Magazine DC España – Noviembre 2020

Entramos en el penúltimo mes del año y mientras la hojas continúan cayendo de los arboles, los comics no dejan de llegar a las tiendas. No os perdáis la entrevista a Jordi Tarragona y un nuevo Top 10 ECC.

Por , y
6
2400

INTRODUCCIÓN

Noviembre es un mes muy especial. Atrás queda ya el verano de forma contundente, se encara la recta final para llegar al invierno, los días son más cortos, apetece casa, apetece leer, apetece viajar lejos de la mano de apasionantes historias encerradas entre páginas plagadas de viñetas. La temperatura baja, pero las novedades no descansan y no dejan de llegar y llegar a las tiendas especializadas. Novedades de las que damos buena cuenta en las habituales secciones del Magazine DC, destacando aquellas que ofrecen un extra por encima de las demás.

Para esta entrega del Magazine DC tenemos una jugosa entrevista de Jordi Tarragona con el que nos adentramos, no solo en la parte gráfica de los cómics, sino en uno de sus apartados más relevantes para el acabado final de la obra.

Además, seguimos jugando con las ventas y os proponemos una nueva ración USA de las series publicadas en España por ECC.

Y si nada cambia nos vemos dentro de un mes, el último del año, en una nueva entrega para seguir hablando de novedades y daros alguna que otra sorpresa.

TITULARES

Columna de opinión – El sello Black Label

Desde que en marzo de 2018 se anunciara el nuevo sello de DC encaminado a lectores adultos, DC Black Label, ya hemos tenido tiempo de leer y valorar por nosotros mismos sus obras, por lo que podemos intentar responder a la siguiente pregunta: ¿Es necesario una línea de cómics Black Label? Desde el punto de vista de si son necesarias obras independientes de la continuidad, con libertad absoluta para los artistas, la respuesta es un contundente sí. Independientemente de si sus historias han sido de nuestro agrado o no, la calidad de muchos de los trabajos del sello es palpable. El mercado busca desesperadamente lectores ajenos al medio y obras sin la lacra de la continuidad accesibles a nuevos lectores se hacen necesarias. Sin dejar de tener en cuenta que en un mundo donde las grandes editoriales pertenecen a enormes corporaciones que controlan todos sus productos bajo unos parámetros comerciales (muy entendible, una empresa desde su concepción nace para ser lucrativa) a pesar de que muchas de las decisiones parecen tomadas en contra del consumidor que es aquel que te da dinero. Si hablamos de las decisiones en el terreno audiovisual, por ejemplo, no paramos. Pero me desvío. Si jefazos que nada tienen que ver con los cómics, deciden el destino de estos, es muy valorable que exista un lugar donde los artistas tengan libertad creativa.

No todo es bueno porque la creación del sello trae como consecuencia maniobras en favor de él que implican por ejemplo, cerrar Vertigo. Un sello con solera, querido por los aficionados por la cantidad de grandes obras que un día otorgó, cierra por una reestructuración por edades que la editorial cree conveniente. Siendo este el motivo oficial, el cierre ayuda enormemente a Black Label como marca, al llevar las reimpresiones del extinto Vertigo bajo su paraguas, el nivel (y volumen) de obras de la línea sube significativamente. Si un aficionado novel lee por primera vez Predicador o Y: El último Hombre, por citar solo un par de ejemplos de calidad de la mítica línea, y ve que son del sello Black Label querrá leer más de este grupo de cómics. Una publicidad incomparable.

Pero, ¿qué ocurre con el sello en España? Editado por ECC Ediciones, el sello Black Label es caro. Con honrosas excepciones como el Batman de Sean Murphy o Strange Adventures de Tom King que son publicados en grapa, la editorial ha optado por un formato de lujo para estas obras en su primera edición, encareciendo el producto. Además las reediciones de Elseworlds o Vertigo bajo Black Label, también tienen un “impuesto” por la negra línea. Si no tienes prisa por adquirir las obras de nueva publicación en esos “tomitos” en tapa dura, la editorial española publica tomos recopilatorios un tiempo indefinido después de su primera edición a un precio mucho más competitivo e incluso con extras, directamente merece la pena esperar. Queda como positivo la recuperación de alguna obra algo olvidada, como puede ser Es un pájaro… de Seagle y Kristiansen, publicada originalmente bajo, exacto, lo has adivinado, el sello Vertigo.

Recientemente ECC ha anunciado el lanzamiento de Black Label Pocket, grandes obras a un precio de 9,95 € en formato reducido. Una grata noticia aunque en muchos comentarios en redes sociales no se haya visto de esa forma. Esta es una página donde muchos de los lectores, o al menos de los comentaristas, son bastante expertos. Muchos peinamos canas y hemos leído mucho, pero que nuestra realidad no nos separe de otras circunstancias. No todos los lectores de cómics llevan 20 años leyendo. La línea Black Label Pocket es una excelente noticia, pues el resultado de su publicación no es otro que grandes obras a precios accesibles. Esto es algo que siempre debería aplaudirse. Después ya podemos debatir la inclusión de esta u otra obra en el sello o si hay demasiado Batman, que sin duda lo hay. Pero ante la histórica prudencia de ECC con sus publicaciones, que se puede ver acrecentada por la pandemia mundial y la consecuente crisis económica, no es de extrañar que opten por un valor seguro de mercado, Batman. Esperar la inclusión de nuevos títulos y personajes en este formato o no, es algo que descubriremos con el tiempo, la disponibilidad limitada con la que cuenta esta nueva línea Pocket, dificulta la posibilidad.

Hagamos la pregunta del principio de otra manera. ¿Es necesario una línea de cómics con libertad para los autores? Rotundamente sí. Si se llama Black Label, Vertigo o Elseworlds, no depende de nosotros y cada uno tendrá sus preferencias, pero al menos tenemos la oportunidad de encontrar estos cómics en nuestra tienda especializada, eso es lo realmente importante.


GREEN LANTERN #100/18

Nuevo mes y nuevo número 100 en ECC, pero la verdad es que tras Batman, Superman y la Liga de la Justicia el siguiente en la lista, de tan exclusivo club, es Green Lantern.

