Mundo Independiente: Novedades USA #15

Hablamos de las series más interesantes que publican las editoriales independientes americanas. Esta semana, Sharkey The Bounty Hunter y Hit-Girl: Season Two.

Por
1
1243

Tras dos semanas de ausencia debido a un cúmulo de circunstancias, regresa la sección semanal donde hablamos de las series más interesantes del mercado independiente americano. ¡Y lo hacemos con dos cómics de Mark Millar! Tranquilos, porque la próxima ya hablaremos de cómics con algo más de profundidad y decoro.

Sharkey The Bounty Hunter #1, de Mark Millar y Simone Bianchi

 

Edición original: Image Comics.
Guión: Mark Millar.
Dibujo: Simone Bianchi.
Color: Simone Bianchi.
Formato: Grapa, 23 páginas.
Precio: $3.99.

 

Mark Millar jamás ha ocultado sus pretensiones de amasar una pequeña fortuna con sus cómic en Hollywood. Pero tras la venta de su sello Millarworld a Netflix, el descaro alcanza nuevos niveles. La sinopsis de Sharkey The Bounty Hunter nos promete un cómic de acción macarra e iconoclosta… y nos incita a “leer el cómic antes de ver la película“. ¿Estamos ante un simple storyboard?

Probablemente, pero debo confesar que me importa más bien poco si Sharkey The Bounty Hunter es un storyboard. Me gustan los cómics de Millar. Me encanta cómo mezcla -o copia- conceptos y con ellos crea un cómic blockbuster repleto de espectáculo visual, referencias a la cultura pop y/o eventos de rabiosa actualidad, y personajes molones, con una estructura narrativa tan sencilla como eficaz manteniéndome interesado en el devenir de la historia. Da igual qué escriba, porque siempre le daré una oportunidad y rara vez me decepciona.

Esta no es una de esas ocasiones en las que me decepciona el guionista escocés. Es imposible negarlo: Sharkey, el cazarrecompensas al que da nombre la serie, es una versión más seria de Lobo, el popular antihéroe de DC Comics. Y la premisa, tan original como un evento de Marvel Comics, es decir, más bien poco. Esta la historia de cómo Sharkey se ve obligado a capturar a la terrorista más peligrosa del universo con la ayuda de un niño de diez años. Sin embargo, ese estilo blockbuster que tan bien domina Millar vuelve a estar presente y me ha hecho pasar un buen rato.

Si de algo no se le puede acusar a Millar es de juntarse con dibujantes deficientes. Para esta serie ha reclutado a Simone Bianchi, dibujante asociado a Marvel. Su famoso estilo barroco, con esas texturas y colores inmediatamente reconocibles, y sus recargadas composiciones de página dan como resultado un cómic que masajea nuestras retinas, con excelentes diseños de alienígenas y tanta espectacularidad como todo buen cómic de Millar necesita. Eso no quiere decir que su dibujo esté exento de reproches; como es habitual en él, hay páginas con tanto detalle que cuesta entender qué está pasando. Pero en general, estoy muy satisfecho con su trabajo en este número.

Sharkey The Bounty Hunter es un cómic superficial. Como buena parte de la obra de su guionista, no tiene otra pretensión más que ofrecer entretenimiento sin complejos. Puedo entender que esa falta de pretensiones, unida a la ausencia de cualquier atisbo de originalidad de la premisa, pueda desagradar. Así pues, mi recomendación es la siguiente. Si os gustan los cómics de Mark Millar tanto como a mí, dadle una oportunidad a Sharkey The Bounty Hunter. Sino, en el mercado americano hay muchas series que os gustarán más que esta.

Hit-Girl: Season Two #1, de Kevin Smith y Pernille Ørum

 

Edición original: Image Comics.
Guión: Kevin Smith.
Dibujo: Pernille Ørum .
Color: Sunny Gho.
Formato: Grapa, 23 páginas.
Precio: $3.99.

 

La niña asesina de Mark Millar regresa a las estanterías de las tiendas con el segundo volumen de su serie mensual. Esta vez, con Kevin Smith a los guiones y la debutante Pernille Ørum a los lápices. Como cineasta, Smith ha conocido a gente como Harvey Weinstein, paradigmas del abuso de poder y discriminación sexual en Hollywood. Se ha peleado con muchos productores y con Bruce Willis tratando de hacer realidad sus proyectos. Y tiene ganas de venganza.

Los enemigos de Hit-Girl en la historia de Smith son esos productores de Hollwood. Quieren hacer un biopic manido de la justiciera, a quien no le hace mucha gracia semejante acto de difamación. Pero antes, Smith aborda con absoluta irreverencia temas tan peliagudo que me sorprende que nadie se haya quejado. En 2019, muy pocos autores se atreverían a parodiar los tiroteos escolares en América. O la pedofilia.

En manos de Smith, Hit-Girl es tan provocativa como uno espera – y desea- de un cómic de esta franquicia. Es un festival de violencia, de sangre, de vulgaridad y de obscenidades. Un divertimento para lectores sin corazón ni decencia moral como un servidor. Y no podría alegrarme más.

Para este número Smith escribe una historia muda, dejando que Ørum se luzca. Estoy impresionado con su trabajo. La dibujante tiene mucha experiencia en el sector de la animación, algo que su estilo de dibujo expresivo y cartoon evidencia. Ese estilo crea escenas deliciosamente perturbadoras al contrastar el contenido que uno esperaría de una serie de dibujos infantil con gore extremo. Pero la dibujante aporta también algo más que perversiones, pues tiene un buen dominio sobre la composición de páginas y el ritmo narrativo. Es un placer leer sus elaboradas secuencias de masacre y desmembramiento.

En definitiva, el debut segundo volumen de Hit-Girl es todo lo que uno esperaría de uno de los personajes más famosos de Mark Millar. Al igual que Sharkey The Bounty Hunter, este cómic va dirigido a un público muy concreto. Eso no es nada malo. Me alegro de que haya cómics como este porque soy parte de ese público.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Matches_Malone Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Matches_Malone
Lector
Matches_Malone

Pues estoy totalmente de acuerdo, innovará más o menos, pero Millar siempre consigue interesarme.
Por otra parte, ¿se sabe si Kevin Smith tiene pensado acabar la historia de Batman que dejó a medio? Círculo Sin Fin, o Espiral Interminable creo que se titulaba; me gustó mucho, y el cliffhanger del final del primer tomo fue brutal (y llevamos años esperando a ver qué sucede después).