Los 4 Fantásticos 1234

Por
40
1664
 

Edición original: Marvel Knights: Fantastic Four 1234 (Marvel, 2001).
Edición nacional/ España: Los 4 Fantásticos 1234 (Forum, 2002).
Guión: Grant Morrison.
Dibujo: Jae Lee.
Color: Jose Villarrubia.
Formato: Tomo.
Precio: 6’95€.

 

Leyendo el apabullante análisis que Enrique Ríos dedicó a Grant Morrison aquí y aquí, me percarté de dos cosas igualmente turbadoras. La primera de ellas es que en los más de treinta textos que llevo publicados en esta santa casa he tocado nombres incontestables, incluso alguno ha repetido (como Claremont, Moore o García López), pero jamás me había adentrado en una obra de Grant Morrison. Tiene su sentido, no se crean. Lo más destacado de su producción ha sido ya glosado profusamente: me refiero a Los invisibles, Animal Man, El Asco o Kid Eternity. Al igual que con Warren Ellis o Ed Brubaker, me iba a tocar prospección por lo menos evidente de su bibliografía. Lo que me lleva al segundo punto perturbador. Y es que una de esas obras consideradas menores pero que a mí me encantan no contaba con su correspondiente reseña. ¡Voto a bríos! Y aquí estoy, manos a la obra.

A estas alturas y en esta web parece de un academicismo gratuito recordar que Los 4 Fantásticos fueron creados por Stan Lee y Jack Kirby en respuesta al resurgir de los superhéroes abanderado por la competencia. Debutaron en 1961 en su propia cabecera y supusieron, por un lado, un soplo de aire fresco en los a menudo monolíticos personajes de cuatricomía y, por otro, el nacimiento del imperio Marvel, de envidiable salud a día de hoy. La llamada Primera Familia gozó de más de cien números ininterrumpidos de gloria superheroica y fantacientífica. No puede entenderse cabalmente el género sin haber leído y estudiado esta etapa. Con la marcha de Kirby, sin embargo, el título empezó a languidecer. Aunque volvió a brillar puntualmente, jamás alcanzó aquellas cimas, tal vez porque nadie comprendió que lo que hizo grande a la serie, en origen, era la exploración de nuevos conceptos y no la lucha contra la amenaza de turno. La ciencia y no la guerra, en definitiva, igual que en esa otra gran serie (esta vez de tv) nacida pocos años después: Star Trek. Pero no nos vayamos por las ramas. El caso es que, perdido el enfoque inicial, Reed, Sue, Johnny y Ben vagan entre el reciclaje ad nauseam y el pastiche más o menos afortunado.

Morrison, ¡qué duda cabe!, es un escritor particularmente dotado para insuflar nuevas ideas a propuestas agostadas. No es lo que hace aquí, sin embargo. Al igual que Byrne, prefiere optar por el pastiche-homenaje a los buenos viejos tiempos, y se concentra en elementos iconográficos reconocibles (desde la calle Yancy al Dr. Muerte) con la conveniente pátina de modernización post-Watchmen. Tal vez no deba pedírsele más. La iniciativa nació como celebración de los 40 años que cumplía el cuarteto en 2001. Con esta orientación, el escocés aparca el convencional “quién es quién” en que podía haber quedado la cosa y apuesta por una personalísima recreación de lo que hace funcionar a estos fantásticos personajes, tanto interna como externamente. Va a la esencia. Son una familia, vale. Pero ¿qué clase de familia? ¿Cuál es el núcleo de su relación, la distribución de sus afectos? ¿Qué peso tienen sus habilidades especiales en el resultado final? No diré que contesta satisfactoriamente todas estas preguntas pero sí que indaga, con lucidez, en situaciones clásicas como la difícil convivencia con el intelecto superdotado de Reed o la atracción de Sue por Namor, claves en la que es, sin duda, la mejor secuencia del tebeo, la conversación de Alicia y Sue en casa de la novia de Ben, de gran sensibilidad, y que valdría, por sí sola, la lectura de esta obra. De este enfoque sale todo el trabajo de Roberto Aguirre-Sacasa en la franquicia, por ejemplo. No es extraño, porque esta charla merece estar entre los mejores momentos del cuarteto after Kirby.



En lo que respecta a los mecanismos del relato Morrison entiende que no hay historia de Los 4 Fantásticos digna de tal nombre sin la marca de Reed Richards, aunque sea en ausencia, aspecto este que recalca en los dos primeros tercios de la obra, cuando Mr. Fantástico es aquel de quien todos hablan y a quien nadie ve. Sobre el papel, el autor pretende estructurar los cuatro números de la serie como una partida de ajedrez centrada en un personaje cada vez: La Cosa, La Mujer Invisible, La Antorcha Humana y Mr. Fantástico. Pero la narración -obviamente- no se estanca en cada uno de ellos, pues estos apriorismos casan mal con la fluidez expositiva. Debo señalar que la trama, como corresponde a sus trabajos más alimenticios (New X-Men, Liga de la Justicia), está más contenida que en la mayoría de sus obras más personales, por mucho que incluya juegos con la realidad al más puro estilo Philip K. Dick. Sobre el plan de Muerte cabe decir que guarda ciertas semejanzas con el ensayado por Claremont en la serie limitada Patrulla X vs 4 Fantásticos, aunque el del escocés es más sofisticado y retorcido, más “en los límites de la realidad”, como corresponde al título que lo alberga.

El apartado visual recae en uno de esos dibujantes que se ama o se odia: Jae Lee. A mí me encanta, quede claro, y su estilo preciosista un poco entre Mignola y Craig Russell (aunque en sus inicios se le emparentara con Bill Sienkiewicz) casa como un guante con la historia de Morrison, incluidas las partes más pulp (como el robot gigante, que más parece un Durmiente que un Doombot, dicho sea de paso). A pesar de la variedad en la composición de la página, amalgamando viñetas tradicionales con recortes mucho más arriesgados, la legibilidad no se ve nunca afectada y sí, frecuentemente, potenciada. Es cierto que Lee sacrifica el gusto habitual del género por el impacto fácil por una atmósfera más propia del género de terror, pero la historia, más reposada e “intelectual”, lo agradece. Lee trabaja en la definición física de los personajes, potenciando las características que le son propias y convence con sus interpretaciones del matrimonio Richards o una rijosa versión del Hombre Topo. Sin embargo, su Dr. Muerte no parece tan amenazador como otras encarnaciones. El acertado color de José Villarrubia contribuye -y no poco- al convincente resultado final. Lástima que la única edición disponible en nuestro país optara por el papel poroso en vez del satinado, que permitiría apreciar mejor la paleta empleada.

Resumiendo: un relato estupendamente escrito por Morrison y talentosamente dibujado por Lee que, admitámoslo, poco añade a la leyenda de los 4F, pero que funciona como una historia autocontenida de agradable lectura y mejor recuerdo posterior.

40 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
train hard. fight hard. party hard.
train hard. fight hard. party hard.
Lector
8 abril, 2013 10:40

comic sensual

Mr. X
Mr. X
Lector
8 abril, 2013 10:48

 Sr Agrafojo, ¿no cree que el adjetivo “alimenticio” es inadecuado para los trabajos pijameros que cita de Morrison? 

Quizá se adecue a los numeritos que escribió de Spawn, y que él mismo cuenta que hizo porque McFarlane tiró de chequera, pero creo que su JL o sus X-Men destilan un enorme amor por el género. 

Si algo se puede decir de Morrison es que es un auténtico “flipado” del subgénero, que le encanta escribir cómics de superhéroes, algo de lo que no estaría tan seguro si hablamos de ciertos guionistas hot del momento como Lemire o Hickman (con independencia de que sean grandes profesionales y puedan escribir buenos cómics pijameros).

Ocioso
Ocioso
Lector
8 abril, 2013 10:51

Es una serie alimenticia porque se vendió tan mal que Morrison se la tuvo que comer.

Enrique Ríos
8 abril, 2013 11:10

 Genial reseña! He actualizado el especial Morrison con link y cita 😉

Lemmytico
Lemmytico
Lector
8 abril, 2013 11:14

Si algo se puede decir de Morrison es que es un auténtico “flipado” del subgénero, que le encanta escribir cómics de superhéroes, algo de lo que no estaría tan seguro si hablamos de ciertos guionistas hot del momento como Lemire o Hickman (con independencia de que sean grandes profesionales y puedan escribir buenos cómics pijameros).

De Lemire no sabría qué decir porque no conozco lo suficiente su trabajo. Pero en Hickman está clarísimo.

