Mouse Guard: Hacha Negra

Por
2
1372
 

Edición original: Mouse Guard: Black Axe (Achaia Studio Press).
Edición nacional/ España: Abril 2014 (Norma Editorial).
Guión: David Petersen.
Dibujo: David Petersen.
Entintado:David Petersen.
Color: David Petersen.
Formato: Cartoné. 216 págs.
Precio: 22€.

 

La multipremiada serie infantil Mouse Guard, creada por David Petersen, regresa con un nuevo volumen que recoge nuevas aventuras de la guardia de ratones. En esta ocasión la acción retrocede al pasado para narrar el origen del Hacha Negra, la mítica arma de los protectores de los ratones. Una joya a reivindicar realizada por un artista de gran talento visual.

El cómic norteamericano dedicado al público infantil y juvenil no suele llegar por estos lares y cuando lo hace suelen ser productos relacionados con series de televisión de éxito. Por suerte existen excepciones como Mouse Guard, una deliciosa saga de aventuras medievales protagonizada por un grupo de valientes ratones que ha sido reconocida con múltiples premios, incluidos sendos premios Eisner por mejor obra para niños y mejor álbum (categoría de reimpresión). Petersen ha creado un mundo de fantasía habitado por ratones guerreros que protegen a sus congéneres de la amenaza de depredadores, inclemencias climáticas y de la naturaleza salvaje, y lo utilizó para construir una epopeya de aventuras medievales donde tratar temas como el valor, el honor, la amistad y el respeto por la naturaleza. Lo que a primera vista podría tratarse de la enésima encarnación de animales antropomórficos protagonizando historias simples, en manos de Petersen se transforma en una elaborada obra que en ningún momento toma por idiota al lector y que se preocupa de desarrollar unos personajes creíbles y ricos en matices además de una trama más compleja de lo que se podría esperar de un relato supuestamente infantil. Todo ello embellecido por una exquisita factura visual que va desde un dibujo sobresaliente hasta un formato de publicación llamativo (cuadrado de 20x20cm) alejado de los estándares habituales del cómic USA.

Tras dos volúmenes centrados en las andanzas de la guardia de ratones ambientados en el año 1152, este tercer volumen se sitúa unos cuantos años antes, en el 1115, para explicar el origen de la mítica arma conocida como Hacha Negra y de cómo ésta llego a manos del guardián Celanawe. Una aventura en el que el guardián, acompañado de su única pariente y de un aguerrido marinero, deberá cruzar mares desconocidos y reinos ignotos donde hará frente a hurones, serpientes y depredadores aun más peligrosos para desentrañar el misterio del legendario Farrer, el herrero que forjó la mítica Hacha Negra.

Detalle de la portada del primer número de Hacha Negra
Detalle de la portada del primer número de Hacha Negra

Con esta entrega Petersen hace una pausa en la historia de los ratones de Lockhaven para echar la vista atrás y centrarse en el pasado de Celanawe, un personaje que había tenido una considerable importancia en el anterior arco argumental de la serie. El cambio de marco temporal también supone un cambio en el tipo de historia que narra Petersen, dejando de lado las intrigas y las tramas que seguían a varios personajes y centrándose en un relato de aventuras de corte más clásico. La estructura de la obra, que encaja a la perfección con el relato iniciático de un héroe que debe afrontar una misión que le llevará a parajes lejanos y exóticos para él para conseguir un objeto de poder (el Hacha Negra del título), y su independencia respecto a lo narrado anteriormente, hace de esta entrega la más entretenida y accesible de las publicadas hasta el momento. El guión de Petersen se ciñe a la perfección al patrón clásico y lo enriquece con unos personajes muy bien construidos y llenos de matices que consiguen que el lector empatice con ellos y su sufrimiento. En este sentido están especialmente conseguidos los pasajes que tienen lugar en el palacio del rey de los hurones donde en apenas unas páginas el guionista consigue que nos estremezcamos ante el dolor del rey por la pérdida de su hijo.

Como es habitual en la serie, el relato acepta múltiples niveles de lecturas que hacen que la obra se pueda disfrutar a múltiples niveles. Por un lado tenemos un entretenido relato de aventuras medievales repleto de personajes fantásticos y peligros mil que puede hacer las delicias de los lectores más jóvenes, pero por otro tenemos una historia sobre el sacrificio y el compromiso, oscura y por momentos dramática, narrada con brío para mantener la atención del lector más adulto desde el primer momento. La sutileza con la que Petersen trata los pasajes más dramáticos o los más escabrosos (por ejemplo, la muerte del cuervo que acompaña a Em al principio del relato) permiten que el lector más joven perciba la intensidad de la historia sin recrearse en los detalles más escabrosos pero a su vez ofrecen un nivel de madurez necesario para que el lector más experimentado aprecie los ricos matices que tiene el relato.

Detalle de la portada del tercer número de Hacha Negra
Detalle de la portada del tercer número de Hacha Negra

Y si la forma de tratar historia está bien cuidada, más aun lo está el arte de Petersen, que sigue siendo una de las grandes bazas de esta obra. El estilo de dibujo de Petersen recuerda a una versión moderna del arte de E. H. Shepard o de Beatrix Potter, autores pioneros en crear personajes animales antropomórficos entrañables en un ambiente de respeto por la naturaleza. El dibujo de Petersen es heredero de esta tradición, aunque su estilo es más detallado y elaborado con un cuidado exquisito por los detalles. El trabajo de diseño que hay en esta obra es considerable y queda perfectamente plasmado en los ricos escenarios en los que acontece la acción y en la forma en la que Petersen caracteriza a las diferentes especies animales para darles su propia identidad. Sólo hace falta darse una vuelta por el blog del dibujante para contrastar el esfuerzo que realiza para que el ambiente en el que se sitúa la historia sea lo más creíble posible, llegando a construir pequeños modelos a escala de muchos escenarios para usarlos como referencia en múltiples viñetas. Esta pasión por el detalle y la habilidad de Petersen para crear personajes convierten a este cómic un verdadero festín visual.

Estamos ante una obra perfectamente disfrutable tanto para los que conocen la serie como para los que se acerquen a ella por primera vez y para la que Norma ha preparado dos ediciones, en catalán y castellano, para hacerla accesible para todos los públicos.

  Edición original: Mouse Guard: Black Axe (Achaia Studio Press). Edición nacional/ España: Abril 2014 (Norma Editorial). Guión: David Petersen. Dibujo: David Petersen. Entintado:David Petersen. Color: David Petersen. Formato: Cartoné. 216 págs. Precio: 22€.   La multipremiada serie infantil Mouse Guard, creada por David Petersen, regresa con un nuevo volumen…

Review Overview

Guión - 7.5
Dibujo - 9
Interés - 8

8.2

Valoración

Vosotros puntuáis: 9.22 ( 5 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Alejandro UgartondoBajavoz Recent comment authors
Recientes Antiguos
Bajavoz
Lector
Bajavoz

Pues se ve que la edición en catalán tiene una de cagadas que pa qué, con bastantes cosas en castellano…

Yo llevo años indeciso con esta serie, caerá un día u otro. Más después de ver el blog que enlazáis, el tipo es un maldito artesano, menudo curro.

¿Lo de las barras de valoración es nuevo, no? ¡Mola!