Mundo Independiente: Britannia #1

Reseñamos Britannia, una brutal historia que transcurre en los tiempos del emperador romano Nerón, escrita por Peter Milligan y dibujada por Juanjo RYP.

Por
3
2899
 

Edición original: Britannia #1 (de 4) USA, Valiant Entertainment.
Guión: Peter Milligan.
Dibujo: Juan José RYP, Raúl Allén.
Color: Jordie Bellaire.
Formato: Prestigio Valiant, 32 páginas.
Precio: 3,99 $.

 

El primer número de la esperada Britannia de Peter Milligan se abre con tres bellísimas páginas dibujadas por Raúl Allén introduciéndonos en el contexto de esta obra publicada por Valiant. Seguramente pasará a ser parte de su universo ficticio compartido, pero se encuentra muy alejada del resto de series. Nos encontramos en la Roma clásica del año 60 Después de Cristo. Nerón lleva seis años siendo emperador, pero no es ni de lejos el único poder que controla la superpotencia radicada en la ciudad de las siete colinas. También debe contar a la hora de tomar algunas decisiones con las Vírgenes Vestales, un grupo de mujeres que detenta gran parte del poder religioso. Se trata de una especie de sacerdotisas cuyo cometido principal es el de mantener encendida en su templo la Llama eterna del fuego de Vesta, pues está escrito que si esta se apaga, la calamidad se cernirá sobre Roma. Se reclutaban entre jóvenes de familias nobles antes de que llegasen a la pubertad, y como parte de su iniciación en el culto hacían juramento de mantener su castidad durante 30 años. Se les encargaba también las voluntades jurídicas y testamentos, en virtud de su conocida incorruptibilidad, así como guardar objetos sagrados. Eran en gran medida el corazón de la vida religiosa y tenían poder hasta para otorgar el perdón a un esclavo convicto. Por todo ello, eran una fuerza a considerar en el equilibrio político de Roma con la que tanto emperador como otros grupos de interés debían negociar.

En el relato de Milligan, la cabeza de las Vírgenes Vestales pide a un legionario, el centurión Antonius Axa, que deserte de su puesto para ir a salvar a una joven miembro de ese círculo. Esta va a ser sacrificada por el oscuro culto de Orkus a su pagano dios en algún lugar de Italia donde todavía se le mantiene veneración. A Axa le garantizan, eso sí, que intercederán por él ante el Emperador para que la condena por deserción quede anulada. El legionario consigue cumplir de manera sangrienta la misión, pero el terror sobrenatural que allí ve quiebra su cordura. Las Vírgenes Vestales cumplen su promesa, Nerón le perdona, y le deja bajo el cuidado de éstas; durante un largo periodo lo acogen, reparando su mente y educándolo en el pensamiento racional y analítico.

Seis años después, Antonius Axa ha reconstruido su vida y tiene toda una reputación en la ciudad de Roma de resolver casos y enigmas usando la lógica. Es el primer detective del mundo, y sus procesos mentales huyen de las creencias supersticiosas y esquemas de pensamiento tradicional establecidos por la religión que guían a la mayoría de la de la gente de a pie de la época. Pero este dudoso honor se volverá en su contra, pues Nerón (¿O hay también otro poder en las sombras que ha llevado al emperador a seleccionarle para esta tarea?) le encargará una misión que no puede rechazar. Después de todo, estuvo demasiado cerca de ser ejecutado tras su deserción hace media docena de años. Axa deberá dirigirse a la isla de Britania, una de las fronteras más salvajes, frías y duras del imperio, a averiguar si los alarmantes rumores sobre que algo horrible y sobrenatural ha surgido allí son ciertos. Y en caso de que así sea, junto a un grupo de legionarios, solucionarlo.

