Legión de Superhéroes núm. 04

La Legión de Bendis llega su ansiado final...

Por
12
1188

Edición original: Legion of Super-Heroes núms. 10-12 USA (DC Comics, 2020)
Edición nacional/España: Legión de Superhéroes núm. 04
Guion: Brian Michael Bendis.
Dibujo: Ryan Sook.
Entintado: Wade Von Grawbadger.
Color: Jordie Bellaire.
Traducción:
Formato: Rústica, 80 págs. A color. 8,50 €

Círculo vicioso

“Por favor, no me muestres el interior de mí cabeza”

Y llegamos al final de la etapa de Bendis a bordo de la Legión de Superhéroes. ECC publicó en junio la cuarta entrega de la serie que cierra la trama a la espera de ser continuada al inicio de Future State. Veamos que nos reserva este último número antes de llegar a las conclusiones del trabajo de Bendis con los héroes del siglo XXXI.

Recordemos que en la anterior entrega el grupo se sometía a un juicio del que lograban salir airosos. El estatus de la Legión dentro de los Planetas Unidos cambiaba por completo y todo parecía dibujar un futuro esperanzador para el grupo. En este número asistimos a los acontecimientos que se ponen en marcha tras la fuga de Mordru y que van a poner en jaque al equipo al completo, en una batalla, que se intuye épica, como colofón de esta historia en 12 partes de Bendis para la Legión.

El primer problema en este número es la sensación de que todo se precipita de forma dramática. Se siente que la trama se acelera, hay prisa por contar lo que queda pendiente y todo pasa de forma precipitada, sin apenas tiempo para gestionar un momento que permita al lector asimilar de donde viene y a donde va. Esto desorienta un poco, más cuando se sigue sin tener del todo controlados a todos los legionarios que de golpe se ven involucrados de manera absoluta en un combate que, por los precedentes anteriores y el nivel de los villanos, se espera sea de proporciones cósmicas.

Y eso desencadena el segundo problema. La intuición del lector se ve traicionada cuando la gran amenaza no termina siendo tal y el conflicto se resuelve con un infantil uso del deus ex machina de manual. La información surge de forma espontánea, Mordru se mueve de un sitio a otro para ejecutar su venganza, mientras hace acto de presencia un villano que viene a ser el intento de cierre del círculo por parte de Bendis de su trabajo en DC.

Las prisas y un final insulso deslucen el conjunto lo suficiente para tener la sensación de haber leído una historia que escondía un potencial enorme que no ha logrado eclosionar. Las cosas ocurren porque así desea Bendis que ocurran, dejándose flecos sin atar que ayuden a dar coherencia a toda la historia.

Y ese es el tercer problema, el de la coherencia. El reto de tener que redefinir y adaptar de nuevo ala Legión de Superhéroes es siempre una trampa mortal para todo equipo creativo que se atreve a acercarse a tan peculiar y escurridizo grupo. Desde sus días de gloria, en manos de Levitz y Giffen, los distintos intentos por revitalizar al grupo no han cuajado. El de Bendis peca de querer plantar demasiadas ideas y de poco desarrollo, pues ahí quedan esos momentos de etapas de antaño, números enteros, dedicados tan solo a conocer a los personajes, a ver como se relacionan y expandir mejor el futuro del Universo DC. La manera en al que se ha expuesto todo este conjunto de brillantes ideas, como si de un expositor se tratara, vistas a la velocidad del rayo, parecen mas fruto de la actual situación del medio que del esfuerzo real por contar algo que tenga verdadero cuerpo. Hay que dedicar tiempo al enorme espacio que hay entre las viñetas para poder vivir de verdad todo aquello que hace fascinante a la Legión. No entender esto es enfocar mal al grupo y todo lo que representa.

Por tanto, con estos tres problemas sobre la mesa, lo que ofrece este cuarto número no es sino la culminación apresurada de un todo que deja un poso de intrascendencia enorme en el lector, que debe lidiar con la idea de un Jon Kent mesiánico, inspirador, a la hora de ser el germen de la Legión (algo que en si mismo no es nuevo en absoluto y como punto de partida funciona), pero que no es capaz de moverse con soltura a la hora de no depender de su figura y balancear la carga en el resto de los legionarios.

Son demasiados problemas como para poder rescatar algo de esta entrega. Aunque algo hay.

En el número anterior si parecía que la herramienta que Bendis estaba usando del juicio permitía poder conocer a los legionarios, uno a uno, de un vistazo rápido, pero visto en perspectiva queda en evidencia que se trataba más de una trampa narrativa que algo de verdad productivo para la serie.

