rodeado de “yerba” y “amor libre”. Es entonces cuando, de forma particular, Émile se atreverá a vivir otra vez, se dará permiso para recomenzar sus días y descubrirá que, en cualquier etapa de la vida, las posibilidades para disfrutar de ella están ahí.

Pascal Rabaté nos cuenta todo esto de forma sencilla, sin exceso ninguno de textos, con unos dibujos esbozados simplemente y unos encuadres, por lo general, muy funcionales. La obra, por lo tanto resulta correcta en su resolución, destacable por la fuerza de algunas de las anécdotas visuales y argumentales que vehiculan el despliegue de un argumento también, de por sí, destacable en su temática. Tan solo, en algunos momentos, el retrato que se hace de ciertas situaciones, en su esquematismo algo cómico, roza más de lo deseable el tópico o la total carencia de verosimilitud.

De todas formas, esas escenas son las menos de una obra que, en su conjunto, supone una interesante mirada a la tercera edad, en la línea de la imprescindible Arrugas de Paco Roca… aunque menos brillante que ésta.

Enlaces de interés

Reseña de Xavier Grau

Artículo anteriorSecret Invasion (19): Frontline #2
Artículo siguienteComplejo de Mesías. Capítulo Tercero.
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments