Marvel: 1985

Por
9
2616

Marvel: 1985
Guión: Mark Millar
Dibujo: Tommy Lee Edwards
Formato: comic-book, 56 páginas- 3,7€

Es lo que podríamos llamar, una frikada.

El argumento es curioso e interesante, aunque no demasiado original porque, quizás, todos los lectores de comics lo hemos imaginado alguna que otra vez: los superhéroes y supervillanos visitan nuestro mundo. De eso va ese comic, de un mundo como el nuestro cuyo protagonista, Toby, vive malos momentos. Toby tiene trece años, sus padres se han divorciado y ha de convivir con un padrastro que no aprecia nada, una madre con la que se enfada a menudo y un padre que le visita en días programados.

No es un drama novelesco, sino algo muy real que muchas personas han tenido que soportar y aceptar. Ante esa situación, Toby trata de refugiarse en un mundo cuyos problemas, como nos cuenta Mark Millar, el guionista escocés, se resuelve en apenas veinticuatro páginas. Creo que todos podemos entenderle.

El problema es que ese mundo imaginario y seguro, esa fantasia impresa en viñetas con cuatricomías rompe sus límites físicos y aparece ante las narices del joven Toby. Los superhéroes han aparecido en su mundo. De pronto, son reales.

Como ya dije al principio, es una frikada, pues todo amante de los comics ha soñado o imaginado, alguna vez, cómo sería vivir en ese mundo o cómo sería conocer a tantos héroes, heroínas y villanos de toda estirpe. ¿Qué pasaría? La pregunta ha visto su respuesta de variadas formas, como podemos recordar la película El último gran héroe protagonizada por Arnold Schwarzenegger donde un muchacho aficionado al cine, de pronto, se ve trasladado más allá del celuloide… regresando los dos, héroe y joven a su mundo real, con el contraste que supone toda escena de acción en la gran pantalla y en la realidad. O también nos recuerda el comic Identidad Secreta, de Kurt Busiek y Stuart Immonen (magnífico comic, por cierto), donde un muchacho, llamado curiosamente Clark Kent descubre poseer los mismos poderes que el Clark Kent de los comics de Superman.

El comic 1985 hace referencia a un año muy concreto, el que da título, y a una época dorada de los comics Marvel: eran los tiempos de Secret Wars, de Los 4 Fantásticos de John Byrne, Los Vengadores de Roger Stern o el Daredevil de Frank Miller. Tiempos de máxima ilusión, creatividad y talento que ilusionaron al joven Mark Millar que, por aquel entonces, contaba con dieciseis años. Era la época favorita para soñar y para viajar a ese mundo, o que ellos viajaran hasta aquí, que es de lo que trata la historia. ¿Te imaginas si los personajes de los comics apareciesen en tu ciudad?

En otro sentido, hemos tenido a los X-Men en Valencia, a Batman en Barcelona o Daredevil en Galicia, por ejemplo. Algo es algo.

Secret Wars fue otra frikada, una diversión por y para los apasionados de los comics. Dos puñados de personajes Marvel, superhéroes unos, supervillanos otros, arrancados de sus ciudades para ser llevados a un mundo alienígena donde luchar entre sí. ¿Hay algún simil más claro a las aventuras creadas por todo niño en su habitación con sus muñecos devueltos a la vida gracias a su imaginación? Pues eso mismo fue Secret Wars, una miniserie divertida, entretenida y que, hoy en día, sigue apasionando.

Pues aquí tenemos algo parecido, la miniserie creada por Mark Millar que arranca con un contraste entre la vida amarga del joven Toby y el mundo fantástico Marvel que se verán cara a cara como nunca antes se pudo creer.

En esta primera parte, que recoge los dos primeros números de la miniserie de seis números americana, se nos presentan a los personajes (Toby, el chaval protagonista que trata de huir de un mundo triste y poco satisfactorio, y un nutrido conjunto de personajes, como son su madre, su padrastro, su amigo compañero de clase y algunos personajes marvelianos que mejor no menciono, si bien su aparición no es sino eso mismo, una mera presencia que no desvela aún sus planes o propósitos).

