Reino de Reyes: Inhumanos

Por
6
856
 

Edición original: nov. 2009 – feb. 2010 – Marvel Comics
Edición España: sept. 2010 – Panini Cómics
Guión: Dan Abnett, Andy Lanning
Dibujo: Pablo Raimondi, Wellington Alves, Tim Seeley
Entintado: Andrew Hennessy, Nelson Pereira, Víctor Olazaba
Portadas: Stjepan Sejic
Color: Adriano Lucas
Precio: 9,50 € (serie limitada recopilada en tomo en tapa blanda)

 

Reino de Reyes continúa su andadura, analizando las consecuencias del final de Guerra de Reyes. En esta ocasión, son los Inhumanos los que tienen que afrontar la ausencia de Rayo Negro, un monarca que había tenido poca ocasión de calentar el trono, pues no hay que olvidar que había retornado justo después de Invasión Secreta. Las circunstancias hacen que su viuda y el resto de la Familia Real deban afrontar una serie de tareas que, en principio, se antojan muy complejas. Si en Guardia Imperial veíamos la situación desde la perspectiva de los derrotados shi´ar, ahora toca ver cómo afrontan Inhumanos y kree la costosa victoria que les ha llevado a ser la única potencia estelar superviviente donde antes existían tres imperios a cual más beligerante.

Abnett y Lanning, gerifaltes indiscutibles de la franquicia cósmica de Marvel, siguen haciendo balance de lo que la presencia de los Inhumanos supone para un pueblo tan orgulloso como el kree. El hecho de que los resultados de un antiguo experimento genético con cavernícolas terrícolas se hayan convertido en la clase dirigente aún es visto con cierto grado de hostilidad por una parte de la población. La victoria contra los shi´ar, que en el pasado habían sojuzgado a los kree en Operación: Tormenta Galáctica y el sacrificio de Rayo Negro han sido puntos a favor, pero aún queda mucho por andar, como demuestran los sucesivos atentados que se van produciendo en Hala, la capital del maltrecho imperio. Medusa asume el papel de reina regente y se va alejando progresivamente del resto de la familia, asumiendo un papel de estadista que la lleva a ser mucho más cínica y despiadada de lo que es habitual. Por otra parte, Crystal asume el rostro amable de la casta gobernante, intentando tender puentes entre ambas razas, secundada por un irreconocible Ronan, que ha pasado de ser uno de los villanos más fascistas de Marvel a una suerte de perrito faldero. Como dice el filósofo “pero qué cosas tiene el amor”.

La miniserie es entretenida y cualquiera que se lo haya pasado bien leyendo a la parejita guionista en sus tinglados galácticos hará lo propio con ésta, aunque lo cierto es que aquí da la sensación de que se lo han currado un poco menos que en la miniserie dedicada a la Guardia Imperial. Quizá sea por el hecho de que los Inhumanos tienen una trayectoria de la que Gladiador y sus muchachos carecen, pero en ciertos momentos da la sensación de que se camina por senderos que, en lo que a los personajes se refiere, ya suenan a algo conocido. Por otra parte, apunta hacia situaciones muy interesantes, sobre todo cuando al final se revelan ciertos secretos un tanto inquietantes. Mención especial merece la aparición de los Vengadores –los de Dan Slott y Khoi “soy el Al Milgrom del siglo veintiuno” Pham- en un improvisado cruce entre colecciones, viéndose aquí las consecuencias de la visita de Mercurio a su exesposa desde la perspectiva de esta última y de un cariacontecido Ronan. Detalles como éste son de agradecer, sobre todo porque hay un cierto toque de nostalgia en ver a Abnett y Lanning volviendo a trabajar con el USAgente, personaje al que trataron sobradamente en la incalificable Fuerza de Choque.

El dibujo es correcto, como corresponde a la labor de los tres artistas implicados. Eso sí, sobre todo Raimondi se podía haber currado un poco más la ambientación de la capital kree, porque parece más una ciudad terrestre cualquiera que el centro neurálgico de un imperio estelar.

Para concluir, solamente queda recomendar este tebeo a los seguidores incondicionales de la franquicia cósmica marveliana. El resto pueden prescindir perfectamente de un tebeo que, desvinculado de la gran trama a la que pertenece, no dice ni fu ni fa.

