#ZNGames Todo lo que sabemos de Final Fantasy XV

Por
4
1033

La fantasía final

Diez años. Esa es la friolera de tiempo que ha empleado Square-Enix, capitaneado esta vez por Hajime Tabata (sustituyendo a Tetsuya Nomura, impulsor del proyecto), en desarrollar este nuevo capítulo de la inmortal saga que llegará a nuestras consolas de nueva generación el próximo 30 de Septiembre. Una fecha que se antoja muy cercana si tenemos en cuenta que no son pocos los fans (entre los que me incluyo) que soñaron hace ya una década cuando se empezó a hablar y mostrar esta fantasía que ha ido evolucionando con el paso de los años. Y es que en un primer momento, el juego se llamaba Final Fantasy Versus XIII e iba a aparecer en Playstation 3 y Xbox 360, en una suerte de contraposición al Final Fantasy XIII y desarrollando igualmente ese mundo de Fabula Nova Cristallis en que se ha intentado aunar la saga. Lo primero que llamó la atención fue ese «versus», pues Final Fantasy XIII encaraba su lanzamiento y las perspectivas eran muy buenas, ¿por qué desarrollar un juego que parece el némesis de aquel que iba a salir? La respuesta de Square-Enix es que este capítulo iba a ser un spin off dentro del propio mundo del episodio XIII, junto a otros proyectos que estaban sobre la mesa y que más tarde se convertirían en Final Fantasy XIII-2 y Lightning Returns. Sin embargo, el director por aquel entonces, Tetsuya Nomura, diseñador en Final Fantasy VII y Final Fantasy VIII quería una historia más oscura, con un futuro inspirado en algunas de las obras claves de la ciencia ficción y con un mundo abierto y orgánico. Parece que ninguna de estas ideas caló en el equipo del episodio XIII…

jpg

El desastre de Final Fantasy XIII

final-fantasy-xiii-big Es posible que la crítica fuera muy indulgente con él; también, que un sector de los jugadores lo acogiera de buena gana y que las ventas (sin ser todo lo buenas que hubiera querido la compañía) tampoco supusieron más que un pequeño toque de atención. Pero algo pasaba con Final Fantasy XIII. Los fans de toda la vida de la saga no lo sentíamos como un capítulo real; no parecía algo que pudiera englobarse en esas fantasías que acompañaron nuestras infancias y definitivamente parecía huir de la genialidad y brillantez con que nos sorprendían cada año los buenos de Square-Enix. Ciertamente, la saga venía acusando un desgaste en su fórmula y una falta de originalidad; los últimos capítulos no conseguían despertar la ilusión de los fans con tanta fuerza como antaño y la saga iba cediendo el testigo lentamente a otros titanes que se iban abriendo paso, como Kingdom Hearts. ¿Qué ocurrió con Final Fantasy XIII? Errores de todo tipo: empezando por un mal planteamiento de la jugabilidad, la eliminación casi completa de la exploración, un desafortunado diseño de personajes (entonces supimos que Seifer tenía un hermano gemelo al que le había regalado su gabardina) y un guión que hacía perder el interés a cada hora de juego.

Aunque hubo otras dos entregas para solventar estas carencias (y con algunas realmente lo consiguieron), el episodio XIII y sus secuelas acabaron condenados al ostracismo. Es cierto que tienen su público, pero el propio Square-Enix reconoció que a la saga inmortal no le sentó bien la generación de Playstation 3 y Xbox 360.

Un proyecto que resurge

Hubo muchas pistas de que Versus XIII seguía desarrollándose, aunque la generación de consolas iba tocando a su fin. La presentación del motor gráfico Luminous Engine ya fue un primer paso, pero definitivamente el pasado año se presentó oficialmente un nuevo trailer del juego, rebautizado esta vez como Final Fantasy XV, aportando importantes novedades a nivel técnico, asegurando un próximo lanzamiento y su aparición en la nueva generación de consolas. Además de esto, se estrenaría un demo para todos aquello que se hicieron con la remasterización de Final Fantasy Type-0. Aquí se mostraron todas las cartas sobre la mesa: cómo iba a ser el juego, qué tecnología utilizaría, sus sistema de combate…Muchas incógnitas fueron desveladas con el resurgimiento de Final Fantasy XV. Por suerte, desde Zona Negativa hemos podido probar las dos demostraciones jugables que están disponibles y podemos adelantar algunas claves de esta pieza del rompecabezas que es la fantasía final.

Episodio Duscae

El episodio Duscae es la primera demostración jugable que se tuvo de Final Fantasy XV, una suerte de demo de unas tres horas de duración en que tenemos la oportunidad de acompañar a Noctis, el héroe de la historia y príncipe del reino de Lucis, lugar donde antaño se guardara uno de los mágicos cristales y que ahora se encuentra en guerra con el reino de Niflheim. Lo primero que pudimos comprobar jugando al episodio Duscae, es que Final Fantasy XV recupera alguno de los más arriesgados diseños de la saga, viéndose muy influenciado por la realidad y bebiendo de fuentes literarias y cinematográficas para constituir una fantasía que parece el reverso del mundo en que vivimos. De este modo, la estética del decimoquinto episodio recuerda más a las del episodio siete y ocho. los vehículos tienen un aire años 50 americanos que dan un toque realmente macarra el conjunto, pero sin pegar de lleno con la fantasía de ver animales increíbles en las llanuras de Duscae. El juego se nos presentó en esta demostración como una road movie en que el príncipe y sus guardaespaldas, Prompto, Gladiolus e Ignis, tienen que recaudar dinero para arreglar su coche, que se haya varado en la gasolinera de Cindy. Las llanuras de Duscae, por suerte, se encuentran llenas de peligrosos animales, y el más peligroso de todos es un Behemot tuerto por el que dan una suculenta recompensa. Así pues, tendremos que buscar el rastro de la bestia, perseguirlo hasta su guarida y darle caza.

11728934_1479583579020302_4903490350760097652_o

En el demo se nos presentaron muchos de los aspectos jugables, y el más importante de ellos fue el combate. Hace tiempo que zarpó el barco del combate por turnos, algo que en consolas de última generación y con el poderío tecnológico de que disponemos ya es algo insostenible salvo para juegos indies o de menor importancia en lo que a acción se refiere. Los enemigos se encuentran a simple vista y distribuidos por la pantalla y podremos acercarnos y establecer combate con ellos, lo mismo que podremos huir en cualquier momento (salvo contra jefe finales, se entiende). La acción se desarrolla en tiempo real, en tercera persona y haciendo uso de los poderes de Noctis. Aparte de teletransportarse para pillar por sorpresa al rival o recuperar vida sin exponerse, podremos combinar las armas que invoca Noctis en el orden que mejor prefiramos; así, cada arma es un golpe que asestaremos con un mismo botón, por lo que los combos se logran seleccionando el orden de las armas. Por ejemplo, si arrancamos con una lanza para desestabilizar al enemigo a larga distancia, seguimos con una espada corta desde más cerca y rematamos con un hacha, el combo dejará al enemigo sin posibilidad de reacción. A este nuevo sistema de combate hay que sumarla las consabidas magias, objetos e invocaciones, a las que se accede desde un solo menú, empleando pocos botones y de forma muy intuitiva.

En este episodio Duscae quedamos gratamente satisfechos con el sistema de combate, que aporta dinamismo y fluidez. Ciertamente, funciona a la perfección y da ganas de combatir para subir de nivel (algo tedioso a estas alturas en el rol por turnos). Las magias e invocaciones, por otro lado, son realmente sorprendentes, tanto que nos deja sin respiración la aparición de Ramuh al final del episodio.


¿Qué sacamos en claro de este Episodio Duscae? Lo primero, que tenemos muchas, muchas ganas de que salga el juego. Lo segundo es que el sistema de combate, más semejante a Kingdom Hearts, le sienta realmente bien y que el apartado gráfico es una delicia. En principio, el juego parece una secuencia de acertadas ideas de desarrollo y diseño, cosa que nos hace respirar tranquilos. Parece querer desbancarse radicalmente de los caminos que estaba tomando la saga con las anteriores entregas y volver a jugársela. Esto ya sucedió en el pasado con los episodios VI, VII y VIII, que se alejaron de lo que venía siendo la tónica general y se han convertido por derecho propio en algunos de los episodios más queridos por los fans. En Duscae se nos dejó apreciar que Final Fantasy XV viene con ese espíritu renovador.

Platinum Demo

12898414_1577323379246321_8106062348560095111_o

Esta vez abierto para todos los públicos, Platinum Demo apareció hace pocos días con motivo del Final Fantasy XV Uncovered, el evento en que se presentó el juego en Los Ángeles, dando a conocer la fecha de lanzamiento y la increíble campaña de promoción, que incluye ediciones de coleccionista, serie de animación, juego para móviles y película CGI.

