MundoManga: Genocidio, de Nakashima y Kobayashi

Por
2
842

GENOCIDIO, de Nakashima y Kobayashi: Magia contra ninjas

Edición original: Genocide JAP
Fecha de edición: Abril / Julio 2006
Guión: Kazuki Nakashima
Dibujo: Takumi Kobayashi
Color: B/N
Formato: Libro rústica, 220 págs.
MANGALINE (5,9)

Sinopsis: Osaka, 1615. La famiia Toyotomi habita el castillo de Osaka, que está siendo invadido por el clan Tokugawa, con el anciano Ieyasu en cabeza, para recuperar a su nieta, la princesa Sen, que se casó con Hideyori Toyotomi, familia ligada al clan Sanada. Excepto por su propio marido, la princesa Sen es considerada una rehén, debido a que viene de la familia enemiga al clan Sanada. Por este motivo, en el fragor de la batalla, Sen es crucificada casi hasta su muerte. En el último momento, aparece un misterioso personaje, que se presenta como un integrante de los Ocho Guerreros Perro de Satomi, salva a la princesa y la rapta. Otro grupo, los Diez Valientes de Sanada, serán los encargados de rescatar a la princesa Sen y al bebé que lleva en su interior. La magia de Satomi contra el ninjutsu de Sanada. Una intrincada historia de intereses entre las dos familias enemigas y sus correspondientes “grupos de élite”.

Entre líneas: A vueltas con los samuráis, la época Edo, los códigos de honor, las batallas y guerras ente facciones, traiciones, etc. Otro manga con sustrato histórico real, ambientado en el siglo XVII, sobre el que se edifica una disputa por conseguir el bebé de la princesa Sen, capturada repetidamente por los dos bandos. En una situación históricamente compleja, la ficción se construye sobre la realidad y hechos históricos haciendo mover los personajes creados por los autores en medio de personajes reales o sucesos del pasado.

La historia clásica japonesa ha sido siempre bastante enrevesada. Períodos históricos convulsos, muchas facciones enfrentadas, incluso dentro de una misma familia, batallas, guerras interminables, traiciones, asesinatos,…. todo esto hace que personalmente siempre haya mirado con sumo respeto la historia de un país tan reputado, de cultura milenaria, pero que a la vez, siempre me haya costado tanto desenvolverme en los clásicos nombres de su historia, como los períodos Heian, Kamakura o Edo, una interminable lista de emperadores, famosos episodios como la Restauración Meiji o la Batalla de Sekigahara, etc. Precisamente esta última batalla coincide con los hechos ficticios narrados en el manga, ya que el asedio al castillo de Osaka fue real. Con esto queda claro de que no poseo una buena base sobre el tema, pero que por otro lado intento descifrar el mar de apellidos, situaciones y referencias a las que se menciona al inicio de este manga.


En efecto, el primer capítulo de este drama histórico es bastante lioso y parece que esté hecho pensando en que los lectores ya conocen la historia y están muy avezados a ciertos pasajes, ya que el período en el que está basado Genocidio es bastante conocido. Al estar publicado en una revista seinen, se presupone que los lectores serán adultos con cierta cultura sobre su propio país. Por suerte, esta espesura en la explicación de las contiendas se simplifica a medida de que van pasando las páginas, ya que desde la misma portada de Genocidio se nos vende esta historia como un enfrentamiento continuado entre las dos facciones dependiendo de las dos familias, los Ocho Perros y los Diez Valientes.

Aunque el primer personaje relacionado con estos dos grupos que aparece pertenezca a los Ocho Perros, la historia nos presenta como los “buenos” de la historia a los Diez Valientes de Sanada, de los que conocemos su guarida secreta, con un poblado escondido a los ojos de los enemigos, con varias generaciones aprendiendo el arte del Ninjutsu y que en el fondo viven como una gran familia. De esos Diez, llegamos a conocer más o menos la mitad del grupo, cada uno con un poder concreto, y como se las ingenian para recuperar sana y salva a la princesa Sen, objeto de deseo tanto de una familia como de la otra, aparte de la intención de los revividos Ocho Perros de sacrificarla para que se convierta en la Diosa de los Muertos de todos ellos, un grupo traicionado por los Tokugawa más de cien años antes y que renacieron del odio que siente el pueblo hacia los tiránicos Tokugawa.


Sacrificios de vidas para honrar a los muertos…

La historia sigue las peripecias y forma de luchar de Sasuke, joven luchador de los Diez Valientes que tiene una gran fama dentro del pueblo y entre sus enemigos. Es muy inquieto, no atiende a razones, siempre se lanza a luchar sin estrategia previa pero es muy leal a su grupo y todos le tienen un gran aprecio. El es el centro de la historia ya que en él se esconde un misterioso poder de fuerza y destrucción, que iremos descubriendo, sobretodo en el segundo tomo.

