Magazine DC España – noviembre 2022

INTRODUCCIÓN

Amanece un nuevo mes y con el inicio de noviembre le llega el turno a una entrega del Nuevo Magazine DC. El mes pasado ya estrenamos nuevo diseño y nuevas secciones y este mes mantenemos la misma dinámica, pero con contenido que esperamos os resulte igualmente atractivo.

Este mes nos centramos en la figura de uno de los más grandes profesionales del lápiz de nuestro país, Carlos Pacheco. Le dedicamos la sección de autor del mes con un breve recorrido por su dilatada vida dedicada al tablero de dibujo. No dejéis de visitar la sección del Destacado del Mes…

En otro orden, intentamos descubriros algo más de ese personaje que está ahora en manos de Tom King, Blanco Humano, del que hay mucho más que contar de su vida editorial e inicios. Y todo ello sin dejar de lado darle un vistazo a Tierra 3, donde el Sindicato del Crimen campa a sus anchas.

Tenemos de aniversario a Harley Quinn… espera, eso no es así, su aniversario fue el mes pasado, pero como ECC publica su especial este mes de noviembre lo celebramos también con una biografía de este particular personajes, nacido en la animación y que recaló en la viñetas para acabar por dar el salto a la gran pantalla.

En clásicos tenemos Pelúcidar, un trabajo que también se editó el mes pasado, pero entre tantas novedades se nos quedó en el tintero. Dispuestos a subsanar el despiste, os contamos que particularidades tiene esta obra.

Y como el mes pasado, soplamos de nuevo las velas de cinco profesionales del medio que cumplen años más que activos. Cinco grandes.

Y sin más dilación os dejamos con el Magazine pero no olvidéis participar en las encuestas, dejar todo tipo de comentarios y como siempre disfrutar del noveno arte en toda su extensión.

TITULARES

    Listado Novedades ECC
    Juicio a…
    Autor del mes
    Personaje del mes
    Novedades DC
    Este mes debes saber
    Aniversarios
    Libros
    Clásicos DC
    Recomendaciones DC

    ECC

    WILLIAMSON EN SUPERMAN

    En contra… Iris West

    Como diría Iker Jiménez, más misterioso que esto pocas cosas. Realicemos un ejercicio retrospectivo para entender que ha llevado a DC a tomar la decisión de poner al Hijo de William al frente de las aventuras de Superman.

    Williamson formaba parte de la cuadrilla de amigotes de Scott Snyder y James Tynion IV. El primero hace tiempo que vuela en solitario, pero el segundo es la actual estrella de la editorial.

    En 2014, Williamson publicó el primer número de la que dicen (yo no la he leído) es su mejor obra: Muerdeuñas, para Image. En la era de Renacimiento, Williamson obtuvo su primer encargo importante en DC: Flash, una larga etapa (2016-2020) de más de cien números.

    Y ahora empieza lo bueno. O lo malo, según se mire.

    Coincidiendo con la espectacular decadencia de Snyder, Williamson empezó a cultivar una imagen de “apaga fuegos” o “tapa boquetes” escribiendo historias de relleno de dudosa calidad. Tie-ins de Metal, tie-ins de la Liga de la Justicia de Scott Snyder, tie-ins de Death Metal, tie-ins de Estado Futuro. También escribió la mediocre serie Batman/Superman, el capítulo introductorio a Doomsday Clock: La chapa y la serie Frontera Infinita. Vamos, que durante esta época Williamson cimentó su posición como hombre de empresa.

    Llegamos a un tiempo más actual. Williamson mete mano en la franquicia de Batman, después de la salida de James Tynion IV, y se encarga de Batman, Deathstroke INC. y Robin. Las tramas de las tres series confluyen en el desastroso evento Shadow War. Un tebeo descafeinado, apresurado, soso.

    Un evento-desastre, sí, pero nada comparable a La muerte de la Liga de la Justicia. Un tebeo descafeinado, apresurado, soso…y sin sentido, puesto que desde su mismo anuncio sabíamos que esta muerte no tendría ninguna importancia. La muerte de la Liga de la Justicia desemboca en otro desastre-evento: Dark Crisis. Un tebeo descafeinado, apresurado, soso…y sin sentido, puesto que en Flashpoint Beyond se nos contó el final de la historia. Unos cinco meses antes de que terminara Dark Crisis.

    Un punto a su favor. Williamson es el escritor de Rogues, una suerte de Ocean´s Eleven mezclado con Spiderman: Reino y protagonizado por la galería de villanos de Flash. Un tebeo muy entretenido que demuestra (junto con Muerdeuñas, supongo) que Williamson sabe escribir si quiere y si le dejan.

    Así pues, podemos deducir dos cosas. Williamson escribe (casi siempre) tebeos de relleno, descafeinados, apresurados, sosos y sin sentido. Pero debe ser un tipo muy majo.

    Al fin y al cabo, lo han puesto a escribir las aventuras de Superman.

    A favor… Linda Park

    Superman ha vivido en tiempos recientes una auténtica renovación en sus títulos, como consecuencia del buen hacer de Tom Taylor y PK Johnson como guionistas y del extraordinario desempeño de dibujantes como Daniel Sampere.

    Dejando atrás la irregularidad de la propuesta de Bendis, las distintas colecciones han ido creciendo en interés hasta el punto de ser dos de las principales de la editorial en su oferta mensual.

    La elección de Williamson se mueve alrededor de esta idea, de mantener en el tiempo el buen hacer demostrado en los últimos años para que el futuro tenga vocación de permanencia. Que no se quede como un paréntesis entre historias, alimentadas por la individualidad de dos autores, sino que lo que se ha hecho pueda tener conexión con el resto de elementos de la arquitectura que el autor ha venido trazando en tiempos recientes.

    Guste más o guste menos, el escritor tiene su principal virtud en el conocimiento del Universo y su capacidad para comunicar los extremos más dispares de la vida de los personajes. De un lado a otro, Superman puede y debe ser ese nexo común.

    Ese pilar sobre el que sostener lo que quieres ofrecer al aficionado. Por ello, la noticia no puede sino verse como algo positivo para el fan del personaje. Que el autor de Dark Crisis tome las riendas del mismo nos habla del espacio que la editorial reserva para El Hombre de Acero y esto siempre será un motivo para celebrar.

    Si bien su etapa en Flash se desinfló, no es menos cierto que supo dar buena continuidad al héroe, a su mundo, con cariño y cuidado en los detalles. Esto implicó grandes sagas y momentos importantes.

    Esperamos que su etapa al frente de Supes tenga más que ver con esta que con la de Batman, pero a la espera de ver el resultado, la esperanza de que se recoja la línea más canónica del personaje y a la vez se devuelva al altar al mismo, en el marco actual, es una perspectiva estimulante que nos deja esta decisión.

    ES LA HORA DE LA ENCUESTA

    Gente, ha llegado el momento de manifestarse y opinar.

    ¿Cómo te posicionas respecto a la figura de Williamson en las series de Superman?

    View Results

    Cargando ... Cargando ...

    Un 14 de noviembre de 1961, en San Roque, llegaba al mundo Carlos Pacheco Perujo. No lo hemos destacado entre los seleccionados que cumplen años este mes, porque merecía un espacio acorde con su figura y su insigne recorrido a lo largo de toda una vida entre lápices, dibujando esos personajes que desde muy pequeño siempre le fascinaron. Un texto que deseamos pueda hacer justicia a su trabajo y persona, en tiempos muy complejos y duros para su familia. A poco más de un día de la publicación de estas líneas se dio a conocer que Carlos no había dejado. Por ello enlazamos la nota que ayer publicamos intentando expresar el sentir de toda la redacción y de miles de aficionados. Nos ha dejado una gran persona, una gran artista, un gran lector, un sabio del noveno arte, un aficionado a las viñetas. Nos hemos quedado huérfanos. Estes donde estes, tu arte sigue entre nosotros, tu recuerdo será eterno y desde aquí te rendimos un sentido homenaje.

    Antes de entrar en los detalles de su vida, permitirnos un momento para relatar una anécdota de la primera vez que tuve el placer de conocerlo en persona… la primera vez.

    Durante una de mis visitas al Salón de Barcelona, en concreto el celebrado en 1993, con el Manga explotando de pleno en el mercado editorial, Image ya asentado en nuestro país y yo, con 16 años, maravillado por la enorme explosión de novedades que salpicaban cada rincón de la Estación de Francia, me movía entre stands dando rienda suelta a el placer de estar en un evento dedicado al noveno arte. Aquel viaje lo había organizado la tienda de mi ciudad, Zaragoza, Taj Mahal, por lo que se fletaba un autobús para acudir a la cita y se nos remarcaban que a las 17:30 saldría de Barcelona rumbo a Zaragoza, con puntualidad suiza.

    Ese día había convocada una sesión de firmas, a las 17:00, en el stand del fanzine Studio que editaba ese mes el número 11, dedicado a Carlos Pacheco. Por lo tanto adquirimos, mi amigo Daniel Serrano y un servidor, un ejemplar, con la intención de ponernos a la cola y que nos firmara un ejemplar y a poder ser nos deleitara con un boceto de un personaje que pudimos ver en un Marvel Heroes de Forum, llamado American Soldier. Tal fue nuestro entusiasmo que logramos ser los primeros en la cola. Todo parecía ir bien, salvo por la hora, ya que el reloj nos marcaba que faltaban 25 minutos para que el autobús de vuelta nos dejara en la ciudad condal. Por los avatares del destino Carlos se retrasó llegando cuando las saetas marcaban las 17:20. La inquietud por no llegar a tiempo donde el autobús aparcaba a esperar a los viajeros, sumado al tiempo que le podría llevar hacer el boceto y firmarnos, pudo más que jugárnoslo todo a una carta y nos contentamos con la firma del fanzine. Salimos corriendo y logramos llegar, felices, pero decepcionados al mismo tiempo, por la breve charla y la ausencia del boceto. Aún conservo ese fanzine y es una pieza de las más valoradas por mi persona. Una firma realizada a lápiz que he tenido que proteger de posibles borrados accidentales y que mantengo con enorme cariño, por la enorme carga emocional que tuvo el conseguirlo.

    Así fue la primera vez que pude darle la mano a Carlos. Así fue el día que conocí a un pionero del noveno arte del cómic de superhéroes. Ese año, 1993, Carlos Pacheco, ya estaba dando sus primeros pasos internacionales en Marvel UK, y sin embargo allí estaba, cercano y cordial para atender a dos imberbes que apenas sabían que decirle a alguien como él. Por aquellos instantes, Carlos, mil gracias.

    Retomando su historia personal y profesional (que podéis complementar leyendo la fantástica entrevista que nos concedió hace un tiempo), el que estaba destinado a ser el buque insignia de toda una generación de autores españoles, estudió biología en la facultad de Sevilla, mientras ya realizaba trabajos de distinta índole dentro del mercado editorial patrio. Pero eso de dibujar no era flor de un día, sino que era algo que había estado muy dentro de su persona desde muy tierna edad. No en vano ya en 1975, cuando contaba con 14 años, ya hacía sus propios cómics e ilustraciones, que con el paso de los años se fueron depurando y puliendo hasta empezar a poder vislumbrarse ya un estilo propio y personal en su trazo y composición de la figura humana.

    Ya en 1982 se arma de valor suficiente como para mandar pruebas a Marvel, para lo cual recurre a dibujar unas páginas con los Vengadores y el Escuadrón Suicida como protagonistas. Al otro lado del charco nadie contestó. En 1983, continua insistiendo y mandó nuevas páginas, esta vez con un personaje femenino dentro del género de espada y brujería. En Marvel siguieron manteniendo silencio administrativo.

    Antes de empezar a ganar premios para aficionados, como el de Comix Internacional, o colaborar en varios fanzines de la época (Tuboescape, Caballete, La Línea de Cádiz), así como participaciones en salones, siendo el de 1983 el primero de ellos, con la exposición de dibujantes noveles “Rock, cómics y otros rollos”, en la que colaboró con las páginas que había estado mandado a Marvel de manera regular. En aquella exposición también se dieron cita talentos como el de José Antonio Calvo, Manuel Almela, Joaquín López

    En 1989 se produjo su primera colaboración con Rafael Marín, en un proyecto bajo el título de Mundo de Dioses, que llegó gracias al ofrecimiento de Laureano Domínguez, redactor jefe de Cimoc. La idea era crear una historia serializada para la revista, pero desde las altas instancias se produjo un cambio de estrategia y se dejó de generar contenido de larga duración, apostando todo por historias breves y contenidas de final cerrado. Eso dejó en vía muerta el proyecto de Marín y Pacheco. Pero como las ideas nunca mueren, lo que iba a ser un cómic se trasladó a un relato literario que evolucionó a novela y que desde aquí recomendamos encarecidamente.

    Su primeros pasos de cara a al gran público español llegaron de la mano de Forum, a finales de los años 80, cuando se le fueron encargando muchas de las portadas de la serie Clásicos Marvel (serie con la que la editorial rescataba material de antaño de Marvel), así como pósteres interiores, felicitaciones de Navidad y portadas en múltiples colecciones como los 4 Fantásticos, la Patrulla X, los Vengadores, Nick Furia, Visión y la Bruja Escarlata… Labores que además se compaginaban con la escritura de numerosos textos de análisis publicados en muchos de los cómics Forum y Zinco de aquellos días.

    Aquellas portadas, como el mismo ha expresado en numerosas entrevistas, permiten que al verse publicado es cuando empieza a aprender de forma progresiva, sin dejar de evolucionar. A poco que se haga un seguimiento de las portadas de la serie Clásicos Marvel se puede ir percibiendo como cada vez su lápiz es más depurado, más preciso, más definido, más inteligente… Porque aunque no aprende nada a nivel narrativo sí que aprende mucho sobre las fechas de entrega y la técnica. Tal vez la portada que mejor expresa todo el cambio que experimenta Pacheco es la de Clásicos Marvel #24 de 1990, en el que el cómic se vende solo gracias a la potente imagen con la que ilustró aquella entrega.

    Pacheco ya había sido muy activo como lector, y no es muy difícil encontrarse cartas suyas en algunas publicaciones de los primeros años de la llegada de DC, de la mano de Zinco, a España, o en Forum, comentando un sinfín de detalles con un acertado y escrupuloso conocimiento del medio. De esa forma pronto se supo de su fascinación y devoción por la Legión de Superhéroes, conociendo al detalle al grupo y su historia editorial.

    Los primeros años de la década de los noventa fueron muy decepcionantes cuando comprendió que Marvel no parecía estar interesada en su trabajo. Llegó a tener una entrevista con Tom DeFalco concertada por Antonio Martín, que quedó en la promesa de envío de un guion de seis páginas para la revista Marvel Comics Presents, y que jamás llegaron. Son los años de colaboraciones en revistas nacionales, de ir de aquí y allá, trabajado donde se podía, con los lápices, de profesor, de técnico de cultura, pero sin desfallecer, sin dejar de aportar talento a Forum y de todo aquello nació la recompensa.

    Fue en el año 1992 cuando la vida de Pacheco estaba destinada a cambiar para siempre. Fue entonces cuando la división de cómics de Marvel en Inglaterra, la conocida como Marvel UK, lo fichó para hacer portadas de diversas colecciones. De ahí salta a realizar una historia corta de Motormouth and Killpower (material producido en las islas de forma exclusiva), para dar el salto a su primera miniserie que dibujó en solitario por completo, con tintas del también español, Oscar Jiménez, Dark Guard. Aquella serie fue la que lo colocó debajo de los focos. Su estilo y profesionalidad llamó la atención, en 1994, de un editor/guionista de Estados Unidos, Brian Agustyn (1954-2022), encargado de la serie The Flash, que no tardó en ver el potencial que tenía Pacheco. De esa forma Carlos Pacheco firma para trabajar en la serie regular de Flash (números 93-94-99-100) justo cuando, además, desde Marvel trabajaba en la serie limitada de Bishop. Su trabajo en Flash no convence a Pacheco, que si está plenamente satisfecho del acabado final de Bishop, pero no del que tienen sus lápices en Flash, al ser productos muy distintos y por experimentos en temas de color que estaba aplicando DC en aquellos días.

    Pacheco regresa a Flash tras un impase en la que se hace cargo Salvador Larroca, para realizar el número 99 y 100 de la serie. Sin embargo, por una serie de retrasos en Bishop, no imputables a Pacheco, tan solo puede realizar unas páginas del 99 y los bocetos del 100. En DC comienzan a ofrecerle la serie regular de Flash, la de Impulso, Shazam, algún fill-in para Superman… Y llega ese momento en el que debe decidir con que quedarse y por donde seguir, si no quiere que el trabajo lo devore. La apuesta de Pacheco es por seguir con Marvel en la que estaría trabajando unos cuantos años antes de volver a hacer algo en DC.

    La entrada de Pacheco en Marvel llega por los mutantes, como ya hemos visto al realizar la miniserie escrita por John Ostrander, dedicada al mutante venido del futuro, Bishop. Sin embargo, recibió la llamada de Image, directamente Bill Kaplan contacta para trabajar en WildC.A.T.S. En ese momento Marvel contraataca y le ofrece un contrato en exclusiva de dos años que Pacheco acepta.

    Fruto de ese contrato realiza trabajos como Universo X (1996), Starjammers (1996), Excalibur (1997), serie en la que entra para revolucionar su aspecto visual con uno de los cambios más recordados y comentados de la indumentaria de Rondador Nocturno. La serie estaba muriéndose de forma silenciosa y Pacheco entendió que era necesario hacer algo que creara cierta controversia entre los lectores.

    Su siguiente paso dentro de la Casa de las Ideas serian los dos últimos números de Los 4 Fantásticos, que llegaban a su final debido a la toda la iniciativa de Heroes Reborn, con la llegada de los hijos pródigos Liefeld, Lee, Portaccio… a la editorial para hacerse cargo de un relanzamiento de sus principales cabeceras.

    El primer gran encargo estaba por llegar y lo hace cuando en Marvel le ofrecen ser el dibujante regular de los X-Men (1997). Pacheco había salido algo quemado de su trabajo en Excalibur y Starjammers por la forma en la que Warren Ellis había ignorado sus indicaciones, por lo que trabajar en los mutantes post Claremont, capitaneados en esos días por Scott Lobdell, le creaba cierta inquietud. Sin embargo, su trabajo estuvo siempre a la altura de lo esperado, firmando una etapa que a día de hoy sigue siendo recordada por la inesperada aparición de Shang Chi.

    Pero Pacheco no se iba a contentar con estar en Marvel y se pone al frente de la creación, junto a Rafael Marín, de una serie para el mercado español, Iberia Inc. (1996-1997). Una miniserie que tiene intenciones fundacionales para la creación de todo un universo compartido de superhéroes nacionales. Los dibujos de la misma corren a cargo de Rafael Fonteriz, sobre los diseños del propio Pacheco. De aquel trabajo nacería en paralelo Triada Vértice.

    Llegó en ese momento un tiempo intenso para Pacheco que no dejaba de concatenar proyectos. Sus lápices se ponen al servicio de una de las mejores historias contadas de los Vengadores, escrita por Kurt Busiek, Siempre Vengadores, es un punto de inflexión en su carrera, por el increíble nivel que despliega ante el lector, su capacidad narrativa, mostrándose sólido y rotundo en el trato de escenas con multitud de personajes. Pero su actividad no se quedaría reducida a la mesa de dibujo, sino que también coguionizó, con Rafael Marín, la novela gráfica de los Inhumanos, con dibujo de José Ladronn.

    De ahí dio el salto a Los 4 Fantásticos como autor completo (pues también los coguioniza con Rafael Marín) durante los años 2000 a 2002, en el que hace todo un homenaje al cuarteto con historias de corte clásico tamizadas al nuevo estilo narrativo del nuevo siglo. A su finalización, firmaría un contrato en exclusiva con DC.

    Su primer trabajo para la editorial es una historia corta para el especial del 11S, al que le seguirá uno de sus trabajos más representativos en DC, un especial con guiones de David S. Goyer y Geoff Johns, dedicado a la JSA y la JLA, en el que desplegó todo su talento en cada página. Pero sus inquietudes artísticas le empujan a crear una de sus series más personales, Arrowsmith, con guion de Kurt Busiek, de la que en estos momentos se espera llegue la continuación de la misma. Compaginando estos trabajo se convirtió en coordinador del Seminario de Historietas de los cursos de verano de la Universidad de Cádiz.

    Ya en 2004 salta a la serie regular de Batman y Superman, con guiones de Jeph Loeb, para firmar el arco argumental, Poder Absoluto, en el que realizó un ejercicio de rediseño de los personajes para adaptarlos a la trama apocalíptica ideada por Loeb. A su conclusión le llegó el momento de volver a reencontrarse con Geoff Johns, en el relanzamiento de Green Lantern, con la vuelta de Hal Jordan como portado del anillo.

    Tras su paso por la franquicia oana, Pacheco se embarcó en el que iba a ser su penúltimo trabajo en DC, emparejándose para ello de nuevo con Kurt Busiek, que lo llevó a encargarse de un arco argumental en la serie de Superman, titulado La Caída de Camelot. El trabajo que cerró su etapa en el Universo DC fue las páginas dibujadas para el evento Crisis Final, para saltar de nuevo a Marvel en el año 2008, con la que firma un contrato en exclusiva que lo vinculó a Mark Millar y al universo Ultimate donde realizó trabajos en Ultimates Vengadores y Thor Ultimate, con Jonathan Hickman, para aprovechar el estreno de su película. Se trata de trabajos de acabado perfecto, a la altura de su propio talento, destacando el de Thor por la enorme labor de diseño que hay detrás de su reimaginación de la mitología nórdica dentro del universo Ultimate.

    Y de regresó a la los X-Men colaboró en la saga Cisma, con una aportación puntual, pero destacable como todos sus trabajos hasta el momento, lo que le llevó a trabajar de nuevo en la serie regular del grupo. En 2011 y 2012, pasó a trabajar en la serie del Capitán América, con Rick Remender, de forma breve y el arco argumental la Edad de Ultrón de los Vengadores, esta vez con Brian Michael Bendis.

    Su trabajo en Marvel no acabó aquí, sino que se encarga de dibujar una miniserie en la que redefine el origen de la Capitana Marvel, con guion de Margaret Stohl, que resulta fascinante desde la primera página. Así mismo se le puede ver en la serie de Los 4 Fantásticos durante la etapa de Dan Slott, en el arco la Guerra de las Cuentas, así como realizando diversas portadas para múltiples series de Marvel.

    Una vida dedicada al noveno arte, marcando un estilo y una profesionalidad envidiables, acordes con la persona que es. Su arte trasciende. Llegó donde parecía que nadie podía llegar y triunfó a base de entrega, trabajo y pasión. Carlos Pacheco, leyenda eterna del cómic patrio.

    Hay dos Human Targets en la historia de DC. El primero, Fred Venable un detective privado y guardaespaldas que apareció en 1953 (Detective Comics 201).

    El otro y actual, se trata de Christopher Chance. Creado en 1972 por Len Wein y Carmine Infantino, vio la luz en Action Comics #419, como historia de complemento, bajo el título, The Assassins-Express contract. Sus demás apariciones se reducían a seguir siendo el compañero de complemento de series como la citada Action Comics, Brave and the Bold, Detective Comics y especiales variados. Pero todo cambió cuando en 1999, el escritor Peter Milligan, adaptó al personaje en una miniserie en la que era protagonista absoluto, a la que siguió la novela gráfica, Human Target: Final cut que derivó en una serie regular que se mantuvo en las tiendas durante 21 entregas.

    Blanco Humano apareció en un total de 56 números de diferentes colecciones. Claramente estamos hablando de un personaje de fondo de armario.

    Dos son las series de televisión que se han inspirado en este concepto, una de la ABC, de corta duración en 1992 y una segunda en 2010, de la Fox, que se mantuvo en antena durante dos temporadas.

    Y fue a raíz de esa segunda serie televisiva que desde DC lanzaron una nueva serie escrita por su propio creador, Len Wein, para aprovechar el posible tirón que pudiera generar la pequeña pantalla en las ventas del cómic. Sus últimas apariciones en televisión y plataformas han sido en la serie Arrow, de CW, en la que se dejaba ver ayudando al equipo de Oliver Queen, en algunos episodios de la quinta y sexta temporada.

    Se trataba hasta ese momento de un personaje marginal y desaprovechado. Ideal para lo que estaba a punto de ocurrir.

    Llegó Black Label y después Tom King, que se juntó con un tal Greg Smallwood e iniciaron una de las colecciones más fascinantes y sorprendentes de BL.

    Muy bien, diréis, pero quién este tal Blanco Humano.

    Como rápida biografía del personaje podemos decir que Christopher fue criado por un padre viudo, Philip Chance que fue asesinado por el Bailarín. Chris prometió a su padre moribundo que no cometería sus mismos errores para no tener un final como el suyo.

    Con el tiempo, Chance se convirtió en un excelente atleta, experto en artes marciales, armas y espionaje. Creó su propio negocio de seguridad privada con la característica de hacerse pasar por víctima para atrapar a criminales y presuntos asesinos.

    Como podeis ver, un personaje con una premisa llena de posibilidades.

    ENCUESTA BLANCO HUMANO

    ¿Tenías conocimiento del personaje antes de la llegada de este trabajo de Tom King?

    View Results

    Cargando ... Cargando ...

    BATMAN GUERRA DE SOMBRAS

    Evento adscrito al universo particular del murciélago, que une a las series de Deathstroke, Batman y Robin, para poner en marcha una guerra contra uno de los villanos más carismáticos de la galería del Caballero Oscuro, Ra´s Al Ghul. Hablemos un poco del Demonio.

    Su primera aparición data del año 1971, en Batman #232, en la historia titulada, Hija del Demonio. En ella, Dennis O´Neil y Neal Adams, dan forma este nuevo villano para engrosar la galería de Batman, pero lo hacen con la premisa de alejarlo de los estándares urbanos de Gotham. Líder de la Liga de los Asesinos, padre Talia (que tanto y tanto juego ha dado a lo largo de los años), abuelo de Damian Wayne, usuario regular de los Pozos de Lázaro, capaces de devolver la vida y el vigor a los moribundos, lo que le ha permitido esquivar a la muerte durante siglos en los que ha perfeccionado el arte del combate. Un villano peligroso que además tienen unos principios muy alejados de los ladrones y asesinos que pueblan Gotham. Principios que se asientan sobre la idea radical del ecoterrorismo, en el que la población humana es el cáncer que contamina a la Tierra.

    La idea de poner en circulación a un nuevo villano nació del editor Julius Schwartz. Su concepto nacía de crear un villano alejado de los disfraces, más cercano a un genio del mal, un estratega militar, hábil, astuto, inteligente, un rival mental y físico para Batman, que busca el equilibrio ambiental en la Tierra.

    Su personalidad, además, está construida sobre los cimientos de la nobleza medieval, buscando un digno oponente, en inteligencia y en combate, por lo que Batman es su particular obsesión. Tanto le obsesiona que sabe quien se esconde detrás de la máscara del murciélago, pero se guarda la información para si mismo por respeto a Batman. Esto hace que su relación sea compleja y tensa, más si añadimos a Talia, con la que Batman tuvo una relación tortuosa fruto de la cual nació Damian.

    Un personaje de intricados engranajes mentales que vio como se narraba su origen, posterior a Crisis, en la historia Batman: El nacimiento del demonio (1992) en la que de nuevo Dennis O´Neil y con el dibujante Norm Breyfogle, desgranaron los años iniciáticos de la Cabeza del Demonio.

    Curiosamente hay dos obras previas a este trabajo, una de 1990, titulada La novia del Demonio, con guion de Mike W. Barr y dibujo de Tom Grindberg, en el que se desarrolla una aventura que profundiza en la relación de Batman con Talia. La otra obra es de 1988 y responde al título de El Hijo del Demonio (1987), con guion también de Mike W, Barr y dibujos de Jerry Bingham, en la que se muestra a un Batman arquetípico, con todas sus características básicas, en la que se explota al máximo su faceta de detective. Una historia que además es el germen de la existencia de Damian muchos años más tarde, cuando Morrison usó esta historia para presentar en sociedad al hijo de Batman.

    Son estas tres historias, El hijo del Demonio, La Novia del Demonio y El Nacimiento del Demonio, las que conforman una trilogía ideal para conocer a este complejo villano y todo su entorno.

    Por cerrar este breve repaso a la figura de Ra´s Al Ghul solo queda apuntar que en el Batman Annual #26, escrito por Peter Milligan y dibujado por David López, se cambió el origen narrado por O´Neil, como parte del arco argumental la Resurrección de Ra´s Al Ghul. Hubo una nueva interacción al respecto, esta vez de la mano de James Tynion IV y Jeremy Haun, en Batman and Robin #23.3 (2013) en el que se mantienen detalles comunes a los dos anteriores orígenes, añadiendo las razones del apodo Ra.

    EL DESAFIO DE LAS AMAZONAS

    Estamos ante el primer evento de Wonder Woman desde 1991. ¿Y qué pasó en 1991? Pues se publicó el evento capitaneado por George Pérez, La Guerra de los Dioses, de calidad más que cuestionable. En España se editó inicialmente por Zinco en un solo tomo que recogía la serie central más los números de Wonder Woman y resúmenes los cómics implicados en aquel desfase mitológico. Se ha editado en otras dos ocasiones, una por parte de Planeta en su colección Sagas y otra, por partida doble, de ECC.

    Para este nuevo evento, en el que Wonder Woman debe hacer las veces de embajadora entre los distintos pueblos de amazonas para evitar una guerra civil de la que es consciente desde el final de Death Metal.

    Para acompañar a esta primera entrega del evento, vamos a hablar de Nubia, pero no de la región que antiguamente se encontraba al sur de Egipto y al norte de Sudan. No, vamos a hablar de Nubia, la amazona, cuya historia es un tanto peculiar.

    En origen se trataba de la hermana gemela perdida de Wonder Woman. Su debut fue en Wonder Woman #204 (1973) de la mano de Robert Kanigher y Don Heck. Posteriormente con el reinicio del Universo DC en Crisis, con la revisión del personaje realizada por Len Wein y George Peréz, Nubia desapareció del mapa, hasta que en 1999 fue reintroducida por Doselle Young y Brian Denham en Wonder Woman Annual #08.

    Nubia ha sido hermana perdida, amazona contemporánea sin relación de parentesco, amazona de un universo paralelo y heredera del manto de Wonder Woman en un futuro incierto. Un canto a lo que ocurre cuando no se tiene claro que hacer con un personaje.

    En la historia del Universo DC se habla de que Nubia es la primera heroína negra de DC Comics, aunque esto entra en discusión por la existencia de la integrante de los Jóvenes Titanes, Bumblebee. Discusión que puede zanjarse si se mira que el personaje de Karen Beecher, pudo verse por primera vez en Teen Titans #75 (1976), casi tres años más tarde del nacimiento de Nubia.

    En los años posteriores a Renacimiento el personaje comenzó a ser desarrollado y a tener una presencia más regular en la tradición de Wonder Woman. Fue en el evento Estado Futuro cuando tomó más relevancia, pues asumió el manto de Wonder Woman, lo que además le ha valido el estar presente en las series de Frontera Infinita, gozando de serie limitada propia, Nubia y las Amazonas (2021), incluida en el primer tomo de ECC, que enlaza con El Desafío de las Amazonas (2022) y remata en Nubia: Reina de las Amazonas (2022).

    También hay disponibles dos novelas gráficas para adultos con Nubia como protagonista. Nubia: Real One (2021) y Diana and Nubia: Princess of Amazons (2022), ambas inéditas en nuestro país.

    Estamos ante un proceso de visibilización del personaje, de expansión del mismo, de asentamiento dentro de la mitología de las Amazonas a la espera de ver hasta donde son capaces de llevar a esta amazona de carácter y aspecto imponente.

    GUERRA POR TIERRA 3

    Dedicamos un espacio a Tierra 3 en este Magazine DC por la inminente publicación del cómic Guerra por Tierra 3 donde Amanda Waller decide “explorar” este extraño mundo. Estrictamente debes saber que este planeta se rige por valores muy distintos a los de Earth-0 y que los héroes más conocidos de la editorial ejercen, con identidades diferenciadas, como supervillanos.

    Tierra 3 es aquella donde los acontecimientos y personajes de la principal obtienen su versión inversa. Un concepto muy repetido, versiones malvadas de los héroes pueblan los planetas del Omniverso, pero es aquí donde se encuentra el germen editorial de esas historias, además de tener (en la mayoría de encarnaciones) atención real a lo invertido de su mundo, entregando acontecimientos de la historia real o DCíta tergiversados, como el descubrimiento de Europa por el americano Colón o tener el corazón en el lado derecho del pecho.

    Justice League of America #29(1964) por Gardner Fox y Mike Sekowsky es el lugar de nacimiento de esta Tierra, que contrariamente a lo que se pueda pensar (y difiriendo de futuras versiones) cuenta con seres humanos decentes, con buenas intenciones. A los superhumanos de este planeta no se les pueden llamar superhéroes, resultan criminales que dominan el mundo gracias a sus poderes, utilizados sin ningún rubor para su propio beneficio. Johnny Quick, Ultraman, Ownlam, Superwoman y Power Ring forman el Sindicato del Crimen de América. Cansados de su mundo, buscan pelea con la JLA en T-1 logrando encarcelarlos en primera instancia al transportarse a su Tierra repentinamente. El siguiente paso para los villanos es T-2, hogar de la JSA. Todo se resolverá en el siguiente número, el Justice League of America #30, con Superman, Batman, Green Lantern, Flash y Wonder Woman venciendo a sus depravadas versiones e inspirando a Alexander Luthor Sr. a convertirse en el primer superhéroe de su Tierra. Desde entonces el Sindicato del Crimen (Crime Syndicate of America en un inicio) ha sido recurrente en los cómics de la editorial. Con la muerte de todos los integrantes de T3 en Crisis en Tierras Infinitas por la olas de antimateria del Antimonitor fueron olvidados por la historia, salvo por el Superman de Earth-Two y Alexander Luthor, Jr., que recordaban a Ultraman y su mundo.

    Magazine DC

    El concepto de Tierra 3 original de aquel JLA #29 ha cambiado con el paso de los años, trocándose según continuidad, variando el mundo y a los personajes del Sindicato del Crimen. En los New 52 se instaura una sociedad donde las personas no son precisamente mejores, todo lo contrario, las naciones están sedientas de poder y se persigue al más débil, instigadas por el Crime Syndicate. Cuentan con un papel destacado en Maldad Eterna (Geoff Jonhs, Michael Finch entre otros), el Anti-Monitor ha destruido su hogar y colaborarán (más o menos) con los héroes de T-0. Con el Renacimiento regresan de la mano de Perpetua, participando en Death Metal, con Owlman convencido de que él es la auténtica versión oscura de Batman (no el Batrisas) y consciente del resto de continuidades y de sus distintas existencias, conspira contra su equipo y Perpetua. Ya con la iniciativa Frontera Infinita (bajo la que se encuentran actualmente las lecturas de la editorial) Tierra 3 vuelve a resurgir. Como en cada nueva versión, hay algunos cambios, que ya hemos podido leer en Sindicato del Crimen, preludio directo de la próxima publicación Guerra por Tierra 3. No solo ha cambiado el planeta, sus costumbres o particularidades, por supuesto también lo han hecho los personajes que encarnan el Sindicato del Crimen.

    Magazine DC

    Magazine DC

    El primer Ultraman fue expulsado de niño de Kripton (en esta realidad el planeta no explotó) obteniendo poderes de restos de kriptonita. Sí, es raro que haya kriptonita sin que el planeta explote, pero así son los cómics y más en la Silver Age. Tras su primera aparición ha luchado y vencido en alguna ocasión al Superman de T-1 y T-2 para finalmente ser engañado por Alexander Luthor Sr (DC Comics Present Annual 2 por Wolfman y Rich Buckler, 1982). En la nueva continuidad nacida del New 52, Ultraman recibe nombre kriptoniano, Kal-ll. Una historia mucho más similar a la de Superman, con destrucción de Kripton (Jor-El loco y el Anti-Monitor mediante) padres extraterrestres y humanos similares, a los que obliga a ser sus padres hasta los 7 años, matándolos y quemando la granja una vez ha obtenido la totalidad de sus poderes de los artilugios de Kripton que viajaban con él. A pesar de su infinita maldad, ha sido reflejado como un ser patético que martiriza a Jon Kent para luego contarle sus penas (Superman de Bendis). Con la nueva T-3 nacida del conflicto multiversal de Death Metal, Ultraman vuelve a cambiar. Ahora es Kal-El y mantiene muchas similitudes con su versión N52, pero en esta ocasión los Kent han utilizado al poderoso kriptoniano como mano de obra, además de manipularlo para que sea emocionalmente dependiente de ellos. El matrimonio comete el terrible error de revelarle su origen kriptoniano.

    Magazine DC

    Superwoman es una amazona rebelde que abandona Isla Paraíso para conquistar el mundo de los hombres. Sin nombre, en el evento Convergencia, donde aparece el Sindicato del Crimen original es llamada Lois. Lois Lane existía en aquella Tierra 3, así que no deja de ser un simple guiño. En la nueva continuidad sigue siendo una amazona, responde al nombre de Lois Lane y manipula a los hombres para conseguir sus propios objetivos. Ultraman, Owlman y Luthor caen bajo sus encantos, dudando de cuál de ellos es el padre del hijo que lleva en su interior, también posa sugerentemente para Jimmy Olsen a cambio de favores. Traiciona a su equipo en Maldad Eterna y queda cautiva, interrogada por el lazo de la verdad no revela ninguna información, es inmune a la cuerda mágica. Su fallecimiento llegará (tras dar a luz) en la Guerra de Darkseid a manos de Grail. En Frontera Infinita se une al grupo Justicia Encarnada, siendo otra la actual Superwoman de T-3, Donna Troy. La amazona tiene un origen muy similar (en un inicio) a la Diana canónica, incluso comparte amor por un Steve Trevor poco valeroso, al que acaba matando. Integra el poderoso y déspota equipo y su motivación final es regresar a Demon´s Island a matar a sus hermanas y su madre Hipólita, precisamente para conseguir la gracia de su progenitora.

    Magazine DC

    Con el primer Owlman nuevamente no se presta atención al origen del personaje, siendo un genio criminal capaz de crear artilugios excelentes. En El Justice League 23 vol 2 de Johns y Reis se presenta al búho de la nueva continuidad. Thomas Wayne Jr. planea matar a sus padres y convence de ello a su hermano Bruce, pero este vacila, para ser asesinado por Thomas mientras Alfred hace lo propio con sus padres. A pesar del suceso, Owlam no quería matar a su hermano, era la persona que más quería. También asesina a la familia Grayson para obtener poder sobre Richard Grayson, adoptándolo y convirtiéndolo en Talon. Su capacidad de manipulación le permite salir mejor parado del evento Maldad Eterna, al menos en un principio, su final se emplaza a la Guerra de Darkseid. Como se ha comentado, en Death Metal elimina a los otros dos miembros de su particular trinidad. En Frontera Infinita su familia entera es asesinada, entrenando al igual que su contrapartida en todos los ámbitos. La decepción de descubrir a Bullock como el causante de la pérdida lo convierte en el tirano villano Owlman.

    Magazine DC

    El primer Johnny Quick, al igual que sus compañeros no tiene una identidad definida. Nació con velocidad y gracias a su casco pudo concentrarla y sacarle partido para sus deleznables intereses. Es liberado accidentalmente de la prisión en la que le encerrara Green Lantern tras su primer enfrentamiento, junto a Power Ring y Superwoman, por la Sociedad Secreta de Supervillanos (Sociedad Secreta de Supervillanos vol 1 13-14). En el N52 (Justice League 23 vol 2) su historia está ligada a la de Atómica. Johnny Allen escapaba como criminal junto a su novia, cayendo en los laboratorios Star golpeado por un rayo y entre productos químicos adquiere su velocidad. Vencido por el Capitán Frío sería asesinado, no sin que Mazahs le robara antes los poderes. Resucitado por Perpetua y muerto por su mano, el velocista se oponía al malvado ente. En Frontera infinita lo encarna Jonathan Chambers con el consecuente drama familiar habitual en esta última encarnación del Sindicato del Crimen, asesina a su padre y hermanos maltratadores tras conseguir superpoderes en una tormenta eléctrica. También en esta continuidad tiene una fuerte relación con Atómica. Rhonda Pineda es la Atómica del reinicio editorial, especialmente sádica. Nace en The New 52 FCBD Especial Edition #1 de las manos de Johns y Jesús Saiz. Junto con el Forastero planea el ingreso del SdC en T-0 y consigue infiltrarse en la JL para más tarde traicionarlos. Quick y ella matan a la Doom Patrol y vencen a los Teen Titans. Comparte el mismo final que su amado por la bota de Mazahs.

    Magazine DC

    Power Ring obtiene su poder de Volthoom un monje budista desequilibrado que le entrega el anillo y la linterna de poder. En la nueva continuidad Harold Jordan es el conserje de Ferris Aircarft, su miedo ante el descubrimiento por Carl Ferris de que es un espía de la competencia, atrae al anillo de poder de Volthoom que quema a su jefe y le lleva ante Abin Sur, que le entrega el anillo. Se convierte en un conquistador y miembro del SdC, teniendo una mayor cercanía con Deathstrom que investiga el alienígena artefacto, pues está consumiendo a Harold, aunque nunca ayuda realmente a Power Ring. Sinestro sería el causante de su muerte, plácida, pues por fin había conseguido quitarse el anillo. Como todo portador del anillo de Volthoom su consciencia fue trasferida al Reino Verde. En su nueva encarnación tras Death Metal es miembro de los Caballeros Esmeralda, policía privada de los señores supremos de OA, pereciendo y cediendo su anillo a John Stewart que en un principio luchará contra el Sindicato del Crimen, matando a Johnny Quick. Superwoman le despoja del anillo “reinsertándolo” y acabará formando parte del grupo del mal, a pesar de la disconformidad de Atómica, gracias a Ultraman.

    Magazine DC

    Alexander Luthor es el primer superhéroe de T-3 inspirado por la victoria de la Justice League sobre el Crime Syndicate of América. Casado con la Lois Lane de su universo es el padre de Alexander Luthor Jr, personaje destacado de Crisis en Tierras Infinitas y Crisis Infinita. En el universo post Flashpoint Alexander Luthor es Mazahs el equivalente a Shazam y mantiene una relación secreta con Superwoman. En Maldad Eterna mata a distintos villanos, tanto de su Tierra como de la 0, como a Bizarro, absorbiendo los poderes de todos ellos, una particularidad más con la que cuenta. Encontrará la muerte cuando Lex Luthor (tiene su misma voz) invoca el rayo, transformándole en humano y acuchillándolo. La importancia del héroe de T-3, por el momento, no es tan alta en los nuevos cómics del malvado equipo incluidos en la iniciativa Frontera Infinita. Es ayudado por Lonar, un nuevo dios de Nueva Génesis, a crear un grupo de superhumanos capaces de hacer frente a la tiranía del sindicato.

    Otros personajes que aparecen en Tierra 3 son Sea King (Aquaman) que es relegado a un papel secundario en Forever Evil y renacido tras Death Metal, Deathstorm(Martin Stein) que sí ha contado con mayor presencia a lo largo de la historia del grupo, Grid (Cyborg) o Outsider( Alfred Pennyworth) agente de Owlam, además de muchos más, cada personaje de Tierra 0 es susceptible de aparecer moldeado por el reverso oscuro de Tierra 3.

    Magazine DC

    Estamos hablando de Earth-3 pero los personajes (o versiones de ellos) no dejaron de aparecer desde las Crisis en Tierras Infinitas hasta el New 52. Se les encontró lugar en el Universo de Anti-materia, el cosmos creado por Krona donde el contrario a nuestro mundo impera, sobre todo en lo referente al bien y al mal. Un concepto que viene como anillo al dedo al Sindicato del Crimen muy similar a aquel del que nace. En un principio el SdC era un equipo de truenos de Qward, durando muy poco esta versión, tan solo trataba de rellenar incongruencias en la cronología de la JLA, apareciendo únicamente en el Justice League Quaterly #8 por Mark Waid y Rod Whigham. Es tras Hora Cero que se forma The Crime Syndicate of Amerika en el universo de Antimateria, con su propia Tierra que gobernar, de sistema cruel, la ambición y la búsqueda del beneficio propio es premiada. El mundo se rige por un sistema de favores por el que si realizas un favor, puedes pedir que te sea devuelto en cualquier circunstancia, siendo delito no hacerlo. El lema del despreciable grupo es “¿Quién se beneficia?” demostrando todo el egoísmo del que hacen gala. Grant Morrison y Frank Quitely presentan este Sindicato del Crimen en JLA: Earth 2(2000), curiosamente el cómic más representativo de los “héroes” de Earth 3. En este cosmos los habituales villanos del universo canónico DC tienen una mayor presencia como héroes, no solo se remiten a Luthor, por supuesto presente, los Metal Marauders o The Justice Underground (Trinidad #10 y JLA Secret files and Origins, Busiek y Garney). La motivación por expandir este mundo es patente y Crime Lodge o los Young Offenders son grupos de enemigos creados para añadir lore. Como en cada ocasión, aquí los malvados personajes protagonistas vuelven a cambiar. Ultraman no es kriptoniano, es un científico y astronauta humano llamado Clark Kent que sufre experimentos de una raza alienígena obteniendo superpoderes, y también terribles problemas mentales a causa de la tortura sufrida. Su poder lo obtiene de la anti-kriptonita. Superwoman es la base del personaje que vemos en el New 52 (en realidad mucho de lo propuesto por Morrison es aprovechado por Johns) de raza amazona, poderosa y en una relación “formal” con Ultraman y una secreta con Owlman, la mujer tiene planes ocultos incapaces de descifrarse. Owlman es Thomas Wayne Jr. de origen similar a Bruce, su padre finalmente no murió, y se dedica a perseguir a su hijo por los crímenes cometidos como Owlman. Power Ring poseía el anillo de Volthroom tras serle entregado el anillo por Joshep Harrolds, primer poseesor, y era la contrapartida de Kyle Rayner. Johnny Quick es un drogadicto que asesina a un velocista y experimenta con su sangre para conseguir un suero de la supervelocidad, obteniendo sus poderes, volviéndose adicto a la sustancia. Estos personajes tienen mayor presencia en la editorial que en los años anteriores con apariciones en el anual de Superman/Batman (2006), Sr. Mxyzptlk mediante, por Joe Kelly y Ed Mcguinness (entre otros). El final de 52 y Camino a Crisis Final muestra un nuevo equipo llamado Crime Society of America con versiones heroicas de villanos de Batman como contrapartida. Sin embargo es la versión del universo de Antimateria la que aparece en Trinidad (2008) de Kurt Busiek y Mark Bagley (entre otros) además de múltiples apariciones en la serie JL. La realidad de Antimateria fue destruida por el propio Krona en el mítico JLA/Vengadores, aunque ya sabemos, en DC y en los cómics muy pocas cosas son eternas.

    Magazine DC

    Un breve repaso a Tierra 3 y a sus protagonistas, el Sindicato del Crimen. Un lugar y unos personajes recurrentes en el cosmos DCeíta, explorar las versiones malvadas de los principales héroes de la editorial siempre será interesante para los lectores, también para editores y autores, que como bien sabemos pueblan las estanterías de infames interpretaciones (Injustice, Red Son y muchas más) del elenco heroico de la editorial.

