Prometeo #1

Por
3
3977
 
Portada_Prometeo_1

Edición original: Prométhée #1-5 FR (Soleil).
Edición nacional/ España: Mayo 2016 (Yermo Ediciones).
Guión: Christophe Bec.
Dibujo: Christophe Bec, Alessandro Bocci, Stefano Raffaele, Francisco Ruizgé, Federeico Ferniani, Frederic Peynet, Thierry Demarez.
Color: Digikore Studio, Violaine Le Mer.
Formato: Cartoné. 240 págs.
Precio: 43,00€.

 

Yermo Ediciones inicia la publicación de la ambiciosa Prometeo, la obra más extensa y ambiciosa del francés Christophe Bec en la que vuelve a demostrar su gran capacidad para crear atmósferas intrigantes y absorbentes combinando géneros tan dispares como la mitología, la ciencia ficción y las intrigas políticas.

A pesar de ser un autor muy prolífico y haber destacado tanto como guionista como dibujante, Christophe Bec no ha tenido mucha proyección en nuestro país. Quizás su obra más conocida sea Santuario de la que se han publicado las dos versiones que ha hecho el autor de la misma. También se publicó recientemente Carthago de la que hicimos reseña en su día. Se trata de un artista que ha trabajado mucho en el campo de la ciencia ficción aunque también ha probado con el terror y con el cómic histórico. Como ha demostrado en sus obras publicadas, Bec es un experto en la creación de puntos de partida sugerentes para sus historias y para desarrollar tramas cargadas de tensión e intriga que crean atmósferas que enganchan al lector a base de misterios y sorpresas continuos. En el caso de Prometeo, Bec lleva esta práctica al extremo y nos propone una gigantesca epopeya de ciencia ficción que hasta la fecha cuenta con trece álbumes publicados en Francia y sin haber concluido la historia todavía.

La historia comienza con una serie de fenómenos inexplicables que se abaten sobre el planeta cada día a la misma hora, las 13:13 UTC. Estos eventos van desde la desaparición de un transbordador espacial o la inexplicable parada de todos los relojes del mundo  hasta la mayor catástrofe área de la historia cuando todos los aviones en vuelo se estrellan a la vez provocando millones de víctimas. Nadie tiene explicación para estos desastres pero las teorías abundan ¿será el preludio de una invasión alienígena? ¿o una conspiración de los USA para hacerse con el control mundial? ¿estará cerca el fin de la humanidad? Cuestiones sin respuesta que llevarán a una serie de personajes repartidos por todo el mundo a investigar lo que está sucediendo mientras los desastres se suceden, día tras día a la misma hora.

El título de la obra hace referencia al mito de Prometeo, el titán que robó el fuego de los dioses para dárselo a los hombres. Un mito que a menudo se utiliza para referirse a la osadía de los hombres por querer poseer y utilizar las cosas divinas sin pensar en las consecuencias. No hay que olvidar que el mito de Prometeo está relacionado con el de Pandora que desató todos los males del mundo y a su vez el propio Prometeo tuvo que pagar un alto precio (miles de año de soledad y tortura) por su acción. Aunque el propio Prometeo sea un personaje en la historia de Bec, la referencia al mito nos puede dar una pista importante sobre la naturaleza de los acontecimientos que asolan la humanidad. ¿Son realmente los extraterrestres los culpables de lo que pasa? ¿O son los humanos intentando utilizar lo que está más allá de su comprensión los que están causando su propia perdición? Buena parte del discurso de esta obra gira alrededor de esta cuestión y Bec se cuestiona, dentro de la red de intrigas y tramas que forman esta obra, la ambición de los hombres a la hora de intentar sobrepasar los límites de la ciencia o de la ingeniería. Referencias al Titanic, la pérdida del transbordador espacial o al proyecto Manhattan son ejemplos de supuestas cúspides tecnológicas del ser humano que han acabado con la muerte de muchas personas y que Bec utiliza para recordar al lector que esa ambición y ese desprecio por las posibles consecuencias son algo que siempre han formado parte del ser humano.

He comentado antes que esta obra lleva al extremo el estilo de su autor y lo hace tanto en sus virtudes como en sus vicios. Lo mejor que hace Bec es el planteamiento de sus historias y la creación de intrigas y misterios que despierten el interés del lector y aquí lo consigue planteando y desarrollando un buen número de subtramas que van pintando un escenario cada vez más intrigante y fascinante. Misterios, revelaciones parciales y giros sorprendentes mantienen al lector descolocado ante el avance de la historia dejando la puerta abierta a que cualquier cosa pueda pasar en la siguiente página. Sin duda alguna, Bec es uno de esos autores que consigue que el viaje hasta alcanzar la resolución de su historia sea interesante, incluso a veces mucho más que el destino al que nos quiere llevar. Por el otro extremo, la ambición del relato también pone de manifiesto algunos de los defectos de su estilo que básicamente son dos: unos personajes que conectan poco con el lector y un ritmo excesivamente lento, acentuado por el elevado número de tramas desarrolladas en paralelo. Éste último quizás sea el defecto más grande de la obra ya que por momentos el avance de la trama se detiene en situaciones excesivamente discursivas con largas explicaciones y diálogos interminables y en otros hay tramas que quedan aparcadas durante más de un álbum dejando con la incógnita de lo que va a pasar durante demasiado tiempo. Esto también hace que estemos ante una obra difícil de valorar ya que estamos ante una obra que funciona a base de mantener el interés del lector pero que está lastrada por un desarrollo demasiado lento.