No es Hulk, pero machacará los chicos con florecillas en la cara y anuncios de champú, porque él lo vale

La trama se sustenta en varios puntos: Las batallas para quedarse con la princesa Sen, por un lado los Ocho Perros para sacrificarla, por otro lado los Diez Valientes para salvarla para los Tokugawa, y el tercero en discordia es el propio Ieyasu, del que vemos una degradación humana de cuando Sen era joven y era su nieta favorita hasta ahora, que se ha convertido en un obeso mandatario al que solo le interesa el bebé que la princesa lleva dentro, despreciando a su nieta por su sexo y condición; A mitad de la narración descubrimos que Sasuke tiene un “modo berserk” durante el cuál los ataques de los Ocho Perros no le hacen ni cosquillas, convirtiéndole en una bestia de matar totalmente a la inversa de cómo es normalmente. Es el típico caso de mutación en monstruo y del que una compañera de Sasuke aficionada a la lectura de viejos libros descubre el origen y los motivos. Pero es algo tan original como que el personaje necesita una emoción negativa muy fuerte para convertirse, y esa pasa por la muerte de un compañero. Vamos, como la primera conversión en Super Saiyan de Songoku cuando Freezer mata a Krilin. El lector ya lo sabe desde hace muchas páginas y el tomo va gastando viñetas desarrollando la idea como si fuese un gran motivo. Queda patente que para la lucha final deberá convertirse de nuevo, con lo que alguno más de sus compañeros deberá perecer. Además, el momento en el que se convierte en animal sobrehumano está bastante forzado, la muerte de su compañero se podría haber evitado tranquilamente. Si esto no fuese suficiente, el final del segundo tomo sugiere un origen de Sasuke muy alejado de la aldea de los Sanada, y el propio manga ya te da suficientes pistas para saber de donde proviene; El grupo de los Diez Valientes está bastante definido, y se relacionan bastante entre sí, creando situaciones cómicas, de amor no correspondido, etc. Pero no es una descripción excesivamente detallada. Menos detalles aún confiere a los Ocho Perros, más importantes por su historia de renacimiento que por como son individualmente.

Ieyasu Tokugawa, Shogun entre 1600 y 1605, en dos representaciones separadas por cuatro siglos

La experiencia de lectura de Genocidio no es excelente, pero tampoco es desastrosa. Cierto es que el primer capítulo debe leerse varias veces si no se está muy avezado a la historia japonesa, guerras entre clanes, etc, como me ocurrió personalmente, ya que no aclaras bien las partes del conflicto, quién está con quién y exactamente qué buscan. Pero al final el propio lector relativiza (“pasa un poco de”) ese contenido histórico porque lo que realmente importa es que habrán dos facciones de luchadores asignados a cada enemigo, y como se matan entre sí. Después de las primeras páginas algo confusas en cuanto a establecer los acontecimientos históricos (denotando que está dirigido a un público que conozca sobradamente la historia del país, eso es, gente adulta como la que compra la revista Action donde se publicó), la narración se estabiliza y nos ofrece lo que esperábamos, una lucha entre los dos grupúsculos a las órdenes de cada uno de los jefes por la vida de la princesa y su futuro bebé. El primer tomo nos enseña el poblado y gentes de Sanada, mientras que reciben la visita (a priori no violenta) de alguien que se había pasado de bando tiempo atrás. La visita acaba terriblemente mal para muchos, y el típico sacrificio del viejo sabio del pueblo para salvar a su gente (algo tan shonen) ya nos deja ver a Sasuke en su estado violento. El segundo tomo revela las intenciones de los Ocho Perros, el asalto al castillo de los mismos por parte de los Diez Valientes, intrigas de palacio, revelaciones del pasado de Sen, y preparativos para la última lucha.

¿Preparativos para la última lucha? ¿Es que Genocidio no acaba en el segundo volumen? Efectivamente, este es el aspecto que más afecta negativamente a toda la lectura (que por otra parte podría ser regular tirando a buena). Este manga está inacabado. Desconozco las razones, pero visitando el listado de las obras de los autores (Nakashima y Kobayashi) descubrimos como ambos empezaron nuevos proyectos en poco tiempo, dejando presumiblemente su obra conjunta sin un último volumen (o al menos no publicado en tomo pero sí en revistas, aunque no he podido encontrar este dato). Este hecho perjudica sensiblemente la lectura, dejándote con cara de “qué cojones?” al final. Y no solo al final, mientras el segundo tomo se va desarrollando, ya ves que le falta espacio, o tendrá un final abrupto, mal explicado o que no tendrá final, con lo que la lectura ya queda ensombrecida por un manto de dudas. Además, Nakashima tiene actualmente entre manos el gran éxito Gurren Lagann (publicado en España por Panini) desde 2007 aproximadamente, siendo posible que abandonara Genocidio por otras series más desconocidas hasta encontrar su éxito particular. La primera impresión era culpar a Mangaline (además de que en muchos sitios se considera completa y concluida) por editar algo inacabado, pero mirando las fechas de edición, se trató de editar un manga muy a la par de su versión japonesa, siendo una serie muy joven cuando empezó la editorial sevillana a publicarlo por estos lares, por lo que su “cancelación” les pilló desprevenidos y sin poder hacer nada.


Si me dicen que la mangaka ha visitado Barcelona y se ha inspirado en la Sagrada Familia me lo creo. El Templo Expiatorio como centro de maldad,…hhhmm…interesante idea….

Sin dejar Mangaline, comentar que la edición es bastante correcta: papel de calidad, reproducción correcta de las planchas, buena traducción y rotulación (nada mecánico), onomatopeyas originales, alguna página a color, etc. Algunas notas insertadas en las viñetas para aclarar conceptos sí están escritas en simples mayúsculas, poco “artísticas” aproximando más la edición de estos aspectos a un fansub que a una editorial profesional, pero no molestan y se agradecen. Además, la traductora, nativa japonesa, incluye dos textos de apoyo al final de ambos tomos para conocer mejor la época en la que transcurre la historia y las incongruencias históricas (hechas a propósito) para hacer coincidir los Diez Valientes con los ya traspasados Ocho Perros, para así enfrentar las técnicas de magia y ninjutsu en un mismo momento y espacio. También dedica unas líneas a darnos a conocer a estos dos grupos de fieles luchadores que existieron en la realidad.

Valoración: Genocidio es un manga de acción entre dos grupos antagónicos con un mismo propósito ordenado por sus respectivos jefes, insertado en un momento histórico de guerras por el territorio en el Japón feudal del sXVII. Con un inicio bastante denso para los no conocedores de la historia japonesa, el pasar de los capítulos devuelve a la historia al cauce habitual de los shonens, aunque esta vez esté publicada por una revista de corte seinen (o al menos adulto, con lo que se entendería la no censura del vello púbico) donde se publicaron OldBoy, Shamo Gallo de Pelea o Lupin the Third (curiosamente todas de Mangaline, con lo que me imagino deberían tener un acuerdo con la editorial Futabasha) y la impresión general de la narración se quede entre un shonen y un seinen. No es más que la lucha de dos grupos enfrentados por poseer la vida de la princesa, con los habituales giros del género e ideas tomadas de otros sitios (la conversión en berserk, familiares traidores que se pasan al otro bando, amores no correspondidos entre el grupo, lealtad, compañerismo, etc). El dibujo es bastante bueno, dinámico y lleno de detalles y tramas, pero no se ve abigarrado. Tengo la impresión de que el grupo de Sanada (con un pueblo variado en personajes de todas las edades y condiciones) está dibujado como personajes shonens, mientras que los Satomi parecen más de shojo (más estilizados, guapos y guapas, altos, pagados de sí mismos, etc). La suma de todo hace un manga que no pasará a la historia pero que entretiene lo mínimo para seguir leyendo….. hasta que los autores decidieron parar. Este es el gran handicap de la serie: si estuviese realmente completa (con uno o varios tomos más completando la narración para saber quien gana la batalla final), se podría recomendar a los aficionados a la historia nipona, ya que aparecen sitios y personajes reales (entre ellos, el propio Ieyasu Tokugawa, su hijo Hideyori y marido de la princesa, Hanzo Hattori, etc), pero estando inconclusa, se queda un poco en tierra de nadie, más si sumamos un inicio bastante complicado de seguir si no conoces muy bien la historia del país del Sol Naciente, un desarrollo correcto pero no excesivamente atractivo, algo predecible en algunas acciones, e incluso forzado en otras. En absoluto me he aburrido durante la lectura pero tampoco me ha tenido enganchado para saber qué pasará. Habiendo liquidado Mangaline todas sus existencias (aunque amenazan con volver bajo otro nombre), si lo encontráis barato y “completo” y os interesa la historia de Japón puede ser interesante. También puede pasar como lectura iniciática en el shonen manga para neófitos, no pide demasiado excepto en el sustrato histórico y posee los registros clásicos del género. Para lectores avanzados o con mucha lectura a sus espaldas, no es una mala lectura pero no alcanza ningún nivel más allá del correcto.

Los Ocho Perros de Satomi. ¿Donde está el octavo? Me lo puedo imaginar...
Ampliar para ver con más detalle

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mr X.
Mr X.
Lector
23 noviembre, 2011 12:28

A mí me gusta mucho todo lo relacionado con el Japón feudal (supongo que desde que vi de preadolescente Ninja Scroll)… Y nada de lo que he leído hasta la fecha se puede comparar a El lobo solitario y su cachorro (bueno, en cómic, que en cine están las películas de Kurosawa y en novela la muy recomendable Mil otoños de David Mitchell…)

q-cho
Lector
24 noviembre, 2011 5:31

zzzzzzzzzzzz ah digo si muy bueno el cameo que hace kenjiro de la estrella del norte y con pelo largo.