LOS 4 FANTÁSTICOS: EL FIN, de Alan Davis

Por
31
3257

Edición original: Fantastic Four: The End #1-6 (enero / junio de 2007); Marvel Comics.
Edición España: junio de 2007; Panini Cómics.
Guión y dibujo: Alan Davis.
Entintado: Mark Farmer.
Color: John Kalisz.
Formato: Tomo recopilatorio de 144 págs.
Precio: 12 €.

Siguiendo el ejemplo de la tan ambiciosa como fallida X-Men: El Fin, así como de otras propuestas similares (Marvel: El Fin, de Jim Starlin, o Hulk: El Fin, de Peter David) en enero del presente año vio la luz la que, según Alan Davis, bien podría ser la última historia de Los 4 Fantásticos. Por fortuna para los seguidores del famoso cuarteto, el resultado final alcanzado por el dibujante y guionista británico difiere enormemente del logrado por Chris Claremont y Sean Chen. Apenas transcurrido un mes desde la finalización de la edición americana de esta miniserie de seis números, Panini Cómics presenta Los 4 Fantásticos: El Fin, recopilada en un único tomo perteneciente a la colección 100 % Marvel.

SINOPSIS: “Tras una cruenta batalla librada contra el Dr. Muerte, Los 4 Fantásticos padecen una tragedia que cambiará para siempre su historia personal y colectiva. Consternados, abatidos, traumatizados, emprenden caminos separados, intentando afrontar lo acontecido de las más diversas formas: sumergiéndose en el trabajo, rehaciendo sus vidas, manteniendo la esperanza… Pero el destino parece haberles reservado una última oportunidad de reconciliarse consigo mismos, un último desafío que puede reunir a Los 4 Fantásticos…o representar su Fin.”

Casi una década después de haber colaborado con Scott Lobdell en el relanzamiento de la franquicia que serviría como breve preludio (Fantastic Tour vol.3, #1-3; 1998) a la etapa de Chris Claremont y Salvador Larroca en la colección principal de los 4F, Alan Davis ha retomado a estos míticos personajes para demostrar que conoce perfectamente su idiosincrasia, su más íntegro significado, las características que llegaron a convertirlos en uno de los cómics de referencia de Marvel. Y lo hace influenciado por los equipos creativos más celebres de la colección, pero sin que esto reduzca su planteamiento a un mero cúmulo de guiños y referencias –que los hay- a los más veteranos lectores. Davis sitúa la acción en un futuro utópico, desbordante de la imaginería propia de las más fantasiosas historias de ciencia ficción, un género que, por cierto, siempre ha estado presente en los cómics de Los 4 Fantásticos.

Como comentaba en la sinopsis, cada uno de los integrantes de los 4F afronta el suceso que deriva en su disolución de un modo diferente: Sue se centra en expediciones arqueológicas, Johnny se une a Los Vengadores, Ben se traslada a Marte junto a su esposa, y Reed…probablemente Mr. Fantástico ha sido quien más dificultades ha tenido para asimilar lo que considera un fracaso personal, de modo que, como no tarda en comprender su terapeuta personal (Hulka), trata de evadirse de su gran pérdida, centrando todos sus esfuerzos en una incesante vorágine de inventos y experimentos. El más significativo de todos ellos es el llamado Tratamiento Matusalén, que en conjunción con el resto de avances ideados por su brillante intelecto, ha derivado en un mundo utópico, un mundo que en pleno periodo de cuarentena, parece preparado para unirse al la comunidad galáctica. Para facilitar esta integración, parece de vital importancia experimento centrado en la teleportación, que a su vez terminará por estar relacionado con la trama central de la obra, al igual que las otras tres subtramas protagonizadas por los restantes miembros de Los 4 Fantásticos. En este sentido, el mérito de Davis como guionista es tremendo, pues no sólo mantiene los niveles de interés en la constante alternancia de situaciones, escenarios e hilos argumentales, sino que se las arregla para lograr que todos estos elementos terminen convergiendo en un final cargado de épica y emotividad.

Pero tal vez el mayor mérito de Davis haya sido lograr sacudirse los prejuicios y tópicos existentes alrededor de estos personajes para, de forma consecuente con lo que pretende ser una visión del futuro que le espera a La Primera Familia de Marvel, hacer evolucionar sus caracteres, sus personalidades tan marcadas y definidas por el paso de los años, que apenas un par de guionistas han sabido aportar enfoques y planteamientos novedosos. ¿Quién sabe? Tal vez el único modo de profundizar en cada uno de los integrantes de los 4F era separarlos, dotarlos del protagonismo que merecen de forma individual para, tras indagar en sus miedos, temores, traumas, ambiciones y deseos, unirlos de nuevo luciendo un emblema que, con el paso de los años, se ha convertido en un icono cuya mera observación termina por asociarse a conceptos íntimamente ligados a estos personajes: científicos, aventureros, exploradores, pioneros, superhéroes, imaginautas… familia.

Como no pude ser de otro modo, en El Fin también gozan de sus dosis de protagonismo muchos de los personajes que durante décadas se han dejado caer por la cabecera de los 4F, todos ellos clásicos integrantes su galería de aliados y enemigos. Pero en este sentido, toda prudencia es poca, pues uno de los puntos fuertes del cómic que hoy comentamos es, precisamente, su capacidad de sorprender al lector. Al respecto, tan sólo decir que, una vez más, Davis acierta plenamente, pues toda aparición, todo cameo, tiene su razón de ser, evitando recurrir a invitados cuya presencia podría considerarse gratuita o inoportuna, en beneficio de la coherencia interna de un guión muy bien hilvanado.

¡Y qué decir del apartado gráfico…! El de Alan Davis es un caso extraño, pues al contrario que otros de sus contemporáneos (como John Byrne, también muy ligado a los 4F), su arte, al igual que los buenos vinos, gana con el paso del tiempo. Cualquier despistado podría pensaren éste como en un trabajo alimenticio, pero nada más lejos de la realidad, pues Los 4 Fantásticos: El Fin parece una emotiva carta de amor a unos personajes que demuestra conocer a la perfección, por los que parece sentir un profundo respeto. Una carta, dicho sea de paso, escrita con la más exquisita de las caligrafías, en este caso, unos lápices que dejan sin aliento al más veterano aficionado al mundo del cómic. Por su energía, dinamismo, sobrecogedor grado de detallismo y fluidez narrativa. Demostrando en todo momento poseer una imaginación en constante estado de ebullición, tanto por lo atractivas y coherentes que resultan las versiones maduras de los personajes Marvel retratados, como por lo impresionantes y fantasiosas que son las plasmaciones gráficas de los exóticos parajes donde se desarrolla la acción (el asteroide de los 4F, la Tierra, Plutón, Saturno, Marte…). Mención especial, por cierto, para la original planificación de página del dibujante inglés, alternado la clásica sucesión de viñetas rectangulares convencionales, reservadas para las secuencias más pausadas, con otras mucho más estilizadas y asimétricas, algunas de las cuales discurren en diagonal, o se retuercen a lo largo de la página, para terminar integrándose perfectamente en el conjunto. Curiosas composiciones que, bajo su caótica apariencia, se suceden de forma armoniosa, hasta revelarse como un instrumento fundamental para marcar el ritmo y el tono de cada secuencia. En definitiva, todo un deleite visual, derroche de clase e imaginación, muy poco común en los tiempos que corren.

Los 4 Fantásticos: El Fin parece planteado como una historia alternativa, como un espectacular What if..? que no necesariamente enraizará con la continuidad de La Primera Familia de Marvel, pero este Fin ideado por Alan Davis, además de servir de enésima demostración del talento del autor británico, está a la altura de la leyenda creada a principios de los años sesenta por Stan Lee y Jack Kirby. Un cómic imprescindible para los buenos degustadores del género superheróico, y sin lugar a dudas, una de las lecturas más apasionantes y gratificantes del año.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

31 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alberto Benavente
23 junio, 2007 10:02

Curioso. Hace un mes me llegó el HC yanki de este comic…y ayer mismo me lo lei.

Lejos de entrar en discusiones acerca del tipo de color que se ha usado para la portada ( esas franjas rojas me matan), si que diré dos cosas que me parecieron profundamente obvias mientras estaba leyendo el comic:

1) La manera de contar la historia, el la forma, el desarrollo, se me antoja igual que la magnifica “El Clavo”, donde primero nos mostraban la situacion chunga pero utopica y luego poco a poco vas viendo que la trama se lia porque siempre hay “un algo” oscuro en las miradas de aquellas personas. Esto, no se si denota un cansancio en Davis a la hora de Guionizar, pero tenia una cierta sensación de Deja Vu.

y 2) Por que Alan Davis no es el editor o assistant consultant de los dibujantes en MArvel o DC? Es que es ver cada pagina y no decaer. Cada una es mejor que la anterior. Davis ha mejorado con el tiempo. Mucho. Y despues ves lo que ves por ahí ( no digo, no digo) y ves que hay aklgunos a los que llaman hot……en fin.

Pues eso. Que quiero 4F: EL Fin 2 ya. 😉

Toni Boix
23 junio, 2007 10:13

Hombre, pues aunque este cómic cae seguro en mi saca, yo prefiriría que lo próximo de Davis fuera en DC 🙁

Yvon
23 junio, 2007 11:15

Y ahora se va a poner con Clandestine por fin no?

