Rachel Rising #12-18

Por
32
554
 
rachel_rising_12

Edición original: Rachel Rising #12-18.
Edición nacional/ España:.
Guión: Terry Moore.
Dibujo: Terry Moore.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3,99.

 

«Nunca entenderás la muerte hasta que entiendas el amor».

Llegados a este punto, ya conocéis lo que Rachel Rising es capaz de enseñaros. Un cómic inteligente basado más en la imagen que el diálogo. De hecho no es de extrañar un número sin leer una conversación larga. Su dibujo limpio y detallado juegan un importante papel. No sólo en la ambientación de cada viñeta, sino en la caracterización de los personajes que quedan complementados. Por una parte tenemos una psique fuerte y compleja con un dibujo capaz de transmitir sensaciones. Y aquí en Rachel Rising es la sensación de ‘nada es lo que parece’. Ya podemos verlo en sus portadas con las miradas malévolas, rostros de inocencia o pura lástima.

Os sitúo: el número once. Rachel sigue sin creer las palabras de Lilith. Esta última le cuenta sus verdaderas intenciones sobre Manson: una venganza por la quema de brujas ocurrida hace trescientos años. Nuestra protagonista considera que ha ‘nevado’ mucho desde entonces como para tomar medidas al respecto, pero Lilith se empeña en erradicar la semilla de Eva. La negativa de Rachel tiene un por qué aparte de la moral y ética humana. Lilith deja entrever un “la última vez dijiste eso” por lo que naturalmente Rachel vacila, pero hace falta algo más para que pueda creer en sus palabras. Ahí Lilith se encargará de hacerle recordar.

Recordemos también la aparición de un nuevo personaje: El Detective de Policía Corpell. Realiza un curioso descubrimiento con las muertes dadas en Manson.

Durante los siguientes números vamos a ver la utilización de “la narrativa del silencio” por llamarle de alguna manera a esa forma de contar con imágenes sin ningún diálogo lo que sucede casi como si se tratase de un plano secuencia en una película de Hitchock. Otra cosa que se puede sacar en claro es no fiarse ni de lo que estás viendo. Ya habéis podido comprobar cómo Moore es capaz de cambiar con el trazo la personalidad de los personajes a reflejar. Algunas veces consigue poner los pelos de punta, sobre todo cuando el mal habita sobre estos personajes.

rachel_rising_interior_02 rachel_rising_interior_01

En los primeros números la historia parece descender en la trama. Llegan a ponerse las cosas bastante complicadas para nuestros personajes. El efecto queda más marcado al comparar el avance de Malus y compañía y sus planes típicos de malos de ‘destruir el mundo’.

Terry Moore consigue llevar la problemática de un gran número de personajes con la dedicación de cada uno de ellos por separado. El número trece se centrará en Earl un personaje que resulta curioso pues no es el propotipo, digamos, de príncipe azul, pero que empezará a verse más involucrado en la trama con tal de defender a Jet. Y es que nunca existieron los cuentos de hadas: el príncipe violó a la princesa mientras dormía, se comieron a la niña que lucía una caperuza roja y abandonaron a los niños en un bosque a su suerte. Es normal que dudéis aquí de qué papel juega quién.

El uso de los flashback: imágenes del pasado se mezclan con las de presentes intentado decir algo. Todo parece ir a peor llegando a pensar que si la idea que tenías de la trama principal es como parecía ser. Este es el terror que ofrece el cómic: no saber qué pasará pues nuestros protagonistas parecen dar palos de ciego y el mal parece esconderse en cada rostro. Cierra el número catorce a como nos tiene acostumbrado: un paso atrás para Rachel y sus amigas y uno hacia delante para Malus. Una sonrisa puede llegar a confundir, y más a una niña como Zoe.

Mención especial para una de las escenas de Rachel en el cementerio. La angustia del personaje por saber quién es realmente está lograda magníficamente cuando excava con sus propias manos hasta la tumba de su madre en busca de respuestas. Es sencillamente… tenéis que leerlo/verlo-sufrirlo.

rachel_rising_interior_03 rachel_rising_interior_04

Encontramos el punto álgido de la trama en lo que respecta al nudo del cómic: Manson se está viendo infectada por una plaga de ratas que nada tiene que ver con la casualidad. Para más añadidos, Zoe parece decidirse finalmente por un bando.

Si Moore no había causado ya suficiente daño, toca en la herida a sus primeros lectores: un guiño a Strangers in Paradise. El cuadro que tiene TJ y Carol en casa está firmado por Katchoo. Hablan de ella como de una artista con una galería en Santa Fe.

De repente, todo parece volverse más humano: imágenes y unas pinceladas en la personalidad de algunos personajes como Lilith. En estos números ha ‘renacido como fénix’ para recoger fuerzas y es aquí donde podemos verle un toque de humanidad cuando ante el Ángel de la Muerte, éste tiene prohibido hablarle. Vemos una Lilith que por un momento se siente débil, deseosa del descanso eterno, pero se ese sentir sacará fuerzas para acabar con todo Manson.

En estos números, Moore ha sabido llevar la narrativa a un nivel superior: ha sabido jugar con la trama y dar giros argumentales poniendo a los lectores contra las cuerdas, sin saber a qué atenerse. Los personajes han pasado por una evolución que sólo les ha dejado en un punto muerto (tiene gracia esto y más al final) De nuevo, y como hizo Moore al cerrar el número once, vuelve a dejar la historia en un momento que nos hace poner el grito en el cielo y es que la cosa no puede ir a peor. Y no es que pueda llover, como diría Igor (/aigor/). Está nevando.

32 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
guolberin
guolberin(@guolberin)
Lector
1 julio, 2014 12:12

No me leo el artículo por si hay spoilers, pero sí tengo que decir ésto: Señores de Norma, ¿para cuándo el segundo tomo? Venga ya, hombre, que lo quiero ya.

Mr. X
Mr. X(@mr-x)
Lector
1 julio, 2014 12:22


#2
jorgenexo
1 julio, 2014 de 12:16
“Un cómic inteligente basado más en la imagen que el diálogo.”
Pues salvo que el tema haya cambiado mucho, los diálogos son uno de los factores capitales de los comics de TM; al menos para mí:

Los diálogos, cuando los hay, en Rachel Rising, son tan cojonudos como los de obras anteriores de Terry Moore; pero tiene razón la autora de la reseña, porque en RR hay muchas más escenas, por así decirlo, mudas que en sus obras anteriores.

Normalmente las escenas más cargadas de desasosiego, tensión o violencia.
Vamos, algo parecido a los hermanos Coen en Fargo: diálogos hay, estupendos, como en todas sus pelis; pero también hay más escenas donde las imágenes “hablan” por los personajes para remarcar el clima opresivo y, como en RR, nevado y oscuro.

En cualquier caso, un cómic magnífico, hoygan.

Ocioso
Ocioso(@pedro)
Lector
1 julio, 2014 12:53

¿Una reseñista femenina? Bah, siempre he dicho que Terry Moore solo hace tebeos para tías y maricas.

Ocioso
Ocioso(@pedro)
Lector
1 julio, 2014 13:22

Paula González: Decir que sólo escribe para tías o maricas es absurdo.

¡Pero es gracioso!
Naaa, era broma, soy requetefan de este señor. Creo que no exagero si digo que ha creado algunos de los personajes femeninos mas potentes y mejor definidos de la historia del comic, incluyendo cualquier género. No es que supere el Test De Bechdel, es que lo dinamita.
Mil perdones si ese comentario te ha confundido, no me tomes en serio y ponme a los pies de tu señor.

Igverni
Igverni(@igverni)
Lector
1 julio, 2014 13:38

Gracias por tu reseña Paula!
Tengo claro que este Rachel Rising lo compraré y lo leeré…

Cuando Terry Moore acabe la historia!!
Que ya sabemos que no es el más rápido del lugar, por no hablar de la edición española

Ocioso
Ocioso(@pedro)
Lector
1 julio, 2014 14:03

Yo también voy a esperar a que termine para comprar todos los tomos a la vez. He leído los primeros números en la red y pinta tan bien que no quiero destrozarlo leyendo una hora al año.

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro(@tronak-el-karbaro)
Lector
1 julio, 2014 15:47

Pues casualmente me leí el primer tomo la semana pasada. Había visto muchos dibujos de Moore antes. Simplemente, me parecía un dibujantazo. Ahora me he leído un tebeo suyo….y los guiones son también cojonudérrimos. Vamos, que me he hecho fan y que estoy deseando que Norma saque el segundo tomo.

Ocioso
Ocioso(@pedro)
Lector
1 julio, 2014 16:59

Sí, la verdad es que deberíamos relacionarnos con mas gente.

Retranqueiro
Retranqueiro(@retranqueiro)
Lector
1 julio, 2014 17:04

«Sí, la verdad es que deberíamos relacionarnos con mas gente.»

