Lobo de Lluvia

Por
12
856
 


Edición original: Loup de Pluie Tome 1 y Loup de Pluie Tome 2, 2012, 2013, Dargaud-Lombard S.A.
Edición nacional / España: Abril 2014, Colección CMYK, Astiberri Ediciones.
Guión: Jean Dufaux.
Dibujo, tinta y color: Rubén Pellejero.
Formato: 128 páginas a color editadas en cartoné.
Precio: 22 €.

 

Lobo de Lluvia es un ejemplo perfecto de lo que la buena BD suele ser. Autores con oficio y talento, dando lo mejor de sí mismos en pro de la historia a narrar. Esto, que debería ser la base de cualquier producto, suele ser la excepción y no la norma en el mercado, máxime si miramos las obras amparadas por las grandes editoriales norteamericanas. El caso de la buena BD europea, si bien aquejada en las últimas décadas de cierta tendencia a una, por llamarla de alguna manera, americanización de su estética, así como de una popularización de sus temáticas, el caso, como digo, de la buena BD era algo parecido a esto: guionistas con oficio y dibujantes con talento al servicio de la trama. Y dentro de tan amplia acepción cabían cientos de tipos de narrativa y multitud de géneros. Y es que de géneros siempre ha andado sobrado el tebeo francobelga. El western, aunque a priori parezca un género menor, tanto en calidad como en cantidad y respecto a su afluencia e influencia en el cómic, si escarbamos más allá del cliché, resulta que ha dado obras de enorme calado. Ahí está sin ir más lejos el Teniente Blueberry del malogrado Moebius, un hito indudable del tebeo mundial. Y no pueden faltar claro, Comanche de Greg y Hermann, Jerry Spring de Jijé o Tex de Bonelli, por poner solo ejemplos de historietas confeccionadas dentro de las fronteras europeas.

Así como el género en el cine sufrió una revolución estética a partir de la aparición del spaghetti, la inclusión de historietas del Oeste en revistas como Pilote o Tintin, favorecieron la eclosión de un nuevo tipo de historias para el western en tebeo, tan adultas como las películas que de seguro tuvieron que ejercer influencia. Así, el tebeo western se alejó de la perspectiva pacata de la lucha del bien contra el mal, para adentrarse en terrenos más maduros. Antihéroes y villanos de todo pelaje llenaron las nuevas páginas, al tiempo que mensajes y productos hasta cierto punto aleccionadores trataron de hacer alegorías del racismo, el odio o los peligros del progreso. Lobo de Lluvia bebe directamente de este tipo de narrativa del oeste, comprometida y con mensaje. El Oeste como entorno para defender una idea política o social, alejándose de premisas más superfluas como son aquellas dedicadas a crear un producto como mero entretenimiento. Y esto, en este tebeo, se convierte en su seña de identidad, pero también en su principal defecto. La obra de Dufaux y Pellejero pretende aleccionar sobre el cáncer del racismo. Y lo consigue. No cabe duda que su postura está perfectamente perfilada y su intención es tremendamente loable. La defensa de los derechos de los indios frente a la brutalidad del odio racista del hombre blanco y paleto. Como tal, queda claro. Pero semejante premisa, suena a viejo. Quizá demasiado. Esto lastra el ritmo de una narración que tarda en mostrar sus virtudes y que desaprovecha conceptos más atractivos, como ese deje sobrenatural que rodea a los indios y que se convierte en uno de los mcguffins de la trama, representado por la figura de un mítico bisonte blanco al que unos personajes ansían cazar. El uso de los conceptos místicos de la cultura india norteamericana dentro de una historia del oeste tampoco es novedad, podrán argumentar, pero su mitología es tan vasta, que ese componente valdría para sustentar miles de tramas distintas. Por contra, el alegato antirracista resulta menos atractivo precisamente porque contiene menos posibilidades de variaciones narrativas distintas, máxime cuando se adopta la postura maniquea del sabio indio contra el bruto hombre blanco.

Pero gracias al oficio de sus autores, una historia que suena a viejo resulta cuanto menos sugerente en sus manos versadas. Esto es así sobre todo gracias al magnífico lápiz de Rubén Pellejero, auténtico valedor de la adquisición de este volumen. Si conocida es su capacidad para visualizar mundos desde una perspectiva realista y verosímil, Lobo de Lluvia es buen ejemplo de esto. Si bien su trazo no es tan detallista como en tebeos como Dieter Lumpen, por su capacidad expresiva, así como por su acierto en la viñetización de la página, sigue siendo un as. Como un director de fotografía versado, Pellejero plantea las viñetas como los mejores tiros de cámara posibles para un western que no va a ser rodado, pero sí visualizado. Así, deglutiendo la inevitable influencia cinematográfica, el dibujante compone grandes planos generales de épico scope, potenciando el formato rectangular de las viñetas en evidente recuerdo del 16:9 estándar de las pantallas de cine. Y esto le vale para detalles y primeros planos, que se ven potenciados a nivel expresivo por el uso del panorámico.

Otro detalle de su capacidad como narrador visual radica en el uso del color. Consciente de la capacidad expresiva de los valores cromáticos, Pellejero usa los colores para reflejar el estado de ánimo de sus personajes, sin deslucir el entorno, ese entorno que es seña de identidad del género. Así, las tonalidades beige y amarillas dominan la paleta, pero son usadas sabiamente para reforzar la emoción de cada capítulo. Así, como ejemplo, los villanos de turno, la familia Cody, aparece bajo ominosos cielos mostaza, mientras que la historia de amor de la india Luna y el muchacho blanco se ve subrayado por la dulcificación de la citada paleta.
Un trabajo más que correcto que se ve beneficiado por el inmenso arte de Rubén Pellejero.

  Edición original: Loup de Pluie Tome 1 y Loup de Pluie Tome 2, 2012, 2013, Dargaud-Lombard S.A. Edición nacional / España: Abril 2014, Colección CMYK, Astiberri Ediciones. Guión: Jean Dufaux. Dibujo, tinta y color: Rubén Pellejero. Formato: 128 páginas a color editadas en cartoné. Precio: 22 €.   Lobo…

Review Overview

Guión - 5
Apartado Gráfico - 7
Interés - 6

6

Vosotros puntuáis: 8.46 ( 2 votos)

12
Déjanos un comentario

Please Login to comment
12 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
KhonshuRetranqueiroProfessor CastanyaJose Angel AresMathieu Recent comment authors
Recientes Antiguos
JOSE
Lector
JOSE

Pellejero es siempre un valor seguro. El guión es normalito, pero los dibujos se salen. Además está publicado a tamaño grande, no como sus últimas obras; no entiendo el criterio que sigue Astiberri a la hora de escoger formatos…

Mathieu
Lector
Mathieu

Muy de acuerdo con la reseña. el motivo principal para hacerse con este tebeo es el trazo característico de Pellejero. He leído solo la primera parte y la historia no parece que vaya a ser nada del otro mundo. El guión, no sé si a causa de la traducción, flojea un tanto.

Eso si, para mí que eso de “la buena BD” tendrías que desarrollarlo un poco más, lo de la americanización y los guionistas con oficio y dibujantes con talento es muy subjetivo. (quizás un artículo bien largo sobre ello resultaría interesante).

Jose Angel Ares
Lector

Pues el guión me gustó, sobre todo por la cantidad de cosas que mete en el tomo (personajes, líneas argumentales, etc); el color en cuanto a atmósfera muy bien, pero hay ciertas partes en las que no sé si por la técnica digital u otro motivo que me tira para atrás tal o cual viñeta y, cuando viene de alguien experimentado, me chafa el doble, pero para gustos supongo..
Dibujazo, sobre todo en encuadres, que una vez visto parece fácil, pero todo lo contrario.
Muy recomendable su lectura.

Jose Angel Ares
Lector

La portada, por contra, no me gusta nada, nulo atractivo.

Mathieu
Lector
Mathieu

Lo de las portadas se esta convirtiendo en una triste costumbre para reducir costes, entiendo yo.

Professor Castanya
Lector
Professor Castanya

Me veo en la obligación moral (hace tiempo q no escribía) de citar magnas obras del comic sobre western: Durango, Bouncer (por Dios!! de lo mejorcito), y sin ánimos de exhaustividad el impresionante LOVELESS de Azzarello.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

A las citadas, sumo Ken Parker de Berardi y Milazzo y Sunday de Mora y De La Fuente. O La Estrella del Desierto.

La verdad es que, en cuanto a Western, el cómic europeo le da cien patadas a lo hecho por los propios yanquis.