Mt
Mt
23 junio, 2007 11:23

Mi único problema es que la historia me parece equivalente a la de “Otro clavo” que hizo para DC.

Mastere
23 junio, 2007 11:33

Pues yo ms bajare al primer numero usa del emule y si me ha gustado me pillare el tomo

Es un blog extraño…

http://elcuartoblog.blogspot.es/

Alberto Benavente
23 junio, 2007 11:43

Mastere, con que la gente linke en tu nombre ya se llega a tu blog. No hace falta tanto anuncio. ;9

Y Mt, de acuerdo contigo.

Clandestine, por cierto, tenia prevista la salida a finales de este año.

inquieto
inquieto
23 junio, 2007 12:39

Sí, pero la edición de Panini… buf.
No es que sea mala en el gramaje del papel y la realización técnica. Pero el no poder disfrutar de las dobles páginas y todo su esplendor porque el tomo no puede abrirse del todo es una pena.
Animo a todo a pillar el hardcover en inglés, que se abre mucho mejor.

Salteador Memo
Salteador Memo
Lector
23 junio, 2007 12:44

Estoy hasta los mismísimos del formato de los títulos que emplea Panini para los 100% Es cutre a más no poder, impersonal y alienado. Usan el mismo ya sea para tomos de Spiderman, 4F, Marvel Zombies, Caballero Luna, Defensores, etc, etc… Un poquito de interes y calidad por Dios.

inquieto
inquieto
23 junio, 2007 13:34

Sí, lo del diseño es harina de otro costal. Te recomiendo que busques en Adlo sobre el tema.

guerrita
guerrita
23 junio, 2007 13:53

Alan davis demuestra con esta miniserie q es uno de los mejores dibujantes de comics de la actualidad. Estoy de acuerdo con lo que han dicho por ahi q con el paso de los años ha ganado una mayor espetacularidad en sus dibujos. En cuanto al guión, q era su parte mas floja, pienso q ha hecho un desborde de imaginación en la historia, plasmada perfectamente en sus composiciones.Pienso q de las mejores historias que recuerdo de los 4 fantasticos en los ultimos tiempos

Darío
Darío
23 junio, 2007 15:41

¿Nadie tiene contacto con Viturtia para informarle de lo descontentísima que está la peña con los diseños de portada de los 100 % Marvel? porque digo yo que si se le envía una queja masiva tendrán que escucharla.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
23 junio, 2007 16:31

Davis siempre me ha parecido de los mejores dibujantes de la historia,aunque como guionista tampoco destaca mucho.Pero no me parece una miniserie de 5 de 5,la verdad,ni me parece tan buena como la poneis algunos.Que parece que haga lo que haga Davis ya es la hostia.El final,ademas,me ha decepcionado porque se ve clara la secuela.Y la historia a veces,por lo menos como lo veo yo,esta recargada de personajes inutilmente,solo para hacer un homenaje a las relaciones de los 4F con el Universo Marvel.
De los fin,me sigue pareciendo el mejor el de Punisher:el fin,de Ennis y Corben,mas breve,pero para mi tiene mejor dibujo y una historia mas sencilla pero de mas calidad.Pero despues le sigue este.
Y tan importante es el formato del titulo?A mi lo que me importa es la tapa,que es la ideal,que protege y no encarece el comic,al ser bastante dura.

inquieto
inquieto
23 junio, 2007 17:33

Sí, es cierto, con esta moda de hacer «madurar» a los superhéroes para que el público treintañero siga comprando sus colecciones, se ha perdido ese tipo de comic más de la silver age, más aventurero, a pesar de que se mantuvo esa forma de hacer historias hasta bien entrados los ochenta.
Pero claro, cuando me leí el Uncanny de Claremont y Davis hace 3 años… Pues… sí, muy bien hecho, muy épico (sobre todo la aventura en la tierra salvaje), pero me sonaba a aventura ya leída hace veinte años.
¿Cuando tendremos otra vez a un Roger Stern en Marvel? ¿Un guionista que recupere la esencia, la actualice y no la cague (como Strancinsky) sin necesidad de tirar por la borda la continuidad? Y es que no me hace nada de gracia tener miles de tebeos de los que en Marvel prefieren ni acordarse porque la continuidad estorba. Es como si no existieran. Ni ellos ni los lectores que los compraron.
A mí no me estorbó en su momento, y eso que iban por el Amazing 224…

Alberto Benavente
23 junio, 2007 18:07

El formato es importante en tanto y cuato permite mantener y disfrutar de una obra de determinada manera. Ejemplo:

No es lo mismo tener “El quijote” de edicion de bolsillo que una con tapa dura y mejor gramaje de papel. Aquí entran los gustos de cada uno, claro. Yo prefiero tener cosas en Tapa dura y otras que no tanto. ¿Que esto sde merece un TP? Por supuesto.

¿Es igual de disfrutable en Ttpa banda o en grapa, como se publicó originalmennte? tambien.

Pero la presentación tambien hace lo suyo. A veces, te apetece comerte un plato de comida por como pinta, sin probarlo. Y el maquetado del 100 % Marvel no guata a casi nadie. No apetece, vaya.

Y una alabanza a Panini. Esto se ha `publicado casi en las mismas fechas que en USA. Y cuando sigo casi, es casi. Por que a mi el HC USA me llegó hace relativamente poco. Un aplauso por ese lado, claro.

Kike
23 junio, 2007 20:04

Pues no sabía si comprarmelo, pero leyendo esto, pues mira que lo cogeré la semana que viene.

Xavier Blasco Grau
Xavier Blasco Grau
23 junio, 2007 23:24

Una auténtica pasada. Recomendadísimo.

YOTA
Lector
24 junio, 2007 1:08

Pues yo me quedaré con las ganas de pillarme el tomo. Estoy en contra de los 100% Marvel de Panini, 12 euros por tomo sin coser….

Lo leeré por otros medios

shang chi
shang chi
Lector
24 junio, 2007 2:40

Para mi Alan Davis no es solo uno de los mejores dibujantes mainstream, también es un guionista como la copa de un pino.
Sus guiones en Clandestine y en Excalibur son obras maestras del genero superheroico.

xandar
xandar
24 junio, 2007 3:18

no es por llevar la contraria a nadie , ni por armar jaleo , donde, por otro lado, no lo hay; pero a mi personalmente la coleccion 100% marvel, me parece bastante buena, incluso los diseños de portada y q tenga esa misma rigidez.
q podrian estar cosidos…, podrian estarlo, si; eso seguramente lo encareceria un tanto. aun asi creo q el precio de ahora, es el adecuado. oye, q si lo abaratan, yo seria el primero en celebrarlo, pero eso no ocurrira, no os parece?
y desde luego, esta obra del alan, va directa a la saca, ya q es y se mantiene como uno de mis AUTORES preferidos, por excelencia.

Alberto Benavente
24 junio, 2007 10:29

Por 12 euracos os quejais? Joer..a mi el HC (Ojo, que lo he pagado con muuucho gusto) a 17 eurillos….ummm..por esa regla de tres:

Quesada maldito!!!
Meteté la tapa dura donde te quepa!!
¡Que verguenza, que el tomo salga un mes despues en el resto de paises..y traducido y mas barato!!!

Y así podriamos seguir hasta el infinito y mas allá.

YOTA
Lector
24 junio, 2007 10:50

De Panini, con Norma tengo el chip de que siempre han sido caros, y es que los de Panini nunca han dejado de subir, además los podrían sacar todos como los tomos estándar que de calidad no andan mal.

samanosuke
24 junio, 2007 13:37

>Yota, ¿estas sólo de los 100 % Marvel de Panini o también en contra de los tomos de Norma? Porque también son 6 números sin coser, a 12 €. A mi no me parecen excesivamente caros.

Hombre, a mí de Norma no se me ha deshojado ninguna colección… Cosa que con Panini no es la primera vez. 😉

>Por 12 euracos os quejais? Joer..a mi el HC (Ojo, que lo he pagado con muuucho gusto) a 17 eurillos

Sí, pero tú has elegido el HC. 😉

The Slayer
The Slayer
24 junio, 2007 21:40

Pues me ha picado la curiosidad por leermelo, incluso más que leer la versión de Stan Lee sobre esta historia ( y es que desde que anunció que hará una serie sobre Paris Hilton…)

Daniel P
Daniel P
25 junio, 2007 10:05

No, si la edición en sí es cojonuda. Buen papel, buena impresión, encuadernación bastante sólida, el precio no está mal del todo…
Lo horroroso es el diseño que se han empeñado en darle, homogeneizando el aspecto exterior de los tomos 100% Marvel. Esas bandas rojas arriba y abajo, ese mismo tipo de letra en todos los tomos aunque cada uno sea de su padre y de su madre y tenga su propia tipografía… etc, etc.

Vamos, que hacen lo más difícil y la cagan en lo más sencillo. Eso es lo que da rabia.

Me
Me
25 junio, 2007 13:45

El diseño de los 100% Marvel me parece tan horroroso, sobre todo la tipografia de portada, que aun no me he comprado ninguno. Ni siquiera este, que me interesaba un monton. Me cuesta mucho trabajo soltar 12 euros por algo con un acabado tan malo.

Rowander
Rowander
9 julio, 2007 19:27

Para los interesados en este excelente cómic (para mí es uno de los mejores de los 4F), sortean 5 este mes en canalocio.es