Noches Oscuras: Death Metal #1-4

El Batman que ríe ha conquistado la Tierra, los héroes están bajo su yugo pero no han dicho la última palabra.

Por
4
2102

Edición original: Dark Nights: Death Metal núm. 1-4 USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion: Scott Snyder
Dibujo: Greg Capullo
Entintado: Jonathan Glapion
Color: Fco Plasencia
Traducción: Felib Tobar Pastor
Formato: Grapa, 32 páginas. A color.
Precio: 2,95 € por grapa.

No falta ni un Batdinosaurio.

“¿Puedes lanzar batarangs con esos bracitos?”

Noches oscuras: Death Metal llega a España con fuerza. ECC publica la serie en distintos formatos, con ediciones especiales dedicadas a distintos grupos musicales del mencionado género. Una iniciativa que demuestra algo que ya confirman todas las empresas y estudios de figuras dedicados a explotar el merchandising de DC Comics, Death Metal vende. Escrito por Scott Snyder, un valor seguro dentro de la industria y dibujado por el excelente Greg Capullo, la secuela de Metal es un éxito. Un evento donde el universo DC cambiará una vez más, motivo por el que interesa, o como poco es leído, hasta por aquellos lectores que no esperan que les guste. Dichos seguidores probablemente se iniciaron en el cómic con el evento de turno, o al menos leyeron con pasión las primeras grandes sagas a las que asistieron como novatos, confirmando su gusto por el medio, quedando atrapados para siempre en el noveno arte, hayan evolucionado o no sus gustos con el paso de los años. Millenium, Hora Cero, Invasión o por citar alguno de la acera de enfrente, Secret Wars, fueron parte del primer paso de muchos aficionados en el mundo del cómic, que recuerdan con nostalgia aquel tebeo siendo un hito en su vida como lectores. Death Metal posiblemente tenga el mismo efecto y sea el equivalente para una nueva generación. Distinto, cada tiempo tiene sus tropos, pero similar en muchas cosas, generando las mismas sensaciones en cuanto a la expectación, ilusión y pasión que despierta.

Tras esta mínima introducción trataremos de reseñar este crossover, con un Snyder más desatado que nunca (ya es decir) y unos héroes muy cambiados, absolutamente fuera de su zona de confort, que deberán sobrevivir al infierno que es ahora la Tierra, controlada por el infame Batman que ríe y la poderosa entidad cósmica Perpetua.

Snyder es un escritor que sabe despertar interés por sus historias, que narra bien y que no reniega de los cómics de acción ni de los denostados años 90. Un autor disfrutable siempre que sepas a qué atenerte. Personalmente me he divertido con obras como El Batman que ríe o Se alza el infierno (influida directamente por él) como se puede comprobar en sendas reseñas, con esto quiero decir que no soy alguien que reniegue de este tipo de tebeos y no sepa ver la eficacia y capacidad del guionista. Sin embargo, por lo leído hasta el momento, Death Metal es uno de los peores trabajos de su carrera. Cabe esperar la posibilidad de que en los números que quedan remonte el vuelo, pero esto iría totalmente en contra de lo que Snyder nos tiene acostumbrados, cuyos finales no suelen concretar las virtudes presentadas en los capítulos iniciales.

El cómic abre con una primera página exclusiva del Sargento Rock. Su “elocuente” discurso presenta la obra (que no la trama) y marca el tono, siendo una declaración de intenciones por parte de su guionista, que nos invita a pasarlo de puta madre muy bien. Junto a Harley Quinn, Aquaman y Mr. Milagro, Wonder Woman colabora sin remedio con el Batman que ríe y sus acólitos murciélagos del multiverso oscuro. Ella es la carcelera de los antiguos villanos del DCU. Como curiosidad, Snyder se ríe de sí mismo y sus creaciones a través del Batdinosaurio. A partir de aquí comienza la historia, una en la que los héroes deberán afrontar múltiples amenazas, siempre con aspecto de murciélago, al tiempo que encuentran extraños aliados, algunos olvidados en la editorial, lo que supone una sorpresa agradable para el aficionado.

El mundo en el que se desarrolla la historia no es convenientemente presentado. El autor parece saber de antemano el éxito que tendrá su cómic y confía en que los lectores lean los distintos tie-ins necesarios para comprender la nueva Tierra y sus circunstancias. Así es, el número uno del Metalverso es importante para conocer los detalles que conforman la trama. Además ofrece un vistazo al origen de los distintos Batmans que no paran de aparecer, un valor dentro del cómic, las versiones alternativas casi siempre han sido atractivas para los lectores. De la misma forma que ocurriera en Metal, los capítulos dedicados de cada uno de estos abominables seres se leen en la serie secundaria. Por desgracia, la mayoría de estas interpretaciones no resultan tan atractivas ni acertadas como las de la serie original, perdiendo gran parte de su poder de seducción, repercutiendo negativamente en la fascinación del aficionado.

Wally West es el encargado de exponer lo grande que pretende ser la saga, con referencias a las distintas crisis que ha sufrido el universo, trazando el camino seguido hasta llegar a este momento, en el que Metal y la ruptura del Muro de la Fuente tienen mucho que ver. Snyder es un amante de la continuidad, especialmente (y casi exclusivamente) de la continuidad propia, sus tramas o las ideadas junto a sus colegas son las que habitualmente son referenciadas, como bien han podido comprobar sus seguidores en lecturas pretéritas. Una aspiración, la de ser un evento gigantesco y definitivo, que le queda muy grande y que además choca frontalmente con el estado desenfadado del lector que el mismo guion fomenta como necesario para disfrutar de la trama. El resultado es un trabajo pretencioso que tan solo consigue sus objetivos a nivel comercial (por otro lado y sin duda, el objetivo principal).

Batmobestia (un Batman monster car), Batmago, BatManhattan, BatGotham, Robin King, BatBrainiac, Batrocitus, ¿Bat-Estela Plateada?, BatDarkseid, Jokerdragrones, un cohete espacial con aspecto de la trinidad unificada, Batman con un anillo negro y una moto de huesos, Superman con melena y un brazo de Doomsday, Wonder Woman con mechas azules y una motosierra invisible o los continentes de la Tierra reunificados en forma de murciélago, son la muestra de un Snyder desatado. En esta ocasión no espera al final de la trama para desmelenarse y pone toda la carne en el asador desde el principio, abrazando plenamente la premisa. Si el crecimiento de la historia sigue el denominador común al guionista, quién sabe hasta dónde podrá llegar en los capítulos finales.

Greg Capullo se muestra muy inspirado en su tarea. Los diseños de los personajes gustan, las escenas de acción impactan, los fondos cumplen y la narrativa es buena. Su estilo es absolutamente reconocible y hará las delicias de sus muchos seguidores. Lo entinta Jonathan Glapion y al color encontramos a Plasencia, con una paleta muy sólida, con tonos apropiados a cada entorno, muy versátil en su tarea pues los héroes visitan escenarios muy distintos, perfectamente representados por el equipo artístico. Un buen ejemplo es Lobo en la quinta dimensión. El czarniano destaca como debe en semejante mundo, sin caer en la tentación de adecuar el entorno al personaje o viceversa. Un arte que eleva la nota general del cómic siendo el principal reclamo para su adquisición.

El cómic mola porque la gabardina de Batman impresiona, el aspecto de Superman impacta y ver un Flash con traje azul seduce. De la misma forma que molaba un Spiderman con traje negro o aquel con sudadera y lanzarredes visibles en las muñecas. Gusta porque tiene un mundo apocalíptico y distinto y porque Capullo se luce en muchas páginas. Si nada de esto te llama la atención no es un tebeo para ti. Death Metal es un cómic muy palomitero que basa todo al impacto visual y a su excesiva premisa, desarrollada y exprimida sin escrúpulos y al máximo, exagerando todos los elementos en un evento entregado plenamente al molonismo sin más que no conviene tomar demasiado en serio. Snyder no emociona, no engancha y no satisface en una trama con el importante añadido de ser trascendente para el universo, lo que habla muy mal del trabajo del guionista en esta saga.

Lo mejor

• Greg Capullo.

Lo peor

• La incapacidad que tiene el guion para generar un verdadero interés.

Edición original: Dark Nights: Death Metal núm. 1-4 USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion: Scott Snyder Dibujo: Greg Capullo Entintado: Jonathan Glapion Color: Fco Plasencia Traducción: Felib Tobar Pastor Formato: Grapa, 32 páginas. A color. Precio: 2,95 € por grapa. No falta ni un Batdinosaurio. "¿Puedes lanzar batarangs con esos…
Guion - 4.5
Dibujo - 8
Interés - 7.5

6.7

Desaprovechado

Un cómic palomitero hasta el exceso, un blockbuster centrado en su potencia visual y en su poder de impactar, que no hila bien la historia ni suscita ningún interés más allá de descubrir el nuevo bathíbrido que se sacará Snyder de la manga. Un trabajo desaprovechado que sin las altas pretensiones a las que aspira, ni el desmedido gusto por trasformar a todos los personajes (y a ciudades, dinosaurios o coches) en Batman hubiera podido ser muy disfrutable.

Vosotros puntuáis: 4.96 ( 15 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
narutin
narutin
Lector
20 junio, 2021 12:03

Demasiada nota le habéis puesto. Esto no debería superar el 4.

Uno de los peores eventos de los últimos 10 años, con los mismos errores de guión del autor, que luego se resuelve sin satisfacción ni información.

Lo del Batman que ríe Manhattan ya… Ni te digo.

hammanu
hammanu
Lector
20 junio, 2021 20:27

Para mi es una especie de critica y cachondeo sobre los últimos años de DC donde solo predomina Batman.. Batman y Batman. Yo culpo mas a los fans de DC de estos últimos años mas pendientes en usar cosplays, si Harley Quinn se beneficia a Hiedra Venenosa o mil chorradas por el estilo en vez de recuperar los personajes de ese universo. A mi juicio Snyder a la vez que se ríe de los fans por lo tontos que son les da lo que quieren… porque la prueba la tienes que series con guionistas y artistas con probada calidad no venden algo que este de “moda” para los freakies de turno.

narutin
narutin
Lector
En respuesta a  hammanu
22 junio, 2021 13:07

Snyder no se caracteriza precisamente por críticas “sutiles”. Creo sinceramente que un buen guionista debe hacer un buen trabajo y criticar cuando sea posible, pero no exculparlo con el “les da lo que quieren”.

Este Death Metal es un compendio de todos los excesos de Snyder, con cosas que le encantan, conceptos locos, diálogos humillantes, y situaciones que se inventa y se resuelven como siempre, con un Deus Ex que no explica nada.

No deberíamos de darle excusas sin venir a cuento, sino acabamos como Superlopez en el cómic de los dinosaurios, a mi parecer una de las mayores mierdas como lector asiduo del mismo.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  narutin
22 junio, 2021 15:24

superlopez con los dinosaurios… Si…algo de una secta… Lo lei pero… Es extraño… No consigo recordar… Tu tambien lo leiste, no? Creo que casi consigo recordar…pero no. Lo siento. Quien se apunta a un chino?