En España la andadura del personaje ha sido, siendo comedidos al usar el termino, errática. Sus andanzas comenzaron en 1986, de la mano de Ediciones Zinco, que lanzó el primer número escrito por Mike W. Barr y dibujado por Joe Staton (Green Lantern #154 USA), sustituidos posteriormente por Joe Cavalieri a los guiones y el dibujo por George Tuska. Pero no sería los únicos en pasarse por la serie, ya que nombres como Len Wein, Steve Englehart y Gary Cohn también firmarían historias hasta cerrar la serie en el número 29 y publicar un especial con el que le llegó a publicar el Green Lantern #200 USA. La marca de Zinco con el personaje quedó marcada en 30 entregas nacionales (64 entregas USA). Hubo más Green Lantern pero fuera de una serie regular, en la serie contenedor Universo DC (entregas 29-31), donde se publicó la miniserie Amanecer Esmeralda y su correspondiente continuación. Hubo nueva tentativa cuando Hal Jordan sucumbió a la desesperación y eliminó a sus hermanos de armas, convirtiéndose en Parallax, cediendo el manto al Kyle Ryner. Aquella historia es conocida como Crepúsculo Esmeralda, se publicó en tomo y comprendía los números de Green Lantern Vol. II #48-50 USA.

Tras Zinco le llegó el turno a Norma Editorial que, entre 2004-2005, publicó tres tomos del personaje, con Kyle Rayner bajo la máscara, con los Green Lantern #129 al 137 USA. Tres entregas nacionales (9 entregas USA).

Planeta fue la siguiente asumir el manto de publicar DC en España (vamos a pasar un tupido velo sobre el tiempo en el que llegaban las ediciones de Vid a nuestro país) que en 2006 publica el especial Renacimiento con la vuelta de Hal Jordan como Green Lantern del sector 2814 y el comienzo de la serie regular con el Green Lantern #01, cuya edición nacional terminaría tras cinco entregas, para pasar a publicarse en Green Lantern y Green Arrow presentan, cabecera que llegaría a publicar hasta el número #28 USA. En 2009 se lanzó una nueva serie regular para continuar (18 entregas nacionales), llegando en esta ocasión hasta el número 64 USA (se combinaron números de la serie de la serie dedicada a los Green Lantern Corps). Planeta también publicó miniseries que no eran sino arcos argumentales de la serie madre, tales como Los Sinestro Corps. Además, encaró con valor la publicación de los primeros 75 números USA del primer volumen de Green Lantern en su serie regular denominada Clásicos DC. Si juntamos todos los números, tenemos un total de 36 entregas nacionales (64 entregas USA)

Y hoy es ECC la que pone el listo en lo más alto en el que a numeración nacional y USA se refiere, con la culminación de cien números en los que el caballero esmeralda ha permanecido publicándose de forma ininterrumpida en nuestro país. Cien meses en los que hemos pasado por los Nuevos 52 y un Renacimiento y ahora por una muy personal visión de Grant Morrison.

Y para conmemorar esta notable cifra ECC publica un especial en el que se dan cita autores que de alguna forma han sido responsables de algunos de los momentos más importantes del personaje, como son Dennis O´Neil, Len Wein, Ron Marz, Mike Greel, Joe Staton y Darryl Banks. Un hito indiscutible que merece de verdad ser celebrado y que esperemos pueda volver a celebrarse cuando se llegue al número 200.

DCSOS INMORTALES #03

La secuela de una de las sorpresas del año pasado en DC llega a su fin. Partiendo de una simple pregunta “¿Qué ocurrió con los villanos cuando el mundo terminó?”, Tom Taylor, acompañado de Karl Mostert en el dibujo, nos ofrece una sólida historia que, con conocimiento pleno de las virtudes de su predecesora, culmina con gran acierto en la última grapa de la miniserie.

En un hábil giro de trama, nuestro grupo conformado por antihéroes y villanos, se ve amenazado por Wonder Woman en un tenso encuentro final.

Tom Taylor tenía desde el momento de la planificación de DCSOS una idea para una secuela, así como el convencimiento de que se traía algo especial entre manos. Por ello, de manera consciente, dejó fuera a numerosos villanos de la misma para ahora poder tener un espacio mayor para su desarrollo.

Por su parte, tal y como comenta el propio escritor, el dibujo de Mostert resulta perfecto para la misma, siendo descrito como “lleno de acción y con una diversión caótica”, sin olvidarse del colorista Rex Lokus, al que ya pudimos ver en Injustice 2, del mismo Taylor.

Todo ello convierte este DCSOS Inmortales 3 en una lectura fresca, divertida y muy recomendable, en la línea de las grapas anteriores.

EL AMANECER DE LEVIATÁN

Leviatán, el villano creado por Bendis que reinventó a un personaje de la editorial, del que no desvelaremos su identidad por si a raíz de este “amanecer” algún lector se anima a leer el “Incidente”. El enemigo hace su debut con la impactante premisa de haber derrocado a todas las instituciones secretas de espionaje del mundo. Tras la finalización de esta miniserie se le pudo ver en Action Comics haciendo equipo con el Lex Luthor de Perpetua, en una impresionante batalla contra Superman. El personaje con un discurso bien aprendido, atrayente, reivindicativo y transgresor, sobre como los secretos están destruyendo el mundo y el porqué es necesario comenzar una nueva era sin ellos, resulta muy atractivo. Con esta miniserie llega el momento de descubrir los secretos que se han desvelado y las consecuencias de ellos.

El equipo artístico sigue siendo el mismo de la primera miniserie, de altura. Alex Maleev continúa dibujando al villano y sus efectos luminosos de la misma forma deslumbrante que ya consiguió en la primera serie. La grapa doble cuenta con la inclusión de una historia sobre Question, personaje con el que Bendis disfrutaba en el Incidente Leviatán, con guion de Ram V y dibujo de John Paul Leon, otro gran dibujante capaz de dar mucho en obras de tinte detectivesco. Tras su carta de presentación llega esta nueva ocasión de conocer más del interesante Leviatán y sus planes, publicada en grapa es una excelente oportunidad para comprobar por uno mismo el estado del espionaje en el universo DC.

BATMAN – DETECTIVE COMICS #23

Un mes más, Peter Tomasi, con la compañía de Scott Godlewski en el primero de los números y con Brad Walker en los tres siguientes, continúa con su visión de la parte más detectivesca del murciélago.

El primer número, con un trasfondo mitológico en los desencuentros con el villano, sirve como excusa para que Tomasi, plenamente establecido en la cabecera y con la experiencia previa en Batman y Robin de los Nuevos 52, examine las consecuencias que ha tenido para Bruce la perdida de Alfred. Tal y como está haciendo Tynion IV en la otra cabecera principal, la amargura y el abatimiento acompañan al protagonista en el duelo, estando las mayores virtudes de la narración en los pequeños momentos, más pausados, donde comprobamos la importancia del mayordomo en la organización de la mansión Wayne y en la vida de su pupilo.

El propio Tomasi ha destacado en entrevistas su preferencia por un héroe más humano, en declaraciones como la siguiente: “Me gusta un Batman que, a pesar de que sabes que al final va a conseguir su propósito, siempre tienes algunas sombras que tirarle” En el siguiente arco, centra su atención en uno de los villanos más célebres de Gotham, Dos Caras, al que llevábamos tiempo sin ver protagonizar una historia importante. Con las consecuencias de Ciudad de Bane presentes, Tomasi nos entrega un enfrentamiento con aroma clásico, con unas cuantas sorpresas guardadas, y que proporciona una lectura entretenida tanto para el seguidor veterano como para aquel que no esté tan familiarizado con la colección.

LIGA DE LA JUSTICIA OSCURA #07

Al comienzo de su etapa, Tynion destacaba que uno de los principales motivos por los que la serie podría considerarse especial estaba en el hecho de que, aparte de Wonder Woman, la mayoría de los personajes solo aparecían en esta colección. Eso le permitía introducir cambios dramáticos para los protagonistas, algunos incluso de carácter permanente. A lo largo de más de una veintena de números se ha mantenido fiel a esta idea, con un interés particular en la relación entre los miembros del grupo, como ya sucediera en su celebrada Detective Comics.
Con un acercamiento personal y cercano, ha conseguido mantener la línea y el nivel a lo largo de casi dos años.

Resulta interesante el apartado más relajado de sus números, con una fuerza particular en los diálogos e interacciones, especialmente entre Zatanna y Constantine. En los que ocupan este tomo, acompañado de Ram en los guiones, y con Kyle Hotz primero y Álvaro Martínez después a los lápices, la trama sigue un suceso extraño, relacionado con el Hombre Florónico, que está deformando la realidad. A partir de ahí, comenzarán las pesquisas y descubrimientos, para los que contarán con una ayuda muy especial.

La introducción de Animal Man al arco le añade un plus de interés al mismo que, unido al argumento y su ejecución, consigue no solo ser interesante para el seguidor habitual de la colección, sino también para el lector más casual Deceita.

SHAZAM #04

Superman vio la luz por primera vez el año 1938. En 1939 el guionista Bill Parker, junto al dibujante C.C. Benck, creaban al Capitán Marvel para la editorial Fawcett Comics para el segundo número de la colección Whiz Comics. Está claro que no hace falta ser muy listo para darse cuenta de que la estela de Superman era seguida por otros creadores de comics y sobre una base similar se buscaba desarrollar conceptos que se acercaran al héroe que estaba triunfando.

Durante 1940 su fama fue enorme, superando a la del propio Superman, por lo que Fawcett se lanzó de lleno a la expansión de la franquicia creando lo que se conoce como la Familia Marvel, formada inicialmente por Mary Marvel, Capitán Marvel Jr. y el tigre Mr. Tawky.

Héroe que en 1940 llegó a vender 14 millones de copias, superando en ventas a Superman. Su éxito estaba basado en la enorme calidad de sus historias y en el punto de vista que el personaje de Billy aportaba al conjunto. Su visión de niño acercaba mucho más el héroe al lector, que en este caso no se trataba de adolescentes, sino de niños que soñaban con poder emular a su admirado Capitán. Tanto fue así que el “imitador”, acabó teniendo imitadores, como Marvelman, que comenzó a publicarse cuando en Inglaterra se quedaron sin material del Capitán por culpa del litigio entre Fawcett y DC.

Hoy, sin poder poner el nombre con el nació hace ya 80 años en portada alguna, Shazam, goza de serie regular gracias al trabajo realizado en sus primeras entregas por Geoff Johns (cuyo inicio realmente hay que ir a buscarlo en los Nuevos 52) en el que el guionista de Renacimiento recupera el sabor de antaño para los tiempos de hoy. Los valores básicos del personaje son característicos y únicos, pues fusionan la esencia el héroe con la inocencia de un niño, cuya visión global del mundo dista mucho de la de los adultos que han olvidado su infancia.

Con la cuarta entrega por parte de ECC hay que decir adiós a Johns para dar la bienvenida a su sucesor Jeff Loveness que encarra la recta final de una serie que, por desgracia, no va a escapar de la cancelación.

Su trabajo es continuista dentro del tono de la obra, sin perder la esencia, en una historia que finaliza el viaje de la familia Shazam por las Siete Tierras Mágicas, para acabar por recuperar todos los concetos básicos de su protagonista: La Hermandad Monstruosa del Mal, Mr. Mente y Black Adam, como muestra clara de todo ello, con lápices de Dale Eaglesham, Brandon Peterson y Scott Kolins, siendo el único pero la falta de uniformidad gráfica de la que ha hecho gala la colección tras sus primeras entregas.

Una serie fresca, pulcra, sin alardes innecesarios, centrada en repescar las sensaciones de antaño, para no dejar en el olvido al que una vez brilló con más fuerza que el mismísimo Superman.

LEGIÓN DE SUPERHÉROES #02

Creada casi por casualidad en aquel Adventure Comics #247 de 1958, la Legión de Superhéroes probó ser desde entonces uno de los grupos de personajes más populares de DC Comics, sobre todo a principios de los años 80 de la mano de Paul Levitz, a pesar de que las últimas décadas no hayan sido respetuosas de su historia e importancia. Una sencilla prueba es que luego de cincuenta años de publicación aún sigue existiendo y captando el interés de los lectores.

En la actual encarnación, tras los eventos de Renacimiento y lo narrado en la serie de Superman, tenemos a Brian Michael Bendis haciéndose cargo de la nueva etapa de la Legión. Una etapa marcada por un severo rediseño de uniformes, por Ryan Sook, y un planteamiento fiel al estilo de Bendis, con una narrativa descompresiva en su máxima expresión.

La incógnita acompaña a esta serie, pues captar y recuperar la esencia del grupo no es tarea fácil. Adaptar a los nuevos tiempos su concepto, sin dejar de lado la ciencia ficción y lo que es más importante, su lado humanista es algo fundamental en la serie. Ver como los legionarios se relacionan entre ellos, cooperan y sueñan con un mundo mejor es marca de la casa. ¿Será Bendis el guionista capaz de recuperar estos valores?

En la primera entrega nos encontramos con un número iniciático, sin apenas contenido, centrado en mostrar a grandes rasgos algunos legionarios y su entorno, a través de los ojos de Jon Kent. Con la segunda entrega Bendis se concreta más y comienza a añadir sustancia a la trama con un planteamiento más abierto sobre Tridente de Aquaman e intentar resolver algunas de las cuestiones que planean sobre esta encarnación de la Legión, como son las razones por las que permanecen unidos y como se fundó esta Legión. Mientras, planeando sobre todo estos asuntos, la tensión dentro del seno de los Planetas Unidos no hacen sino seguir aumentando, lo que pone en marcha una serie de acontecimientos con los que Bendis busca mantener la atención del lector de forma continuada.

Y todo ello con grandes dosis de ciencia ficción afín al Universo DC, con multiverso incluido, donde ver todo el potencial de esta nueva Legión. Relaciones interpersonales, tecnología, alienígenas, tramas políticas, superhéroes, misterios, amenazas galácticas… Bendis se ha tomado en serio lo de vitaminar al grupo y con la segunda entrega se lanza de lleno a satisfacer a los lectores acérrimos del grupo.


JOKER – ESPECIAL 80 ANIVERSARIO

Hace ochenta años, en el número 1 de Batman, con el comienzo de su propia cabecera, los hoy legendarios (como legendarias son las disputas por la autoría) Bill Finger, Gil Kane y Jerry Robinson darían cuerpo a una de las mayores creaciones de la historia del comic, con una influencia indisputable en la cultura popular: el Joker.

Un personaje único, capaz de mantener el interés a lo largo de los años, con decenas de interpretaciones e historias que todavía hoy son el perfecto modo de entrada a DC Comic para muchos lectores neófitos, con una inagotable fuente de inspiración e interés para creadores.

A partir de entonces, los mejores autores de cada generación han ido contribuyendo, tebeo a tebeo, a la importancia del personaje, siendo la lista francamente inabarcable. Desde Neal Adams y Dennis O´Neil, pasando por Steve Englehart o Jeph Loeb, , hasta llegar a Alan Moore y Frank Miller, cuyas respectivas obras La broma asesina y El regreso del caballero oscuro son un imprescindible en la biblioteca de cualquier amante del medio. Su legado no termina aquí, contando con una vasta producción audiovisual.

Podemos destacar la inocencia más profunda y heredera de su tiempo como es la interpretación de César Romero en la serie de los años sesenta o el papel protagonista que tuvo Jack Nicholson en el Batman de Tim Burton. Yéndonos a la animación, tenemos el inconfundible doblaje de Mark Hamill en la serie de animación de los noventa.

Esto ha permitido que, junto al Vito Corleone de Marlon Brando y Robert de Niro, el Joker sea el único personaje por el que dos actores han ganado el Oscar por el mismo papel. Hablamos por supuesto de Heath Ledger y Joaquin Phoenix.

En el volumen que nos ocupa, Scott Snyder (La muerte de la familia) Brian Azzarello (Joker) o el ya citado Dennis O´Neil, acompañados de dibujantes como Jose Luis García-López, Lee Bermejo o el español Mikel Janín, nos ofrecen una celebración del Joker, de lo que representa para nosotros como lectores y, dentro del cosmos de Gotham, para todos aquellos personajes que se han visto afectados por sus acciones dentro de la ficción, desde los más cercanos como Batman y Robin hasta la policía de la ciudad o los responsables del Asilo Arkham.


ROBIN – ESPECIAL 80 ANIVERSARIO

El primer sidekick de la historia cumple 80 años. El imitado hasta la saciedad como modelo de acompañante de héroe se convierte en octogenario. Como todos sabéis en este 2020 multitud de personajes de la editorial llegan a esta significativa fecha y DC Comics lo celebra con sus respectivos especiales de 100 páginas continentes de historias cortas realizadas por grandes artistas. En esta ocasión Mikel Janín, Jorge Jiménez, Javier Fernández, Marv Wolfman, Peter J. Tomasi, Dustin Nguyen, Devin Grayson o Damion Scott entre otros nos dan su visión del chico maravilla, eterno compañero de Batman. En Zona Negativa dedicamos un especial a la figura de Robin, con diversos artículos sobre los distintos personajes que han vestido el uniforme con la “R” en el pecho, así como la importancia del concepto de sidekick o su necesidad de existir. Si eres fan del concepto, de alguno o de todos los personajes que han portado el uniforme rojo y verde encontrarás textos que te interesen.

Dick Grayson, Jason Todd, Tim Drake, Damian Wayne o Stephanie Brown los portadores de la capa amarilla, protagonizan estas historias, con un predominante protagonismo del auténtico cumpleañero Dick Grayson, que incluso cuenta con una historia recordando sus días en Spyral como el agente 37, a cargo de los mismos autores. Un cómic que desprende el cariño que el personaje se merece, siendo uno de los especiales de 80 años más redondos de los publicados este año de aniversario por la editorial americana.


ASILO ARKHAM – LOCURA

Pocos temas son más recurrentes en el arte como aquellos relacionados con el terror y la locura. En especial, en la historia de la pintura nadie ha sabido captar las múltiples vertientes de este fenómeno como lo hicieron Caravaggio (La cabeza de medusa) y Francisco de Goya (Saturno devorando a su hijo). La perfección de sus pinceladas, con atención al terror de los cuerpos o la locura de las miradas, son todavía una referencia para jóvenes creadores. Dada la importancia del apartado visual del comic, hemos podido contar con obras como el Asilo Arkham de Mckean y Morrison, en los que estas obsesiones, llevadas al extremo, eran exploradas con maestría. El murciélago, la ciudad de Gotham o el sanatorio mental resultaban ser el perfecto lugar para desarrollarlo.

Siguiendo esta tradición, Sam Kieth nos presenta en Batman: Asilo Arkham, las ramificaciones de la demencia y la falta de razón. En lugar de tener de protagonista al cruzado de la capa, Kieth nos ofrece el problema desde el punto de vista una empleada del psiquiátrico. En entrevistas, el autor ha hablado de ello reproduciendo las palabras de Jim McLauchlin, que le dijo “el comic va de alguien que tiene un trabajo terrible, leyéndolo solo quieres que consiga irse de ahí”. A lo que le respondió “si así fuera, no sería una historia de terror”.

Poco a poco, con la compañía de un dibujo desafiante, nos iremos adentrando en una narración oscura y perturbadora de la que, como no podía ser de otra manera, se acabará apropiando el payaso del crimen de Gotham.


BATMAN – ASESINO DE SONRISAS

Tras la historia que el aclamado dúo creativo, Jeff Lemire y Andrea Sorrentino, nos han contado con uno de los Joker más atractivo y manipulador de los últimos tiempos, en donde el payaso criminal amarga la vida al doctor Ben Arnell empujándole a la más absoluta locura, nos llega la continuación de Sonrisa Asesina, con este Batman: Asesino de Sonrisas. En el equipo creativo se mantiene la excepcional Jordie Bellaire, premiada colorista, esencial para lograr la conseguida atmósfera inquietante imperante en el cómic.