En el apartado gráfico encontramos una situación poco habitual en el mundo de la BD como es el baile de dibujantes de un álbum a otro o incluso dentro del mismo álbum. El propio Bec se encarga del dibujo de los dos primeros álbumes con su habitual estilo espectacular y cinematográfico aunque algo estático y muy basado en referencias fotográficas. A partir del tercero se suma Alessandro Bocci quien se mantiene bastante fiel al estilo espectacular y detallado de Bec aunque con un línea más nítida. Lo mismo pasa con el arte de Stefano Raffaele, quien participa a partir del cuarto álbum y quien se acabará convirtiendo en el dibujante único definitivo a partir del sexto álbum. A pesar de los cambios de artista, el dibujo de los cuatro primeros álbumes es bastante homogéneo y encaja a la perfección con el tono del relato, de estilo realista pero muy acertado en la ambientación. El quinto álbum recogido en este integral, cuenta con seis dibujantes y es el que más se resiente a nivel artístico ya que se aprecian más los cambios de artista.

En definitiva, estamos ante una serie muy ambiciosa que promete un recorrido plagado de sorpresas y que a buen seguro despertará el interés de cualquier fan del género de la ciencia ficción y el misterio gracias a su combinación de géneros y su estilo de gran producción cinematográfica.

  Edición original: Prométhée #1-5 FR (Soleil). Edición nacional/ España: Mayo 2016 (Yermo Ediciones). Guión: Christophe Bec. Dibujo: Christophe Bec, Alessandro Bocci, Stefano Raffaele, Francisco Ruizgé, Federeico Ferniani, Frederic Peynet, Thierry Demarez. Color: Digikore Studio, Violaine Le Mer. Formato: Cartoné. 240 págs. Precio: 43,00€.   Yermo Ediciones inicia la publicación…

Valoración

Guión - 7
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.5

Absorbente

Intensa, absorbente y ambiciosa propuesta de ciencia ficción que a pesar de sus problemas de ritmo engancha al lector hasta la última página

Vosotros puntuáis: 7.46 ( 5 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sibaix
sibaix
Lector
5 junio, 2016 20:04

En este caso coincido plenamente con tu crónica, una pena el ritmo lento y el baile de dibujantes del tomo cinco, prometía pero esos defectos son un lastre, por otro lado falta más trama con relación a la causa de todo lo que ocurre, al final es un continuo desastre, hecho insólito, más desastre, otro hecho insólito, acaba por aburrir ya que eso funciona al principio pero cuando llevas más de 200 paginas pues se desinfla el interés. Lastima porque el planteamiento es brillante y los primeros tomos tienen un dibujo bastante interesante.

Mr. Cesar
Lector
6 junio, 2016 14:59

Pues yo estoy encantado con el tomazo (un poco incómodo, eso sí, para leerlo en el sofá, pues es voluminoso en tamaño y pesado por las pedazo de tapas). Dicho esto, me ha encantado, de momento, pues la historia no se cierra, como bien apuntan en la reseña.

Lo del dibujo va por calles. A mi me han molado los 5 números aqui recopilados y no encuentro problema con los distintos acabados de cada artista. Y esto es así porque es la historia la que te atrapa desde el minuto uno. Sibaix comenta que no es más que un desastre tras otro, pero es que esa es la esencia de la obra. La indefensión de la humanidad frente a poderes que la sobrepasan por completo. La ignorancia del hombre, su origen, su destino…

Estoy deseando pillarme los siguientes tomacos, aunque aun no sé cuál es el plan de edición de Aleta. Espero que no saquen muchos ni muy seguidos, pues 43 euracos cada poco, más las grapas y los tomos mensuales, hacen que colecciones de gran calidad como ésta se queden en las estanterías de las librerías (y eso, señores, es una pena muy grande).

Recomendado para todos los amantes de la SC-FI, para los deseosos de las teorías de la conspiración y para todo buen lector que quiera introducirse en el cómic europeo con mayúsculas. Que no solo Rick Remender, Brian Clevinger, Brian K. Vaughan o Jonathan Hickman (por mencionar a unos cuantos) saben de ciencia ficción.