Reseñas DC: Deathstroke #1

ELmercenario más peligroso del Univero DC encara una nueva encarnación en manos de Priest y Pagulayan. Plomo, acero y sangre.

Por
5
2163

 
ds

Edición original:Deathstroke #01.
Guión:Priest.
Dibujo:Carlo Pagulayan.
Entintado:Jason Paz.
Color:Jeromy Cox.
Formato: Grapa, 24 páginas.
Precio:2,99 $.

 

Poco o nada podrían imaginar Marv Wolfman y George Perez que su creación de un asesino a sueldo, despiadado, cruel y cínico terminaría por atraer a toda una legión de seguidores. Un villano, un personaje diseñado para poner en marcha una historia, que acabó por convertirse en una estrella en la serie de los Nuevo Titanes. Una historia que no ha sido la única en el mundo del cómic, pero que sí demuestra que en ocasiones lo que los autores pretenden lograr con sus creaciones no siempre es lo que consiguen. Por tanto, no es fruto de la casualidad que Slade Wilson, alias Deathstroke, haya logrado tener serie propia, no solo durante los Nuevos 52, sino anteriormente a este relanzamiento, disfrutando de nuevo de colección propia con la llegada del Rebirth llevado a cabo por DC a lo largo de este verano.

Y es que Deathstroke se hace querer de una forma insana por el aficionado.

Tras el número especial de Rebirth tanto Priest como Carlo Pagulayan nos introducían en una trama compleja fruto del estilo narrativo tan característico de Priest. Estilo que no vamos a dejar de tener en este primer número en el que la historia continúa adentrándose de forma que el lector queda algo descolocado al ir intentado colocar las piezas que conforman todo el entramado de la historia. Priest se mueve en el tiempo constantemente para narrarnos varias tramas de forma que vamos a seguir conociendo el pasado de Slade de manera más detallada y acontecimientos que permitan ir vislumbrando hacia donde nos dirigimos con todo este tapiz que Priest ha desplegado frente al lector.

clock-am

Se trata por tanto de una historia que exige estar atento al detalle y que escapa de lecturas fugaces por parte del aficionado que se decante por acercase a ella. Priest no da concesiones y deja clara cuál es su forma de contarnos lo que quiere contarnos, por confuso que pueda parecer, se intuye un hilo conductor que es capaz de tejer todo de forma que más adelante podamos ver de verdad toda la extensión de la historia. Por eso es un número que puede asustar a muchos con su esquema narrativo y dar la sensación de no haber entendido nada al cerrar la última página del cómic.

Si muchos autores apuestan por lanzar toda su artillería en el primer número a fin de captar la atención del lector, Priest opta por lo contrario. Su objetivo es otro muy distinto. Parece que esté diseñado para hacer escapar al lector que no atesore la paciencia suficiente para construir la historia, número a número, de forma que al final todo adquiera el sentido que Priest tiene en su cabeza. Por eso es tan difícil decir que es lo que ocurre en este cómic. Es como intentar describir una imagen pixelada conociendo tan solo un pixel.

Es fácil llevarse una mala impresión cuando se lee por primera vez. Pero lejos de ser un problema se torna en su mejor baza para poder llegar más lejos de lo que una historia más convencional, menos ambiciosa y contada de otra forma, pudiera llegar.

Por lo demás el guionista va dibujando un pasado muy interesante para Slade que, aun aportando mucha más personalidad al personaje, tal vez acabe por restarle ese aura de misterio que lo envuelve y lo hace tan interesante. En definitiva, se trata de buscar un equilibrio entre lo que se sabe y lo que no, porque si de un personaje todo lo que un lector sabe es su presente puede resultar plano, pero si para añadir tridimensionalidad se tiende a rellenar su pasado en exceso lo que puede ocurrir es que se haga tan conocido que no sea capaz de generar interés. Priest, al meterse en este jardín, demuestra valor y templanza, ya que el resultado final dependerá de lo bien que sea capaz de mantener el justo equilibrio entre lo conocido y lo desconocido.

deathstroke12deathstroke-rebirth-1-page-05-carlo-pagulayan-and-jason-paz

Si en las anteriores series del personaje el apartado gráfico fue correcto, sobre todo en manos de Tony S. daniel (no vamos a desperdiciar caracteres hablando de la labor de Liefeld), en la actual, con Pagulayan a los lápices, puede observarse una buena continuidad en cuanto a la calidad gráfica se refiere. Pagulayan se muestra muy capaz a lo largo de todo el número y con su estilo detallado y minucioso ilustra a la perfección el guion de Priest. Sí que es cierto que se le nota una cierta inconsistencia a la hora de dibujar caras lo que genera cierta confusión de quién es quién, ya que Priest construye todo alrededor de personajes que visten como personas normales y por tanto sin rasgos de vestimenta muy representativos que puedan llegar a ayudar a identificar a un personaje. Esperemos que vaya mejorando a lo largo de los siguientes números y no abuse mucho más de las mismas herramientas narrativas que ya ha mostrado en sus dos primeros números.

En resumen, estamos ante un número inquietantemente confuso y que puede generar la espantada de muchos lectores. Un cómic cien por cien Priest, de lectura concentrada, que nos dibuja un escenario que solo se nos mostrará en su plenitud a lo largo de los sucesivos números.

  Edición original:Deathstroke #01. Guión:Priest. Dibujo:Carlo Pagulayan. Entintado:Jason Paz. Color:Jeromy Cox. Formato: Grapa, 24 páginas. Precio:2,99 $.   Poco o nada podrían imaginar Marv Wolfman y George Perez que su creación de un asesino a sueldo, despiadado, cruel y cínico terminaría por atraer a toda una legión de seguidores. Un…
Guion - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8

8

Erratica.

Priest tiene una manera muy concreta de ocntar las cosas. Se trata de un escritor que necesita tiempo y rodaje para poder comprender en todo su explendor sus tramas complejas e inteligentes. La sensación de confusión que genera en el lector no debe ser vista como algo necesariamente malo, sino como algo que aporta interes al conjunto.

Vosotros puntuáis: 8.54 ( 6 votos)

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
hammanuJordi Molinarino more eventsGustavo Higueroclavo05 Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
clavo05
Lector
clavo05

Después de todo este análisis, con el que estoy muy de acuerdo, solo tengo una pregunta, por qué solo “Priest”? jeje.

no more events
Lector
no more events

El número de Rebirth fue el primer cómic que leí de Priest y debo decir que este número uno lo tuve que leer dos veces para entenderlo y el número dos creo que lo tendré que leer dos veces más para no perderme, porque no estoy seguro que pasa ahí exactamente. Y, sin embargo, me acabo gustando esta serie y da ganas de seguir leyendo. Y el dibujo también es muy bueno, por lo que concuerdo con tu análisis Gustavo, buen trabajo.

Saludos

Jordi Molinari
Autor

Si, yo también he tenido que releerme el segundo número, pero una vez he entendido toda la secuencia del cómic, ha hecho que lo disfrutara aún más.

hammanu
Lector
hammanu

Le daremos una oportunidad ya que Priest me gusto mucho en su Pantera Negra