Reseñas DC: Batman White Knight

Batman: White Knight nos trae un giro de tuerca sobre el eterno conflicto entre Batman y el Joker. Sean Murphy está dispuesto a ir más lejos que nadie... ¿estará a la altura?

Por
7
6119
 

Edición original: Batman: White Knight #01.
Guión: Sean Murphy.
Dibujo: Sean Murphy.
Entintado: Sean Murphy.
Color: Matt Hollingsworth.
Formato: Grapa, 32 páginas, color.
Precio: 4,99 $.

 


Sean Murphy
es, hoy por hoy, uno de los dibujantes más en forma del actual panorama del cómic en Estados Unidos. Su estilo anguloso, su capacidad para el diseño tecnológico, su habilidad para vestir con sombras las escenas y crear volúmenes casi palpables, hacen de sus trabajos toda una experiencia visual de primer nivel. Si a todas estas virtudes le sumamos su talento para la narración gráfica, lo que nos encontramos al abrir el primer número de su miniserie Batman: White Knight, es todo un festival para la vista. Una obra con la que Murphy decía tener grandes pretensiones, cambiar el status definido de Gotham como ciudad y el que existe entre Batman y el Joker, con la que poder contar una historia sobre temas reales pero sin escribir directamente sobre ellos. Su idea, tal y como comentó cuando el proyecto fue anunciado, era que el Joker fuera el héroe, asumiendo la lucha, no física, ni antagónica con Batman, sino contra las altas esferas, la élite de Gotham, para ganarse a la gente con su retórica calculada y sus potentes observaciones de una realidad que tiene anestesiada a la inmensa mayoría de la sociedad. Y para ello que mejor que usar al Joker, alguien implacable e inteligente, capaz de manejar a la población, por lo que la opción más lógica era la de convertirlo en un político.

Una premisa potente, sin complejos, que rompe con lo que hasta ahora nos habían estado contando de estos dos personajes, para alejarlo de obras tan relevantes como La Broma Asesina muy centradas en la dualidad enfermiza que existe entre Batman y el Joker.

Un dibujo espectacular en B/N

Murphy quiere reflexionar sobre lo romántico que resulta pensar en el crimen como algo que puede eliminarse gracias a la intervención de un individuo que se enfrenta de forma directa usando la violencia para ello. Pero la realidad es otra, es que el crimen solo puede ser detenido mediante educación, trabajo y sueldos dignos y un aumento de la confianza. Y sobre esto es lo que Murphy quiere trabajar a lo largo de ocho números.

Su puesta de largo es una carta de presentación introductoria que es una declaración de intenciones en estado puro. Define el conflicto, delimita a los protagonistas, marca el inicio del cambio y nos dibuja perfectamente el escenario sobre el cual va a desarrollar lo anteriormente mencionado. Un escenario que se intuye, pero que no se permite, todavía, determinar si el acercamiento de Murphy al concepto se realizara de forma profunda y certera o superficial y tangencial.

El autor de Punk Rock Jesus ya demostró su buen hacer en este trabajo a la hora de entrar en el espinoso tema de la religión, los medios, el fanatismo y las creencias personales, mezclando todo bajo el paraguas de la ciencia. Lo que para unos es una obra muy interesante, intensa y acertada en su planteamiento, para otros es oportunista, poco concisa y moralista. Se sea de la opinión que se sea, Murphy demostró poder hacer frente a una obra como autor completo y las reacciones tan dispares que despertó al menos le conceden el beneficio de la duda a la hora de volver a apostar por este nuevo trabajo.

Que se potencia con el color.

Murphy no solo quiere añadir un componente, permitámonos denominarlo, real a la historia, sino que también quiere aprovechar todo el universo del Caballero Oscuro para enriquecer la historia con los toques más heroicos de dicho universo. En este primer número podemos ver a Nightwing y a Batgirl, que lo apoyan en su frenética persecución por Gotham del Joker.

Este primer número sigue las directrices claras de lo que debe ser un primer número. Murphy sigue las reglas, no cae en favoritismos especialmente flagrantes en cuanto a concesiones forzadas para dibujar lo que le apetece dibujar, y centra su atención en que el cambio de roles resulte lo más orgánico posible. Aun así hay que comprarlo barato ya que resulta exigente de creer como el Joker deja de ser el Joker o la forma en la que las opiniones se polarizan entre la policía, políticos y los gothamitas. Una concesión que para nada enturbia el buen sabor que deja la lectura de este primer número.

Murphy ha logrado captar la atención de los lectores, llevarnos donde quiere y demostrar que quiere contarnos una historia muy grande. El detalle y cariño que hay en cada viñeta es enorme, solo hay que fijarse detenidamente en la habitación del Joker llena de juguetes de Batman, y eso se traslada de forma muy emocional al lector. Su dibujo transmite fuerza y dinamismo, abriendo emociones durante la lectura, creando un conjunto plenamente satisfactorio.

Batman White Knight está llamado a ser uno de los grandes comics de este año.

  Edición original: Batman: White Knight #01. Guión: Sean Murphy. Dibujo: Sean Murphy. Entintado: Sean Murphy. Color: Matt Hollingsworth. Formato: Grapa, 32 páginas, color. Precio: 4,99 $.   Sean Murphy es, hoy por hoy, uno de los dibujantes más en forma del actual panorama del cómic en Estados Unidos. Su…
Guion - 7.5
Dibujo - 10
Interés - 9

8.8

Potente propuesta.

Murphy nos regala un cómic visualmente espectacular, lleno de detalles. La historia promete emociones y todo apunta a que estaremos ante uno de los cómics más importantes del año.

Vosotros puntuáis: 9.28 ( 20 votos)
7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Garrac
Garrac
Lector
6 octubre, 2017 9:19

A mí me ha encantado: maravilloso dibujo, uso inteligente de la dinámica entre el Joker y Batman como revulsivo, el propio planteamiento sobre el Joker, la filosofía detrás, las interpretaciones que se puedan sacar de todo esto, que por primera vez sentimos que Batman está adaptándose a la era actual de las polémicas absurdas en Internet… Si mantiene el nivel, cuando salga el tomito lo luciré orgullosamente junto a otras grandes obras del murciélago

Atan
Atan
6 octubre, 2017 9:42

narrativamente una maravilla no es, esos, esta loco!! alli vive gente, que maaaal no puedes correr tanto…todo un poco infantil..

Luego los bocadillos son enormes, hay mucho que leer, y muchas cosas podrian haberse contado sin necesidad de tanta letra.

El dibujo es espectacular eso si. Pero el 7,5 de guion que le habeis puesto es justo. No tiene pinta de ser un clasico como dicen otras webs.

earbudds
earbudds
Lector
En respuesta a  Atan
6 octubre, 2017 11:46

En tu caso, te recomiendo una peli o una serie, que ahí no pierdes el tiempo leyendo.

Atan
Atan
En respuesta a  earbudds
6 octubre, 2017 19:15

Personalmente creo que el guion es bastante justito como para meter tanta letra. Meter mucha letra no hace un comic mejor.

Álvaro
Álvaro
Lector
En respuesta a  earbudds
9 octubre, 2017 12:10

A ti te recomiendo un libro si tanto te encanta leer…

Álvaro
Álvaro
Lector
9 octubre, 2017 12:07

A mí me ha sonado todo un poco a repetitivo. El concepto de que los superhéroes están locos y son peligrosos para la gente normal y de que necesitan a los supervillanos para justificar su existencia está más visto que el tebeo (nunca mejor dicho). En concreto, el concepto de que Joker y Batman son inseparables y que Batman está loco y Joker cuerdo ha sido explorado en muchas ocasiones anteriores. No le veo nada de especial.

Dentro de eso, pues un cómic bien ejecutado con buena narrativa y dibujo.

Garrac
Garrac
Lector
En respuesta a  Álvaro
19 octubre, 2017 19:18

Creo que Murphy lo que ha hecho con este número ha sido presentar todos y cada uno de los tópicos de libro, porque se ve que está interesado en otra cosa. Ya vemos para empezar que aquí el Joker no se ha redimido, no: en el fondo sigue amando/odiando a Batman, y tal vez todo este rollo de que se ha vuelto cuerdo hasta se lo haya inventado él mismo. Pero en el fondo sigue siendo el Joker de Mark Hamill, el que está decidido a meterle el dedo en el ojo a Batman, solo que ahora lo va a hacer con sus propios medios.

O tal vez siga tirando de los tópicos de libro, pero yo me esperaría algo más como Punk Rock Jesus, con plot twists inesperados y esas cosas