Personajes Denostados – Capítulo 12: Sharon Ventura

Por
22
1477

Personajes Denostados

Ésta es la entrega número doce de Personajes Denostados. Y es especial, os lo aseguro. No os voy a ofrecer la explicación aquí y ahora. Tendréis que esperar un poco, aunque no será mucho. Si sois seguidores de éste humilde colaborador de Zona Negativa que suscribe artículos como el presente, os emplazo para el post de la semana que viene. Para ser precisos, del martes 26 de febrero. Allí os explicaré unas cuántas cosas que, considero, debo poner en vuestro conocimiento.

Dicho esto, comentaré nuevamente que, como muchos de vosotros habréis venido notando, hace unas semanas que el Listado Actualizado que permitía las votaciones de Personajes Denostados no acompaña al artículo principal. Aún así, he seguido el orden en el que habían quedado los finalistas. Primero con el artículo dedicado a Omega Men. Después siguió el USAgente. Y ahora, con Sharon Ventura, tercera favorita en las votaciones.

Sharon es un personaje curioso, muy curioso, que ha pasado la mayor parte de su historia sin pena ni gloria por alguna que otra cabecera puntera de Marvel.

Conozcámosla un poco más.

Comentario

Capítulo 12: Sharon Ventura

La historia de Sharon Ventura no es precisamente un dechado de alegrías, más bien todo lo contrario. Dista mucho de ser feliz. Para empezar, quedó huérfana de madre a muy temprana edad. Hija del militar Jack Ventura, se vio arrastrada de un destino a otro en pos de su progenitor por todo lo largo y ancho de EEUU. Para rematar la faena, su padre no dudaba siempre que podía en dejar clara la profunda decepción que suponía tener una hija en lugar de un varón que pudiera seguir sus pasos. Así, a pesar de sus esfuerzos, Sharon parecía incapaz de combatir la frustración constante que suponía para el aguerrido soldado sólo por el hecho de haber nacido con otro género al deseado.

El carácter del personaje se verá marcado profundamente en el futuro por su mala relación con los hombres, como podréis observar. Pero no adelantemos acontecimientos.

Llevada por la necesidad de conseguir que su padre se sintiera orgulloso de ella, terminó por alistarse en la Academia Militar, siendo expulsada al cabo de un año por negarse a testificar contra una compañera que había copiado en algunos exámenes de suma importancia. Su padre jamás llegaría a perdonarle esta expulsión y ambos experimentarían un alejamiento que se mantuvo hasta la muerte de éste tan sólo un año más tarde.

Sin una meta a la que dedicar sus esfuerzos y estando dotada de una excelente capacidad atlética, Ventura se dedicó a practicar deportes de riesgo como el montañismo, el paracaidismo, la caída libre o el submarinismo, destacando en todos ellos. Pero nada parecía suficiente para las perseguidas descargas de adrenalina que Sharon deseaba. Así, también realizó cursos de supervivencia, se dedicó un tiempo a la doma de fieras salvajes –especialmente leones– y, finalmente, ejerció como motociclista acrobática en el grupo Thunderiders.


Sharon ejerciendo de motociclista acróbatica en los Thunderiders

Fue precisamente en su periplo en el circo junto a los Thunderiders cuando Sharon conoció a Ben Grimm, la adorable Cosa de ojos azules, que había abandonado por aquellos días al cuarteto más famoso de la Casa de las Ideas, Los 4 Fantásticos. Ben no pudo evitar fijarse en la mujer, que resultaba tremendamente parecida a Tarianna de Leenn –constructo mental creado por el poder residual del Todopoderoso en el mundo de las Secret Wars por mediación de la voluntad de Grimm–. Por su parte, Ventura consideraba interesante el físico del héroe, pero no accedía a las iniciativas románticas de éste. Cuando Ben postuló formar parte de los Thunderiders fue el voto de Sharon el responsable de que saliera elegido en lugar de otro acróbata llamado Champ. Y lo hizo para que ocupara su lugar, pues ella tenía en mente otras metas desde hacía algún tiempo.