2Britannia.inddBritannia.inddBritannia.inddBritannia.inddBritannia.indd

No es que la idea de un detective cuyas aventuras transcurran en la Roma clásica sea especialmente original o rompedora. Ahí están para demostrarlo las sagas de novelas de Lindsay Davies o Steven Saylor por ejemplo, en las que los personajes de Marco Didio Falco y Gordiano el Sabueso respectivamente recorren las calles de la ciudad fundada por Rómulo y Remo, mezclando el noir con el género de romanos. Tampoco es algo nuevo en la ficción describir las islas británicas como un lugar profundamente hostil para aquellos procedentes de Roma que durante la era clásica la ocupaban. Sin remitirnos a películas como El rey Arturo de Antoine Fuqua (o a gran cantidad de novelas histórica del siglo XX y sus adaptaciones fílmicas) ya El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, publicada en 1899 comenzaba con una reflexión en sus primeras páginas en la que es complicado no pensar al leer Britannia. Allí Conrad, presagiando el oscuro viaje en el que luego se embarcará el protagonista de la novela, se plantea lo que los habitantes de aquella magna civilización procedente de climas cálidos podían sentir al aproximarse a las ominosas costas de esa fría y ominosa isla llena de terribles salvajes irracionales. Algo similar a lo que tanto el lector como Axa y su mejor amigo (y esclavo predilecto) sienten al hollar el suelo de Britannia.

De hecho Milligan se ha mostrado incluso más, digamos, campechano que lo que proponemos en entrevistas promocionales, y a la hora de reconocer influencias ha mencionado otras más comunes y menos literarias, como Gladiator, Alien, Depredador o Sherlock Holmes. El escritor no se esconde, es la correcta dosificación de estos influjos, y su mezcla en un todo coherente la que da valor a este trabajo. Sus característicos mordaces diálogos, insertos en un contexto clásico como este, añaden mucho interés a la lectura. Y aunque esté siempre dispuesto a incorporar unas notas de insolente (y muy estimulante en este caso) sordidez, se muestra más contenido que en otras obras, cosa que es de agradecer. Es el Milligan que más me gusta, aquel cuya clásica actitud punk se rebaja, sirviendo de forma eficaz a la historia y no siendo la supuesta estrella de la función.

Ayuda mucho en todo esto y a generar la atmósfera adecuada el detallista y magnífico arte de Juanjo Ryp, que encaja a la perfección con lo que el guionista nos propone. La belleza de Roma va de la mano con su fealdad y miseria, lo grandioso con lo sucio y con lo atroz. Nos quedamos además con la impresión (sin ser para nada ningún experto en el tema) de que ambos, escritor y dibujante, han hecho sus deberes de forma solida en la labor de documentación histórica para la obra. Y siguiendo con el apartado gráfico ¿qué decir del trabajo de Jordie Bellaire, una de las mejores y más prolíficas coloristas del panorama actual? A la altura de lo que de ella se espera, por ejemplo, pocas veces la textura de la niebla ha estado tan bien reflejada en las viñetas.

El debut de Britannia nos da todo lo que la labor promocional nos había prometido, eso sí, sin grandes sorpresas; lo cual por otro lado no es poco considerando las expectativas que, por lo menos a un servidor, le había generado el proyecto; cosa que a veces al final sirve como flaco favor a algunas obras. Y superando ese riesgo, uno se va a autoimponer muy a gusto que durante los próximos tres meses esta miniserie de prestigios sea de lectura obligatoria.

  Edición original: Britannia #1 (de 4) USA, Valiant Entertainment. Guión: Peter Milligan. Dibujo: Juan José RYP, Raúl Allén. Color: Jordie Bellaire. Formato: Prestigio Valiant, 32 páginas. Precio: 3,99 $.   El primer número de la esperada Britannia de Peter Milligan se abre con tres bellísimas páginas dibujadas por Raúl…
Guión - 8
Dibujo - 8
Interés - 8

8

Vosotros puntuáis: 8.14 ( 5 votos)

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Sergio AguirreSavebowler02 Recent comment authors
Recientes Antiguos
bowler02
Lector
bowler02

Buena reseña. Fiel a lo presentado en el cómic.

Save
Lector
Save

¿Muro de Adriano en tiempos de Nerón? Eso es un fail gordo.

De cualquier modo esto tiene mi interés porque son romanos y porque cuando Milligan está bien es el mejor británico post-Moore.