Marvel Integral. Los Inhumanos de Paul Jenkins y Jae Lee

Repasamos la que quizás sea la mejor serie protagonizada por la familia real de Attilan.

Por
2
1934

Edición original:Marvel Knights: Inhumans 1-12 USA.
Edición nacional/ España:Panini Cómics.
Guion:Paul Jenkins.
Dibujo:Jae Lee.
Entintado:Jae Lee.
Color:Dave Kemp.
Formato:Tomo en tapa dura, 304 páginas.
Precio:30€.

Hablar de los Inhumanos es hablar de unos de los grupos de personajes con mayor solera dentro del cosmos de ficción que forma Marvel Comics. Unos personajes definidos por su estatus de familia real, por sus extraños poderes y aspectos, muy distintos entre sí a pesar de la relación fraternal que les une, y por Attilan, el enclave situado ora en La Tierra, ora en la Luna, desde el que viven sin interferir, ni querer ser interferidos, por los humanos de los que tanto se distancian a pesar de que una vez fueron parte de ellos.
La primera aparición de estos personajes la encontramos, como no podía ser de otra manera en la serie de Los Cuatro Fantásticos de Stan y Jack, aquella colección que no solo sirvió para inaugurar el Universo Marvel como tal si no para presentar todo tipo de conceptos extraños, nuevos y distintos que luego pasaban a formar parte del Universo de la Casa de las Ideas.
En concreto, tenemos que irnos al número 45 de la colección, con fecha de portada de Diciembre de 1965, en el que la familia real de Attilan hacía su debut en Marvel Comics. Realmente, no nos costaría mucho analizar toda la vida editorial de estos personajes, y es que a pesar de lo atractivo de su concepto (humanos primitivos que fueron evolucionados por los Kree a través de unas nieblas terrígenas que son las responsables de otorgarles poderes aún en la actualidad) no se trata de personajes que hayan protagonizado muchos cómics.

Así, tras su concepción en Los Cuatro Fantásticos, aparecieron en los números 146 a 152 de Thor (1967 y 1968) en los que se contaba su origen, para más tarde enfrentarse a Estela Plateada en el octavo número de su cabecera, con fecha de portada de Septiembre de 1970. Poco más tarde podríamos decir que protagonizaron una cabecera propia, aunque dentro eso sí, de Amazing Adventures, una de esas colecciones “cajón de sastre” que albergaba títulos de diversa índole y que en sus primeros diez números, escritos y dibujados por Jack Kirby tuvo a los Inhumanos como protagonistas.

Ya en Octubre de 1975, estos personajes tuvieron una colección que llevaba su nombre en el título, escrita en su mayoría por Doug Moench, que hiló los destinos de la familia real de Rayo Negro durante doce números, y una especie de epílogo que tenía lugar en Capitán Marvel 53.
Los años ochenta, no fueron especialmente prolijos para Los Inhumanos, que tan solo protagonizaron una novela gráfica guionizada por Ann Nocenti y dibujada por Bret Blevins, siendo la propia Nocenti la que se encargó de que estos personajes tuvieran cierto protagonismos en su larga y experimental etapa al frente de Daredevil.

Con la llegada del nuevo milenio, o más un bien un poco antes, en 1999 tuvo lugar la serie limitada dentro del sello Marvel Knights que incluye este tomo y que pronto pasaremos a analizar, seguida de una miniserie de cuatro números escrita por Carlos Pacheco y Rafael Marín y dibujada por José Ladrönn en el año 2000. Así mismo, entre los años 2003 y 2004 tendría lugar el cuarto volumen de su serie regular que duraría doce números, una cifra a la que Los Inhumanos están bastante acostumbrados en sus series.
David Hine y Frazer Irving rescatarían a Los Inhumanos para su serie, Silent War en 2007, lo que haría que el lector se familiarizara más con ellos de cara a Guerra de Reyes, el evento cósmico de Dan Abnett y Andy Lanning en el que estos eran principales protagonistas junto a los Sh’iar a los que se enfrentaban y los Kree a los que lideraban, protagonizando además una mini serie previa que les servía como enlace entre el mencionado evento e Invasión Secreta, que lo precedía.

Esta última década, ha sido aquella en la que Los Inhumanos han estado más presentes, al haber pretendido el binomio Marvel-Disney que de algún modo sustituyeran a los X-Men en el cine, otorgándoles para ello más protagonismo en las viñetas. Todo ello comenzó con la tormenta de nieblas terrígenas llevada a cabo por Jonathan Hickman en Infinity, el evento ligado a sus series vengativas, lo que fue seguido de una nueva serie para Los Inhumanos, de catorce números, escrita por Charles Soule. Tras las Secret Wars del propio Hickman, los Inhumanos contaron con no una, si no dos cabeceras propias, Uncanny Inhumans, que duró veinte números, y All New Inhumans, ambas escritas por Charles Soule, quien colabora en la segunda con James Asmus.

Por si esto fuera poco, el inhumano Karnak contó en 2015 con una interesante mini serie propia reseñada aquí, guionizada por Warren Ellis, contando así mismo Rayo Negro con su propia colección de doce números escrita por Saladin Ahmed.
2017 sería el año en el que llegaría el último intento por otorgar fama e interés a estos personajes con otras dos series, Royals, escrita por Al Ewing y dibujada por Kevin Libranda, cancelada en su décimo número, y la serie de cinco números Inhumans: Once a Future Kings, escrita por Christopher Priest.

Ya en 2018, sería Donny Cates con su Muerte de los Inhumanos, reseñada aquí, el encargado de darles un digno final a estos personajes hasta que Marvel decidiera que hacer con ellos, guardándolos en el cajón mientras tanto. Y es que, la realidad es que a pesar de ser personajes muy interesantes, se ha demostrado que el interés en los mismos no puede ser forzado, y que tratar de que sustituyeran a los mutantes en las viñetas, no fue una buena idea.

Quizás la clave esté en dejar que Los Inhumanos vuelen solos, que no tengan casi relación con eventos u otros personajes del Universo Marvel, o dejarlos en su rinconcito cósmico como ocurrió con Guerra de Reyes, y de este modo, que sean una de esas series adláteres, en las que los lectores recalamos cuando queremos descansar un poco de Spiderman, Daredevil, Los Vengadores, La Patrulla X u otras colecciones normalmente más famosas.

Pues bien, volviendo ya al objeto de nuestro análisis, tras este breve y excesivamente genérico repaso a la historia editorial de la familia real de Attilan, la etapa de Paul Jenkins y Jae Lee en Los Inhumanos consiste en una maxi serie de doce números autoconclusiva que sirvió para redefinir a estos personajes para el nuevo milenio, llevada a cabo dentro del sello Marvel Knights de Joe Quesada y Jimmy Palmiotti, aquel sello que redefiniera a tantos personajes y que fuera el germen de la Marvel del principio del Siglo XXI, comandada por un Quesada que convertía en oro todo lo que tocaba.

La colección comienza con Los Inhumanos en Attilan, ciudad mística que está instalada sobre los restos de la antigua Atlantis, y desde la que Los Inhumanos se gobiernan a sí mismos a través de Rayo Negro y el resto de su familia real (Medusa, Cristal, Tritón, Gorgon y Karnak, así como el loco y original Maximus), llevando una vida más o menos apacible y desde luego independiente y completamente separada de los humanos con los que comparten planeta, sin apenas tener de hecho relación con Namor y el resto de los atlantes con los que se insinúa que estuvieron emparentados en el pasado.

De este modo, asistimos a la “iniciación” de unos jóvenes inhumanos que pasan su particular prueba a través del baño en nieblas terrígenas, emergiendo como los Inhumanos que son, con grandes poderes y dones, y aspectos muy distintos entre sí que, curiosamente, es lo que les une como parte de esta original y curiosa raza. Esta colección sirve así mismo, para contarnos la cara menos amigable de los Inhumanos, y es la de el clasismo, pues en los subterráneos de Attilan existen los Alfa Primitivos, unos sujetos supuestamente libres, pero que dada su limitada inteligencia no saben hacer otra cosa que no sea ser la fuerza trabajadora y esclavizada del resto de los miembros de su raza.

Como no podía ser de otra manera, los Inhumanos, que aquí son un concepto descubierto hace relativamente poco por el resto de los terrícolas, son invadidos por mercenarios portugueses y rusos, con cierto apoyo de los Estados Unidos y con unas Naciones Unidas expertas en mirar hacia otro lado, por lo que será la codicia y avaricia del ser humano lo que termine por revelar a estos personajes al resto del Universo Marvel, en una colección que realiza una fuerte crítica a las guerras y al papel de las supuestamente modernas y benevolentes democracias occidentales en las mismas.

Es esta colección en la que además, hace su primera aparición entre sombras Yelena Belova, la segunda Viuda Negra (de la que hablo largo y tendido, entre otras cosas, en este artículo), retratada aquí como una espía al servicio de la mafia militar rusa que pretende conseguir para sí los secretos de Attilan.

El dibujo, está llevado a cabo por Jae Lee, un auténtico titán con un estilo muy propio y reconocible que hace que los personajes parezcan sufrir en cada viñeta, a la par que tiñe las mismas de una belleza increíble que convierte este tomo en un auténtico must para cualquier lector.

Y es que, cualquiera puede acercarse a los Inhumanos por vez primera a través de la lectura de esta serie que no solo sirvió para ponerlos en perspectiva respecto del Universo Marvel que se reconstruía aprovechando el nuevo siglo, si no que hace a los regios personajes muy accesibles para cualquier lector, con una colección que, de hecho, es lo mejor que podemos encontrar actualmente en Los Inhumanos, y eso que la misma ya tiene veintiún años.

Una serie que estaba deseando reseñar, y que por cuestiones de calendario todavía no había podido analizar, pero que demuestra que hay ciertos personajes que brillan mucho más si se los deja a su aire. No sabemos si volveremos a ver a los Inhumanos en una cabecera propia de larga duración en el futuro, pero seguro que seguirán presentes en el Universo Marvel que les vio nacer, recordándonos que están ahí, sirviendo esta serie como testigo vivo de lo interesantes que pueden llegar a ser estos personajes si su papel dentro de Marvel no se fuerza ni construye artificialmente.

Edición original:Marvel Knights: Inhumans 1-12 USA. Edición nacional/ España:Panini Cómics. Guion:Paul Jenkins. Dibujo:Jae Lee. Entintado:Jae Lee. Color:Dave Kemp. Formato:Tomo en tapa dura, 304 páginas. Precio:30€. Hablar de los Inhumanos es hablar de unos de los grupos de personajes con mayor solera dentro del cosmos de ficción que forma Marvel Comics.…
Guión - 7
Dibujo - 9
Interés - 7

7.7

Magnífica

Repasamos la que quizás sea la mejor serie protagonizada por la familia real de Attilan.

Vosotros puntuáis: 7.44 ( 9 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ziggy
Ziggy
Lector
17 junio, 2020 0:11

Estos eran los buenos inhumanos. No los que trataban de ser x-men. El daño fue tan grande que ahora los x-men están actuando como inhumanos.

Souther
Souther
Lector
En respuesta a  Ziggy
18 junio, 2020 3:24

Bueno, me da algo de risa la comparación porque el arco argumental es bastante más amplio que eso, pero comparto que esta era una gran serie de Inhumanos.