Powers: Para siempre

Por
5
477

Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Michael Avon Oeming
Color: Pete Pantazis
Correspondencia Original: Powers 31-37

Había pasado mucho tiempo desde la publicación del último volumen de Powers en España, serie que en su día publicaba Planeta de Agostini y que cuando esta perdió los derechos de Marvel Comics parece que quedó en tierra de nadie siendo los principales perjudicados los lectores, pues dejamos de disfrutar de las aventuras de Christian y Pilgrim. Hace unos meses parecía que el tema de los derechos se estaba decantando por Panini Comics, algo totalmente lógico pues a fin de cuentas son los actuales poseedores de los derechos de publicación de Marvel en España, pero claro tratándose de una serie de autor con lo que ello conlleva a nivel de derechos cualquier cosa podía suceder, hasta que llegó el día que via Marvelmanía me enteré de la publicación del presente volumen por parte de Panini Comics, y aun fue mayor mi alegría cuando me asignaron la redacción del prologo le acompañaria, a fin de cuentas, he sido un fan de la serie desde que apareció el primer volumen.

No soy muy dado a escribir reseñas de obras en las que el prologo ha corrido de mi cuenta, más que nada porque me gusta documentarme a conciencia y exprimir al máximo la información así que cuando sale la obra poco puedo decir más de ella de lo que ya dije en aquel texto, en este caso, dado que lo que querían era un texto a modo de resumen de lo acontecido en los volúmenes publicados por Planeta de Agostini y por tanto no hablé de la historia que contenía este tomo me encuentro ante un terreno virgen del que poder hablar.

Powers: Para siempre es esa historia que los seguidores estabamos esperando desde que el carismático Christian nos enseñó que tenía superpoderes y que de alguna forma renegaba de su pasado como el superhéroe que había sido antaño, Diamante. ¿Qué es lo que le había sucedido para que no quisiese hablar de su pasado como capa? Es más, si por aquel entonces era tan poderoso, ¿Que había sucedido con sus poderes? y aunque sea un paso lógico para alguien que rehuye de su pasado superheroico, ¿Que le llevo a formar parte de la policia? Muchas preguntas que hasta la fecha no habíamos visto respondidas de ninguna de las maneras y que como os decía quedan resueltas en este volumen.

Hay que decir que esta historia comienza de la forma más extraña posible, de hecho en Estados Unidos el primer número generó mucha polémica, el motivo es sencillo, en ella se nos presentaba una historia a lo 2001: Odisea en el hiperespacio donde unos primates son los protagonistas, unos primates todo sea dicho que a lo más que llegaban era a emitir sonidos guturales, asi que imaginad el esfuerzo que tuvo que hacer el pobre Oeming para que la historia se entendiese y por otro lado, la cara de tontos que se nos quedó a los lectores cuando vimos – que no leímos – el número en cuestión. ¿Acaso se le había ido la pinza finalmente a Bendis por exceso de trabajo? ¿A que se debía aquella obsesión por mostrarnos a los primates dando rienda a sus instintos más carnales? Cuenta Bendis en los extras que se encuentran al final del tomo que por aquel entonces recibió una infinidad de mails haciendo referencia a monos follando y aun hoy en dia le siguen haciendo coñas al respecto, el caso es que Bendis consiguió lo que buscaba, que todo el mundo hablase de su obra porque nadie tenía ni idea de lo que tramaba el guionista.


Seis semanas después apareció el segundo número y por fin entendimos todos a donde quería llegar Brian, lo cual no deja de ser un spoiler enorme sobre nuestro protagonista así que lo pondremos en spoiler para evitar linchamientos innecesarios:

Aviso de Spoiler

y es que aquel primate del mechón blanco era nada mas y nada menos que Christian, y lo que Bendis nos iba a contar en aquella historia era su origen! Pero… si aquel primate era nuestro protagonista, ¿significaba eso que estaba en el mundo desde el principio de los tiempos? ¿Acaso era inmortal? Bendis con este segundo número había desvelado algunas pistas sobre su origen y por el contrario nos había abierto una docena más de frentes… Como en el viene siendo habitual todo sea dicho. Por otro lado nos planteaba otra pregunta, ¿quien era aquel mono de tintes rojizos en la cara y al que también se enfrentaba en la segunda historia? Pues si, en efecto, lo habéis adivinado, esta historia trata tanto del origen de nuestro protagonista como de los muchos enfrentamientos que ha tenido a lo largo de los años con su némesis, su archienemigo a lo largo de la historia, hasta llevar a la batalla final que será la que de origen a la serie Powers tal y como la conocemos.


