Morning Glories. Volumen Uno: Por Un Futuro Mejor

Por
28
2290

 

Guión: Nick Spencer
Dibujo: Joe Eisma & Rodin Esquejo
Color: Alex Sollazzo
Edición España: Panini Cómics
Colección: 100 % Cult Comics
Contiene: Morning Glories Vol. 1 USA
Formato: Tomo rústica con solapas de 192 páginas
Precio: 18,00 €

 

“Sé que usted es de los que buscan respuestas, y por supuesto, tenemos intención de dárselas”

El misterio y la resolución del mismo es una forma muy potente y adictiva para conseguir la dependencia del lector o espectador respecto a una narración, relato o historia siendo este es un mecanismo que funciona de igual manera en cualquier formato y medio al que podamos acceder. En la última década han aparecido algunas obras y productos, muchas veces favorecidos por el fenómeno fan impulsado desde las redes sociales, “revitalizadores” del concepto mismo de misterio per se para manipularlo y ofrecernos una vertiente más moderna y actualidad del mismo. Obviamente, esto no es más que un espejismo, nada nuevo hay en el horizonte, pero en el año 1999 M. Night Shyamalan y el tándem formado por los Hermanos Wachowski, con El Sexto Sentido y Matrix respectivamente, nos lo harían creer mediante sus trucos de prestidigitador. En estas historias el misterio y la intriga forman parte importante de la trama hasta el punto de condicionarlas en todos los aspectos y matices posibles. La misma forma acabaría convertida en componente filosófico cambiando la percepción del público sobre el cine contemporáneo. El efecto no se disiparía, al contrario, acabaría por contagiarse y trasladarse a un medio hermano como la televisión en la cual la multirreferencial Perdidos, creada por Jeffrey Lieber, J. J. Abrams y Damon Lindelof, haría estragos explotando hasta cotas insospechadas este nuevo “sistema de juego” y añadiendo al conjunto una narrativa muy particular e inteligente imitada hasta la saciedad en producciones sucesivas como Flashforward, Fringe o la española El Internado.

En el mundo de la literatura, paralelamente, el escritor estadounidense George R.R. Martin empleaba ya en 1996, año de la aparición de Juego de Tronos, primer libro de su saga de fantasía épica Canción de Hielo y Fuego, mecanismos muy parecidos para mantener a los lectores enganchados a sus historias aunque en este caso, al igual que haría Perdidos, jugaría un papel muy importante su atractiva, ambigua e interesante caracterización de personajes. Posteriormente, como sabemos, la cadena HBO adaptaría la magna obra de George R.R. Martin en una exitosa serie de televisión en la cual se haría todavía más patente sus similitudes con el tipo de narrativa moderna que había adaptado y redefinido las normas del clásico género folletinesco. Pero no todo el mundo es George R.R. Martin y las vueltas de tuerca, los giros y trampas en el guión, la utilización de estructuras desembocantes en auténticos deus ex machina, se utilizan hoy en día en muchos espectáculos simplemente para apabullar al lector o espectador de turno y mantener solapadamente el status quo de la obra en cuestión, lo que popularmente podríamos llamar “estirar el chicle”, y todo ello en detrimento de intereses más creativos y artísticos para favorecer otros más relacionados con la mercadotecnia del producto, el marketing y su obvio merchandising.

En consecuencia, este tipo de usos y mecanismo narrativos provoca en muchos casos, mismamente el de la mencionada Perdidos, la corrupción del concepto mismo de misterio que acaba cediendo así al poder del éxito y al afán de lucro de sus creadores y productores; la comercialización de la idea se devora a sí misma y hace que en sus últimos estertores acabe decepcionando a sus seguidores en función de las expectativas generadas y alentadas por la historia y sus creadores desde un principio con su mecánica. El cómic no ha sido ajeno a la influencia de esta forma de contar historias, una nueva hornada de guionistas en los últimos años, entre los que podemos citar a Brian K. Vaughan (Y: El Último Hombre, Runaways, Ex Machina), Jonathan Hickman (S.H.I.E.L.D., Guerreros Secretos, Los Cuatro Fantásticos) o Scott Snyder(Batman, Severed, American Vampire), han llevado a cabo, con mejor o peor suerte, aproximaciones a esta línea de acción pero ha sido el guionista estadounidense Nick Spencer y su Morning Glories quiénes se han convertido en sus herederos más directos en función de una propuesta que su propio creador describe con una sola y llamativa frase: “Runaways meets Lost”.

Sinopsis de Morning Glories

Morning Glories Academy es el centro educativo más exclusivo y prestigioso de Estados Unidos pero sus nuevos alumnos, Casey, Ike, Jun, Hunter, Zoe y Jade, están a punto de descubrir en su estancia en él como además es uno de los lugares más peligrosos del mundo. No hay escapatoria posible, y esa es la parte fácil, porque la Sra. Daramount y el resto de profesores de Morning Glories Academy ocultan siniestros y mortales secretos.

Morning Glories: Misterios y Secretos

La publicación en nuestro país del Morning Glories de Nick Spencer y Joe Eisma ha sido esperada con expectante curiosidad; una obra de ciencia ficción contemporánea, misterio e intriga apadrinada por Image Comics con dieciocho números publicados hasta la fecha y cuyo primer recopilatorio consiguió ser el décimo tomo más vendido del año pasado en Estados Unidos. La propuesta original de Morning Glories innegablemente toma partida e influencia de la moda instaurada desde hace unos años por la ya mencionada Perdidos de Jeffrey Lieber, J. J. Abrams y Damon Lindelof. Esta referencia, un escollo a salvar por algunas obras recientes debido a los malos recuerdos que a parte de su fandom aún le atosigan al pensar en el final de la famosa serie, es destacada en el presente título pero pasados sus primeros preámbulos Morning Glories se muestra como una opción y alternativa con sus propias virtudes y defectos a valorar. No obstante, entre las primeras no se encuentran precisamente sus personajes cliché, prototípicos y arquetípicos de cualquier comedia romántica estadounidense de instituto del montón; esto es a la larga uno de sus puntos más débiles de la obra puesto que los personajes son los motores básicos de la trama y de toda la acción de Morning Glories y la forma de abordar sus personalidades y caracteres por parte de Nick Spencer no facilitan al lector la posibilidad de empatizar con ellos.

En este aspecto puede tener mucha responsabilidad el dibujo propuesto por Joe Eisma con un estilo muy en la línea de Adrian Alphona en Runaways aunque sin las sutilezas ni virtudes de este. En este caso tenemos rostros hieráticos e intercambiables, una expresividad anatómica fría y verdaderamente limitada e incluso, y pese a la claridad y sencillez del trazo de Joe Eisma, el vacío formal que acompaña a la obra y los subterfugios en el guión de Nick Spencer hacen que a nivel narrativo no sea extraña cierta confusión y desorientación obligándonos a veces a volver a repasar lo sucedido en páginas precedentes. Por otro lado, lo que si logra Joe Eisma, en base a una puesta en escena propia de un videojuego de los que tan aficionado se ha declarado, es transmitir la sensación de incertidumbre y misterio, vital y necesaria para poner en marcha los lentos engranajes de un relato de este tipo tan atado al previsible decompressive storytelling de su guionista Nick Spencer. En el apartado gráfico todavía cabría mencionar, por un lado, el meritorio trabajo realizado con el color de la serie por parte del joven artista australiano Alex Sollazzo y, por otro lado, las portadas de la dibujante Rodin Esquejo, mucho más atractivas cuando plantean escenas de situación que cuando se limita a realizar estáticos, antiestéticos y poco favorecedores books de fotos de los personajes de la serie. No obstante, gustos a parte, se debe reconocer que el punto artístico de la obra se labra su propia identidad y personalidad y para bien o para mal esta no pasa desapercibida en ningún momento.

Esta versión de El Club de los Cinco en forma de thriller adolescente que resulta ser el Morning Glories de Nick Spencer y Joe Eisma se sirve de los habituales recursos de este tipo de historias; es en este aspecto donde la obra consigue su propósito logrando embaucarnos y hacer que antes de casi darnos cuenta estemos ya elucubrando hipótesis y teorías sobre los misterios que envuelven la trama y el argumento. Las respuestas, aunque incluso algún personaje parezca reconocer la “intención de dárselas” a los lectores, no se encuentran hasta ahora en la ecuación ni parece que lo vayan a estar próximamente. Por el contrario, Morning Glories está llena de consignas y coletillas recurrentes como “Por un futuro mejor” o “La hora de nuestra liberación se acerca” y con un sentido de la acción plenamente televisiva, elementos que sólo son una evidencia más de la marcada sombra de sus referentes reconocidos aquí en sus diálogos y en la interrelación de personajes, evidentemente cinematográfica, copiando incluso sus fórmulas más banales y simples y sin aprovechar por contra los recursos mismos que el cómic como medio puede ofrecerles. En definitiva, Morning Glories de Nick Spencer y Joe Eisma es una obra a la que es mejor acercarse de puntillas y sin muchas expectativas, independientemente de su posible o no calidad, más bien con cierto ánimo previsor conociendo los mecanismos de los que se sirve, su presupuesta parca y minimalista evolución en el tiempo y el temor a que las respuestas no estén a la altura de las preguntas.