    ESTE MES CUMPLEN AÑOS…

    Neil Gaiman – 10 de noviembre de 1960 (cumple 62 años) Autor multidisciplinar, ha escrito novelas, obras de teatro y guiones tanto para cine como para cómics. Sus primeros pasos en el medio vienen dados por la recomendación de Alan Moore, lo que viene a generar que se produzcan las sinergias necesarias para que Gaiman recalara en USA, de la mano de Karen Berger, para hacerse cargo de una miniserie en la que se rescataba a un abandonado personaje de DC, Orquídea Negra (1989), con el dibujante Dave McKean. Fruto de esa colaboración se ponen en marcha los resortes adecuados para que su siguiente trabajo acabe siendo historia del cómic. Antes de que llegará a ponerse con la que es su obra cumbre en el noveno arte, escribió (con dibujo de John Bolton) en 1988, una miniserie de cuatro entregas bajo el título de Los libros de la magia, en la que hacía un recorrido por el mundo mágico del universo DC a través de Tim Hunter, destinado a convertirse en el mago más poderoso de la historia. En 1989 nace Sandman como un ente que aúna el folclore anglosajón, que revoluciona la forma de entender y ver el cómic. Una serie que alcanzaría los 75 números, dando Gaiman en ese momento la historia como cerrada. En paralelo se publicaron dos miniseries dedicadas a la hermana de Morfeo, Muerte, de notable éxito de ventas y crítica. En 2009 escribió un comic de Batman titulado: ¿Qué le sucedió al cruzado de la capa? Donde reflexiona sobre la desaparición de Batman en el Universo DC. También en DC escribió la novela gráfica, Casos Violentos. Su trabajo en Sandman se vería continuado por el mismo con la publicación de una miniserie titulada Sandman: Obertura, que acabó motivando a creación del Universo Sandman, gestionado y coordinado por el propio Gaiman en el que se han publicado historias de Lucifer, los Libros de la magia, Sueño…

    José Villarrubia – 17 de noviembre de 1961 (Cumple 61 años) Artista y profesor de arte en numerosas instituciones de Inglaterra, Italia y los Estados Unidos. Ha realizado el grueso de su producción, casi siempre como colorista, en los USA. Ha trabajado en DC en la serie Prometehea, Batman Gotham County, Capitán Atom, Frankenstein agente de S.H.A.D.E y Sweet Tooth con el guionista Jeff Lemire, dibujante de la historia. Ha sido nominado en varias ocasiones la premio Eisner.

    Alan Moore – 18 de noviembre de 1953 (Cumple 69 años) La figura de Moore dentro del medio es una de las más influentes. El escritor y guionista inició su carrera profesional en su Inglaterra natal, para dar el salto, en 1983, a los Estados Unidos para hacerse cargo de la moribunda serie dedicada a La Cosa del Pantano. Serie en la que reimaginó el concepto y desconstruyó la fórmula establecida para elevarla añadiendo aspectos sociales, medioambientales y terroríficos. En el trascurso de su etapa creo al personaje de John Constantine. En DC también se hizo cargo de dos de las mejores historias escritas de Superman en 1985, El hombre que lo tenía todo y en 1986, ¿Qué le pasó al hombre del mañana? Así mismo realizó algunos guiones sueltos para series como Vigilante y los Green Lantern Corps. Esto lo posición dentro de la editorial para hacerse cargo de su proyecto más personal, Watchmen, en 1987, en la que de nuevo rompió las reglas no escritas del medio. Ese mismo año el guionista le presentó a DC una propuesta sobre el futuro del Universo DC, el Crepúsculo de los dioses, que no llegó a realizarse. Esto y otros asuntos internos sobre autoría de ideas, acabó por erosionar la relación de Moore con la editorial, haciendo que la dejara y centrara sus esfuerzos en obras independientes. Fruto de ello son los trabajos realizados en los 90 en Image, para el sello de Jim Lee Wildstrom, donde crearía American Best Comics, para dar salida a múltiples trabajos como Top10, Promethea, Tom Strong, etc. Cuando DC compró Wildstorm, en 1999, ABC continuó su andadura bajo el paraguas de DC, no sin generar nuevos roces con el guionista de Northhamton. Desde entonces no ha vuelto a trabajar para DC.

    Jill Thompson – 20 de noviembre de 1966 (cumple 56 años) La dibujante y guionista se formó en la Academia Americana de Arte de Chicago, en la que actualmente imparte clases, graduándose en 1987 en ilustración y acuarela. Llegó a DC para encargarse de la serie de Wonder Woman (1990-1992) hasta que dio el salto a Vertigo y a su serie estrella, Sandman, donde ilustró los números 40 al 49. Acabada su colaboración en 1993 en la serie, comenzó a trabajar, sin dejar Vertigo, en la serie de Orquídea Negra, colección puesta en marcha tras la revisión del personaje realizada por Neil Gaiman, en la que un desconocido David Foreman intentaría emular el tono adoptado por Gaiman en su miniserie y dar continuidad a un personaje que hasta entonces había estado perdido en el limbo del Universo DC. Thompson se encargó de los primeros seis números (1993), para dejar la serie y recalar en Los Invisibles (1995) de Grant Morrison, encargándose de la realización de una docena de números. Su último trabajo para DC fue como autora completa en la novela gráfica Wonder Woman: La verdadera amazona (2017), en la que hizo una representación de Diana alejada de la perfección que siempre se le atribuye en su serie regular. Ha ganado en siete ocasiones el premio Eisner.

    Keith Giffen – 30 de noviembre de 1952 (cumple 70 años) Dibujante y escritor que ha desarrollado el grueso de su producción, salvo algunas excepciones, en DC. En su trabajo en la serie Omega Men (1983), creó al mercenario Lobo, junto a Roger Slifer. En la década de los años 80 se encargó de dibujar una de las etapas más recordadas de la Legión de Superhéroes, junto a Paul Levitz, y ya a finales de los 80 tomó el control de esta como autor completo. En 1987 coguionizó la nueva serie regular de la Liga de la Justicia surgida de los acontecimientos de Legends. En ella se cambió el estatus establecido haciendo de la misma más una sitcom con superhéroes que un cómic del género al uso. Fue tal el éxito que tuvo una segunda serie, titulada Liga de la Justicia de Europa en la que también estuvo involucrado. Series en las que estuvo vinculado hasta el año 1995. Prolífico como pocos, también en la década de los ochenta se hizo cargo de los lápices de una serie de historias de complemento para la serie de Flash que fueron recopiladas más tarde en una serie limitada de tres entregas, de Dr. Fate. Colaboró en la iniciativa DC Challenge, así como en una serie dedicada a Aquaman. Se reunió de nuevo con sus compañeros J.M. DeMatteis y Kevin Maguire, para dar forma a una serie limitada dedicada a la Liga, bajo el título, La anteriormente conocida como JLI, y su secuela (2003-2005). Colaboró en la serie semanal 52, Crisis Infinita y Cuenta atrás a Crisis Final. Con la llegada de los Nuevos 52 se encargó de la serie OMAC, Green Arrow y La Legión de Superhéroes de nuevo con Paul Levitz a bordo, así como la Liga de la Justicia 3000, con J.M. DeMatteis. Estuvo vinculado a la serie Future End y en 2019 realzó el que es su último trabajo en DC, Inferior Five, con el guionista Jeff Lemire.

    ESTE MES ES EL ANIVERSARIO DE… HARLEY QUINN

    HARLEY QUINN – 30 ANIVERSARIO

    Harleen Quinzel cumple 20 años en septiembre de 2022, más conocida como Harley Quinn. La rubia de coletas es uno de los mayores valores de la editorial, reina del merchandising y uno de los personajes que goza de mayor repercusión en la actualidad, gracias a su aparición en las películas de la compañía interpretada por Margot Robbie o su actual serie de animación, tan irreverente y divertida como se supone, pero con un trasfondo y construcción de personajes muy bien logrado. Nacida de la televisiva, y aún hoy cumbre de la animación superheroica, Batman The Animated Series en el episodio 22. Amor Loco por Bruce Timm y Paul Dini la introduce en los cómics, un excelente ejercicio que presenta una chica locamente enamorada del Joker, inteligente y muy peligrosa, capaz de poner en jaque a Batman tanto o más que el propio payaso. El tebeo ganó el Eisner en 1994 a Mejor historia individual. Esta personalidad de mujer dependiente será arrastrada mucho tiempo y aparecerá en los cómics de la editorial regularmente, siempre acompañando a su pastelito, que le da un trato tiránico e infame, soportado estoicamente por la arlequina.

    No es hasta el año 2000 de la mano de Karl Kesel y Terry Dodson que consigue su primera serie regular, con una duración de 38 números. Distinta de las series actuales de Harley, el humor no tiene un papel tan protagonista, aunque ya se cuestiona su abusiva relación con el príncipe payaso del crimen. También asistimos a un acercamiento a Hiedra Venenosa, su amistad comienza a fraguarse.

    El gran cambio al personaje que conocemos viene con su inclusión en el Escuadrón Suicida (Adam Glass y Federicco Dallocchio) tras el reinicio editorial en 2011. Es aquí donde muda su traje a uno más similar al actual, donde se explora su potencial (siempre apoyándose en el humor) y el personaje adquiere una renovada confianza en sí misma. El segundo volumen de la serie regular llega de la mano de los autores que a grandes rasgos, definen al personaje tal y como lo conocemos, Amanda Conner y Jimmy Palmiotti. La pareja separa completa y definitivamente a la rubia loca del pelo verde demente y envuelve a su protagonista en un cómic divertido y paródico, de una deliberada sencillez argumental, que roza el absurdo en no pocos momentos, pero que supone un éxito considerable. No en vano también son los encargados de comenzar el tercer volumen dedicado al personaje.

    Desde entonces Harley Quinn ha estado presente en la gran mayoría de eventos de la editorial, así como en sus cómics fuera de continuidad más importantes como Injustice o DCSos, e incluso ha protagonizado historias del sello adulto Black Label como Harleen o Joker/Harley Cordura Criminal. Un acercamiento a los más jóvenes tampoco ha dejado de tener lugar de la mano de Mariko Tamaki y Steve Pugh con la premiada Harley Quinn: Cristales Rotos. El personaje ha tenido muy buenas historias y grandes autores como Tom Taylor, Stjepan Sejic o Tom King han trabajado con él, sea o no en un papel protagónico.

