Pestilence 2: Una historia sobre Satán

Reseña del segundo tomo de Pestilence, una historia sobre Satán, que cierra la serie de Aftershock.

Por
0
1125
 

Edición original: Pestilence: The story of Satan 1-5.
Edición nacional/ España: Planeta Cómic.
Guión: Frank Tieri.
Dibujo: Oleg Okunev.
Formato: Tomo, 136 páginas.
Precio: 14,95 €.

 

El año pasado Planeta Cómic sacaba Pestilence, una de las obras de Aftershock en la que la editorial española confiaba para presentar, durante sus primeros meses, su apuesta por el material de dicha compañía. Aquel tomo había dejado sensaciones variadas que podemos resumir en dos, aquellos a los que no les gustó por ser demasiado ligera, decir poco o no ser muy novedosa, en especial si la comparamos con el resto de obras de la editorial norteamericana, o por lo menos las que se había publicado aquí, llenas de ideas diferentes forjadas en grandes mundos. La opinión que dejaba por aquí pertenece más al segundo tipo, no es una gran obra pero resulta una aventura emocionante, una historia a la que la ligereza le otorga frescura, que no se pierde en divagaciones, siendo muy directa. Hay que recordar que la idea original de Pestilence era de Eric Bromberg y Brandon Auman para un videojuego, a la que Frank Tieri y Oleg Okunev daban forma de cómic, y eso se nota porque por un lado tiene ese estilo de juego en el que avanzas, junto a otros personajes, hasta llegar a un malo final pero también un toque narrativo de aventura clásica, mezcla de juego de rol con historia de Cruzados. La historia era algo diferente, a saber, que la Peste Negra en realidad era una cosa sobrenatural y que convertía a los infectados en zombis, pero la originalidad no era su punto fuerte, esto era cosa de sus personajes y el alto grado de entretenimiento que ofrecía. En Estados Unidos, Pestilence salía como una miniserie de seis números que aquí se recopilaba en tomo, pero a los cuatro meses de finalizar regresaba como Pestilence: Una historia sobre Satán, esta vez compuesta por cinco grapas que aquí vemos recopiladas en este tomo.

La historia nos lleva unos años después de que los Fiat Lux encontrasen la cura para la supuesta enfermedad, el Santo Grial, pero dejaban este en manos de otras personas mientras que los tres supervivientes del grupo se retiraban. Se sigue poniendo como principal a Roderick Helms, el líder del grupo, pero ahora mucho más que antes, ya que gran parte de la acción está centrada en su retiro y su familia en el sur de Francia, poniendo parte de la acción en España y explicando el movimiento de las tropas con un mapa de fondo del que mejor no hablar, supongamos que no es un mapa sino una serie suelta de ellos, aunque no está delimitado, vale más imaginárselo así, porque el trabajo de Oleg Okunev está un poquito mejor que en la anterior entrega, sin ser un dibujante deslumbrante, su estilo queda bien en este tipo de aventuras, además sabe poner el punto sórdido de sexo y violencia que, a su vez, aumenta considerablemente en esta segunda parte.

Se puede decir que lo que ofrece este tomo es una continuación muy natural del anterior pero cambiando algunas reglas del juego. En principio vemos que aparece el gran mal, Satán, que desvela el gran plan detrás de todo, que no es nada original, traer el infierno a la Tierra por medio de los infectados, y para ello se acerca al Papa, un Papa ya vendido a él pero por el que quiere tomar todo el poder. El cometido de nuestros héroes será derrotarlo, pero tardarán un poco en averiguar quién está detrás, en lo que gana con respecto al anterior tomo es que no hace falta presentar a los personajes, eso hace la historia aun más directa, aunque cuenta tantas cosas que quizás hubiese mejorado con un par de números más por medio.

Otra cosa que cambia con respecto a la anterior entrega es que ya se nos hace más difícil hablar de zombis, en realidad son un ejercito de poseídos a las órdenes del gran mal, lo que tampoco es una idea muy original pero no importa mucho realmente para la historia, seguimos con ese carácter de aventura que se veía en el primer tomo, simple y entretenida, pero efectiva.

Con respecto a los infectados sí que hay una parte algo diferente, aunque solo se trata muy por encima, el hecho de que los curados sean conscientes de lo que habían hecho y en cierta manera se sienten culpables por ello pero, sobretodo, tener más temor a volver a ese estado, algo que evidentemente se repite. Hubiera estado bien dar más páginas a esto pero no es una serie de ese tipo, sus limitaciones se nota que están autoimpuestas, nada de experimentos ni formulas nuevas. Esto podría haber hecho la serie bastante mejor pero, como digo, se alejaría de ese cometido de ser un entretenimiento ligero y rápido. Está bien, no todo tiene que ser profundo, el problema es cuando uno pretende serlo y no le sale bien.

Este cierre da como resultado una historia más redonda, la revelación del plan dota de sentido a la historia, con algún regreso agradable y un par de giros interesantes, especialmente con ese final inesperado. Los autores dejan la trama bien cerrada aunque queda un pequeño hilo del que se podría tirar para futuras continuaciones, tampoco es necesario estirarlo más, queda bien así en tanto a que el tomo entretiene, no es una gran serie pero está lejos de ser una pérdida de tiempo. Básicamente se podría decir que a quien le haya gustado el anterior tomo este le ofrece una experiencia muy similar, con más violencia, más planificación y directa al grano.

  Edición original: Pestilence: The story of Satan 1-5. Edición nacional/ España: Planeta Cómic. Guión: Frank Tieri. Dibujo: Oleg Okunev. Formato: Tomo, 136 páginas. Precio: 14,95 €.   El año pasado Planeta Cómic sacaba Pestilence, una de las obras de Aftershock en la que la editorial española confiaba para presentar,…

Pestilence 2

Guión - 7.5
Dibujo - 7.5
Interés - 7.5

7.5

seitan

Ni más ni menos que el anterior. Una aventura muy entretenida con personajes carismáticos que se lee muy rápido.

Vosotros puntuáis: 9.4 ( 1 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments