La Vieja Guardia. Libro Dos: Fuerza Multiplicada

Reseñamos el segundo tomo de La vieja guardia de Greg Rucka y Leandro Fernández que publica Norma Editorial. Si os gustó la película... aquí más y mejor.

Por
0
869

Edición original: The Old Guard, Book One: Force Multiplied (Image Comics).
Edición nacional/ España: Norma Editorial.
Guión: Greg Rucka.
Dibujo: Leandro Fernández.
Color: Daniela Miwa.
Traducción: David Domínguez.
Formato: Rústica. 168 páginas.
Precio: 19,00 €.

¿Y si decimos que Greg Rucka es uno de los máximos exponentes de la actualidad del cómic estadounidense?, seguramente nadie se extrañaría y pocos, o ninguno, se atrevería a negarlo. Este mismo enero hemos sacado a la luz los ya clásicos top de las diferentes áreas y Greg Rucka está en los dos para los que ha realizado obras, en el de DC con su serie de Lois Lane y en el nuestro de indie con Black Magick. No es para menos, se trata de un autor que siempre ha sido muy bien considerado, ya su primera obra, esa maravillosa Whiteout, tuvo sus premios Eisner, su Queen & Country es un cómic muy valorado, con razón, y dejó obras, sobretodo en DC, que quedarán para la posteridad como ese magnífico Gotham Central. Pero es cierto que parece que los últimos años va a por todas y hay tres series que destacan sobremanera, la mencionada Black Magick, la imprescindible Lazarus y esta, La Vieja Guardia.

Concretamente La vieja guardia ha estado en boca de todos este año por la adaptación de Netflix a la pantalla, protagonizada por Charlize Theron y que además estuvo guionizada por el propio Greg Rucka, algo de lo que hablamos en profundidad en un podcast (que podéis escuchar aquí) pero que será muy importante al hablar de esta secuela ya que parte de lo que vimos en la película estará presente en este cómic.

Pero una característica imprescindible que tiene Greg Rucka es que sabe rodearse de buenos dibujantes, buenos narradores con buenas ideas, porque de hecho el continuar con esta obra vino más de la parte de Leandro Fernández (Punisher, Northlanders, Masacre…) que del propio guionista. Sin duda la película fue un aliciente para seguir pero, aunque el anterior tomo era bastante autocontenido, lo cierto es que quedaban muchas cosas en el aire que dejaban al lector con ganas de más, obviando el hecho de que era una maravilla de cómic. En el caso de Leandro Fernández no se puede negar que es un inmenso narrador, sigue esa línea muy de su país, muy argentina, de utilizar mucho negro, generando una atmósfera de tensión constante y sobresaliendo en las escenas de acción, tanto en el presente, con ese toque noir en más de una página, como del pasado, con armas más antiguas pero la misma potencia visual. Además en este caso utiliza muy bien el blanco como contraste para las partes más soleadas, deslumbrando en el último capítulo. Si ya los escritos de Greg Rucka tienen un toque único, dibujantes como este es lo que hace que la obra se distinga de otros trabajos del mundo independiente norteamericano.

En la película Greg Rucka hace una mezcla de lo que ambos autores contaban en el primer tomo con pinceladas de este, ya que se introduce a Noriko pero de manera algo diferente, allí se hacía como un flashback y un cliffhanger final y aquí el viaje al pasado se hace después de presentarla, además hay que tener en cuenta que las implicaciones de su desaparición son muy diferentes en una y en otra, en la versión de Netflix es forzada mientras que en esta es por causas naturales, así que, aunque las obras se parezcan mucho, parece que el autor piensa separarlas en las siguientes entregas.

Por seguir un poco con las comparaciones, también entran en juego otros dos elementos que se veían en la película y que no aparecían en el primer tomo, uno es Moose, el agente del FBI, y otro es el concepto de que hay un bien y un mal detrás de todo este tema de la inmortalidad. Esto nos cambia un poco la imagen que teníamos del primer tomo, donde no había más que un simple y llano misterio sobre por qué pasa esto que resultaba enterrado por la acción y la fuerza de los personajes. Ahora ya se está construyendo una historia más larga y se nota, así como se nota que este tomo y la película se idearon a la vez, aunque hay claras diferencias que harán que ambas se vayan separando según avancen, lo que es una pena porque no veremos una escena en un maletero de un coche que tiene su punto poético.

Definitivamente ya podemos hablar de La vieja guardia como una trilogía, ellos lo han dicho y lo pone en el final del tomo, y con esa imagen en la mente podemos también aplicar el clásico esquema “presentación, nudo y desenlace”, donde Fuerza multiplicada es eso, la trama, el núcleo donde se desarrolla la acción principal, por lo que sigue la misma línea del anterior tomo en cuanto a persecuciones, tiroteos y tensión, pero ya se ve una línea argumental de mayor recorrido, donde las presentaciones de los nuevos personajes se soslayan y el peso lo llevan tres, Andy, Nile y Noriko.

La parte buena de esto es que no tiene nada que envidiar al anterior tomo, incluso me atrevería a decir que el dibujo me gusta un poco más y que la historia tiene un fondo un pelín más interesante, que el anterior no dejaba de ser (con diálogos más originales eso sí) la clásica historia de traición y compañerismo, mientras que esta trata de ahondar más en los conceptos de “bien” y “mal” en personas tan longevas como estas. ¿La parte mala?, me hubiera gustado ver más momentazos de Nicky y Joe. Sigue habiendo escenas buenas, tanto del presente como del pasado, porque a ambos artistas se les da muy bien potenciar el lenguaje visual y escrito en las escenas de acción, pero con la famosa escena de la furgoneta del anterior tomo tocaron techo. No es raro, era insuperable.

Como conclusión, y por simplificar, La vieja guardia es una serie con la que cualquier lector se lo va a pasar muy bien, a pesar de estar tan enmarcada en la acción dista mucho de ser una obra ligera y tonta. Saben tratar a los personajes, saben qué teclas tocar y eso la hace especial. Lector, si te gustó el primer tomo el segundo lo disfrutarás.

Edición original: The Old Guard, Book One: Force Multiplied (Image Comics). Edición nacional/ España: Norma Editorial. Guión: Greg Rucka. Dibujo: Leandro Fernández. Color: Daniela Miwa. Traducción: David Domínguez. Formato: Rústica. 168 páginas. Precio: 19,00 €. ¿Y si decimos que Greg Rucka es uno de los máximos exponentes de la actualidad…
Guión - 8
Dibujo - 8
Interés - 8

8

Fuerte

Greg Rucka y Leandro Fernández vuelven con la segunda parte de lo que apunta una gran trilogía. Acción, acción y acción.

Vosotros puntuáis: 8.46 ( 4 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments