Howard P. Lovecraft. El escritor de las tinieblas

¿Quién era realmente el "maestro de Providence"?

Por
2
8745
 

Edición original:Howard P. Lovecraft: celui qui écrivait dans les ténèbres FRA, 21g
Edición nacional/ España:Oberon-Grupo Anaya
Guión:Alex Nikolavitch
Dibujo:Gervasio
Color:Lara Lee y Carlos Aón
Formato:Cartoné, 112 páginas
Precio:16,95€

 

Nunca me he sentido extranjero en Providence, joven. Los lugares antiguos y las viejas familias me convienen totalmente. No pertenezco al mundo. Soy su espectador divertido, y a veces asqueado.

La idea que tenemos de la vida de H. P. Lovecraft está muy condicionada por sus obras y el aura de misterio que le rodeaba por su carácter tan extraño. Oberon-Grupo Anaya publica Howard P. Lovecraft. El escritor de las tinieblas, la biografía que Alex Nikolavitch, Gervasio, Lara Lee y Carlos Aón publicaron para el mercado franco-belga en 2018.

Alex Nikolavitch es un guionista, traductor y ensayista francés nacido en 1971. Debutó en el mundo del cómic con la obra Alcheringa con dibujos de Fred Grivaud. A la que le siguieron Central zéro con dibujo de Toni Fejzula, La dernière cigarette con Marc Botta, L’escouade des ombres con Shong y Captain Sir Richard Francis Burton con Dim. D. Su única obra publicada en nuestro país es Cruzadas (Yermo) coguionizada con Izu y dibujada por Zhang Xiaoyu.

Del aspecto gráfico se encargan los argentinos Gervasio Benítez, Carlos Aón (1978) y Lara Lee (1985) que aunque tienen una larga trayectoria en su país de origen, este cómic supone su primer trabajo publicado en nuestro país, salvo en el caso de Lee de la que hemos visto su trabajo como colorista en Aram o armenio publicado en galego por Demo Editorial.

Brooklyn, Nueva York, 1 de enero de 1925. Vemos como Lovecraft pasea por la calle de la ciudad en busca de su alojamiento. Ha ido a Nueva York para vivir con su mujer Sonia, saliendo de la comodidad de su Providence natal. A partir de ese momento asistimos a su vida, marcada por sus relatos y novelas, además veremos sus relaciones con sus compañeros escritores de relatos pulp como Howard o Bloch.

Howard P. Lovecraft. El escritor de las tinieblas es un relato cronológico de los últimos años de vida del escritor, más centrado en su obra literaria y en su relación con otros escritos que en otros aspectos de su vida. Apenas se habla de la locura que consumió a sus padres, de su extraña relación con su mujer o sus tías, ni de su polémico apoyo al fascismo o su antisemitismo y racismo. Esto hubiera dotado a la obra de mayor interés y veracidad, dando una visión más crítica con la persona. Pero los autores se deciden por una visión más amable, no se sí por respeto al mito o por no entrar en polémicas. El resultado es una obra que a veces resulta algo aburrida y plana, pero que nos nuestra al autor como un ser real, retraído y raro, pero humano, al fin y al cabo, lejos de otras apariciones que lo acercan a los personajes que pueblan sus relatos.

Lo mejor de la obra es como van hilando algunas cosas que sucedieron en la vida del autor con sus relatos, dando lugar a algunos de los momentos mejor dibujados y relatados de la novela gráfica. También son muy interesantes las conversaciones que Lovecraft tiene con otros escritores, que nos permiten comprender cómo era y las condiciones en las que trabajaban en las revistas pulp. Pero como en el resto de la obra lo hacen de manera superficial, cuando posiblemente daría para algo más.

Es una obra que no está mal pero que queda lejos de otras biografías de escritores como la magnífica Dublinés de Alfonso Zapico o Kafka de Robert Crumb y David Zane Mairowitz, en parte porque sus vidas reales fueron más interesantes y en parte porque los responsables de las mismas estuvieron más acertados. Pero sí se puede ver el gran trabajo de documentación que ha realizado sobre el autor.

En el apartado gráfico vemos un trazo que a ratos nos recuerda al de Zapico, pero sin su nervio. Lo mejor, sin duda, son las páginas en las que la realidad se funde con los relatos del escritor además de la portada y la contraportada. Pero al igual que la historia a veces resulta demasiado plana como si el dibujo estuviera algo agarrotado, además de resultar bastante irregular entre unas páginas y otras. Lo peor del apartado gráfico es el color que no acaba de funcionar, en particular la paleta de colores que se usan en los fondos de los primeros planos, que resultan muy poco naturales.

La edición de Oberon-Grupo Anaya es de buena calidad, con un buen diseño, con buena reproducción, aunque sería mejor con un papel de mayor gramaje. Pero siempre es bueno que una editorial grande como Anaya siga con su apuesta por el cómic, aunque de forma muy tímida.

Howard P. Lovecraft. El escritor de las tinieblas es una biografía al uso, que pretende desmitificar la imagen que tenemos del escritor. Tiene aspectos interesantes sobre todo lo bien que integra sus creaciones con su vida sin necesidad de integral elementos mitológicos, pero resulta un tanto anodina ya que su vida no fue apasionante algo que, sin duda, condiciona el cómic.

Aquí podeís ver un trailer de la obra:

  Edición original:Howard P. Lovecraft: celui qui écrivait dans les ténèbres FRA, 21g Edición nacional/ España:Oberon-Grupo Anaya Guión:Alex Nikolavitch Dibujo:Gervasio Color:Lara Lee y Carlos Aón Formato:Cartoné, 112 páginas Precio:16,95€   Nunca me he sentido extranjero en Providence, joven. Los lugares antiguos y las viejas familias me convienen totalmente. No pertenezco…
Guión - 6.5
Dibujo - 6.5
Interés - 6.5

6.5

Desmitificadora

Una biografía que se centra en los aspectos reales de la vida del autor, sin mezclarlo con los seres mitologicos creados por él.

Vosotros puntuáis: 9.28 ( 4 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Diego García RoucoSergio Aguirre Recent comment authors
Recientes Antiguos
Sergio Aguirre
Lector

Pues una lástima lo que comentas, Diego, da un poco impresión de oportunidad perdida. Con todo, acabaré haciéndome con ello, que me ha picado; pero sí es verdad que me hubiese gustado que hubiesen explorado esas facetas polémicas de la vida de Lovecraft.

Más que nada porque efectivamente lo que le hubiese podido dotar de interés fue el viraje de ideas que tengo entendido que acabó teniendo en los años treinta, cuando por lo visto empezó a apoyar a Roosevelt, y hasta terminó declarándose socialista (con la connotación que tiene ese término en Estados Unidos, más cercana al comunismo que al centro-izquierda), o de ser anti semita a casarse con una mujer judía (por poco tiempo, eso sí).

Considerando que el grueso más conocido y popular de su obra es de los años veinte, anterior a esos cambios vitales, es razonable que hayamos heredado esa idea del autor como una figura rancia hasta y retrógrada hasta decir basta; y quizás, un buen enfoque para dotar de chispa a su biografía, hubiese sido precisamente ese periodo tan pasado por alto en que esa persona tan ejemplificante de un modo de ver las cosas que algunos nos resulta insultante, se replanteó las cosas, y cambió.