Sin embargo, en medio de este sprint narrativo con poca sustancia, destaca el trabajo que realiza Ryan Sook que está en plenas facultades para encarar el solo las tres entregas que cierran esta etapa. Su trabajo destila fuerza visual y transmite la imagen de magnificencia que se presupone debe proyectar este futuro a mil años vista. Fluido e innovador, sin hacer demasiados alardes de una narrativa especialmente depurada, si se muestra certero y eficaz a la hora de poder encuadra todo en las viñetas con espacio suficiente para que se puedan añadir los bocadillos de los eternos diálogos de Bendis. Un trabajo que entra por los ojos y que brilla más gracias al deficiente trabajo de Bendis.

Un final de etapa que decepciona por la falta de fuerza, sin épica alguna, sin apenas sorpresas a las que poder aferrarse y con la sensación de haber recorrido un camino que ha quedado en nada tangible. Un puñado de ideas que prometen dar mucho juego, pero que en manos de Bendis se muestran solo como un catálogo de promesas futuras que no se sabe si llegaran a concretarse.

Lo mejor

• Ryan Sook.
• Que haya terminado este camino sin rumbo.

Lo peor

• Bendis no concreta ninguna de sus ideas.
• El final anticlimático y facilón.
• La sensación de intrascendencia.

Edición original: Legion of Super-Heroes núms. 10-12 USA (DC Comics, 2020) Edición nacional/España: Legión de Superhéroes núm. 04 Guion: Brian Michael Bendis. Dibujo: Ryan Sook. Entintado: Wade Von Grawbadger. Color: Jordie Bellaire. Traducción: Formato: Rústica, 80 págs. A color. 8,50 € Círculo vicioso "Por favor, no me muestres el interior…
Guion - 4
Dibujo - 8
Interés - 5.5

5.8

Error sistémico.

Un trabajo que acaba de la forma más facilona y anticlimática posible. Un desarrollo tramposo que se deja por el camino mucha información sin apenas tiempo para desarrollar a los personajes, dejando un poso de intrascendencia preocupante.

Vosotros puntuáis: 5.14 ( 10 votos)
12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ziggy
Lector
16 julio, 2021 22:51

Gracias por la informacion. Supongo que analizareis tambien los especiales de Future State que tienen el merito del dibujo de Riley Rossmo.
Me gustaria saber si estan preparando un analisis extendido de toda la era Bendis, que parece haber acabado. Es decir, siete meses sin publicaciones nuevas de la Legion no parece indicar que esta etapa fue particularmente exitosa o memorable.

Ziggy
Lector
En respuesta a  Gustavo Higuero
19 julio, 2021 5:11

Gracias por la informacion. Aunque te aseguro que segui de cerca esas reseñas. Y comente en dos de ellas al menos.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
18 julio, 2021 22:04

Esto era algo que era imposible que saliera bien porque Bendis no sabe gestionar grupos.Aunque sus series vendan bien,es un guionista incapaz de dar voz propia a los personajes que tiene como bien demostró en sus series de Vengadores.

Si era incapaz de hacerlo bien con aproximadamente 6 personajes pensar que pudiera hacerlo bien con un grupo como la Legión compuesto por decenas de personajes era de ingenuidad similar a pensar que Papa Noel existe.

Ziggy
Lector
En respuesta a  Jaime Sirvent
19 julio, 2021 5:29

Cuando Bendis tiene que hacer UN personaje en un ambiente noir/urbano, se le da muy bien. Pero Varios personajes, en un ambiente de ciencia-ficcion, si vende es solo por la fama que a estas alturas creo que vive mas de la gloria pasada que de un buen hacer.
Lo que temo es que esta serie ha sido el clavo en el ataúd para la Legion y que ahora pasaran años otra vez antes de que se atrevan a una nueva serie. Poner a Bendis en ella fue un error fatídico.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
En respuesta a  Ziggy
19 julio, 2021 11:02

Totalmente de acuerdo, a mí Bendis en sus obras noir independientes como por ejemplo Torso me encanta,y en Daredevil también me gustó mucho porque ese ambiente urbano se le da muy bien. Pero para series de grupos de superhéroes no lo hace bien,desaprovecha alineaciones que darían mucho juego y también a personajes muy aprovechables y con amplia historia detrás. Yo creo que el principal problema es que no conoce a los personajes y es un guionista que vive del golpe de efecto, promete al lector cosas que finalmente no le da.

Me interesa muchísimo más con personajes de producción propia y por supuesto personajes en solitario.