Tarianna de Leenn

Nota: He de señalar que estamos hablando de unos acontecimientos que ocurrieron hace ya una buena cantidad de años –algunos nos hacemos mayores–. Como aclaración, explicaré a los lectores más jóvenes que un selecto grupo de héroes de Marvel fueron secuestrados por una entidad inescrutable llamada Todopoderoso que, aburrido como estaba y siendo un tanto omnipotente, había empleado su tiempo en crear un mundo para que los citados héroes pelearan contra villanos con la única finalidad de divertirle. Estos hechos fueron conocidos como las Secret Wars (no confundir con la más reciente Secret War, en singular). Entre ellos se encontraban tres de los cuatro Fantásticos: Mr. Fantástico, la Antorcha Humana y la Cosa –ocho añicos o así que tenía yo por aquellos tiempos, qué cosas…–. Durante su estancia en el planeta, Ben descubrió que era capaz de revertir a su forma humana a voluntad. Temiendo que al regresar a la Tierra su oportunidad de cambiar de estado desapareciera, decidió permanecer en aquél inhóspito paraje cediendo su lugar en el equipo a Jennifer Walters, más conocida como Hulka. En este tiempo que pasó en el mundo del Todopoderoso, es cuando conoció a Tarianna. Tras regresar a la Tierra un tiempo después, Ben inició un viaje en solitario que le llevaría a recorrer buena parte de los Estados Unidos y que se recopiló en el primer volumen de su serie en solitario. Aquí es donde entra Sharon en la ecuación. Fin de la Nota.


El Todopoderoso

Más tarde, Grimm también abandonaría los Thunderiders para unirse a la Federación de Lucha sin Límite de Peso. Sharon acudía secretamente a sus combates para observarlo desde la grada hasta que Ben tuvo ocasión de enfrentarse al mismísimo Todopoderoso –que tras el periplo antes mencionado había viajado hasta la Tierra dando lugar a las Secret Wars II– en el ring, momento en que Ventura se vio obligada a intervenir para que la Cosa no tomara una decisión de la que se arrepentiría el resto de sus días: asesinar a la entidad a la que culpabilizaba de todos sus recientes problemas.


La Cosa (a éste le conocéis de sobra pero la imagen era tan chachi…)

Convenció a Ben para que se tomara un descanso de sus actividades y asistiera al rodaje del Dinosaurio Diabólico, película en la que Sharon actuaba como especialista. Ambos tuvieron oportunidad de conocerse más profundamente durante este tiempo pero, aunque Ben quería llegar a ser algo más, Sharon sólo podía verle como un amigo.

Poco tiempo después, Ben sería acusado del asesinato de uno de los miembros de un equipo femenino conocido como Las Luchadoras. Sharon no dudó en ayudarle en su batalla contra las superforzudas mujeres, actitud que llegó a oídos de Ann Fraley, apodada Tía Hielo (Auntie Freeze), una antigua luchadora que dirigía la lucha femenina. Viendo el potencial necesario en la joven Ventura, Ann se puso en contacto con ella y le ofreció las señas del Agente de Poder informándole que él podría dotarle de fuerza sobrehumana para que pudiera unirse a la Federación de Lucha sin Límite de Peso. Cuando Sharon le contó a Ben lo sucedido, él trató de disuadirla, pero todo fue en vano. Finalmente, Sharon acudió al Agente con la esperanza de convertirse en una mujer aún más extraordinaria.

En el momento en que llegaba a las oficinas del Agente de Poder, fue atacada por tres ladrones. Físicamente preparada para el riesgo, no dudó en hacerles frente. Cuando el teniente de policía Michael Lynch entró en escena, Sharon tenía prácticamente dominada la situación. Terminado este suceso, Ventura acudió a su cita con el Agente de Poder. Accedió al acuerdo que le ofrecían y se sometió al tratamiento, quedando en manos del doctor Karl Malus.