Un libro con una perturbadora premisa, Bruce Wayne durante su infancia siempre ha visto el guiñol del Sr. Sonrisas, el infame payaso para “niños” visto en la obra anterior, pero el televisor le hablaba especialmente a él. Décadas después está a punto de descubrir el veneno que le inculcó el malicioso titiritero a través del programa infantil. Una trama que se basa en la incertidumbre de qué ocurre realmente, recordando en cierto modo al Caballero Luna del canadiense, con un terror psicológico bien construido esta vez en torno a Bruce Wayne, indudablemente un personaje con más tirón que el perjudicado psiquiatra del cómic anterior. ¿Qué hará el Joker con Batman en este universo fuera de continuidad? ¿Lo manipula desde pequeño? ¿Cómo es posible? ¿Qué es real y que es parte de la locura? Un misterio que Lemire perfila con maestría, pudiendo dejar algún lector confuso tras su lectura pero muy probablemente satisfecho.


SANDMAN #02 – LA CASA DE MUÑECAS

Este segundo tomo cumple con los dos propósitos que se fijó Gaiman a la hora de escribirlos. En primer lugar, servir como ejemplo para que los lectores estuvieran listos para cualquier tipo de historia que deseara escribir en la colección, incluso en el caso de que otros personajes desbancaran a sueño como protagonista del capítulo.

En segundo, desde el punto de vista artístico, bajo la apariencia de historias cerradas y sin relación unas con otras, explorar las relaciones entre los hombres y las mujeres y sus complejidades, contando, por ello, con un hilo conductor claro. Para ello, por supuesto, no sé valdrá de personajes planos o idealizaciones románticas, sino que irá más lejos, hasta conocer los instintos más primitivos y la toxicidad que estos llevan inherente. De ellas nace la primera de las historias que nos narrará el autor, con su pulso característico, centrada en un amor lejano, perdido y con resonancias en el presente. Aunque todos los números sean recomendables, este, por la importancia que ocupa en la obra y el desarrollo de personalidad que nos ofrece, merece relecturas y un especial detenimiento.

El corazón del tomo, a su vez, se encuentra en los capítulos que dan nombre al mismo, con un personaje que el lector ya conoce y del que Gaiman va a conseguir exprimir todo su potencial, con una narración única, en la que la fantasía y el horror se combinan con una originalidad al alcance de muy pocos autores. Al dibujo, por su parte, contaremos con Chris Bachalo, Michael Zuli y Mike Dringenberg, que consiguen trasportarnos a los mundos y ensoñaciones del maestro de Portchester.

A través de Hombres de buena fortuna, por su parte, siembra algunas de las preguntas que serán una constante a lo largo de toda la saga, relacionadas con la muerte, la inmortalidad y, sobre todo, la vida.

La casa de muñecas, como segunda recopilación, no hace sino dar el pistoletazo de salida a lo que es uno de los mejores comics de la historia y a siete años de explosión creativa, con éxito comercial y crítico. Sirve, además, como piedra angular para la configuración de Sueño como personaje, tal y como se desarrollará en futuros volúmenes.

CRISIS EN TIERRAS INFINITAS #04 XP

En 1985 en DC tenían claro que debían aplicar la máxima de renovarse o morir. Los años previos no habían sido especialmente satisfactorios y salvo series como los Titanes y la Legión, poco se podía rescatar de su producción. Llegó Crisis para remover el cubo de condescendencia y ombliguismo en el que habían caído las series de DC y limpiar, relanzar y potenciar el valor de sus personajes e ideas como hacía tiempo que no se hacía en la editorial.

En España se ha editado esta importante maxiserie / evento, de múltiples formas. Empezó Zinco con 12 grapas que, acompañadas de imponentes textos, tiene el honor de ser la primera edición y la que despertó a toda una generación de lectores de DC en España. Una edición cuidada, centrada en la esencia de la obra y que era capaz de transmitir todo lo que era el Universo DC. Más tarde llegarían las ediciones en tomo, recopilando los doce números, las ediciones maxis con añadidos muy interesantes, como la de Planeta, con Historia de Universo DC incluida y profusión de textos, un detallado informe de producción y listado de series que fueron vendidos en su día como pertenecientes al evento. Un trabajo más que notable en una edición algo ingobernable por su tamaño, que se perdona por el material que presenta.

Más ediciones en tomo recopilando la serie central por parte de ECC, hasta que en el horizonte se fragua editar todo el evento entero, maxiserie y series afectadas juntas en cinco volúmenes, con lo que se podría apreciar la magnitud de tan importante empresa. ¿Y que es lo que hace tan interesante esta edición?

Lo interesante es la percepción global de lo que fue Crisis editorialmente. Se rescatan obras inéditas en España, entendiendo por obras números de series que nunca se han publicado por estas tierras, mientras que otras si fueron editadas por Zinco en su día. De esta forma se han publicado entregas de Wonder Woman, Superman, Firestorm, Blue Devil, DC Comics Presents, Omega Men, Detective Comics y El Mundo de Amatista, que acompañan otros que si vieron la luz, como All Star Squadron, algunos de la Liga de la Justicia, La Cosa del Pantano, Infinity Inc, Green Lantern y la Legión de Superhéroes.

Ese todo unificado en cinco tomos, con la edición cronológica de todo el material crea un bloque sólido que es una foto fija de ese instante editorial en el que se pueden percibir interesantes aspectos.

En el tomo que llega este mes en concreto, el cuarto, queda ya claro el aspecto crepuscular de dos de las series que más números encartan en el evento. All Star Squadron e Infinity Inc, ambas escritas por Roy Thomas, con sus últimos coletazos antes de su extinción generacional. Su propuesta exuda cierto aire melancólico, como si los personajes fueran conscientes de su final. Esa percepción cambio en la forma de hacer cómics y resulta muy relevante ya que permite entender como se estaba fraguando el cambio dentro de DC.

Otras series son menos insertos que apenas tienen relevancia en Crisis, salvo por la presencia de los cielos rojos, pero no por ello dejan de ser importantes por la idea de un todo cohesionado, de ese Universo DC que buscaba mostrarse integrado y no como una amalgama de universos diversos que se movían por separado.

Por todo ello es una obra relevante, una edición que podría muy bien considerarse como definitiva, aunque le haya faltado un trabajo extra en tema de textos de complemento que redondearan la experiencia, mes a mes. A falta de un tomo por publicar las apuestas por el material, más allá del obviamente necesario y estimado, que incorporara quedan abiertas.


MERA

Mera es la heredera al trono de una colonia subyugada de Atlantis. Recibe el encargo de asesinar a Arthur Curry, próximo Aquaman, que vive en la superficie ajeno a todo lo relacionado con los atlantes. Mera deberá decidir si cumplir su misión o dejarse llevar por sus sentimientos.