Deberían haberle dado la Serie a Geoff Johns,que después de la saga que hizo en Superman,más el cruce JLA/JSA con la saga del relámpago y La Legión de tres mundos, parecía que le tenía ganas a la Legión y además sabía tratar a los personajes.

Yo lo único positivo que le veo a esta etapa de Bendis es que espero que haya vendido bien en España a ver si ECC se anima a sacar más material clásico como por ejemplo la etapa clásica de Paul Levitz.

Saludos

Ziggy
Lector
En respuesta a  Jaime Sirvent
20 julio, 2021 2:31

Johns era ideal para eso y se ve que tenia planes interesantes. Pero no, tenian que darle la serie a Levitz y la verdad, con respeto a su legendaria etapa, ya no tenia el mismo gancho ni el estilo iba acorde con los tiempos. La Legión necesitaba una nueva voz, no una vuelta al pasado hipernostalgico. El contexto estaba pero el autor no fue el indicado.
Personalmente creo que la responsabilidad mayor ha sido DiDio. EL con su postura de mantener a los personajes en su status Silver Age ideal es el que permitio dos reboots de la Legion para volverlos adolescentes, tal como eran en tiempos pasados. Y al menos uno ya fue dejado de lado. Y este… pues si no anuncian nada nuevo de la Legion en diciembre de este año, yo clasificaría al reboot de Bendis como fracaso.
Asi que Bendis aun tiene tiempo de rectificar, aunque dudo que pueda y si vuelve a escribir a la Legion, cosa que espero entienda no es los suyo, va a seguir creando un fanficcion distorsionado donde ningun personaje tendra identidad ni voz propia.

Ziggy
Lector
En respuesta a  Jaime Sirvent
21 julio, 2021 1:25

Oh, perdón, leí mal tu comentario, Jaime.
Te refieres a que ahora debieron haberle dado la Legion a Johns, en lugar de a Bendis (debieron darsela a cualquiera menos a Bendis). Pensé que te referias a la epoca de Legion de Tres mundos, que era Johns en su mejor momento.
Pero si, tambien habria sido este un buen momento para que Johns aplicara su talento a la Legion y la encaminara en una nueva direccion, que no fuera un refrito de la edad de plata encubierto.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
En respuesta a  Ziggy
21 julio, 2021 11:14

No te preocupes, nos puede pasar a todos al leer de forma apresurada.

Indudablemente hubiera sido lo ideal Johns como guionista de la Legión en aquel momento tras la Legión de 3 mundos.Lamentablemente llegaron Los Nuevos 52 y las posibilidades de una posible serie con regusto clásico de la Legión desaparecieron por completo,y ahora Doomsday Clock sí permitía esa oportunidad y DC ha decidido tirar la oportunidad a la basura.

Saludos.

Caseyjones
Caseyjones
Lector
20 julio, 2021 20:15

Imaginen que Marvel cancelase XMen tras el XMen #3 USA cuando marchó Chris Claremont allá por principios de los años 90s. Desde entonces Marvel ha ido encadenando reboots de los XMen, series alternativas, reinicios de los personajes intentando que gustasen pero con más fracasos que éxitos, siempre a la sombra de la histórica etapa de Chris Claremont e ignorando las peticiones de los fans por volver a los personajes de aquella época. Imaginen que por fin, tras décadas de ausencia, el guionista y el dibujante estrella de Marvel se juntan en una serie-evento donde Miracleman visitará el Universo Marvel y prometen volverán al fin los X-Men de CC. Durante la saga vuelve Jean Grey, la Jean de siempre, que aparece durante la historia en la que van poniendo los dientes largos a los fans mostrando el visor de Cíclope, la silla de Xavier, el casco de Magneto… ¡Todo apunta a que AL FIN los auténticos Uncanny X-Men vuelven! Pero va y resulta que, justo en el último número, los mutantes aparecen para la escena final junto Miracleman sí, pero por petición expresa de Brian Bendis que pasaba por ahí, al final los que vuelven son los X-Men 2099 o los Ultimate X-Men. ¡Imaginad la cara de los fans! . Luego de la “estafa” pretendían que los fans del grupo comprasen la nueva serie de Bendis “X-Men 2099”, lo que lógicamente no pasó. Resultado: Sin noticias de los X-Men “de Claremont” hasta a saber cuántos años más y un nuevo fracaso de Marvel en su enésimo intento de recuperar a los mutantes. Pues eso es más o menos lo que pasó con esta encarnación de la Legión

Ziggy
Lector
En respuesta a  Caseyjones
21 julio, 2021 1:27

Es una muy buena analogía.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
En respuesta a  Ziggy
21 julio, 2021 11:14

Genial analogía. Totalmente de acuerdo con todo lo que dices.