En ese paseo por la historia de la humanidad veremos que Christian estuvo presente en la llegada de los ingleses a China y que incluso coincidio con Albert Einstein en una de las situaciones mas divertidas de la historia y es que tuvo que romper muchos de los esquemas del genio ver a alguien con poderes…


Christian se encuentra con Albert Einstein

Se da la extraña ironia de que Powers: Para siempre, el volumen con el que le ha tocado iniciar a Panini la publicación de Powers en España es por tanto una especie de año uno del personaje y por tanto un muy buen punto de inicio para aquellos que se quieran acercar a la serie, para mi, sin lugar a dudas, una de las mejores que se están publicando en la actualidad.

Si tuviésemos que buscarle una única pega al presente volumen esta serie sin lugar a dudas el precio, el cual invita poco a arriesgar, estamos hablando de un volumen que cuesta 25€ en el formato 100% (solapas y cubierta semirigida), es cierto que estamos hablando de un volumen de 272 páginas con 7 capítulos americanos, pero no deja de ser el precio un impedimento ante aquellos que tenían dudas al respecto. La edición de Panini viene acompañada de un prologo – escrito por mi aunque eso es lo de menos – donde intento desgranar que ha sucedido hasta la fecha en los volúmenes publicados anteriormente por Planeta de Agostini y que debería de servir para lectores noveles, también incluye el guión completo del episodio de los simios – bendita sea esta inclusión – y una galería final de bocetos 23 páginas, por último incluye en una página las biografías de los autores Bendis y Oeming, el problema es que no se si han sido extraídas del volumen americano pero están algo obsoletas.

Sea como fuera, Powers: Para siempre es una grandisima historia, necesaria para los seguidores de la serie y como os decia un buen punto de arranque para nuevos lectores que a buen seguro quedaran enganchados por la trama y los personajes.

Artículo anteriorGuerra de Reyes: Estallido
Artículo siguienteNominaciones a los Oscar: Duelo de titanes
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alberto Benavente
2 febrero, 2010 12:09

Lo que resulta curioso es que en estas series no se aproveche también para traduccir los correos que contiene cada cómic que acostumbran a ser realizados por los propios autores. En de los monos, además, tiene la particularidad de que Bendis se autocritíca cachondeandose del número situando el correo como “10 años en el futuro” y diciendo “Os acordais de la que se lió con el número de los monos?”.

Anyway, Powers es de lo mejor que ha parido Bendis. Must.

Pep Ellis
Pep Ellis
Lector
2 febrero, 2010 12:20

En U.S.A. Marvel publica hardcovers con el equivalente de 2 tomos americanos a un precio que sale más barato que aquí un sólo tomo con el “sobre-precio” Panini.

En todo caso , aprended inglés el que no lo sepa y comprad por Previews o por las didtintas tiendas on-line U.S.A., los precios en España están ya siendo en algunos casos prohibitivos…si alguno sabe el dinero que me he ahorrado con esta política, se le caería el alma al suelo de lo que ha pagado a estas editoriales españolas ( ¿Showcases a 25 euros?…por el amor de Dios.)

Radar
Radar
Lector
2 febrero, 2010 12:24

Qué alegría me dió saber que seguiría adelante la serie. Más que con AStro City, que he de plantearme volver a comprar todos los números que ya tengo.

Aunque me gustó volver a leer Powers y reencontrarme con los personajes, me parece una lástima que poco a poco se vaya alejando de la premisa inicial: la labor de dos policías en un mundo con superheroes, ver ese universo a ras de suelo. Y por lo poco que he leido de lo que viene después, parece que la deriva se va a acentuar. Es lo que pasó con Spiderman: desde el momento en que el padre de su mejor amigo fue el Duende Verde su comunión con el lector quedó contaminado, alejandose cada vez más de ese realismo que era la razón de su éxito. Y de esos polvos estos lodos. Solo me quedará el buen hacer de los autores, aunque ya no sea la historia de Powers en la que me embarqué.

John Space
John Space
2 febrero, 2010 13:08

Oigan… eso es pura pornografía.

Creo que empiezo a sentir algo más de respeto por Bendis.

Y JotaCé también, ?verdad, marciano?

paul
paul
2 febrero, 2010 21:15

“prologo a corrido de mi cuenta”

Cuidado con las faltas de ortografia. Vale con la sintaxis, pero pon las h donde deben estar.

Por lo demas, una estupenda colección y muy buena la web