Imposibles X-Force: La Saga del Ángel Oscuro

Por
53
995

La Saga del Ángel Oscuro es el arco argumental que Rick Remender ha ido preparando desde el comienzo de la colección: las decisiones más trascendentales que el grupo se ha visto obligado a tomar, el desarrollo de los acontecimientos y el progreso de los personajes han dispuesto las piezas sobre el tablero para la batalla más grande que haya librado la Imposible Fuerza X. ¿Está a la altura de tanta expectación?

Cómo se prepara algo gordo

 

Contiene: Uncanny X-Force #11-18
Guión: Rick Remender
Dibujo y entintado: Jerome Opeña y otros
Formato: Libro con solapas, 192 páginas.
Precio: 15€

 

Por supuesto que sí; es Rick Remender, caramba, un autor cuyos guiones para Marvel han sido hasta la fecha sinónimo de solidez. Como decía en la apertura de la reseña, el de Portland ha dispuesto durante diez ejemplares —o dos tomos, si sigues la numeración española— el crescendo de tensión que ha llevado a Warren Worthington a abrazar la identidad del nuevo Apocalipsis, un proceso sutil pero lo bastante claro como para que el lector supiese que se estaba forjando algo trascendental para la colección. Remender sabe cómo crear expectación y lo demuestra: en primer lugar, se asegura de que conozcamos al personaje implicado y nos importe lo que le sucede. Vale, puede que tengas una manía persecutoria hacia el Ángel, pero el bueno de Rick ha profundizado en su personalidad —yendo más allá de los aspectos superficiales de su angustia hasta indagar en los porqués—, ha hecho que cualquiera pueda empatizar con su sufrimiento sin que parezca un llorica y le ha aportado humanidad. Así, cuando cambia, realmente sientes que se ha perdido algo importante: todo el trabajo de Mariposa, los esfuerzos de Warren por dominar su lado oscuro, el deseo del grupo de pasar página tras el asesinato del que iba a ser Apocalipsis. Te implicas emocionalmente y eso hace que el Ángel Oscuro no sea un villano genérico todopoderoso como su predecesor, sino alguien que te importa, polifacético, de modo que los sentimientos de Fuerza X hacia él son los tuyos: conectas con el enemigo y con los personajes principales al mismo tiempo. Así es como se hacen las cosas.

Pero no es solo en la definición del personaje donde Remender hace un muy buen trabajo: en un cómic —o una serie, o una película, o un libro, o un guión en general— escrito con torpeza, el ritmo brilla por su ausencia. La evolución que han sufrido los personajes e incluso el tono de la serie ha sido gradual: en los primeros ejemplares todos tenían claro que las misiones del grupo no iban a consistir en repartir flores, pero se respiraba… no voy a llamarlo optimismo, pero sí cierto espíritu de grupo, de llevar con empaque una tarea tan desagradable. Sin embargo, con el paso del tiempo hemos asistido a cómo las costuras que mantenían unido al grupo se deshilachaban y hasta qué punto las tensiones a flor de piel conducían a roces, drama y conflicto. El lector es consciente de que la situación se dirige a un punto insostenible en el que toda esa presión tiene que acabar saliendo por algún lado: lo intuye pero no sabe cuál va a ser el desenlace, por lo cual su interés en el desarrollo de la trama es mayor y esta se disfruta más. Sin cambios abruptos ni desarrollos eternos en los que los cambios se diluyen bajo páginas y páginas, así es el ritmo de la colección y eso repercute de forma muy positiva en este arco.

La antesala

“Oh, no”, dice el lector que no se ha leído los tomos anteriores, con el cual debería tener unas palabras por perderse una de las mejores colecciones que se están publicando, “pero si tan importante es todo lo que ha pasado hasta ahora, ¿cómo voy a interesarme por este tomo en particular y la historia que me cuenta?”. No temas, mi atribulado amigo, que de eso también se ocupan el guión y la caracterización. Vamos con lo primero.

