Los Últimos Defensores

Por
6
505

Los Últimos Defensores
Guión: Joe Casey
Dibujo: Jim Muñiz y Cam Smith
Formato: Tomo, 144 páginas – 9,25 €

En el mundo Marvel, ese cromático lugar que comprende universos y dimensiones, todo encuadrado en preciosas viñetas, existen infinidad de supergrupos. Los hay formados por superhéroes y supervillanos; los hay que son adultos, adolescentes e, incluso, alguno que fueron niños; los hay que son terrícolas y otros extraterrestres. O una mezcla de todo.

Los Defensores es uno de esos grupos. No es, ni de lejos, el más importante, pese a que en su día salvaran la Tierra de la amenaza de Yandroth que, fíjate tú, quería destruir el planeta Tierra. ¡A saber por qué! Pero los Defensores, más allá de la fama modesta “in–comic” también se ganó cierto prestigo más allá del mismo Universo Marvel gracias a las labores de sus autores y al recuerdo incombustible de sus lectores.

Vivió sus momentos de comedida grandeza y su despedida, regresando no hace tanto de la mano de Giffen, DeMatteis y Maguire, con su habitual picardía y chistes en una miniserie entretenida y divertida.

Eso fue el ayer, pero ahora ha llegado una nueva miniserie que tiene los ojos puestos en el futuro… si las ventas y las ideas acompañan, claro. Por ahora, tenemos en un tomo unitario, la miniserie de Los Últimos Defensores guionizado por Joe Casey y dibujado por Jim Muniz, con parcial colaboración de Keith Giffen.

Es un nuevo intento por resucitar este grupo, los Defensores. Probablemente no funcione, pero Kyle Richmond, alias Halcón Nocturno, está decidido a lo contrario pese las fuerzas de todo signo –tanto espaciotemporales como de sus supuestos “aliados”– se le opongan. ¡Veamos los resultados a todos los niveles!

Nos encontramos en el mundo Marvel post–Guerra Civil. Iron Man o, mejor, Tony Stark, lidera una fuerza superhumana de increíble poder, la Iniciativa, en la búsqueda de vencer a los malos de la forma más eficaz posible. Por su parte, Kyle Richmond, un héroe de segunda fila pero con ideales de primera línea, está a punto de conseguir un sueño que arrastra desde hace tiempo: resucitar los Defensores como fuerza del bien. Tony aceptará, pero…

A estas alturas ya conocemos a este personaje carismático llamado Tony Stark. Es un visionario, es un idealista, es un hombre práctico capaz de encontrar una solución a cualquier problema, si bien muchas veces puede chocar con la de los que le rodeen. Como si hiciera falta mencionarlo. Así, si bien acepta la propuesta de Kyle, él la habrá desarrollado y puesto en marcha antes de que Halcón Nocturno tenga ocasión de exponer sus ideas. Sí, habrán Defensores, pero ya han sido seleccionados y convencidos para sus nuevas tareas. De este modo, Kyle se verá forzado a renunciar a sus anteriores aliados en dicho supergrupo y liderar a Hulka, Cráneo Llameante y Coloso. Cuatro personajes; cuatro caracteres; cuatro problemas.

Será un desastre.

Tony, que presumirá de ser un experto en alinear formaciones de supergrupos se verá obligado a tragarse sus palabras dejando a un confuso Kyle Richmond con la amargura en la boca y la sensación de frustración y pesar por ver que ese nuevo mundo donde convive es más una camisa de fuerza que le impide actuar. Deberá plantearse qué quiere ser o… qué le dejan ser.

Nos encontramos con una miniserie de seis episodios que tratará de situar en este nuevo status quo en el que se encuentra el Universo Marvel tanto a los Defensores, que ya hemos dicho que tendrán una nueva oportunidad, como, sobre todo, a Halcón Nocturno, personaje claramente protagonista y del que no se sabía muy bien qué hacer con él.