28 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
RMM
RMM
Lector
24 mayo, 2012 9:18

Parecen los chicos de la deleznable serie “Rebelde Wey” pero con poderes.

Raúl G. Peribáñez
Raúl G. Peribáñez
Lector
24 mayo, 2012 9:39

¡Gran comic! Tengo el primer tpb americano y la sigo en grapa desde el número 7.

Una pena que mi servicio de Previews me trae la serie de uvas a peras y que me faltan capítulos. Anoche mismo la estuve repasando y no tengo varios números 🙁

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
24 mayo, 2012 10:14

Pues a mi me ha gustado. No es una obra imprescindible, ni una maravilla, pero creo que vale la pena leersela. Un poco a lo rollo The Faculty o Comportamiento Perturbado.

Franky
Franky
Lector
24 mayo, 2012 11:31

Esta entretenido pero para mi falla en el tratamiento de los personajes .

Aviso de Spoiler

La chica que se llama Casey en el primer numero descubre a sus padres crucificados y numeros despues no parece que le alla afectado demasiado , por ejemplo .

alfeizar
alfeizar
Lector
24 mayo, 2012 11:47

Es muy tipo “Lost”.

Me entretiene bastante.

Espero un gran final acorde a lo contado hasta ahora

samanosuke
24 mayo, 2012 11:47

Quizá a otro precio si la probaría, pero así la verdad que no.

A ver si Planeta, que se ha hecho con Thief of Thieves, nos ofrece un producto asequible, más cercano a Los Muertos vivientes que a Severed.

DrLynch2011
DrLynch2011
Lector
24 mayo, 2012 13:26

la sigo por “descarga”… le tengo ganas en papel.

the drummer
the drummer
Lector
24 mayo, 2012 14:56

yo me leí los primeros números (por el mismo método que dr.lynch) y ni me unteresó la historia ni me gustó el dibujo; conclusión: a otra cosa, mariposa

fiti23
fiti23
Lector
24 mayo, 2012 17:53

a mi me atrae este comic,el chico de la tienda de comic me lo ha recomendado,pero esque son 18 eurazos… me parece demasiado para una serie en la que no tengo demasiadas referencias.

Fer
Fer
Lector
24 mayo, 2012 18:15

Con lo mucho que me gusta a mi un buen cómic con una trama que tenga “introducción, nudo y desenlace”, me parece que estas cosas al estilo Perdidos no son lo mio.

Además, me quedo con la última expresión de Jordi: hay que pensar que quizás las respuestas no estén a la altura de las preguntas. (Ya sé que lo importante es disfrutar de cada número, no hay que leer un cómic con prisa por ver el final, pero el estilo “alargar historias como si fueran chicle” no me mola, no lo puedo evitar).

arribaes
arribaes
24 mayo, 2012 21:24

Gran cómic. Las relaciones de los personajes son 1 de los grandes puntos de la serie. Muy recomendable.

I´m with a Skrull!
Lector
24 mayo, 2012 22:21

El color es tan cojonudo como parece que es en todas las páginas?

nenoskoda
nenoskoda
Lector
24 mayo, 2012 22:53

Es muy tipo “lost”.
 
 
Yo no veo nada en común con Lost. Si tuviera que usar una referencia para los primeros episodios diría que se parece levemente a El Internado, la serie de Antena3.

NaNdoKaveli
Lector
24 mayo, 2012 22:56

yo hace unos días decidí leerme por fin los números USA que corresponden al tomo de Panini (del 1-6) y simplemente puedo decir: excelente. Cuando un comic me deja con ganas de más y más y más… no puede ser malo xD

recomendado a todo el mundo, no tiene desperdicio.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
24 mayo, 2012 22:58

El color es tan cojonudo como parece que es en todas las páginas?
 
 
No, qué va. El color de las páginas interiores es muy convencional.

Dhaldon
Dhaldon
Lector
24 mayo, 2012 23:04

Yo la sigo por internet y he de decir que empieza a adolocer de los mismos problemas con los que acabo Lost; empieza la serie con un misterio en la trama, que se amplia a un conjunto de misterios y a partir de cierto punto ya no hay trama, solo misterios concatenados con la intencion de mantener enganchados y sorprendidos a los lectores, pero que solo consiguen confundirlos y al final aburrirlos (al menos a mi)
 
Le voy a dar unos numeros mas y si sigue asi, paso. Para que me tomen el pelo ya tuve bastente con Lost…

Ocioso
Ocioso
Lector
24 mayo, 2012 23:34

Lo estuve hojeando y el dibujo me pareció tan flojo que me tiró patrás.