El tomo arranca en la Era de Apocalipsis, escenario del que Remender saca buen partido: la ambientación derrotista está conseguida, las distintas versiones alternativas son interesantes y cómo interactúan con los personajes de la colección hace que las secuencias más pausadas sean una delicia. Es muy fácil meterse de lleno en la trama y empaparse de la atmósfera. Se establece correctamente la premisa, los personajes están bien definidos a través de unos diálogos ágiles y la acción es satisfactoria. Estos tres primeros ejemplares funcionan muy bien como introducción de la saga a la vez que presentan los elementos que participarán en esta, pero al mismo tiempo brillan con luz propia al ofrecer una de las caracterizaciones más interesantes de Lobezno que he tenido el placer de leer en mucho tiempo: su relación con la Jean Grey de la Era de Apocalipsis es excelente, pura intensidad y atracción, alimentada por ese toque animal que Lobezno nunca debería perder, todo aderezado con las imprescindibles gotas de desdicha, de amor imposible. Teniendo en cuenta lo bien que ha escrito la interacción entre Mariposa y Ángel —que luego analiza a través de Fantomex— y entre Lobezno y Jean Grey, queda claro que Rick Remender es un experto a la hora de escribir sobre relaciones trágicas.

Por último, cabe señalar que estos tres primeros ejemplares están salpicados de buenos momentos y escenas. Gambito y Dientes de Sable son estupendos, con personalidades que funcionan muy bien tanto por sí mismas como con respecto al resto del grupo. El villano principal es amenazador, polifacético e interesante, cumple su función y aporta profundidad a Lobezno. Algunas situaciones pueden resultar abruptas, aunque por otra parte juegan a favor de la atmósfera peligrosa e impredecible que el guionista busca recrear. En suma, un preámbulo muy bien escrito que bien podría llamarse “Preludio a la Saga del Ángel Oscuro”, en el que se aprovechan los puntos fuertes y se hace hincapié no solo en las peleas, sino en los personajes.

La saga del Ángel Oscuro

Y ya entramos en harina. En primer lugar, ¿cómo funciona Ángel, o Ángel Oscuro, como Apocalipsis? Pues muy bien, la verdad, por muchas razones. Hace que su mera presencia, su rol en el mundo y su misión resulten algo más que amenazadores. Hay un punto aterrador e inquietante en el convencimiento de Warren: la tarea que se trae entre manos tiene algo de misión sagrada, de objetivo trascendental en manos de un fanático; por desgracia, el anterior Apocalipsis abundaba en estereotipos —de los que Remender no solo es consciente, sino que los utiliza a su favor para dejar claras las diferencias entre Apocalipsis y el Ángel Oscuro— que restaban fuerza a este punto tan importante. El Ángel lleva a cabo su tarea con cierta parsimonia, del modo implacable y desapegado con el que debería obrar una fuerza de la naturaleza, a la vez que se muestra gentil hasta la condescendencia con aliados y enemigos por igual. Su actitud irradia confianza, su presencia es casi tranquilizadora, su mirada de demencia está capturada a la perfección —gran trabajo del dibujante, del que hablaremos luego— y casi puedes escuchar el tono pausado de sus palabras. Remender ha creado un Apocalipsis único, mucho más magnético que el anterior y más complejo, hasta el punto de que puedes llegar a sentir ganas de que triunfe.

Los personajes de los que se rodea tienen abundantes claroscuros. Peste es inquietante y Hambre resulta el más peligroso de los cuatro jinetes pese a su apariencia frágil, además de utilizar sus poderes de un modo muy chulo en un momento digno de aplauso. Guerra es decepcionante hasta el punto de que uno de los personajes se lo espeta en las propias páginas del cómic, y con eso queda todo dicho. Muerte es plano y aburrido, carnaza para lucimiento de su rival. La magnanimidad de Ángel hace que los combates sean muy interesantes, ya que ambos bandos tienen motivos para contenerse, lo que hace que las peleas se libren en otros términos que permiten extenderlas sin estirarlas, ofreciendo distintos “emparejamientos” y estrategias para que tengan algo distinto que ofrecer.

¿Los combates, decís? Estupendos. Mucha acción, muy visual, bien narrados —aunque pueden pecar del típico “poneos en fila y atacad de uno en uno” que tan irritante encuentro—, usos interesantes de los poderes o viscerales peleas a mano vacía, giros chulos y detalles dignos de mención, como utilizar correctamente la regeneración de Lobezno.

La historia está muy bien contada, con un buen sentido del ritmo y la progresión. Tanto los personajes como los avances se introducen de forma gradual, dedicándoseles un espacio necesario para presentarlos adecuadamente a la vez que se explica su función en la historia. Hay varias situaciones en las que la amenaza resulta genuina y la opresiva atmósfera de peligro refuerza la sensación de que los personajes pueden morir en cualquier instante. Los diálogos están muy bien escritos, aunque alguna que otra frase puede sonar un poco forzada, sobre todo cuando el guionista busca describir conceptos abstractos o se pone poético. Sin embargo, donde brillan las conversaciones es a la hora de diseccionar a quienes las mantienen y las relaciones que hay entre ellos: son breves, lo que encaja con la tensión constante de la saga, pero sumamente eficaces a la hora de definir qué siente cada uno. El arco está lleno de buenos detalles e impregnado de un pulso intenso, lo que da lugar a una lectura de lo más entretenida que exige atención, todo ello con respeto a historietas pasadas, a los personajes y a la trama. Se trata, en suma, de un trabajo completo que culmina con unos de los finales emotivo como pocos, que funciona de forma tan sobresaliente porque Remender no ha perdido de vista en toda la colección el aspecto más importante de por qué nos engancha una saga: que el mundo esté en peligro y las apuestas sean muy altas está muy bien, pero el ingrediente principal son los personajes, sus motivaciones, sus inquietudes. Fantomex, Ángel, Lobezno, Mariposa y Masacre en manos de Remender son una materia prima excepcional para crear cualquier historia, pues se ganan al lector página a página.

Nitpicking, o vamos a ponernos quisquillosos

Hay un momento que quizá sea interesante analizar. Es un detalle sin mayor trascendencia, así que podéis saltaros este apartado y pasar al siguiente. Bien, en un momento el personaje A tortura a B para sacarle información. Una vez terminado el interrogatorio, los personajes C y D se escandalizan mucho y pasan a describir cómo ha quedado B, de modo que el dibujante no lo muestra, pero lo “vemos” a través de las descripciones de texto.

Esto es innecesario y queda forzado, máxime en un medio tan visual como el cómic, además de subestimar esa poderosa herramienta que es la imaginación. Nadie se pone a describir una carnicería ante él, uno no ve un accidente y dice en voz alta: “vaya, la tibia parece haberse roto en tres sitios”. La misma escena hubiese quedado mucho más potente enfocando a B de espaldas —o en tres cuartos para mostrar parte de los daños—, que hipea en voz baja. C y D contemplan al pobre despojo con una mezcla de asco y pena, después vuelven la cabeza hacia A, que les devuelve la mirada en silencio con cara de “he hecho lo que tenía que hacer y si no os gusta, buscad una hoja de reclamaciones”. Después, A, C y D se marchan, todavía callados. De este modo definimos a A como un interrogador implacable, humanizamos a C y a D y dejamos en manos de la imaginación del lector los destrozos que haya podido sufrir B.

El dibujo

El dibujo de Mark Brooks es bueno, pero para su desgracia comparte tomo con ese monstruo que es Jerome Opeña y la comparación es inevitable. Brooks es sólido, detallado, muy competente en las escenas de acción y un hacha a la hora de dibujar entornos post-apocalípticos. Pero Opeña es sublime y no solo por la calidad de su trazo o la meticulosidad de sus detalles: lo que hace excepcional el apartado gráfico de este cómic es hasta qué punto el dibujo refuerza la historia. Un ejemplo: hablaba más arriba de la actitud del Ángel, sosegada y casi mística. Opeña cuida todos, absolutamente todos los aspectos que lo conforman para que su aspecto refuerce este punto: su delgadez, sus gestos mesurados, la mirada un poco perdida, la media sonrisa complaciente, las alas derramándose delicadamente sobre el suelo como el borde de una capa, hasta en combate transmite gracilidad. Cuando Ángel nos dice que su Era de Apocalipsis va a ser distinta a la de su predecesor, solo con mirarle estamos convencidos de ello hasta el tuétano.

La acción es visceral, violenta, justo lo que el cómic necesita. Los planos están cuidados para transmitir exactamente aquello que buscan: la primera aparición de Genocidio es magistral, los flashbacks nos transportan al escenario que quieren representar con insultante eficacia, el mundo artificial realmente parece artificial, la base del Ángel tiene una estética distintiva, sofisticada y elegante, Mole parece todo lo pesado que tiene que ser, la narración es excelente… algunos son pequeños detalles, otros son aspectos troncales, pero todos ellos están cuidados con idéntico mimo para reforzar la historia y hacer de la Saga del Ángel Oscuro una historia que tienes que leer.

La edición española

La edición española es buena: es resistente, vienen las portadas de cada número y las portadas alternativas (los brazos del Lobezno de Chris Bachallo parecen cañones de garras, je), el artículo de complemento está bien escrito y documentado, y la traducción es muy buena. Personalmente hubiese elegido otra portada. Sí, hay un montón de personajes luchando, queda claro que algunos provienen de la Era de Apocalipsis —lo cual es apropiado— y es llamativa, pero podría ser la portada de casi cualquier tomo de la Patrulla X. Se llama La Saga del Ángel Oscuro, ¿por qué no escoger una en la que salga el Ángel Oscuro, como la del ejemplar #14 americano? Es como si en la Saga de Fénix Oscura en vez de salir quien ya sabéis saliese, no sé, Lobezno pegándose con los guerreros Shi’Ar. Vale, los dos eventos no son comparables en cuanto a magnitud y trascendencia, pero ya me entendéis. Así que esa es mi opinión: de ser posible, hubiese escogido la portada del #14.

53 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ivan Rivas
8 septiembre, 2012 10:42

Actualmente, aunque también leo “Lobezno y la Patrulla-X”, creo que esta serie es la que mejor encarna el espíritu original de la Patrulla. Si, con mucha más violencia,  pero la sensación de aventura, los diálogos entre personajes, etc. son justo lo que quiero leer cuando compro un tebeo con una X en la portada. 
Y si, el trabajo de Opeña es BRUTAL. 

Reverend Dust
Lector
8 septiembre, 2012 10:48

Enhorabuena, Alberto. Me ha encantado la reseña, muy detallada y desprendiendo mimo y que, evidentemente, has disfrutado de la lectura. De haber sido yo un desconocedor de esta serie me habrías convencido con creces de hacerme con ella 😀 Comparto punto por punto tu opinión, incluso en el “nitpicking 😛

Es increíble el crescendo que construye Remender desde el número 1 hasta la conclusión de esta saga, dejando también en “mala” posición al arco siguiente de Otromundo (cuyo estilo de dibujo no ayudó, y  menos después de Opeña). Parece algo evidente que el guionista consiguió llegar exactamente a donode quería con la Saga del Ángel Oscuro y todo lo que ha venido después ha sido un compendio de consecuencias con un regusto a “Señores, a esto le queda poco”, al menos en apariencia. El leitmotiv de la venganza está claro que es importante desde aquel “relleno-pero-no” titulado “High Art”, pero de no ser por la solidez (e increíble entretenimiento) de los guiones de Remender, esta saga habría sido la tumba de la serie. Menos mal que recientemente parece haber levantado el vuelo con otro futuro distópico.

¡Bien, Albertou!

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
8 septiembre, 2012 11:32

El mejor tomo de la colección ya de lo mejor que leo actualmente ( que es poco, pero suficiente).
La recomiendo a todo el mundo.
P.D:buena reseña.

Johnny99
Johnny99
Lector
8 septiembre, 2012 11:46

 me ha gustado, pero no me parece el acabose. debe ser que remender no me hace babear tanto como a los demas. yo me quedo con wolverine and the x-men de todas todas

Daniel Gavilán
8 septiembre, 2012 11:56

 Estupenda reseña, Alberto. Como afirmáis tanto tú como los compañeros Iván y Reverendo, la macrohistoria que conforma la Saga del Ángel Oscuro y los dos primeros tomos de la serie dan forma a una de las epopeyas más vibrantes que se hayan escrito en la franquicia mutante.

El problema es que desde entonces Opeña parece abrumado por su propio logro dando la sensación de que, como dice Dust, desde entonces parece incapaz de igualar su propio techo. Y aunque bien es cierto que tampoco habría que exigirselo, dado que se antoja francamente difícil alcanzar la conjunción de talento a todos los niveles que presenta esta historia, podría decirse que la saga marca un antes y un después tanto en la serie como en la trayectoria de Remender y -con la salvedad del monumental final de Veneno- desde entonces nunca he vuelto a verlo al mismo nivel.

Y, ojo, que no será porque no lo intenta. De hecho pienso fríamente la dirección tan acertada por la que está llevando a su elenco protagonista desde la conclusión de la saga y no dejo de preguntarme a mi mismo “¿cómo demonios puede ser que no este disfrutando la serie tanto o más que en sus primeros 20 números?” resultándome francamente difícil encontrar una respuesta.

Puede que sea por un baile de dibujantes que, mejores o peores, no acababan de convencerme con la atmósfera de la historia (salvo el espectacular Tottino Todesco, que debió haberse convertido en el dibujante regular de la serie desde el número 25 en lugar de McKone). Puede que sea porque ya no resulta tan nuevo y sorprendente. Puede que Remender haya perdido gran parte de ese “timing” al precipitar demasiado ciertos acontecimientos o que la combinación de una mala fortuna (que me hizo destriparme accidentalmente uno de los momentos álgidos de la serie) y circunstancias personales me impidan disfrutar la serie igual que antes, pero lo cierto es que soy incapaz de disfrutar Imposibles X-Force como lo hice con los tres primeros tomos publicados hasta ahora en España.

Eso sí, tampoco nos dejemos llevar por el catastrofismo que la serie sigue atesorando muchas de sus buenas virtudes y siendo una de las cabeceras más interesantes del panorama actual. Pero lo que logra con la Saga del Ángel Oscuro… eso sencillamente esta a otro nivel.

Khonshu
Khonshu
Lector
8 septiembre, 2012 12:01

 A mí si me pareció el acabose.

Hacía tiempo que no leía algo tan bueno en una colección regular de grapa.

Remender se lo ha guisado a fuego lento y le ha salido un plato casi perfecto, especiado por el genial arte de Opeña.

Tiene algunos fallos, pero no creo que lo del “nipticking” sea uno de ellos. Precisamente lo que tu planteas sería el tópico y, estando Wade y Fantomex de por medio,  no esperaba una reacción muy humanitaria que digamos. No me parece una escena grandiosa, pero no me chirrió.

Buena reseña, Alberto, le hace justicia a este gran comic

Reverend Dust
Lector
8 septiembre, 2012 12:01

DANIEL, como ya se ha incidido por mi comentario, comparte tu opinión completamente. Y si te sirve de consuelo (no), creo que me comí el mismo spoiler que tú, diluyendo por completo el shock que debió suponer.

Alejandro Ugartondo
Autor
8 septiembre, 2012 14:04

Los dos primeros tomos de esta serie no me acabaron de convencer pero este está muy bien y es muy recomendable. Me sorprendió tanto por el extremo al que lleva la acción como por el impacto emocional que consigue, sobre todo en sus increibles páginas finales. Algo que no me pasaba con un cómic desde hacía mucho tiempo.

Fantomex
Fantomex
Lector
8 septiembre, 2012 15:17

 para mi es la mejor serie de Marvel,aunque ha perdido mucho por tanto cambio de dibujantes(a peor) y un error en el guión gordo:

Aviso de Spoiler

Mistique esta en la Hermandad de Mutantes Malvados junto con Shadow King….que fue el responsable del asesinato de Destiny

y eso no cuadra

Reverend Dust
Lector
8 septiembre, 2012 15:20

Tú calla, FANTOMEX, que…

Aviso de Spoiler

EDITADO POR MODERACIÓN A CAUSA DE SPOILER

José Torralba
8 septiembre, 2012 16:29

 He leído esto: Escrito por: Alberto Morán el día 8 septiembre, 2012 … y me he puesto a saltar de alegría. Vuelve a Zona uno de los mejores reseñistas (y uno de los mejores compañeros) que conocí durante mi estancia en la web. Espero que repitas y que la vuelta vaya para largo, porque hay quienes hemos echado mucho de menos tus críticas. ¡Bienvenido de nuevo, Alberto! Hip hip… 😉

Raúl López
Admin
8 septiembre, 2012 17:04

Alberto estará aquí todos los sábados por la mañana es otra de las nuevas incorporaciones para esta nueva temporada.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
8 septiembre, 2012 17:09

Raúl, tu y yo tenemos un tema pendiente, no te olvides 😉

Y, para que no sea un off-topiq, decir que Opeña se sale, me parece un grandioso dibujante. Él y Ribic son los mejores que ha tenido la colección, y que espero con ganas esa saga de Otromundo.

Y cuando le pegue una reelectura a todo lo publicado, comentaré que tal (aunque tardaré mucho tiempo, que ahora estoy leyendo la BM: Spiderman y es una gozada).

Javié
Javié
Lector
8 septiembre, 2012 17:13

Vamos!!!, comienza la temporada 12/13 en Zona Negativa, con la vuelta de Alberto Moran, las nuevas incorporaciones como Raul silvestre del cual me considero seguidor desde yá, mas todo lo bueno que ya había,los reseñistas americanos de actualidad, el apoyo al manga,  las entrevistas de David Fernanadez y Toni Boix, (ruido de Homer babeando…), el refuerzo en las secciones de Cine, notas de prensas actualizadas a diario, 7D 7N, puntual cada domingo, Twitter, facebook…. ¿Alguien da mas?, Probablemente la plantilla mas completa en la historia de la web.

José Torralba
8 septiembre, 2012 17:17

 >> Alberto estará aquí todos los sábados por la mañana es otra de las nuevas incorporaciones para esta nueva temporada.

… ¡HURRA!

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
8 septiembre, 2012 17:21

Me estoy relamiendo de lo que nos va a hacer disfrutar Opeña en Vengadores…

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
8 septiembre, 2012 17:23

Ultron, pues ya hay previas por ahí, y la verdad mantiene el nivelón de Imposibles X Force.

el humano promedio
el humano promedio
Lector
8 septiembre, 2012 18:58

De acuerdo con muchos, como es que arriesgan una de las mejores series del momento con un desfile de dibujantes. Acaso no hay más gente talentosa, Opeña es muy muy bueno pero no es el único. y esta serie merece un buen dibujante. pues su nivel a caído mucho. 

Bueno igual ya para que, si ya se va a acabar.

Ojala Jerome pueda volver a dibujar en algún futuro un titulo mutante.  

David For President
David For President
Lector
8 septiembre, 2012 19:06

Vamos!!!, comienza la temporada 12/13 en Zona Negativa, con la vuelta de Alberto Moran, las nuevas incorporaciones como Raul silvestre del cual me considero seguidor desde yá, mas todo lo bueno que ya había,los reseñistas americanos de actualidad, el apoyo al manga,  las entrevistas de David Fernanadez y Toni Boix, (ruido de Homer babeando…), el refuerzo en las secciones de Cine, notas de prensas actualizadas a diario, 7D 7N, puntual cada domingo, Twitter, facebook…. ¿Alguien da mas?, Probablemente la plantilla mas completa en la historia de la web.

Pues casi, casi. Desde que finalizó DMZ estoy echando de menos el mega-artículo del Torralba. Y si algún día Héctor reabriese el Coffee Bean ya sería la leche.

Por lo demás, una plantilla imbatible, cierto es.

Raúl López
Admin
8 septiembre, 2012 19:41

En cada nueva temporada intentamos pulir los errores de la anterior y potenciar aquellas áreas que consideramos mas interesantes.

No hay plantilla mejor, dejármelo decir como responsable del proyecto que estoy muy orgulloso de todos ellos y obviamente también re vosotros.

Solo os podemos prometer trabajo, compromiso y hablar de lo que mas nos gusta, y este texto de Alberto es un buen ejemplo de lo que esta por venir.

Javié
Javié
Lector
8 septiembre, 2012 21:08

Me alegra oir eso Raúl, aquí estaremos dando el callo hasta que el cuerpo aguante, permiteme solo una matización, si lo de la plantilla es en respuesta a mi comentario, dejame recalcar que en ningún momento he dicho “mejor”, solo he dicho mas completa, en relación al numero de personas por sección y la amplia cobertura ofrecida por vuestra parte.

Raúl López
Admin
8 septiembre, 2012 21:26

Es lo que tiene escribir desde móvil Javie, quería decir que para mi como jefe no hay plantilla mejor en internet 😉

Fantomex
Fantomex
Lector
8 septiembre, 2012 22:01

 Reverent Dust pido disculpas por el spoiler

Javié
Javié
Lector
8 septiembre, 2012 22:41

Es algo muy normal en estos tiempos, entre eso y tus planes secretos de quemar Portaventuras llevarás un día movidito, xD, cuando quieras me avisas para ir encendiendo las antorchas!!!

Stasis
Stasis
Lector
9 septiembre, 2012 0:01

Pienso que estos X-Force es una colección difícil de leer. Son todos tan DUROS, y tan HdP, que da la sensación de que no le podrás encontrar más atractivo que el “yo soy más chulo que tú” , y el “como molo”.

Aún así, leyendo críticas y opiniones, los tomos que han salido me los volví a leer. Y sí. Es una colección realmente impresionante.

Cassidy
Cassidy
Lector
9 septiembre, 2012 13:55

Seriaza!!! La estoy disfrutando a ritmo de publicación española y me estais asustando de mala manera con eso del baile de dibujantes xD

Como dice la reseña, es una serie que tiene de todo en su justa medida. Para mi demuestra como se debe hacer un cómic de superhéroes, profundizando en los personajes sin dejar de lado la acción. Con un guionista que sabe dosificar los momentos y un dibujante que te plasma tanto una lucha a muerte espectacular como una discusión con rostros totalmente expresivos y creíbles (a pesar de las máscaras xD). La verdad es que entiendo que después, como comentais, el nivel no alcance las cotas de esta historia. Pero bueno con que se acerque un mínimo y los dibujantes respondan con oficio, continuaré comprando.