Las Luchadoras y Karl Malus

Finalizada la primera fase del proceso, Sharon se arrepintió de su decisión, utilizando su recién adquirida fuerza para escapar. La segunda parte del proceso tan sólo servía para inocularle una serie de sustancias químicas altamente adictivas que el Agente de Poder empleaba para controlar a los luchadores y convertirlos en un valor seguro. De no ser por la intervención de la Cosa y el teniente Lynch, Sharon habría sido apresada de nuevo. Fraley regaló a la joven un llamativo uniforme inspirado en la figura de la antigua heroína Ms. Marvel, por lo que, dado que nadie empleaba el nombre, Sharon decidió adoptarlo también.

No obstante, Las Luchadoras y la Tía Hielo se volvieron pronto contra Sharon cuando se enteraron de que el Agente de Poder había puesto precio a su cabeza. Mientras, la Cosa también se enteró del aprieto de su amiga gracias a otro luchador que había obtenido sus habilidades del Agente de Poder, el que más tarde sería conocido como Hombre D. Raudo, acudió en su auxilio una vez más.

Mientras Ben peleaba con los luchadores de la Federación, experimentó una extraña mutación. Ms. Marvel tuvo que apañárselas para escapar de la reyerta y llevarle a un hospital. Allí se presentó Hulka al enterarse de la situación de su amigo. Sharon, decidida a que nadie molestara a Ben, se enfrentó a la Amazona Esmeralda. A pesar de la superior fuerza de Hulka, Sharon demostró que sus habilidades atléticas y sus conocimientos de lucha le permitían mantenerse a la altura de Jen. Aprovechando la distracción que le proporcionaba el combate, Ben huyó, decidido a que ninguna de las mujeres observara su nuevo aspecto, todavía más monstruoso que el anterior.


Hulka vs. Ms. Marvel… se admiten apuestas

Ms. Marvel inició una relación sentimental con el teniente Lynch, que la ayudó en su propósito de terminar con las actividades ilegales del Agente de Poder hasta que decidió venderla. Traicionada, Sharon no sólo se encontró una vez más en las manos de Karl Malus, que llevó a cabo en ella una serie de experimentos para poder quitarle su fuerza y resistencia sobrehumanas, sino que además fue objeto de abusos y torturas inenarrables por parte de sus secuaces. Todo terminó con la afortunada aparición del Capitán América, que liberó a Sharon y se alió con ella logrando conducir al Agente de Poder finalmente hasta la justicia. A pesar de haber cumplido su promesa, las pesadillas de los abusos de que fue objeto la perseguirían por siempre.

Tratando de alejarse de sus fantasmas, Sharon emprendió un viaje que habría de llevarla a Nueva York, ciudad a la que llegó justo a tiempo de salvar a Los 4 Fantásticos de una muerte segura a manos del Diablo y sus Elementales –creaciones alquímicas–. A causa de sus recientes experiencias, un terrible odio hacia los hombres se había estado gestando en el interior de la nueva Ms. Marvel, así que a punto estuvo de matar a Diablo. Sólo la intervención de la Cosa evitó un desenlace fatídico. Dado que Mr. Fantástico y la Mujer Invisible estaban tomando un descanso por aquellos días, Ben ofreció a Sharon un puesto en Los 4 Fantásticos. Con su ayuda, derrotaron definitivamente a Diablo. A partir de ese momento, la Primera Familia contaría con: la Cosa, la Antorcha Humana, Crystal y Ms. Marvel.


