POP de Luis Bustos

¡No me quito ese chiste de la cabeza!

Por
3
703
 

Edición original:Astiberri Ediciones dentro de su sello ¡Caramba!
Guión:Luis Bustos
Dibujo:Luis Bustos
Formato:Rústica, 72 páginas
Precio:20€

 

Por favor cambia de cara.

Astiberri Editorial edita dentro de su sello ¡Caramba!, POP ¡No me quito esa canción de la cabeza! de Luis Bustos. Un cómic que recuerda a sus trabajos en la revista digital Orgullo y Satisfacción. Un repaso con humor e ironía que nos muestra a las grandes figuras y canciones que ha marcado la música popular.

Luis Bustos es un historietista nacido en Madrid en el año 1973. Como la gran mayoría de los autores de su generación, su debut se produjo en las pequeñas editoriales que surgieron en los noventa, cuando parecía que la solución a la crisis del cómic pasaba por la publicación en grapa. Debutó en el año 1996 el cómic con la serie Rayos y centellas (Camaleón) con guiones de David Muñoz, junto al que posteriormente publicaría Residuos (Glénat) que coguionizó Antonio Trashorras. Durante su carrera ha alternado los trabajos como autor completo con sus colaboraciones con guionistas, moviéndose entre distintos géneros. Entre su producción como autor completo cabe destacar Endurance (Planeta), Zorgo (Dibbuks), Versus (Entrecómics Cómics), Still Life (Libros de autoengaño) y Puertadeluz (Astiberri). Además de sus colaboraciones con Muñoz, también ha publicado dos volúmenes de la serie García junto a Santiago García, de la que esperemos ver el tercer número próximamente. Además, ha colaborado con revistas como El Jueves, U, el hijo de Urich, Volumen 2, Mister K, El manglar y Orgullo y satisfacción.

Luis Bustos ya se había sumergido en el mundo de la música en Es Pop su colaboración con la revista Rockdeluxe. Pero aquí entrega una obra más “redonda”, una pequeña enciclopedia musical con un marcado tono personal, pero al que los lectores estamos invitados. El cómic no solo tiene la apariencia de un vinilo, sino que al igual que estos, tiene dos caras que hay que girar para poder leer sus distintos capítulos, tal vez sería mejor llamarlos temas. El disco, digo cómic está dividido en nueve capítulos, tratando cada uno sobre una temática distinta. Al comienzo de cada uno encontramos un código QR que permite acceder a una playlist relacionada con el tema a tratar.

Música, sexo, amor, drogas, muerte, rock & roll, etc… todo ello tiene cabida en POP, un cómic donde Bustos no deja títere con cabeza. Un libro que se ríe con y de alguno de los grandes tótems de la historia de la música, en un sano ejercicio desmitificador, pero que también sirve de homenaje a la música y a sus creadores, porque por encima de todo se puede apreciar el enorme cariño que Bustos tiene por la música en cualquiera de sus expresiones. El libro está dotado de un sentido del humor que va desde lo más negro al más amable, algunos chistes son más afortunados que otros, como es habitual en este tipo de formatos, pero casi todos son brillantes. Una combinación que nos recuerda a la maravillosa serie de La2 Cachitos de hierro y cromo, que tan buenos ratos nos hace pasar a los que la seguimos fielmente, algo que también consigue POP.

Cada cara trata de distintos aspectos. Como en los vinilos, en la cara A están los temas más comerciales, los singles que sonaban incansablemente en los radioformulas. En ellos, Bustos nos recuerda que muchas de las canciones de nuestra vida hablan de amor; que la música sirve para hacer política y también para cambiar la sociedad; que las drogas y el alcohol, al igual que la música, corren por las venas de alguno de nuestros músicos favoritos. También entra de lleno en los distintos formatos “definitivos” que ha tenido la música a lo largo de su historia y por último hace un repaso por la historia de la música electrónica.

Si giramos el disco accedemos a la cara B, donde siempre se encontraban las rarezas y las versiones y es justo lo que encontramos. En esta cara, Bustos nos recuerda los artistas, instrumentos y discos más marcianos; la globalización musical con las distintas tendencias traídas de cualquier punto del globo terráqueo; los conciertos y festivales y todo lo que los rodea y por último las leyendas urbanas, noticias falsas que ha generado la música durante su existencia.

Gráficamente es una buena muestra del estilo de Luis Bustos, un estilo que es la suma de un sinfín de referentes, desde Will Eisner, el manga, pasando por algunos autores humorísticos hasta los superhéroes más rotundos, en especial Frank Miller. Pero por el tipo de trabajo que es no se puede apreciar la mejor característica de su trabajo como son las escenas de acción, donde siempre destaca su capacidad para aunar espectacularidad con narrativa, sin dejar de innovar y caer en formulas obsoletas, algo que demostró en Versus o García. Aquí vemos un estilo similar al que usaba en sus colaboraciones con Orgullo y Satisfacción mezclado con algunas páginas narrativamente más complejas. El único problema puede ser que algún músico no está del todo bien caricaturizado, pero por lo demás resulta un trabajo notable.

El diseño del cómic es una maravilla, replicando el de los vinilos, algo que lo convierte en un libro-objeto ideal para regalar a los amantes de la música con sentido del humor. Además, como es habitual en Astiberri y ¡Caramba! cuenta con buen papel y una gran reproducción. La única pega es no saber si guardarlo con los vinilos o con los cómics.

POP es el homenaje que Luis Bustos hace a la música que nos permite sumergirnos en nuestros recuerdos y escuchar los acordes de nuestras canciones favoritas. Es un cómic divertido, lleno de ironía y anécdotas con algunos recursos gráficos realmente notables.

  Edición original:Astiberri Ediciones dentro de su sello ¡Caramba! Guión:Luis Bustos Dibujo:Luis Bustos Formato:Rústica, 72 páginas Precio:20€   Por favor cambia de cara. Astiberri Editorial edita dentro de su sello ¡Caramba!, POP ¡No me quito esa canción de la cabeza! de Luis Bustos. Un cómic que recuerda a sus trabajos…
Guión - 7.5
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.7

POP

Un divertido repaso por la música que también sirve como homenaje, con un diseño espectacular.

Vosotros puntuáis: 9.5 ( 1 votos)
Artículo anteriorFueron viñetas y ahora son fotogramas: Soy una matagigantes/I Kill Giants
Artículo siguienteLanzamientos Indie en castellano: Marzo de 2019
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Diego García Roucosethfrankbanner49 Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
frankbanner49
Lector
frankbanner49

Muy buena reseña, Diego.
Yo estoy encantado con su compra. Puede echar para atrás la relación páginas/precio en principio, pero es un libro tan condensado, con tantisimo material y en un despliegue gráfico tan apabullante, que al final cunde mucho más de lo que parece.
Y, además, como recalcas, tiene ese plus de que representa un bonito detalle en forma de regalo a un colega que aún tire de vinilos (o que simplemente ame la música,claro).

seth
Lector
seth

Lo he adquirido por el interés musical y su sentido del humor. Cómic y diseño en uno. Se agradece la reseña.