Platinum Demo nos pone en la piel de un Noctis niño que está perdido en sus propios sueños. En el demo, de una hora de duración si lo jugamos con tranquilidad y atendiendo a los detalles, recorreremos el mundo onírico de Noctis, inspirado en su propio reino, y seremos guiados por Rubí, la mítica invocación de la saga. A medida que avanzamos (por alguna extraña razón, recogiendo rubíes dorados por el camino) iremos descubriendo nuevas localidades de ensueño y jugando con la meteorología, el tiempo y el escenario. Asistimos a misteriosos encuentros y nos vamos familiarizando con el sistema de combate una vez más. Este demo es mucho más corto y menos abierto que el episodio Duscae, pero sirve para acercarse un poco más al mundo de Final Fantasy XV y a su fascinante protagonista.

12888589_1577366339242025_5035029466696585971_o

Durante el demo, comprobaremos el poderío gráfico que viene a demostrar. El Luminous Engine dota al conjunto de un arte maravilloso, así como la fluidez del juego. La tasa de frames en Playstation tiene inexplicables caídas y hay un cierto downgrade con respecto al episodio Duscae; por otro lado la banda sonora (estrenando el tema musical «Stand By Me» interpretado por Florence& The Machine) acompaña y nos deleita con ese sense of wonder del que la saga, tras mucho tiempo, vuelve a hacer gala. Para rematar, terminamos el demo con un combate contra una bestia feroz, con un Noctis ya adulto, en la plaza de la Ciudadela, capital del reino. Llegados a este punto ya podremos hacer gala de magias y utilizar las habilidades Lux de Noctis, que nos permiten desplazarnos rápidamente por el escenario y realizar poderosos ataques.

Conclusiones: ¿qué esperamos?

Tras probar dos demos, ver numerosos vídeos, y esperar la friolera de una década, no podríamos estar más emocionados por este nuevo capítulo de la fantasía. Y es que la saga andaba de capa caída y parecía que los caminos a elegir no habían repartido más que opiniones encontradas entre los fans y ventas que, aunque satisfactorias, huían del merecido éxito que en el pasado cosechara una de las sagas más duraderas y de más calidad de la historia de los videojuegos. Por suerte, el equipo creado por Tetsuya Nomura y capitaneado ahora por Hajime Tabata, parece haber creado un juego de mundo abierto que reinventa los arquetipos a los que estábamos acostumbrados y brinda la oportunidad de hacerse con un claro aspirante a juego del año.

La fantasía final nos invita el 30 de Septimbre a una cita ineludible.
El destino de Lucis depende de ello.

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mephistopheles
Mephistopheles(@mephistopheles)
Lector
1 abril, 2016 23:29

Gran artículo de nuevo, Francisco. 🙂

Diez años… Parece mentira que haya pasado tanto tiempo, recuerdo que apenas era un chaval cuando lo anunciaron como Versus XIII, han cambiado tantas cosas desde entonces… Sin lugar a dudas, está entre los cinco juegos que más espero de este año.

Eso sí, hay un detalle con el que no coincido, y es lo que comentas de que los juegos de rol por turnos ya no tienen cabida excepto para lanzamientos de una importancia menor. A mi parecer, todo es cuestión de saber innovar por el camino correcto, y si no ahí tenemos la famosa sub-saga Persona, que cuenta con exploración (aunque algo limitada), buena historia, buena OST, etc., condenada a un público de nicho principalmente por no venir nunca traducida. O Dragon Quest, por nombrar otra saga de rol por turnos harto famosa.

Por lo demás, de acuerdo en todo, gráfica y tecnológicamente parece que va a ser apabullante, la banda sonora de Shimomura tiene pinta de ser maravillosa, y al fin voy a poder marcar el día de lanzamiento en el calendario. ¡Qué ganas!

Save
Save(@save)
Lector
2 abril, 2016 14:39

No sé, se dice mucho que el sistema de combate por turnos está desfasado a mi el público, pero pokemon que yo sepa sigue teniendo seguidored para aburrir.

Sobre el juego en sí, ayer me saltó el anuncio de FFXV en youtube y no me entró por los ojos. Que igual es que la adolescencia va quedándome lejos, pero en un juego de esta saga me parece llamativo.

Y me sorprendió que como música usaran una versión de Stand by me, que es una de las mejores canciones del siglo XX, pero FF nunca ha necesitado recurrir a música de fuera de la saga.

Jordi Molinari
Jordi Molinari(@jmolinari)
Autor
4 abril, 2016 0:34

Fantástico artículo. Ganas de un FF de los de verdad, de esos que te venden por si sólos una consola. Fecha marcada en mi calendario 😉