Eduardo
Eduardo
Lector
25 mayo, 2012 9:57

Una serie recomendada pero a la que le echaria un vistazo antes de comprar no sea que no te guste el rollo que lleva (porque o te gusta o no te gusta, no hay termino medio 🙂
Eso si, un robo el precio de Panini. Si se domina minimamente el ingles por 8 € se encuentra facil con gastos de envio incluidos en bookdepository y te ahorras 10 € para gastar en otra cosa.

Raúl G. Peribáñez
Raúl G. Peribáñez
Lector
25 mayo, 2012 10:40

Yo compré el primer tp en Book Depository por 6 €. Ahora lo venden a 8 €, pero sigue siendo más barato que la edición española.

I´m with a Skrull!
Lector
25 mayo, 2012 11:41

Entonces supongo que le echare un ojete para contrastar lo que me decis, ya que veo más positivas que negativas.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
25 mayo, 2012 13:03

Morning Glories tiene muchos puntos en común con Perdidos; lo admiten y lo venden como tal hasta los propios autores. Por supuesto, puede recordar por el contexto aún más a El Internado, pero es que esta serie era la copia española de Perdidos
 
¿Que tenga un misterio tras otro hace que tenga muchos puntos en común con Perdidos? Tampoco es que Perdidos sea la primera serie que sigue esa pauta. La misma Expediente X hacía lo mismo mucho antes.
 
Que la intenten vender usando a Perdidos como referencia es lógico. Y que intenten ofrecer un producto siguiendo la línea de la serie de televisión no quiere decir que lo consigan. Yo era aficionado a la serie y no me parece tan evidente su influencia y, desde luego, está muy lejos de la brillantez de las primeras temporadas.
 
¿Cuantos cómics no se sacaran intentando venderlos como el nuevo Watchmen que tenían un ligero parecido formal pero tan inferiores que al leerlos sólo te producían decepción? Pues éso pasa con Morning Glories. No llega ni a las suelas  a las primeras temporadas de Lost.
Es una forma de despertar la curiosidad de los millones de aficionados a la serie. Es el mismo truco que se utiiza para llamar la atención sobre una novela o una película:  ¿Cuantas veces hemos leído publicidad frases del tipo “Si te gustó El Padrino y Uno de los nuestros te encantará esta película” para promocionar una pelicula de gangsters mediocre.
Pues aquí lo mismo.
 

juluj
juluj
25 mayo, 2012 14:36

Me parece una sobrada y una verguenza q vendan cada tomo a 18€ Me encantaria comprarmelo, pero me parece mas robo pagar 18€ por la version española, cuando la americana costaba 6€, que descargarmelo.
No soy de leer en pantallas, asiq me imagino q ignorare este comic.

Facundo
Facundo
25 mayo, 2012 14:47

Otro que estaba interesado en esta serie pero nada más ver el precio se compró los 2 primeros tpbs USA por 14 euros los 2. Generalmente prefiero comprar en castellano pero en este caso era una exageración…

alfeizar
alfeizar
Lector
25 mayo, 2012 15:45

Vamos, esto no es que huela a Lost, es que es Lost en un internado:

Los Otros son los profes, hay una divergencia espacio temporal entre la escuela y el resto de la realidad, Hay zonas de donde viven sin explorar y sin saber qué misterios alberga, hay continuos flasback para explicar cómo es la vida de cada uno de los personajes, hay traiciones, egos destructivos, hay un personaje central que encarna la bondad, …

Peribáñez
Peribáñez
Lector
25 mayo, 2012 17:57

Los parecidos con Lost… Pues sí, es verdad.

Una cosa: si os mola el portadista de MG, atentos a su serie Mind the gap.

Armin Tamzarian
Autor
25 mayo, 2012 21:10

Pues estaba animado a pillarme esta colección por lo bien que hablan de ella, pero he echado un vistazo por la red a algunas páginas y el dibujo no me gusta mucho que digamos.

Peribáñez
Peribáñez
Lector
26 mayo, 2012 3:45

Salvo excepciones, odas las series de Image tienen el problema de que cuentan con diujantes noveles. Eso se nota mucho. Pero e el qso de Morning Glories, aunque entiendo que al prncipio puede ehar un poco para atras, creo que el estilo es muyq adecuado para la historia que se cuenta.