Continúa la publicación de la línea de novelas gráficas para joven adulto de DC Comics editadas por la Editorial Hidra con esta obra, escrita por Danielle Paige, autora superventas de la serie de novelas Dorothy debe morir, donde una sarcástica chica Amy Gumm, viaja al mundo de Oz para combatir a una muy cambiada Dorothy. Gracias a su gran éxito, se llegó a hablar del interés de la cadena CW por llevar a la pequeña pantalla las novelas. En esta historia sobre Mera realiza su primer acercamiento a DC y al medio, pues esta no es una adaptación de una novela homónima como ocurre con Batman: Nightwalker o Wonder Woman Warbringer. Un cómic que explora la libertad, el amor o el heroísmo que cuenta con el dibujo de Stephen Byrne, joven irlandés conocido en la editorial por sus trabajos en algunos números de Green Arrow o en Los Gemelos Maravilla.

Una novela gráfica que siguiendo la línea de las ya publicadas, es una excelente forma de dar a conocer el universo acuático de DC a los más jóvenes.

SUPERHIJOS

¿Quién es Ridley Pearson (1953)? Pues se trata de un escritor norteamericano, en activo desde 1988, especializado en novelas de suspense para adultos y que en 2008 se adentró en el duro terreno de la novela juvenil e infantil. Sus trabajos han sido variados, con personajes que gozan de cierto renombre dentro de la escena literaria norteamericana, como el inspector Lou Boldt y la forense Daphne Mathews. El cambio de registro en su producción literaria vino motivado por una sutil, pero muy interesante pregunta por parte de su hija sobre como Peter Pan conoció al Capitán Garfio. Pearson vio que en esa pregunta se escondía una historia y se asoció con el humorista Dave Barry para escribir una novela que diera respuesta a ello, bajo el título de Peter and the Starcatcher, editada por Disney.

Escribir es un acto de plena conciencia de uno mismo. Escribir para un publico con el que se comparte franja de edad permite facilitar tan dura tarea, pero hacerlo desde la adultez para llegar a niños, hace que teclear sea algo totalmente distinto. Muchos escritores caen en la trampa de banalizar al lector al que se están dirigiendo, cuando es alguien exigente, mucho más que un adulto incluso, capaz de entender tramas complejas y adentrarse en las sutilezas de la historia, siempre y cuando se haya escrito con elegancia e inteligencia, de manera cercana y muy sincera.

Y si escribir una novela juvenil es algo muy complejo, escribir un cómic exige el mismo esfuerzo con el añadido extra de tratarse de un medio mixto con el que poder acercarse a ese lector en ciernes, ávido de historias.

Con su trabajo en Superhijos para DC, Pearson se centra en dos de los hijos más famosos del Universo de ficción de DC, Ian y Jon, dignos hijos de sus padres, que han de hacer frente a una catástrofe ecológica planetaria en la que nadie sabe dónde están Superman Y Batman. Un trabajo que hace que los jóvenes den un paso al frente cuando la solución no está en los mayores. Un mensaje potente que se filtra sin concesiones a lo largo de toda la obra.

Hidra continua con su línea de novelas gráficas juveniles e infantiles a toda máquina y no deja mes libre en el que no haya un trabajo apetecible al que hincarle el diente

SUPERHERO GIRL – ¡El GRAN APAGÓN!

Una de las mayores sorpresas de este 2020 para DC en nuestro país ha sido sin ninguna duda el trabajo de la Editorial Hidra con la línea infantil y juvenil. Para los más pequeños, nos han ofrecido lecturas como Diana, Princesa de las amazonas, que sirven como un punto de iniciación magnífico, mientras que lectores más mayores han podido disfrutar de joyas como Harley Quinn: cristales rotos, de Mariko Tamaki y Steve Pugh . Se trata de tebeos coloridos, llamativos y divertidos, en ediciones muy atractivas y fáciles de manejar por sus dimensiones.

Escrito por Amy Wolfram, también guionista del ya publicado DC SUPER HERO GIRLS: En Metropolis High e ilustrada en esta ocasión por Agnes Garbowska, se nos presenta una aventura protagonizada por algunos de los personajes femeninos más conocidos de la editorial como Wonder Woman o Batgirl, con un diseño muy visual para los niños, en la línea de la serie de televisión del mismo nombre y disponible en Netflix.


ALL STAR BATMAN Y ROBIN DELUXE

Con All-Star Batman y Robin nos encontramos ante un comic polémico, en el sentido estricto de la palabra. Tanto en la concepción de sus personajes secundarios, el desarrollo que estos tienen a lo largo de los diez números que componen la cabecera, la propia acción o el punto de partida fundamental en toda obra: la definición de su protagonista.

Frank Miller es un autor incuestionable en términos históricos y uno de los escritores más importantes para Batman. Son incontables las aportaciones que supusieron para el medio obras como Año Uno y El regreso del caballero oscuro. Estas le han otorgado un espacio inalcanzable para el resto de guionistas a la hora de enfrentarse a sus nuevos proyectos. Fruto es de esta libérrima potestad el tebeo que nos ocupa.

El lector se encontrará con un Batman pasado de rosca, con métodos cuestionables y una idea de los propios superhéroes bastante conflictiva, repleta de intervenciones agresivas y con un trasfondo puramente violento. En este sentido, se siente más cercano a lo que desarrolló en Sin City que a sus propias obras del murciélago.

Junto a él, está un Jim Lee en su plenitud artística. A pesar de ello, el propio dibujante revela que tras años ocupándose del personaje, se sentía estancado en el momento de encargarse del trabajo, aunque disfrutará de trabajar con Miller. Independientemente de ello, termina por ser lo mejor sin duda de este título All-Star, sin dar muestra alguna de la fatiga que describía.

Con su edición Deluxe, este título pasa a figurar al lado de imprescindibles como los ya citados cásicos del propio Miller, así como de Amor loco o de otros más recientes como Batman:el caballero blanco de Sean Murphy.

EL REGRESO DEL CABALLERO OSCURO – LA ÚLTIMA CRUZADA

De todos los acercamientos posteriores al universo de El regreso del Caballero Oscuro, una de las grandes obras no solo de Batman sino del cómic superheroico, La última cruzada es de las pocas que sitúa los acontecimientos antes de la novela gráfica primigenia. Una precuela donde Jason Todd es un Robin inexperto, teniéndoselas que ver con el mismísimo Joker con las esperables deducciones por parte del aficionado. Las consecuencias del encuentro se dejan notar en Batman y nos muestran parte del camino que transita Bruce (y el resto lo intuimos) hasta llegar al hombre que es en El regreso del Caballero Oscuro, uno dispuesto a librar una guerra, decidido a todo por lograr sus objetivos.