¿Con tías y maricas?

guolberin
guolberin(@guolberin)
Lector
1 julio, 2014 17:04

Tronak, no esperes a que Rachel Rising acabe o que Norma saque el tomo 2 (que ya tocaaaaaa, señores de Normaaaaaa!!!!), que puede tardar, si no conocías a Terry Moore, ya está tardando en ponerte con Strangers in Paradise y con Echo, tienes para rato y son igualmente cojonudérrimas.

Mr. X
Mr. X(@mr-x)
Lector
1 julio, 2014 17:07

«Retranqueiro
1 julio, 2014 de 17:04
“Sí, la verdad es que deberíamos relacionarnos con mas gente.”

¿Con tías y maricas?»

Dejando de lado ala Sra de Mr X, algunas veces, al acabar el día, me doy cuenta de que la conversación más interesante que he tenido en las últimas doce o catorce horas ha sido con mi gata.

Retranqueiro
Retranqueiro(@retranqueiro)
Lector
1 julio, 2014 18:32

Bah. El arte de la conversación está sobrevalorado.

Ocioso
Ocioso(@pedro)
Lector
1 julio, 2014 18:46

Hablando de Terry Moore y retrocediendo a SIP, siempre he sentido curiosidad por aquellas canciones que nos colaba de vez en cuando. Venían con partitura y doy por hecho que no estaría dibujada al tuntún. ¿Qué tal serían aquellas melodías? Sospecho que serían una cosa hipercursi de la que abominaría el mismísimo Richard Clayderman. ¿Alquien que tenga SIP y que sepa leer música puede aportar algo?

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro(@tronak-el-karbaro)
Lector
1 julio, 2014 19:02

Ya te digo, Guolberin, ya te digo…..me tendré que pillar ambas dos. ¡Hala! a buscar y comprar otros tropecientos tomos, pero seguro que merece la pena. El tío no solo dibuja como nadie (esto ya lo sabía), sino que además escribe buenos guiones y ¡mujeres que parecen mujeres!

¿Cuantos tomos son Echo y SIP? ¿Cuál es mejor para empezar?

Alejandro Ugartondo
Alejandro Ugartondo(@moonwatcher)
Autor
1 julio, 2014 19:24

Tronak, SIP son 7 tomos y Echo son 3. Son obras bien diferentes, aunque yo recomendaria antes SIP. Echo es buena pero es más de «genero»

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro(@tronak-el-karbaro)
Lector
1 julio, 2014 19:39

Muchas gracias. Tomo nota. A mi Visa ya le tiemblan las canillas…

Retranqueiro
Retranqueiro(@retranqueiro)
Lector
1 julio, 2014 20:12

A mí es que las corridas de toros… Bueno; ni de toros ni de gatos. No me gusta la zoofilia.

Y en cuanto a Rachel Rising, pues aún no me he hecho con el primer tomo. Pero le tengo ganas. Lo último que me he comprado de Terry Moore es el libro sobre cómo dibujar. Y me está gustando: ligero, divertido, pero muy didáctico.

Bamf!
Bamf!(@bamf)
Lector
1 julio, 2014 20:33

Paula, bienvenida a Comentarios de Ocioso y jorgenexo 101. Cuando leas algo y pienses que es sarcasmo, entonces seguramente será un comentario en serio.

(Dicho desde el Hamor hacia sus comentarios. De hecho hay veces que entro a los hilos de conversación cuando veo determinados avatares en el el «Últimos comentarios» de la portada. Siento el lameculismo, soy la antítesis de un troll. Guapo, digo.)

Bajavoz
Bajavoz(@bajavoz)
Lector
1 julio, 2014 21:13

No he leído la reseña, ¿Contiene spoilers? Pero si he leído algunos de los comentarios

El caso es que tengo ganas de leer algunos cómics con buenos/realistas personajes femeninos (protagonizados o no por ellas). Si alguien me recomienda alguno se lo agradecería. Al menos ahora sé que Terry More es garantía de ello.

Bajavoz
Bajavoz(@bajavoz)
Lector
1 julio, 2014 22:46

Pffff… ya no me gusta.

Henro
Henro(@fermax)
Lector
2 julio, 2014 12:53

Reconozco que sólo he leído la reseña «en diagonal» por miedo a los spoilers, pero cada vez le tengo más ganas a este cómic (cuyo primer tomo de Norma todavía no me he leído porque me daría la vara acabármelo y tener que esperar indefinidamente para leer la segunda parte).

Desde luego el dibujo tiene una pinta excelente, y la historia parece atractiva. Si le sumamos las buenas críticas generalizadas… Vamos, que le tengo ganas.

P.d. Qué rato más divertido acabo de pasar leyendo los comentarios, sois la leche. 😀