Aruso
Aruso
Lector
8 abril, 2013 11:37

 Creí que tenía la colección completa del sello Marvel Knight y resulta que me falta esto. Pues habrá que echarle un ojo porque pinta muy bien.

jorgenexo
jorgenexo
8 abril, 2013 11:43

Leído una vez, tras su compra (¿11 años ya?), y abandonada sin pasar del primer capítulo en postreros intentos. Y eso que me encanta Jae Lee. Coincido, eso sí, en que el papel elegido para la edición no le hace justicia a la calidad gráfica de la obra: para es época el satinado era ya bastante común ¿no?
En fin, cualquier día de estos le doy una nueva oportunidad; aunque yo no la tildaría ni de obra menor: si no tuviera la firma de Grant “Mipissabeacervezatostadatelojurotío” Morrison, creo que ni habría habido mis comentados postreros intentos.
Cuando dé con los Powers, quizas, que he comenzado a revisarlos cronológicamente y, oye, creo que pese a todo lo bueno que se ha dicho de esa serie, no se ha dicho lo suficiente.

Alejandro Ugartondo
Autor
8 abril, 2013 12:33

Hay que ver qué bien le sienta el coloreado de Villarrubia al dibujo de Jae Lee. Sin este colorista creo que Jae Lee con luciría ni la mitad de bien. Reconozco que el estilo de Jae Lee me gusta pero prefiero más su trabajo de los 90 y principios de los 2000 que no lo que ha hecho en los últimos 6 o 7 años.

Spirit
Spirit
Lector
8 abril, 2013 13:01

Yo soy de los que odian a Jae Lee. Su estilo a base de fotocopias quemadas con la misma expresión trascendente me desespera. En esta obra al menos se esfuerza en hacer algo de fondos, pero si sale beneficiado es por el color de Villarubia, que es una delicia.

La obra en sí, pues coincido con jorgenexo; si en vez de la firma de Morrinson la hubiera firmado un desconocido, diriamos que estamos ante una obra del montón, incluso tirando a mala. No me acuerdo mucho, la leí hace 11 años y por ahí en mis estanterías anda, pero si no recuerdo mal era tópico tras tópico (relación Sue Richards con Namor, como si nunca lo hubiéramos visto, soledad existencial de la cosa, otra novedad, etc…).

En fin; no sólo no aporta nada a la mitología de los 4f o es una obra menor de Morrison, si no que no resulta ni entretenida.

Mr. X
Mr. X
Lector
8 abril, 2013 13:08

 A mi si me gusta Jae Lee e, incluso, diría que en la mini de Ozymadias acaba de hacer uno de los mejores trabajos de su carrera (lástima que el guión sea tan insulso)

jorgenexo
jorgenexo
8 abril, 2013 13:36

Coño, a mí sus trabajos en los Inhumanos o en aquellos tebeos del Vigía y/o relacionados con él (también en poroso paper, no como en la mini de los Inhumanos, donde en mi opinión el tío se salía y lucía la hostia) me encanta. Seguramente no lo querría para una serie abierta, mes tras mes, pero de vez en cuando es de estos dibujantes con los que me gusta encontrarme.

Elric
Elric
Lector
8 abril, 2013 14:52

 Buff, qué pereza me dio cuando lo leí. Para cualquier aficionado a los 4F de toda la vida, este cómic no creo que le aporte nada, al menos fue mi caso…

Elokoyo
Elokoyo
Lector
8 abril, 2013 15:17

Yo lo leí en su momento atraído por el nombre de Grant Morrison y Jae Lee en la portada. Lo siento, pero los 4 Fantásticos no son santos de mi devoción. Me acerqué a este tomo por los autores.

Una vez leído, decepción por el guión de Morrison que me pareció muy normalito. El dibujo de Jae Lee sí que me gusta mucho -pero en este caso- no justifícaba el tomo por sí solo y lo vendí ya hace años en e-bay.

Además, recuerdo que no me gustó la edición de Planeta, ya que el papel que eligieron para publicarlo era muy muy malo y aún hacía que el comic pareciera peor de lo que era.

A lo mejor si lo leyera ahora de nuevo, tal vez, podría cambiar mi opinión al respecto de este comic… pero lo dudo.

Para mí toda una decepción.

Elokoyo
Elokoyo
Lector
8 abril, 2013 15:19

y de Jae Lee, al igual que jorgenexo, de lo que he leído suyo por el momento “Los Inhumanos” me parece su mejor trabajo.

Y en los comics de “La Torre Oscura” también luce espectacular.

Elric
Elric
Lector
8 abril, 2013 16:23

 Jae Lee está bestial en Namor escrito por Byrne primero y luego por Harras. Se ve su evolución como dibujante, y aún hoy día es lo que más me gusta de él. Lo teneis en el tomo Grandes Sagas Marvel: Namor publicado por forum

jorgenexo
jorgenexo
8 abril, 2013 16:34

Lo que tenían que hacer es reeditar, de una santa vez: 1º La colección de Namor de Byrne 2º La colección de Hulka de Byrne. Al menos los números de los que era autor completo, unos lindos tomitos al estilo del Spiderman de Stern y Romita, comenzando el de Hulka con, naturalmente, su novela gráfica.

Por cierto… ¿por qué nunca aparece en las listas estas de comics más vendidos la nueva andadura del Next Men de Byrne, por bajas ventas -malditos!!- o porque se ha dejado de editar, se edita de guindas a brevas…?

Lemmytico
Lemmytico
Lector
8 abril, 2013 18:16

Sí y sí a las reediciones de Hulka y Namor de Byrne. Y añado su Alpha Flight.

jorgenexo
jorgenexo
8 abril, 2013 18:40

Yo es que los tengo en bastante buen estado (ya sabes, aquí uno pide lo que necesita, lo de la demanda del mercado es una menudencia), pero los que dan pena son los mierditomillos de Namor… Y casi todo lo de Hulka lo tenía un colega….

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
8 abril, 2013 18:41

A mí Jae Lee me deja muy frío. Creo que es un buen dibujante pero sus figuras son tan fotográficas, como dice Spirit, tan mayestáticas y estatuarias… que creo que le falta emoción a sus dibujos.
Entre eso, que no soy especialmente fan de los 4F y que Morrison a según… No me leí la miniserie. Ni muchas ganas.

Otro voto para la reedición del Namor y la Hulka de Byrne.

Morlock
Morlock
Lector
8 abril, 2013 18:45

 Pues para mí es una joyita. Vale que no cuenta nada nuevo, pero ni falta que hace, los personajes están muy bien tratados y esa viñeta de Sue y Namor forma parte de mis momentos favoritos, no se puede expresar mejor la atracción sexual.

El dibujo de Jae Lee me encanta, va muy bien con el tono del guión y se aleja un poco del “efectismo” de su etapa en Namor (para gustos…)

Y del Namor de Byrne, no, pero de su maravillosa Hulka me apunto a la reedición.

¿Los Next Men de Byrne en IDW no acabaron ya? No me digas que me los estoy perdiendo que me da un “payá”

jorgenexo
jorgenexo
8 abril, 2013 18:53

Yo es que sólo sé que retomó la colección pero no tengo ni puta idea de qué pasó con ella una vez retomada.

Morlock
Morlock
Lector
8 abril, 2013 19:06

 Hubo 9 números publicados entre 2010 y 2011 donde dejaba las cosas bastante cerraditas, después de eso, ni idea

Elric
Elric
Lector
8 abril, 2013 20:14

 nada nada, solo Namor, que yo tengo Hulka y Alpha Flight al completoooo    🙂

Ocioso
Ocioso
Lector
8 abril, 2013 20:19

Yo tengo las tres series, o sea que no quiero que se reedite nada para que os jodais.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
8 abril, 2013 20:58

En lugar de dedicar el tiempo a desear el mal para los demás empléalo en tu idea para el concurso de dibujo, que luego dirás que no te llegó el plazo.

Ocioso
Ocioso
Lector
8 abril, 2013 21:04

No se dibujar. A lo mejor debería intentar explotar al niño pero todo indica que ha heredado la falta de talento de su padre.

Retranqueiro
Retranqueiro
Lector
8 abril, 2013 21:13

XDDD
Pues mira, precisamente cuando comentaste que tenías una idea y que a ver que tal salía pensé: “A ver con qué nos viene, que es capaz de enviar una foto tratada con photoshop de él y su hijo caracterizados como Jake y Finn.”

molon labe
molon labe
Lector
8 abril, 2013 21:13

 Lo de no reeditar ya los Alpha es de juzgado de guardia y manifestacion con quema de contenedores en la Puerta del Sol, lo de Hulka y Namor hay algun estado que lo penaria con inyeccion letal, no es por nada solo aviso para navegantes y editores.

Ocioso
Ocioso
Lector
8 abril, 2013 21:20

Retranqueiro ha comentado: cuando comentaste que tenías una idea y que a ver que tal salía

Estoy en ello pero no se si al final lo haré. Todo depende de que me de la típica ventolera de las tres de la mañana.

molon labe
molon labe
Lector
8 abril, 2013 21:40

 Todo depende de que me de la típica ventolera de las tres de la mañana.

Tu tambien!!que bien creia que era yo solo, se lo voy a contar a mi mujer, son gases sin importancia y no soy el unico. Gracias Oci!!

Ocioso
Ocioso
Lector
8 abril, 2013 21:44

¿A que a tu mujer tampoco le mola lo de tirarse un pedo y meter la cabeza a ver quien aguanta mas? Si es que no saben divertirse.

molon labe
molon labe
Lector
8 abril, 2013 21:46

 Hombre depende de quien se tire el pedo… pero vamos que no.

Caeolos
Caeolos
Lector
8 abril, 2013 22:08

 Soy de la opinión de Retranqueiro, hay algo en el dibujo de Jae Lee que me aleja. Cogí el Extra Superhéroes de “Los Inhumanos” y había partes que el dibujo me alejaba, le faltaba algo.

Esta me la encontré de segunda mano por 2 o 3€ y en la estantería lleva su tiempo esperando a que la toque algún día.

Javié
Javié
Lector
8 abril, 2013 22:14

¿Porque nadie sabe sacar provecho a una cabecera con tanto potencial como Los cuatro fantásticos?

Es mi segunda licencia favorita, solo detrás de SpiderMan en lo que a Marvel se refiere, y poquísimas veces me han recomendado algo bueno de ella con menos de 25 años.

AlexCruz
Lector
9 abril, 2013 7:22

 Ahi vamos de nuevo con los cuernos adulteros de Sue Strom con el pezcadito de N-amor… Lo mismo del cachondeo de Logan con Jean Grey.

nascitturuss
nascitturuss
Lector
9 abril, 2013 9:12

Ja ja ja. Estamos en una reseña de Grant Morrison y hablamos de John Byrne. Me encanta. Ambos son santos de mi devoción pero Byrne es especial para mi. Soy de la opinión de Jorgenexo. Estoy de acuerdo en que se realizaran todas esas reediciones. Tengo la fortuna de contar con ellas en sus ediciones originales en España. Incluso de Alpha Flight en los tomos recopilatorios de forum. Puedo presumir de disponerlas en muy buen estado. Pero si hay reedición me apunto. En especial su etapa en New Avengers.
Opino que Terry Austin será su mejor entintador. Sin embargo, opino que gana más cuando sus lapices los entinta el mismo. Ejemplo como su Omac o aquellos numeros de los 4 Fantásticos. Es cierto que si bien es muy detallista con sus fondos y ambientaciones, cito igualmente su Omac, en momentos prescinde de ellos totalmente. Si bien cuando procede así es en beneficio de la argumentación o de los dialogos de los personajes.
Sobre Next Men por IDW, se han pubicado nueve numeros por el momento recogidos en dos Tpb. Haceos con ellos hasta que Norma se decante por publicarlos. Asi como el resto de sus obras para IDW.
Por muy socarron y broncas sea el hombre, es un pedazo de profesional que con su edad actual sigue estando ahí y gozando de una libertad creativa 100% como pocos o ningun autor dispone actualmente en el comic.americano.
Byrne rules!

Agente Sadness
Agente Sadness
Lector
14 abril, 2013 14:43

 Soy un impresentable…

Ni sé de qué hablan los habituales ni me importa. Tres dias sin dormir y una buena sobredosis de cerveza y… me acabo de leer el “HEROES FOR HOPE” por sexta vez.

Maese Agrafojo, gracias por el mejor regalo de cumpleaños en más de cuatro décadas.

Y ahora me voy a acostar antes de que se me vaya la olla y comience a decir que las páginas de Corben fueron dibujadas con la punta del glande de DEN…

Pero sigo sin olvidarme del Jarri Beinte…

Un abrazo muy fuerte a todos y… bueno, como decía Logan: “No hagáis nada que yo no hiciera”…

Gracias, Javi.

Agente Sadness
Agente Sadness
Lector
14 abril, 2013 14:47

 … Y por cierto, Fantastic Four debió de haber sido cancelada en cuanto se piró Kirby.

Le duela a quien le duela.

Besos, abrazos y hasta mañana…