Escrito por Miller y Azzarello, aquí se siente más presente la pluma de Miller que la de Azarello, al contrario de lo que ocurre con La raza superior, donde la pluma del escritor de 100 balas se hace mucho más patente. Esto ayuda a que esta precuela se sienta más integrada en el universo de Miller que la tercera entrega y sea muy recomendable para los seguidores del particular universo.

Al dibujo tenemos a John Romita Jr. que exhibe un buen nivel, adecuando mínimamente su estilo al dibujo de Miller, sin dejar de ser reconocible por su trazo, destacando en las escenas de acción.

SUPERMAN – AÑO UNO

Unas reediciones muy Miller y también muy Romita Jr, en este mes de noviembre. Si hablando de La última cruzada comentábamos que era una de las pocas obras precuelas de la obra original, este Superman: Año Uno es la otra. El año uno del Superman de DK publicado en tres tomos de formato más grande al habitual, común a las ediciones Black Label, es recopilado ahora en un tomo único. Un cómic donde se narra el origen de Superman desde la perspectiva de Miller que es menos Miller de lo que se podría esperar, con un Romita fiel a su estilo pero menos inspirado que en la obra de Batman anteriormente comentada, criticado por sus proporciones anatómicas.

Una historia donde Clark deberá conocerse a sí mismo para poder ayudar al mundo, con un padre terrestre duro pero cariñoso, que se centra en un principio en la parte más humana del niño alienígena, para después unirlo con una atlante o descubrir la bulliciosa Metrópolis. Un repaso a la vida de Superman desde la perspectiva única del autor, aunque definitivamente no tan diferenciada del canon habitual, donde Miller refleja lo mucho que le gusta la figura del kriptoniano a pesar de someterlo a Batman en sus obras más famosas.


JORDI TARRAGONA

Zona Negativa: Nos gustaría poder conocer un poco tus inicios. ¿Cómo surge la inquietud, la necesidad, o el interés, por dedicarte al cómic? ¿Y cuales son o han sido tus influencias?

Jordi Tarragona: Pues supongo que como a muchos dibujantes les pasa, cuando era pequeño ley algún TBO, Rompetechos, Mortadelo y Filemón… Pero cuando realmente quise hacer comics fue cuando me compraron comics de Spiderman de Romita padre. Desde aquel momento solo quería leer comics de super héroes y por supuesto dibujarlos. En cuanto influencias hay tantas que sería imposible quedarme con alguna ya que he leído de todo, desde manga, BD, comic americano… Si hablamos de algo más específico como el trabajo de entintador, pues el gran Jesus Merino, Mark Farmer, J. Glapion… Y un largo etc… Nunca dejo de mirar y aprender de todo lo que me gusta. 😉

Zona Negativa: En nuestra opinión, la labor del entintador es parte fundamental del producto final, un mal entintado puede llegar a lastrar tanto como un mal guion o dibujo, además de ser fundamental para la profundidad del cómic y los distintos planos, ¿Es vuestra labor lo suficientemente reconocida?

Jordi Tarragona: A ver, es cierto que un mal entintador puede estropear un cómic, pero nunca tendrá el peso que tiene el escritor o dibujante. Yo siempre digo que el entintado tiene que pasar desapercibido y hacer que el comic fluya, para mí esa es lo ideal.

Por otro lado, normalmente en las criticas ni se nos menciona al entintador. Al escritor si, al dibujante y colorista también… Realmente creo que la mayoría de críticos americanos no saben valorar el apartado de tinta o no lo tienen en cuenta, así que respondiendo a tu pregunta no creo que este lo suficientemente valorado, pero más por la parte de público que por los profesionales.

Zona Negativa: ¿Dónde encuentras más satisfacción, en la tinta o en los lápices?

Jordi Tarragona: Depende mucho del momento y el autor. Me encanta mi trabajo de entintador cuando las páginas que caen en mis manos son buenas, entonces disfruto mucho del entintado… Pero dibujar siempre me ha gustado y es una parte de mí que siempre surge y cuando tengo ratos libres me pongo con ello solo por disfrutar. Supongo que tendría que estar las mismas horas dibujando que entintando para poder elegir.

Zona Negativa: Entre otras, has trabajado para Dark Horse o IDW, para Marvel comenzaste entintando a David Baldeón ¿Qué nos puedes contar de aquella etapa?

Jordi Tarragona: Pues fue el inicio de mi carrera profesional, donde trabajaba en todas las editoriales que podía y eso me curtió. La etapa con David Baldeón fue muy especial porque gracias a él, que presento unas muestras a Marvel de mis tintas sobre sus páginas fui contratado por Marvel . Bon Alimagno, que era el editor que captaba nuevos talentos para la editorial me dio la oportunidad. Y gracias a estas dos personas comencé a trabajar en Marvel. Fue una locura y una emoción tremenda.

Zona Negativa: ¿Prefieres entintar dibujos acabados o menos definidos, casi bocetos?

Jordi Tarragona: Con el entintado siempre me sucede lo mismo, depende mucho del autor, como he dicho anteriormente. Con un boceto puedo añadir mucho de mi parte y es muy divertido si tengo tiempo para hacerlo, pero si tengo que hacer una página diaria, es mejor tener el lápiz acabado para no perder tanto tiempo. En cambio, si yo soy el dibujante, el lápiz es muy poco definido ya que lo terminaré con la tinta.

Zona Negativa: Tu trabajo en DC Cómics suele estar ligado al de Rafa Sandoval colaborando en series como Flash, Green Lantern o Catwoman ¿Cómo se forma esta asociación entre vosotros?

Jordi Tarragona: Si, Rafa y yo llevamos varios años trabajando juntos. Básicamente Rafa y yo somos colegas desde un salón del cómic en Francia llamado Angouleme donde nos encontramos junto con su antiguo entintador Roger B. en una fila para presentar un proyecto a una editorial. Yo tuve muy buen rollo con ellos y con los años ellos montaron un estudio en Mataró (BCN), y yo me uní. Estuve dos años de asistente de tintas con Roger y Rafa y cuando Roger se fue yo comencé a entintar las páginas de Rafa para Marvel junto con las páginas de Baldeón. Y a partir de entonces seguimos trabajando juntos. 😉

Zona Negativa: ¿Cómo gestionas los plazos de entrega? ¿Cuánto más atrás en la cadena, más estrés?

Jordi Tarragona: Cuando comienzas en este oficio es cierto que el estrés puede ser muy jodido y he pasado alguna época mala. Pero al final debes ser consciente del trabajo que puedes hacer en un día para poder medir los tiempos. Avisar a tiempo a tu editor que las fechas programadas son imposibles es muy importante para que él se pueda organizar y no dejarle con el culo al aire si no llegas a las deadline.