En el lado malo o no tan bueno 😛 No me acaba como tratan a Masacre en algunos momentos, vale que es lo que es, pero el desprecio que le profesan en algunos momentos está un poco fuera de lugar a pesar de la situación. Aunque eso por otra parte reafirma y justifica más si cabe su forma de ser y ese humor loco pasado de vueltas.

Por cierto lo de la “Legión Negra” también me decepcionó un poquito por lo breve más que nada. No como los Jinetes que me encantaron, sobre todo por Guerra (a pesar de que al final flojea un poco) y Hambre que como decis es de lo más original y es un malo al que le dan bastante profundidad a pesar de no contar con demasiadas páginas. Un punto a favor para la labor de Remender.

Por último, hablando de los tres tomos en general. Detalles como la historia de Lobezno y Magneto son joyitas añadidas que elevan más la calidad del trabajo. 

Fantomex
Fantomex
Lector
9 septiembre, 2012 16:46

 Cassidy espera a leer el arco de Otherworld, el dibujante Tocchini se carga completamente la serie con sus nefastos dibujos(no te enteras de nada y hasta marean sus dibujos abstractos)

Daniel Gavilán
9 septiembre, 2012 17:40

 Yo sin embargo a Toccini lo tolero. Tiene mucho de lo que dices, pero entiendo que pretendían darle a la historia cierto tono de cuento de hadas desquiciado -cosa que para el Otromundo pega- y en cierto sentido lo consiguen. Mi mayor problema es con McKonne y, en menor medida, Noto, dibujantes que suelen gustarme en otros trabajos pero que en este caso no los veo nada ubicados dentro del tono de suciedad porosa que debería transmitir la serie

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
9 septiembre, 2012 17:51

Me pasa como a Daniel: a Toccini lo tolero. Es más, con unos comics de él por casa, los leo y sus dibujos no me resultan engorrosos de leer.

Al que si que no soporto (en cierta medida) es a McKonne. Por lo menos, en Spiderman, que s arácnido me parece cabezón (para que se quejen de Bagley).

jojojajo
jojojajo
Lector
9 septiembre, 2012 19:54

¿Entonces el cómic es bueno, no? Es que será mi regalo de cumpleaños el viernes.

Coñas aparte (Por supuesto que es bueno, es de Remender, pardiez), estoy emepzando a temer que con tantas buenas críticas que estoy leyendo al final me lleve una decepción.

4d2i4n
4d2i4n
Lector
9 septiembre, 2012 20:12

  Tampoco es para echar cohetes que digamos pero bueno…el tomo 2 es bastante insufrible pero aqui cualquier esquema con toques oscuros y dialogos entre un supergrupo se considera el novamás. La gente asquea al final tanto pijamero para tener que idolatrar a Remender (un guionista que considero como máximo mediocre y que sus otras series son un bluff porque tampoco trago lo del nuevo veneno), para gustos colores pero yo no me dejo arrastrar por el “vox populi” ni tampoco lo consideraría un regalo de cumpleaños.

Reverend Dust
Lector
9 septiembre, 2012 20:22

Coño, un hipster.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
9 septiembre, 2012 21:33

Jojojajo, el cómic es bueno, así que disfrútalo.

En cuanto a 4d2i4n, como se nota que somos cortos de miras. Que Uncanny X Force nazca de un concepto de los 90, y que tenga un toque oscuro, no quiere decir que sea mierda.

Remender trata bien a los personajes, los sabe utilizar. En un cómic superheroico, sabe como aunar la relación de los personajes, perfilarlos, y hacer escenas de acción (muy buenas, eso sí). Ese toque oscuro casi que está ahí como telón de fondo.

Y Veneno. Como renovar un concepto viejo, que ya no da más de si. Incluso Millar, cambiando al portador, solo hizo eso, cambiarlo, porque el resto queda intacto.

Remender, en cabio, le da un enfonque, sin olvidar quien es quien, y los hace evolucionar. Además, sumémosle una renovación de personajes (ese O´Lantern, que por fin se distancia de los Duendes para convertirlo en un psicópata) y conceptos.

Resumiendo: Remender es uno de los mejores guionistas de la actualidad.