Los nuevos 4 Fantásticos y Diablo

Juntos afrontaron amenazas como la de Fasaud, un terrorista informático islamista. Precisamente combatiendo contra este enemigo, es cuando se vieron obligados a viajar hasta el espacio para destruir un satélite que el villano estaba empleando para teleportarse. Tras un ataque, la Cosa y Ms. Marvel perdieron el control del transbordador en el que viajaban y cayeron sin control hacia la Tierra, siendo bombardeados en el proceso por los Rayos Cósmicos, la misma radiación que creara años atrás a Los 4 Fantásticos. La Cosa y Ms. Marvel mutaron a causa de la exposición a la energía estelar. Cuando se estrellaron en Wakanda, Sharon tuvo ocasión de comprobar horrorizada que ahora tenía el mismo aspecto que Ben Grimm el día fatídico en que se transformó por primera vez en la Cosa. No obstante, los dos héroes no tuvieron mucho tiempo para poder reaccionar, dado que fueron atacados por un androide llamado Robot-Trans-Humano. Al borde de un abismo emocional, Sharon estuvo a punto de dejarse matar por el ser mecánico, siendo salvada en el proverbial justo a tiempo por la Cosa. Con la ayuda de Pantera Negra, señor de Wakanda y aliado de Los 4 Fantásticos, lograron terminar con la amenaza del androide.


Fasaud y el Robot-Trans-Humano

Casualmente, como sólo puede suceder en los cómics, el Doctor Muerte, enemigo acérrimo de Los 4 Fantásticos, se encontraba también en la nación africana por aquellos días, tras haber sido expulsado de su natal Latveria por el impostor Kristoff Vernard, y ofreció a Ms. Marvel que se uniera a él para destruir a Reed Richards y a Los 4 Fantásticos a cambio de una cura para su mutación, algo que ella rechazó de forma violenta. Mientras regresaban a casa, Los 4 Fantásticos fueron asaltador por Von Muerte, pero con la ayuda de Pantera Negra y X-Factor, lograron derrotarle. Sharon pareció terminar por aceptar su nueva forma pétrea, lo que incluso llegó a beneficiarle a la hora de superar su conflicto con los hombres, dado que no se sentía vulnerable frente a éstos.

Al lado de Los 4 Fantásticos también afrontó amenazas como las que supusieron Los 4 Terribles, Master Pandemonium, Gravitón o Kang, viajando hasta distantes planetas, reinos subterráneos e incluso la Zona Negativa. También se replanteó aquella frustrada relación sentimental con la Cosa, ahora que ambos poseían físicos similares, lo que le llevó a descubrir finalmente el amor.


Sharon en su versión de la Cosa Femenina y Portada de los 4F con la Cosa mutada

Desgraciadamente, el destino no les tenía reservado un final feliz. Ben regresó a su forma humana al poco tiempo, dejando a Sharon como la única “Cosa” del equipo. Durante un tiempo, en un viaje por una isla que era confluencia de diversas corrientes temporales, ambos tuvieron ocasión de disfrutar de una relación idílica siendo plenamente humanos. Pero esto fue sólo un descanso, la paz que preludia la tempestad. De regreso a su aspecto de piedra naranja y temiendo que ello supusiera el final del amor con Ben, Ms. Marvel acudió en pos de la ayuda del Doctor Muerte llevada por la desesperación. Irónicamente, Sharon lograba regresar a su humanidad en el mismo momento en que Grimm volvía a transformarse en la adorable Cosa de ojos azules. Aún a pesar de ello, Sharon se quedó con Ben hasta que su antigua novia, Alicia Masters, regresó para intentar retomar su relación. Incómoda con esta situación y viendo que Ben todavía sentía algo por Alicia, Sharon hizo lo que mejor se le da: huyó.

Sabiéndola apartada de Los 4 Fantásticos, el Doctor Muerte se presentó ante Sharon para reclamar el justo pago por su ayuda pasada. Ella aceptó pensando que sería capaz de convencer a Muerte de curar también a Grimm –ya se sabe que el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones–. Así, fue enviada por el dictador latveriano como espía de Los 4 Fantásticos, que ignorantes de todo, la aceptaron con los brazos abiertos. Von Muerte atacó al cuarteto y, en un momento clave de la batalla, quiso obligar a Sharon a ponerse de su lado. Ms. Marvel traicionó y atacó a Muerte, que juró venganza antes de ser derrotado. Con su secreto al descubierto, Sharon se sintió avergonzada y, pensando que sus antiguos amigos jamás podrían perdonar su traición, volvió a huir. A pesar de todo, Ben seguía queriéndola, por lo que no tardó en seguirla. La halló en un callejón, convertida en una nueva Cosa femenina todavía más grotesca que su versión anterior. Fiel a su palabra, Muerte se había vengado. Junto a la humanidad de la muchacha, también se habían disipado sus ganas de vivir.