Más allá de eso, de un inicio interesante que puede devenir en mil formas distintas a falta de descubrir su desarrollo, el dibujo de Tommy Lee Edwards (al que ya hemos visto aquí en su Bullet Points) es práctico, realista, un poco “sucio” si quiere llamarse, que permite enfrentarse a un mundo de papel (no en vano, sigue siendo un comic) que trata de hacernos ver que no es tal. Desde luego, cualquier “hot–artist”, precisamente por un estilo excesivamente llamativo, hubiera roto la magia desde el primer momento. Se intentaba, desde su momento, de hacernos olvidar que estamos leyendo un comic.

Un último detalle: cuando, al principio del número, Toby se encuentra en la librería de comics, resulta divertido fijarse en la estanteria de fondo en el que se encuentran muchas portadas aparecidas en aquella época y que todos nosotros conocemos muy bien por haber sido publicadas en España por Forum, hace ya… ¿tanto tiempo?

Comentario

9
Déjanos un comentario

Please Login to comment
9 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
guolberinErik LensherrUlex Ryu_Carmen_Dr. Chuck Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Eolo
Lector
Eolo

Buen cómic, aunque los dibujos no son de mi estilo preferido. Al ver la portada me he acordado de cuando Hulka estaba en los 4F. Qué tiempos aquellos!

Mike Lee
Lector

Una propuesta interesante y recomendable por la cantidad de guiños y referencias que contiene sobre el mundo de los cómics.

J Calduch
Lector
J Calduch

“Se intentaba, desde su momento, de hacernos olvidar que estamos leyendo un comic.”

Y tanto. Recordemos que inicialmente el proyecto se anunció como una fotonovela:

http://bobmitchellinthe21stcentury.wordpress.com/2008/06/02/what-1985-could-have-looked-like-mark-millars-latest-comic-before-tommy-lee-jones-signed-on/

http://www.flickr.com/photos/imagecarnival/sets/72157594315439778/

Dr. Chuck
Lector
Dr. Chuck

Y tal vez se te olvida algo muy importante, se menciono que entre esta y todas las demas series de Millar, osea las actuales de Wolverine y FF, habia una conexion villanesca, la cual aun no encuentro, sabes algo de eso?

_Carmen_
Lector
_Carmen_

Cierto, yo tampoco veo la conexion por ninguna parte de ambas series (la de old logan y la de los 4 fantasticos).

ulexryu
Lector

¿Que os parece que al final de la mini

Aviso de Spoiler

se quede en el Universo Marvel una persona de nuestro mundo, que conoce la historia de todos los personajes, que ha leído sus vidas, y que conoce la identidad secreta de TODOS los superhéroes a fecha de 1985

?

Eso te da conocimiento (y el conocimiento es PODER) para ser tenido en cuenta, ¿no os parece?

Erik Lensherr
Lector
Erik Lensherr

Es una gran historia, deliciosa y bien narrada, que efectivamente hace ” realidad2 el sueño de todo fan….y si los superhéroes fueran reales???

guolberin
Lector
guolberin

Alex Ryu, lo de tu spoiler se refiere a la relación entre 1985, FF y Old Man Logan? No he leido aún estas dos ultimas, pero lo que dices me parece interesante, aunque no me fío mucho  de Millar y sus finales.

ulexryu
Lector

Es una idea,

Aviso de Spoiler

yo siempre he pensado que si me encontrara en esa situación, me plantaría en casa de Peter Parker a decirle “tu hija está viva, la tiene Kaine” o “estás casado con MJ, aunque un trato con Mephisto lo ha borrado de continuidad

Pero claro, yo soy yo… ¿qué haría otra persona con ese conocimiento? ¿Y si se volviera malo? Superboy Prime también era de “nuestro mundo”, era un héroe pero se volvió tarumba en el Universo DC  ¿Y si algún supervillano compró (o robó) un montón de cómics cuando estuvo en nuestro universo y adquiriera ese conocimiento?  ¿Y si Toby en el año 2009 es guionista (o peor  aún, editor) en Marvel Comics y se dedica a escribir, aun sabiendo que está jugando con la vida de gente real (aunque sea de otro universo)?

Perdonadme mi ida de olla, cuando me da por pensar en voz alta…