    En la actualidad Harley está cambiando una vez más, adaptarse a la fama es uno de los peajes que todo personaje valioso para la editorial debe cumplir, virando hacia el heroísmo. Una encarnación que debe asentarse y que, como ocurre con todas las variaciones, tiene defensores y detractores del cambio, pero es innegable que Harley Quinn seguirá presente en los cómics (y también en cada producto de la editorial) a sus 20 aún le queda mucho camino que recorrer. Felicidades, querida chiflada.

    75 AÑOS DE DC COMICS – PAUL LEVITZ

    75 Years of DC Comics; The art of modern mythmaking by Paul Levitz (TASCHEN)

    Hoy repasaremos una obra de peso, tanto por su importancia como, por qué no decirlo, su gigantesco tamaño. Estamos hablando de 720 páginas de 40,5 cm de alto por 30 de largo, lo que los anglosajones llaman coffe table book, porque parecen más para lucir en la mesa del salón que para leer. Pero no nos engañemos por las apariencias, pues desde luego merece la pena leerlo, disfrutarlo, consultarlo y deleitarse con sus imágenes. Y no lo dice un fanático de la editorial, la edición original (2010) ganó el Premio Eisner 2011 al Mejor Libro del Año Relacionado con el Cómic.

    El orgulloso padre con su orondo bebé

    El clásico fan, guionista, editor y hasta presidente de la editorial, Paul Levitz, es el encargado de los textos en este vademécum con más de 2.000 imágenes entre portadas, páginas interiores, ilustraciones originales, fotogramas y fotografías de todo tipo (aficionados, autores, sedes, coleccionables, juguetes…). Entre estos extras, merece la pena destacar el compendio de bibliografías al final y los desplegables de las líneas temporales para cada época clave, en las que se incrustan publicaciones y acontecimientos para goce de los detallistas. Simplemente imprescindible para un fan de DC comics.

    No se vayan todavía…
    «Aún hay más!

    Pese a su titánica labor de recopilación y acertada prosa, es cierto que Levitz es demasiado condescendiente con la editorial, pasando de puntillas o directamente levitando por los conflictos (léase en letras gigantes los derechos de los creadores de Superman o la agresiva campaña contra la editorial Fawcet por el Capitán Marvel) o los personajes más o menos desagradables (insertar aquí el Bob Kane o Mort Weisinger que se desee). En todo caso, tengamos en cuenta que se trata de un libro de celebración, así que es normal hacer un repaso triunfal por 75 añazos de anécdotas, diversión y creación desbordante.

    El libro está dividido por edades, empezando por lo que se llama con cierta gracia la prehistoria, ya que el lanzamiento de Action Comics con la figura de Superman marcó la primera edad (de Oro) de los comics. Pero ya desde 1935, bajo la batuta del mayor Malcolm Wheeler-Nicholson, se publicó New Fun #1 con material original en vez de las usuales por entonces historietas descartadas por los periódicos. Pero los autores (no es justo dejar fuera la ingente labor del director de arte y diseño Josh Baker) aprovechan aquí para hablar también de la historia del medio desde sus orígenes, además de proporcionar material de otras cabeceras y héroes pre-Action como Detective Comics o Adventure Comics y Sam Bradley o Dr. Occult, respectivamente.

    Pero ya en aquella primera sección nos presentaban borradores del héroe que marcaría el pistoletazo de salida de la Edad de Oro. En junio de 1938 se edita Action Comics #1 con el Superman de Jerry Siegel y Joe Shuster en portada. Un año después en Detective Comics #27 aparece el Batman de Kane y Bill Finger. Y a partir de ahí el festival de prodigios entre Flash, Aquaman, Green Lanter, el Espectro, Sandman, Starman… el nacimiento de la Sociedad de la Justicia y esa maravilla adelantada a su tiempo con el nombre de Wonder Woman. Además de que el libro salta de la(s) editorial(es) (Donenfeld y Liebowitz compran National en el 38 y el símbolo de DC nace en el 1940) homenajeada para repasar los genios de la época dorada como Will Eisner o Harvey Kurtzman.

    Nace la Edad de Plata

    Pero todo lo bueno se acaba y los superhéroes pierden fuelle, la cruzada de Werthman llega a su punto álgido, y el sueño termina. Hasta que en septiembre de 1956 se reinventa Flash en Showcase #4 para impulsar con su super-velocidad la Edad de Plata de los comics. Green Lantern y Átomo son otros renovados, nace la Liga de la Justicia, la Legión de Superhéroes, la Patrulla Condenada y hasta los Metal Men. Superman y Batman se pueblan de secundarios de todo tipo y condición, los 60 insuflan las páginas de nuevos géneros y la televisión catapulta al estrellato a este universo fantástico. Es la magia de Julius Schwartz, Carmine Infantino, Gil Kane, Curt Swan, Steve Dikto, Joe Kubert y, ya rompiendo moldes, Neal Adams.

    Es este revolucionario, junto con el guionista Dennis O’Neil, el que marca el origen de la Edad de Bronce (al menos en DC comics) o de madurez de los comics. En Green Lantern (& Green Arrow) #76 de febrero de 1970 comienza una saga que refleja el sentimiento de una época marcada por un duro despertar a la realidad. Acompañados de Kryptonita Nunca Más y de regalo peliculón para Superman, de Rayo Negro, Camelot 3000, House of Secrets con Bernie Wrightson, el florecimiento de los cánones de Dick Giordano y José Luis García-López, el retorno del rey Jack Kirby y el traspaso del revolucionario Frank Miller… aparte del estirón de la Legión del propio Levitz y de los Titanes de Marv Wolfman y George Pérez.

    Nuevas temáticas

    Son esta luminosa pareja la que curiosamente da comienzo a la llamada Epoca Oscura de los comics. Anecdóticamente en 1984 con una sombría saga en una colorida cabecera como los Jóvenes Titanes, hablamos del Contrato de Judas. Y oficialmente en 1985 con una miniserie que marcará un antes y un después drástico y necesario en el universo superheroico de la editorial, Crisis en Tierras Infinitas. Pero los autores clave serán Miller y su Retorno del Caballero Oscuro y Alan Moore con una serie de hitos capitaneados por Watchmen. Una tercera pata podrían considerarse Neil Gaiman o Grant Morrison con Sandman o Animal Man a la cabeza, o mejor dicho la editora Karen Berger con la línea Vertigo como bandera. En el otro extremo talentos como Bruce Timm o Mark Waid con un enfoque que terminaría por iluminar el camino.

    Ese back to basics podría considerarse el inicio de la Edad Moderna de DC comics en 1998, ya sea por el retorno de la Sociedad de la Justicia de Geoff Johns o la adquisición de Wildstorm y bienvenida a la editorial de su propietario, Jim Lee. Una línea seguida por autores como el delicioso tándem formado por Jeph Loeb y Tim Sale, el icónico Darwyn Cooke, o el bien entendido realismo de Ed Brubaker y Greg Rucka, entre otros muchos. En esta época de renacimiento creativo acaba este tomo recopilatorio de la editorial de Detectives y Acción, en 2010, justo un año antes de un nuevo terremoto que haría temblar los cimientos del Universo DC para bien y para mal.

    «edición» española

    Por cierto, que en 2017 sacaron una edición más compacta de 25 x 34,5 cm, que puedo asegurar es más manejable (dentro de lo que cabe). Y que sepáis que tanto una como otra ofrecían bajo demanda un cuadernillo con la traducción al español de los textos principales (aunque no los innumerables pies de foto). Sin embargo, actualmente TASCHEN ya no los incluye en el catálogo. Los deceítas ya estáis tardando en haceros con uno antes de que se disparen los precios de las reventas… ¡corred insensatos!

    PELÚCIDAR

    Los fans españoles de DC soñamos con frecuencia. En muchos de nuestros sueños, aparecen todos esos tebeos, ese increíble tesoro acumulado durante décadas, que jamás han sido editados en nuestro país. Soñamos con la Doom Patrol de Arnold Drake, el Sargento Rock de Robert Kanigher y Joe Kubert, Sword of the Atom de Gil Kane, el Hawkman de Joe Kubert y con tantos otros tebeos.

    De vez en cuando, nos consolamos con algún pequeño regalo. Es el caso de Pelúcidar, en el centro de la Tierra, tomo editado por Diábolo a partir de material DC recopilado por Dark Horse en USA. El tomo en cuestión recoge la adaptación que de las novelas originales de Edgar Rice Burroughs (creador de Tarzán y John Carter) realizaron Dennis O´Neil, Len Wein, Alan Weiss, John Stanley y Mike Kaluta. Es decir, Korak, Son of Tarzán #1 y Weird Worlds #1-#7.

    Pelúcidar (antecedente claro de la Tierra Salvaje marveliana) es un continente fuera del tiempo (tiene dinosaurios y hombres de las cavernas) al que se accede a través de un agujero en los casquetes de hielo del Polo Sur. El propio Tarzán ha visitado Pellucidar en varias ocasiones, pero lo más frecuente es que el continente reciba la visita de científicos incautos.

    Este tomo es material prototípico de los años setenta del cómic norteamericano, con todo lo malo y, sobre todo, lo bueno que ello conlleva. Por aquel entonces, la fórmula del superhéroe parecía agotada (“parecía”, pero eso es otra historia) y Marvel y DC (aprovechando una dinámica permisiva dentro de los márgenes del Comics Code Authority) comenzaron a experimentar con nuevos formatos e historias.

    Revistas de terror (The Tomb of Dracula en Marvel; House of Mistery, House of secrets y The Witching Hour en DC, las tres series con abundante material de O´Neil, Len Wein y Kaluta, y las tres, por cierto, igualmente inéditas en España). Historias de bárbaros (Conan the Barbarian en Marvel; Tarzán en DC). Todo ello mientras Richard Corben revolucionaba el medio con varias obras de corte fantástico (Den, Blooodstar).

    Como vemos, muchas de estás obras adaptaban material de Robert E.Howard o de Edgar Rice Burroughts. Con respecto a Pelúcidar, en el centro de la Tierra, ¿estamos, por tanto, ante un caso de exploitation? Rotunda y orgullosamente sí. Prepárese el lector para aventuras sin complejos, historias donde la muerte y la tristeza no existen, relatos exóticos maravillosamente ilustrados sobre héroes y criaturas, seres de las sombras y bellas princesas.

    El ciclo de aventuras de Pelúcidar continuó hasta el #7 de Weird Worlds, cuando resultó inasumible para DC seguir pagando los derechos de las obras de Burroughts. A partir del #8, Dennis O´Neil y Howard Chaykin comenzaron a publicar el serial Ironwolf, cuyos temas y personajes fueron retomados por Chaykin junto a Mike Mignola en la novela gráfica homónima de 1992.

    La edición de Diábolo de Pelúcidar, en el centro de la Tierra cuenta con una portada de Mark Schultz. Son 108 páginas a color encuadernadas en cartoné a un precio de 19,95€. Indispensable para los amantes del buen cómic de aventuras, o del buen cómic en general.

    DESTACADO DEL MES

    FOCUS – CARLOS PACHECHO / SUPERMAN: LA CAIDA DE CAMELOT
    (G): Kurt Busiek
    (D y T): Carlos Pacheco / Jesús Merino

    Podemos comenzar señalando una obviedad absoluta: Carlos Pacheco es un autor extraordinario. Independientemente de la generación en la que se encuentre el lector, su nombre ha sido para todos un auténtico valor de calidad y, asimismo, orgullo en España. Un pionero para el que faltan las palabras y responsable de haber abierto camino para jóvenes dibujantes, a partir de oficio, responsabilidad y obras fantásticas. Su nombre está asociado a algunas de las grandes obras en Marvel, como Siempre Vengadores, así como a etapas que merecen mayor atención y que tristemente quedaron enterradas por decisiones cuestionables desde arriba, como fue su estancia en los 4 Fantásticos.

    Pero no podemos olvidar que, al otro lado del río, también nos ha regalado grandes momentos. Confesaba Pacheco en el programa de Cinemascopazo que a él el personaje nunca le había hecho tilín de chaval. Como a muchos otros, las virtudes de Clark no atraían su atención adolescente. Es curioso que fuera con este precisamente con el que entregaría una de sus principales aportaciones a la editorial.

    Este Superman La caída de Camelot, escrita por Kurt Busiek (con el que el autor español ha desarrollado una fructífera relación creativa) es un tebeo explosivo, que derrocha imaginación por parte del dibujante. El poderoso aspecto visual que construye siempre Pacheco, su hermosa concepción de la acción superhéroica, funciona a las mil maravillas.

    Nos entrega a un Superman clásico. Imbatible, único, perfectamente encuadrado en su canon de conducta y su sentido del deber, sin renunciar a su aire desfasado. Es el Hombre de Acero que conocemos desde siempre y que, bajo una apariencia imposible, sigue siendo nuestro Clark. La historia es un reguero de sorpresas infinitas, muy continuista con otros cómics del escritor, en la que el héroe ha de combatir multitud de escenarios de complicada resolución.

    El tomo, como otros de la línea FOCUS, contiene multitud de extras que completan el trabajo de Pacheco. Esta se ha erigido como una de las mejores iniciativas de ECC Ediciones en tiempos recientes.

    Un homenaje necesario para un autor único, que ha hecho nuestras vidas un poquito mejores.

    DESTACADO DE… MÒNICA REX

    THE NICE HOUSE ON THE LAKE
    (G): James Tynion IV
    (D): Álvaro Martínez Bueno

    The Nice House to the Lake nace de la colaboración entre James Tynion IV y Álvaro Martínez Bueno. El autor de El departamento de la verdad (Norma Editorial) y Hay algo matando niños (Planeta Cómic) y el artista de Liga de la Justicia Oscura (ECC Ediciones) se unen para dar vida a esta historia de terror lovecraftiano ganadora del Premio Eisner a mejor serie nueva en 2022.

    En The Nice House to the Lake nos encontramos una historia de amistad rodeada de un gran misterio con reminiscencias a Perdidos.
    Walter es un tipo con muchos amigos. El grupo del instituto, el de la universidad y algunas personas que ha ido conociendo durante su vida adulta. Algunos de ellos se conocen y otros no, así que ha llegado el momento de unirlos a todos en una escapada de verano llena de sorpresas. Para empezar, los amigos que Walter ha invitados no saben quienes más van a asistir, las invitaciones incluyen sobrenombres simbólicos, dibujos crípticos, misiones secretas… Finalmente, lo que parecía una simple escape room para amenizar el fin de semana resulta ser algo mucho más aterrador: el fin del mundo.
    Y, no, no es casualidad que los mejores amigos de Walter estén en unas vacaciones paradisíaca en una cabaña guai frente al lago. Walter es especial, sabe más de lo que dice y parece que lleva años intentando salvarles de las llamas que asolarán la Tierra.

    En Estados Unidos la publicación arrancó en junio del 2021, en formato grapa y bajo el sello de calidad Black Label. Y, en principio, la fecha de salida del doceavo y último número está prevista para diciembre de este año. Pero los lectores españoles aún tendrán que esperar ya que, de momento, el próximo número que podremos leer en grapa será el noveno cuya fecha de publicación prevista es el 15 de noviembre. Ahora bien, si lo tuyo no es la grapa en ECC Ediciones ya se han lanzado con el primer tomo recopilatorio que incluye los seis primeros volúmenes en una edición especial centrada en Álvaro Martínez Bueno.

    Haz las maletas y súbete a esta historia de terror sobrenatural. Walter te está esperando.

    Y LA ENCUESTA FINAL…

    Y hasta aquí el nuevo Magazine DC. Pero antes de despedirnos hasta el mes que viene, os dejamos una breve encuesta donde dejar constancia de vuestro parecer respecto a la renovación de la sección. Por supuesto, en los comentarios hay vía libre para realizar cualquier apunte. Nos vemos en 30 días.

    ¿Qué secciones consideras son las que más interesantes? Puedes seccionar hasta 3.

    View Results

    Cargando ... Cargando ...
Artículo anteriorBoletín Marvel #158
Artículo siguienteMarvel Omnibus. Los Nuevos Vengadores de Brian Michael Bendis 1. Desunidos y Reunidos
Mi primer coqueteo serio con los comics puede datarse en el año 1988, en Zaragoza, concretamente en el recreo del colegio, mirando el primer número de la serie Millenium de DC. Aquello lo cambió todo. Quería tener el segundo número y el tercero... y como dice el dicho: el resto es historia. 5000 comics después y toda una vida entre viñetas seguimos a pie del cañón.
Nací en Lleida (1976) y vivo en Sant Feliu de Llobregat. Estudié Psicología y luego tres años en la Escola Joso donde me dí cuenta del enorme mérito que tiene hacer un comic (por malo que sea). Me encantan la bicicleta, el western, la filosofía y las biografías.
Cordobés del 77, afincado en Barcelona y biólogo de profesión. Me gusta entender el mundo en viñetas desde pequeño. Fogueado con Ibáñez, Hergé y compañía, terminé enamorado, a la vez, de los mutantes Claremont y los adolescentes de Wolfman. Luego Zinco terminaría de conquistarme con crisis, ligas, legiones, Miller, Moore, Morrison, Gaiman... Tras los apabullantes años noventa terminé apartándome un poco del cómic, pero con el tiempo me volvió la locura. Con la madurez he sabido ampliar mis gustos, filias, críticas… y de hecho en los últimos años lo que más me gusta es la teoría e historia de los cómics.
Novelista, guionista, estudiante de cine. Aprendiz. Empezó con esto de los tebeos gracias al Spiderman de Lee y Romita y al Conan de Thomas, Smith y Buscema. The Sandman y Watchmen le impactaron profundamente y todavía no se ha recuperado. Tras una temporada frecuentando el Londres de Dylan Dog, en la actualidad recorre los mares del sur en compañia de Corto Maltes, con el objetivo de encontrar fortuna y gloria...
Jurista del 96. Seguidor de DC Comics y ahora también redactor de Zona Negativa.
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, vino lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos.
(Barcelona, 1990). Licenciada en Filosofía y graduada en Medicina. Entré en el mundo del manga gracias al boom del anime de finales de los años noventa con series como Utena, la chica revolucionaria, Evangelion y Cowboy Bebop. Después de leer a Tezuka, Taniguchi y Urasawa, salté a la lectura del cómic de cualquier procedencia, género y estilo. Recientemente, me he volcado en el mundo del podcasting medio que me permite explorar nuevas formas de divulgación. Fui jurado de los XXV Premios Manga Barcelona organizador por Ficomic. Mi máxima: las buenas historias son aquellas que dejan huella en el alma del lector.
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
EsteveTheque
EsteveTheque
Lector
11 noviembre, 2022 13:49

Excelente sección, muy completa. Me costó elegir en la encuesta!

Enrique Doblas
En respuesta a  EsteveTheque
11 noviembre, 2022 15:13

Gracias EsteveTheque!

sparkyal
sparkyal
Lector
11 noviembre, 2022 20:37

Muerdeuñas la dejé al segundo o tercer tomo, que mala era.
Williamson escribiendo cualquier cómic siempre es una muy mala noticia.
El problema es que si ECC la sigue sacando con el Superman hijo de Taylor la tendré que dejar también.
Y con la subida de la grapa en enero de Panini, terminaré etapa de Iron Man y después de El dia del juicio que acaba en enero, dejaré de comprar grapas en Panini.
Mi sueldo no ha subido tanto como está subiendo todo lo demás. Cada vez compro menos.