Es cierto que cuanto más atrás de la cadena tus tiempos se pueden ver reducidos, pero si el equipo funciona bien no tiene que haber ningún problema.

Zona Negativa: Has trabajado un buen puñado de números en Hal Jordan y los Green Lantern Corps, una serie importante para DC en el Renacimiento ¿Qué nos puedes contar de la experiencia?

Jordi Tarragona: Pues a nivel mediático fue genial, ya que fue anunciado como el gran evento en NY COMICCON con carteles inmensos de nuestro trabajo. Las ventas también fueron muy buenas y eso hizo que todo fuera de cara. A nivel artístico me pilló en un gran momento porque venía de Valiant donde los tiempos de entrega eran más relajados y pude probar muchas técnicas nuevas de entintado y luego aplicarlas en DC.

Zona Negativa: ¿Qué sentimiento despierta en ti el poder ver que tu trabajo está en series tan relevantes dentro del Universo DC?

Jordi Tarragona: Pues es un sueño hecho realidad, desde pequeño siempre quise hacer comics de super héroes. Nunca pensé que llegaría a trabajar para editoriales tan grandes como DC o Marvel. Que confíen en ti después de tantos años es genial.

Zona Negativa: ¿Qué serie de DC te gustaría poder hacer?

Jordi Tarragona: ¡¡En esta pregunta no tengo duda, BATMAN!! JAJAAAAJA!! Rafa seguramente diría Superman, pero Batman siempre ha sido mi favorito. Está muy solicitado este personaje, pero sería genial trabajar en la serie regular con un buen escritor.

Zona Negativa: Siguiendo con esta serie, has trabajado con los Lantern más emblemáticos, ¿Tienes algún favorito?

Jordi Tarragona: Mi Lantern favorito es Guy Gardner, es muy macarra y es muy divertido trabajar con él. En el Hal Jordan and the Green Lantern Corps #16, hay una pelea espectacular que dibuja Rafa donde disfrute como un crio entintando a este personaje. A más a más fue coloreado magistralmente por Tomeu Morey y eso hace que ese capítulo sea el favorito de la serie para mí.

Zona Negativa: Actualmente trabajas en la nueva serie de Wonder Woman con Mariko Tamaki al guion, un cómic que esperamos por estos lares ¿Qué nos puedes contar de la serie y del trabajo desarrollado hasta ahora?

Jordi Tarragona: Es cierto que hemos trabajado en Wonder Woman pero solo han sido 2 números. Ahora estamos inmersos en algo nuevo de lo que no puedo hablar de momento, es ¡¡top secret!! Jajajaja. Eso sí, trabajar con Wonder Woman ha sido muy divertido, después de estar 2 años con Flash.

Portada de Wonder Woman #767

Zona Negativa: Al recibir una página para trabajar en ella, ¿por dónde comienzas con la aplicación de la tinta?

Jordi Tarragona: Soy muy ordenado con este tema. Siempre hago todos los marcos primero, luego miro la página para saber cuáles son primeros planos y tener claro por donde atacarla primero. Así que voy de primer plano hacia atrás hasta terminar la parte del pincel y luego hago fondos y efectos. Al final relleno las zonas de negro que faltan y ya está lista para escanear.

Zona Negativa: ¿Trabajas sobre los originales directamente o ya has dado el salto a lo digital?

Jordi Tarragona: Sigo trabajando sobre el original de Rafa, el entintado digital lo he probado pero no me llena tanto como el tradicional. Siempre que pueda trabajaré sobre papel, el tacto, la sensación del pincel sobre el papel sigue siendo algo que me encanta. Y tener un original en las manos es algo que el digital nunca podrá superar.

Zona Negativa: ¿Algún nuevo proyecto en el que estés trabajando que puedas contarnos algo?

Jordi Tarragona: En DC como comentaba antes estamos en ello, pero creo que no se puede comentar nada aun, ¡¡jajaja!!

Seguro que en breve se sabrá algo.

Zona Negativa: Y eso es todo por el momento. Muchas gracias por tu tiempo, Jordi.

Jordi Tarragona: Un abrazo y espero que nos podamos encontrar en algún salón más pronto que tarde.


TOP 10 ECC/DC USA

Un mes más, y van dos, os traemos una gráfica con las ventas USA de algunas de la series y cómics que se publican este mes en España de la mano de ECC. Obras que conmemoran aniversarios, numeración, o simplemente son entregas mensuales en las que se ve reflejado el sentir del gusto de los lectores por algunos de estos trabajos. Son ventas bajas para todas ellas, dado el mercado potencial de lectores que hay en Estados Unidos, pero la presión editorial cada mes es más alta y los cómics sufren con dureza la competencia de otras formas de ocio. El debate que se abre es interesante sobre todo por ser contenedor de varios temas que se afectan entre sí. El desgaste de la fórmula mensual, otras formas de entretenimiento, el precio, el almacenamiento de los cómics… Ahí queda para la reflexión. Recordar que haciendo click en la gráfica podéis agrandarla.

Y esto ha sido todo por este mes. Nos vemos el siguiente con más novedades.

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Juanjo Carrascon
Autor
3 noviembre, 2020 12:45

Maravilloso Magazine. Un marvelita como yo adora esta sección. Gran trabajo compis.

Ángel García
En respuesta a  Juanjo Carrascon
3 noviembre, 2020 22:00

Muchas gracias Juanjo!

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
3 noviembre, 2020 14:11

Que buen racconto de la historia de Linterna Verde en España, mucha nostalgia zincera…

Staple
Staple
Lector
3 noviembre, 2020 14:24

Un apunte: Los crossovers de All-Star Squadron y algunos, no todos, de JLoA sí fueron publicados en España. Los primeros por Planeta en su edición de la serie de Roy Thomas y los de la Liga por Zinco dentro de la serie Infinity Inc. en el último team-up JLA/JSA.

Ted Kord
Ted Kord
Lector
5 noviembre, 2020 20:45

Buenisima seccion, me encanta pasar a curiosear lo que sale de DC en España. Pero sobre todo me encanta que se hagan cargo de los viejos lectores con esas intros sobre las ediciones de cómics de habla hispana. Felicidades al equipo de ZN!
Sobre el sello Black La el, coincido totalmente con lo que dicen. Si tiene obras ochentosas de Moore, Miller y lo mejor de vértigo en re ediciones, cuando en el medio te metan algo de la insoportables Harley ¿Quién? (Como yo la llamo) el lector despistado la va a comprar como aquel que compraba las “novelas graficas” de salvat solo para que no le falte un pedazo del dibujito creado con el borde de los tomos.
Esta bueno por la re edición de material clásico, claro que si no fuera tan caro.