Primero fue un villano integrante del Escuadrón Siniestro. Luego formaría parte de los Defensores, como nuevo miembro de un grupo siempre recordado en un cliché inamovible –como se vio en la miniserie mencionada de Giffen y DeMatteis– por Hulk, el Doctor Extraño, Estela Plateada y Namor. Aparecería por aquí y alla un tanto perdido, intentando encajar –nunca mejor dicho– en un supergrupo como pudiera ser los Thunderbolts, de donde saldría escopetado al comprobar que únicamente le querian por sus cuartos.

Y es justo en este punto en el que la editorial se ha fijado en un personaje con claro potencial –como tantos otros– para saber qué hacer con él, dando voz a la controvesia en la que se encuentra el propio Halcón Nocturno. Se encontrará en una dificil situación y, curiosamente, un secundario –uno de los malos, causante de la primera formación de los Defensores– le echará una mano. En el curso de la miniserie verá cambiada su vida, encontrará un nuevo rumbo con el que enforcar su vida sin quedar claro qué le pasará. Todo dependerá de mil aspectos y, a buen seguro, que la próxima Invasión Secreta podría trastocar sus planes.

La miniserie está bien llevada. Es entretenida sin llegar al entusiasmo, pero resulta agradable su lectura por cuanto trata de una búsqueda personal y eso siempre suele ser interesante. El dibujo, por otra parte, igualmente es atractivo, con los lápices de Jim Muniz y parcial colaboración de Giffen en los primeros dos números, echando un cable tanto en el argumento a Joe Casey como en los bocetos del propio artista gráfico.

Así pues, con un estilo moderno, ágil y ligeramente exagerado en rasgos, rozando por momentos la caricatura, tenemos la miniserie que mueve los cimientos estancados de un personaje, Kyle Richmond, alias Halcón Nocturno, reabre las viejas heridas acerca del fracaso como grupo de los Defensores y da pie a una nueva formación que puede dudar tanto como se despierte el interés en editores y lectores. Como el propio título indica, estos son los Últimos Defensores. ¿La última oportunidad para este supergrupo de formar parte del presente del Mundo Marvel?

Comentario

6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
KANG!
KANG!
Lector
7 mayo, 2009 12:30

Joder! ¿Eso es la traducción real? madre mía , si hasta yo lo hago mejor…

John Space
John Space
7 mayo, 2009 12:38

Una pregunta: ?hubo DOS equipos llamados los Defensores? El de Namor, Hulk, Dr. Extraño y Silver Surfer, y el de Ángel, Valkiria y otros. ?O eran el mismo, pero con cambios de membresía?

Erik Lensherr
Erik Lensherr
Lector
7 mayo, 2009 16:16

Era el mismo, solo que cambiaron los miembros….y con el cambio, tb se añadió el ” New” a Defenders, desde el 125 usa..ese grupo constaba de la Bestia, el Ángel, el Hombre de Hielo, la Valquiria, Dragón Lunar, Gárgola , Gata Infernal y Nube.

Don Guri
7 mayo, 2009 16:46

Me uno a la pregunta de KANG! No solo es mala, sino gramaticalmente incorrecta. Es de algún fan, ¿no?

kaosbaggins
Lector
7 mayo, 2009 18:02

añadir tambien otro grupo con los “defensores secretos”
la coleccion se dividia en sagas de 4 numeros donde extraño llamada a los camaradas que se le ocurrian cada vez, y que solian ser mezclas de lo mas peegrinas

Number H
Number H
Lector
9 mayo, 2009 16:59

LOs Nuevos defensores, que ‘gran’ complemento hacian en la coleccion de LOs Vengatas de la costa Oeste, creo que los lei 4 o 5 veces. Hay los defensores secretos que noventero, y ahora esto, por lo menos confio en que JOe casey abra sacado algo
potable.
Mucho Giffen MAguire, y tal pero la miniserie esa era pasable.
LO mejor que he leido yo de los Defensores es la etapa de ERik Larsen BUENISIMA.