Segunda versión del traje de Ms. Marvel II y enfrentamiento con Titania

Deprimida hasta niveles imposibles, se arrojó a la vía del metro, pero su piel de piedra resultaba tan dura que en lugar de morir electrocutada sólo quedó inconsciente. Viendo el peligroso desequilibrio mental de estaba experimentando, Mr. Fantástico decidió colocarla en animación suspendida hasta que pudiera encontrar una cura para su estado. Cuando Reed resultó presuntamente muerto, el Mago liberó a Sharon del éxtasis y reclutó a la confundida muchacha para que se integrara en una nueva formación de Los 4 Temibles. En su segundo combate contra Los 4 Fantásticos, Wyatt Wingfoot tuvo ocasión de mantener una conversación con Sharon, que recuperó el sentido común y abandonó ambos equipos, quedándose con Wyatt en la reserva de su tribu, los Keewazi, donde podría hallarse así misma –física y mentalmente–.

Recientemente, se ha visto a Sharon Ventura de nuevo en su forma pétrea original pasando una “noche de chicas” junto a Susan Richards, Jennifer Walters y Alicia Masters o, hace todavía menos, asistiendo al bar mitzvah –ceremonia semita– de Ben, que celebraba así su décimo tercer aniversario desde que se convirtió en la Cosa.

También tuvimos ocasión de contemplar a nuestra heroína –u otra mujer pelirroja que vestía los colores de la segunda Ms. Marvel… demasiadas coincidencias– entre los integrantes de un grupo de individuos que se negaban a aceptar el Acta de Registros de Superhumanos, justo antes de que Iron Man y SHIELD arrasaran su base en el subsuelo. Se desconoce si se trataba de Sharon Ventura en realidad o lo que aconteció después de su enfrentamiento con el bando pro-registro.

Para terminar, durante la Invasión Skrull, Sharon fue suplantada por un alienígena de la raza metamorfa.

Y desde entonces, hasta ahora.


¿Sharon Ventura durante Civil War?

Sharon Ventura es uno de esos personajes que tuvieron ocasión de convertirse en una de las estrellas de la Casa de las Ideas, pero terminó siendo apartada de los planes que algún guionista lumbrera tenía en ese momento, como si de una molestia se tratara.

Como personaje, deberíamos recalcar que tiene un excelente potencial, no sólo por sus habilidades y poderes, sino por los conflictos internos que ha sufrido a lo largo de su historia, que la convierten en perfecto material para alguno de esos escritores que saben exprimir esta clase de jugos.

Esperemos verla algún día de regreso, ya sea dentro de Los 4 Fantásticos, como vengadora o, quién sabe, incluso como secundaria de alguna colección tipo Daredevil.

El caso es recuperar a esta mujer que aún tiene mucho por contar.

Sed moderadamente felices ahí fuera.

Desde la sala de archivos del Edificio Baxter informó Iván para Zona Negativa –¡HERBIE, suéltame el pie, caramba! Ya te he dicho que no soy un intruso…–

Capítulos Anteriores de Personajes Denostados
22 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Martin
Martin
19 enero, 2010 8:32

JOE POTATOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

( Muy buen artículo, como siempre. )

Iceman
Iceman
19 enero, 2010 9:17

Si, Sharon ha tenido mala suerte, la echaba de menos, y con este artículo he resuelto mis dudas sobre ella.
Buen trabajo!

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
19 enero, 2010 9:38

Mandaselo a Bendis a ver si el la rescata y hace como con Cage.

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
19 enero, 2010 9:49

Llevo en el curro desde las 8, y si no abro la Zona Negativa me duermo. Y si, se notaron un poco, no tiene Bendis twitter o algo donde mandarle la peticion?