Y Lobo de Lluvia… A mí me ha gustado. Sobre todo el dibujo; Pellejero es un monstruo. El guión me ha dejado más frío. Me dio la impresión de estar un tanto falto de fuerza, de abarcar demasiados frentes (ahora es una historia de venganza, ahora una romántica, ahora una pseudo mística…sin decidirse firmemente por una en concreto), además de algunas cosas que me chirriaron un tanto

Aviso de Spoiler

el aspecto de… vaquero bueno… del vaquero bueno; que el mejor amigo de los indios sea el constructor del ferrocarril… que se supone atraviesa las tierras de caza de los indios; o el misticismo alrededor de los indios, que aunque sea algo que mola empieza a resultante cansino, no sé muy bien por qué

Pero, con todo, me parece un buen tebeo.

Y a mí sí me mola esa portada. Me resulta sencilla y elegante.

Khonshu
Lector
Khonshu

A mí Loveless me decepcionó mucho Castanya. Un soberbio arranque y se va desinflando cosa mala. Creo que Azzarello no tenía muy claro por dónde quería tirar, dando pie a una serie muy errática.

De él casi que recomendaría antes, dentro del género, la mini de El Diablo, que es bastante redonda y tiene alguna idea curiosa.

Sí que coincido contigo en recomendar Durango. A ver si Planeta saca más tomos, porque se iba viendo que la serie ganaba en calidad a cada número.

A Bouncer no le presté mucha atención en su momento porque Jodorowsky me tiene un tanto agotado desde hace años. ¿Es tan bueno? He visto que Norma lo sacó en un integral igual debería anotármelo en compras futuribles.

De Retran coincido en que La Estrella del Desierto está muy bien. Sobre todo por el dibujo, porque el desenlace defrauda un poco para las expectativas que te crea el primer tomo.

Y me interesa saber si alguien se pilló el integral de Wanted que salió el año pasado. ¿Qué tal está esa serie?

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Sí que en La Estrella del Desierto sobresale el dibujo. A mí es que, de lo que le he leído a Marini (este, un par de álbumes de El Escorpión y el primer Águilas de Roma), me parece su mejor trabajo con diferencia. O, al menos, con el que más he conectado. Vete a saber;igual es que me cayó en gracia por la genialidad (y\o humorada) de que el protagonista estuviese tan evidentemente basado en Sean Connery.

No sé qué tal está Wanted. Me llamó la atención y le eché un ojo, pero el dibujo me pareció tan… ehm… “deudor” del de Giraud en Blueberry, que pasé de cogerlo.

Otros a añadir. Manos Kelly y MacCoy ; ambos de Fernández Palacios. Y el Gringo de Carlos Giménez estuve a un tris de paladearlo estos días. Encontré los dos primeros (¿cuántos son en realidad?) tomos de Glénat a buen precio y estuve a punto de pillármelos.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Hernández. No Fernández.

Coño.

Parezco un globo de texto de Tintín.

Professor Castanya
Lector
Professor Castanya

Pues a mi el final de LOVELESS me gustó mucho precisamente, porque los buenos no ganan, no deja mucha esperanza…muy oscuro espaghetti, un final propio de CORBUCCI o PECKINPAH…pero el DIABLO tampoco estaba mal (aunque sigo poniendo a LOVELESS varios puntos por encima), La estrella del desierto siempre le tuve ganas pero de momento no ha caido…a ver mañana me pasaré por el Salón a ver qué hay (aunque los comentarios que he leido por el foro también me han dejado sin esperanza, cual final de PECKINPAH….

Khonshu
Lector
Khonshu

La Estrella del Desierto no es para nada un mal cómic.

El problema que tengo con él es que el primer tomo está increible y el segundo baja mucho el pistón.

Sobre todo, que la serie te crea unas expectativas brutales en cuanto al misterio de la trama y luego tira por otros derroteros. Igual es un problema de mis expectativas como lector.

Quizás, si te lo lees del tirón en la edición integral de Planeta no se note tanto este bache que comento ya que no tienes que esperar un mes para el número siguiente y no te montas tu propia película.

No dudes en adquirirlo Castanya, que es un cómic muy recomendable con un apartado gráfico de sobresaliente.

Y a mí también me gustan los finales desesperanzadores. Mi problema con Loveless es que creo que a Azza se le escapa de las manos y deja a la serie a menudo a la deriva. Si la hubiera concretado en menos números, respetando el inicio y el final del arco western, le habría quedado más redonda. Me parece que lo que podía haber sido una de las mejores obras del autor se tornó un tanto fallida.

Y del final poco te puedo decir, ya que creo que Planeta no publicó los dos últimos números de la serie (manda huevos). Me pareció interesante el giro que le quiso dar trasladando la colección a otro marco temporal, pero imagino que no tuvo tiempo de desarrollar todos sus planes.