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jorgenexo
jorgenexo
12 octubre, 2010 22:39

Un poco reiterativo, pero el dibujo de Raimondi, en mi opinión, es excelente, sobre todo cuando se ocupa de Medusa.

luisfernandogcruz
luisfernandogcruz
13 octubre, 2010 10:32

Me ha gustado a parte cosmica de Marvel bastante estretenida.

Diomedes
Diomedes
14 octubre, 2010 0:53

Si no fuera por los fallos de continuidad basicos sobre los que se anclan los argumentos basicos y por lo penoso de la pareja Crystal-Ronan (pero alguien se cree este bochorno ?) la cosa andaría mejor …

Konshu
Konshu
Lector
16 octubre, 2010 12:16

Como bien dice Luis, muy difrutable si estás en la onda de Abnett y Lanning, aunque a mí me gustó más que el de Guardia Imperial: eso sí, ambos tomos no hacen avanzar la trama apenas nada, son meros intermedios hasta el inicio de la siguiente gran saga. A mí esto no me parece mal, dada la magnitud de los sucesos anteriores. Veo bien que ralenticen la acción para definir a los personajes y ver cómo reaccionan y evolucionan ante lo pasado.
Es una buena historia de los inhumanos como definición de la familia real: cada uno de ellos queda muy bien definido y establece su relación con los demás. Me gusta la evolución “malvada” de Medusa e incluso la veo justificada y creo que consiguen crear un Gorgon más interesante que el típico bruto tonto. Y desde Guerra de Reyes Maximus está la mar de bien, para mi sorpresa es más interesante como incómodo aliado que como némesis.
Eso sí,el comportamiento de ronan es absurdo. Abnett y Lannig supieron hacerlo muy interesante en Annihilation y em guerra de reyes aún estaba bien y no me vparecía mal su relación con crystal. pero es que aquí está alelado el hombre.
 

Ocioso
Ocioso
Lector
16 octubre, 2010 13:17

A mí me parece creible que un supermacho como Ronan pueda convertirse en el perrito faldero de una chica como Crystal. El cámbio podrá estar mejor o peor contado, pero es una situación que todos hemos visto en el mundo real.
El tebeo se lee en un periquete y si te lo planteas como un entretenimiento sencillito y bien contado cumple sobradamente.
Solo tengo dos críticas, que por otra parte son endémicas a estos personajes. La primera que…

Aviso de Spoiler

…¡el malo es Máximus! Que sorpresón.

La segunda es que los Inhumanos no acaban de arrancar. Tras el nuevo punto de partida planteado por Jenkins y Lee en la maxiserie de hace unos años, sus apariciones posteriores no hacen mas que dar vueltas sobre lo mismo sin desarrollar aquellas propuestas.
Es una pena que los Inhumanos estén limitados por la continuidad marvelita. ¿Os imaginais a estos personajes dentro del sello Vertigo en manos de algún guionista inglés chiflado?

Konshu
Konshu
Lector
16 octubre, 2010 14:02

Pues mira Ocioso que yo pienso que los Inhumanos han pasado por una época gloriosa en la última década o así.
Sin series regulares, han ido empalmando miniseries una tras otra todas de gran calidad.
La de Jenkins (El trabajo más inspirado de este por lo general mediocre autor) es estupenda. La de Pacheco- Marín y ladronn no está mal pero no cumplió las expectativas (aunque todo el mundo se la pasó por la torera a efectos de continuidad y ese Ronan y este es difícil que sean el mismo). la de Hijo de M y Guerra Silenciosa me gustaron mucho y me habría gustado ver que hacía ese mismo guionista con los personajes después. La de Civil War no la leí, pero decían que no estaba mal y ahora Guerra de Reyes y Reino de Reyes. En realidad, este Reino de Reyes es de lo más flojo de los últimos tiempos y es un cómic muy digno. Para mí los Inhumanos nunca han estado tan integrados en el Universo Marvel como ahora ni han tenido una evolución tan interesante.
Y respecto a tu spoiler: la gracia de este reino de reyes es que te hacen pensar que es la misma historia de siempre pero en realidad es un truco para luego darle un giro sorpresa al final.