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
19 enero, 2010 9:54

Has dicho… MISTERIO????? Algun mensaje Carmen? Podemos bombardearle con peticiones tipo Save Ventura, y esas cosas

menglo
menglo
Lector
19 enero, 2010 10:14

Entonces¿Ahora que forma tiene?¿De piedra o normal?

frankie frank
frankie frank
19 enero, 2010 10:25

Estupendo artículo! Gracias por recordar a mi añorada Shary Ventura! Aunque a alguno les provoque migrañas la etapa de Englehart en los 4F, a mi me gustó un montón y Shary tenía un potencial tremendo que solo aprovecharon éste y Walter Simonson. Poco después, ante la irrupción del comic noventero, dejé de leer Marvel y no sabía que le había pasado mientras tanto.

También doy mi voto a que se le recuerde a Bendis que existe. Una vez me encontré el mail de Kurt Busiek por internet cuando aún era el guionista de los Vengatas y se lo sugerí, pero me dijo que no entraba en sus planes.

Sodan
Sodan
Lector
19 enero, 2010 11:37

Yo creo que la que es capturada en Civil War se parece más a Vagabunda (o como se llamase), una de aquellos cutres compañeros del capitán américa, no a Sharon Ventura.

seba_1701
seba_1701
19 enero, 2010 13:54

al fin sucedio , un personaje q ni idea de donde salio jaja , muy buena seccion y felicitaciones por el descubrimiento de la mutacion secundaria del Usagente cancelan toda serie en q sale XD , saludos

pequeño rondador
pequeño rondador
19 enero, 2010 18:30

oye, y para cuándo unas nuevas votaciones???

JT
JT
Lector
19 enero, 2010 19:35

Me gsuto este articulo, como otrod ecia resolviste un monton de dudas que tenia sobre el personaje, ademas ccreoq ue es digno de esta seccion. Un eprsonaje que tiene mucho potencial, pero totalmente mal usado por la editorial.

Sergio
Sergio
19 enero, 2010 20:57

A ver si recuperan a Shanon de una vez! Ojalá de nuevo en los 4F, me gustó ver a She-Thing en Secret Invasion aunque fuese una skrull…tb recuperaron a Lyja, que vuelvan los personajes que hicieron que la principal família Marvel se ampliase!

Shinomune
Lector
19 enero, 2010 21:41

Genial artículo Ivan… por cierto, ¿lees R.E.B.E.L.S.? porque deberías mirar su último número si aun no lo has hecho 😉

alfa primitivo
alfa primitivo
19 enero, 2010 21:45

¡Magistral!

Que gran personaje y que denostado se encuentra, si la continuación de Iniciative será la Avengers Academy, debería recuperarla el Cristos Cage, seguro haría algo divertido, aunque más bien esa serie va enfocada a ondas como new warriors ¿no?

_Carmen_
_Carmen_
19 enero, 2010 23:02

Jo, muchas gracias por poner a la buena de Sharon, realmente es una pena que la hayan dado de lado con las muchas posibilidades que este personaje ofrece, porque como alguien dijo una vez «no existen personajes malo, sino guionistas pateticos».
Espero que la volvamos a ver (aunque cuando trabajo pata El mago, era humana aunque un poco «hulkilizada» creo recordar….

Diomedes
Diomedes
20 enero, 2010 1:01

Un pequeño personajillo que tuvo su tiempo de protagonismo.La verdad es que com Ms Marvel era interesante (aparte que estaba buena la jodia ) pero lo de la Cosa femenina (y los dialogos horrorosos de esa epoca ) fue bastante chusco.

jorgenexo
jorgenexo
20 enero, 2010 15:05

¿Añicos? ¿De dónde eres Iván, por mera curiosidad etnográfica?

Roger
Roger
21 enero, 2010 15:01

Un artículo muy interesante.

A mi lo de la Cosa mujer me hacia gracia. Recuerdo cuando se encontró con el Hulk gris y este creyó que se habia cambiado de sexo. «¿Grimm? ¿Te has operado?».

Un detallito: el tal Lynch no era teniente de policia sino del ejército. Todo tenia que ver con una conspiración del gobierno que bla bla bla