Johnny99
Johnny99
Lector
9 septiembre, 2012 23:27

 y de los más sobreestimados, también

David For President
David For President
Lector
10 septiembre, 2012 10:52

Eso sí, habría que soltarles un pescozón a los de Panini por no haber publicado este tomo al menos un mes antes.

Es una putada pero, por desgracia, no queda otra: al parecer estas colecciones que aparecen en el formato 100% Marvel se publican en coedición con otros paises, y por tanto tienen que salir a la vez. Y al haberse reducido la distancia de la edición española respecto a la americana,…

jojojajo
jojojajo
Lector
10 septiembre, 2012 12:35

 A mí también me está encantando la patrulla de Aaron, y también me quedé flipando cuando vi que tenía que leerme antes X-Force, pero pensé que se debía a que salían el mismo mes, en fin .Ahora con lo de la coedición ya lo entiendo.

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 13:41

Sobre tu spoiler Jorge

Aviso de Spoiler

Aaron no hace sino progresar con lo visto en la etapa de Remender, dado que lo que sucede al final del tomo no es una mera “amnesia”, sino que al morir empalado con la Semilla Celestial de la Vida esta hace con su persona lo mismo que él pretendía hacer con la Tierra. Es decir, “Tabula Rasa”. Rehacerla desde cero o, lo que es lo mismo, sobreescribir un disco con información con información nueva. Vamos, que en el Ángel que renace no queda nada del antiguo Warren, sino que es una persona completamente nueva y diferente de la misma forma que un hijo sería una persona diferente con respecto a su padre (o un “reboot” dentro de continuidad si prefieres llamarlo así).

En lo que se refiere a su carácter mesiánico, en principio parece una combinación de “locura” desencadenada por esta transformación y  que al parecer ha quedado imbuido con parte de las habilidades de la Semilla Celestial, por lo que puede hacer cosas raras con los muertos, mostrar talentos imposibles, etc, etc, etc…

Si queréis saber algo más sobre los detalles detrás de esta saga, aquí os dejo el post que redacte en su momento en el que entre otras cosas, se detallan cuales eran los planes del equipo creativo con esta historia.

Sobre las virtudes de la obra, todo depende, como siempre de lo que uno busque en una historia. Es decir, si juzgamos la Saga del Angel Oscuro en comparación con From Hell o El Garaje Hermético probablemente se quede coja. Pero si la consideramos dentro del cómic de superhéroes neto, en su variante catárquica más lobrega y oscura difícilmente se me ocurren trabajos más inspirados que el que aquí nos muestra Remender. Puede que si en lugar de historias con tanta intensidad prefiramos algo más ligerito y divertido nos decantemos por el Lobezno y la Patrulla-X de Aaron, o que si simplemente no te interesen los cómics de superhéroes de acción y aventuras en su acepción clásica esta saga no te vaya a decir nada. Pero eso depende exclusivamente de apetencias personales y lo que te pida el cuerpo en cada momento.

Pero ya dentro de las pegas concretas que le habéis puesto

Aviso de Spoiler

yo no veo cual es el problema en que se visite la <strong>Era de Apocalipsis</strong>, especialmente desde la consideración de que en su macrohistoria, Remender está explorando la mitología del villano creado por Louise Simonson, siendo un punto crucial de la misma esta realidad creadad en los noventa. Pero no contento con esto, el guionista no se limita a realizar una revisitación paisajística, sino que hace evolucionar el concepto usándola como espejo desde que ir abriendo paso al clímax final de su historia: Viendo a Arma X convertido en el nuevo señor oscuro, Remender no solo nos prepara ante las consecuencias que tendría la caíga de Ángel ante su otra personalidad sino que explora cual es la función de Apocalipsis como herramienta de los Celestiales y como funciona dicho legado.

A ello habría que añadir su habilidad para explorar los aspectos emocionales de la historia. ¿Lobezno con otra Jean alternativa? Err… ¿Cuando ha estado con una? (vamos, que si esto ya ha pasado antes más allá de What ifs a mi se me escapa la referencia).

Pero aparte de eso, habría que tener en cuenta la situación en la que están los personajes (Lobezno habiendo renunciado a su vida de “falderío” desde que se echó novia formal en nuestro mundo y ella con el dolor de haber perdido a su amado en tan trágicas circunstancias… y aun así, ninguno puede resistirse a sabiendas de que están ante una oportunidad única que no se volverá a repetir en sus vidas -y que más tarde traerá consecuencias para sus respectivas vidas personales-).

Sumale el que use la saga para hacer justicia con personaje que fueron absurdamente masacrados (caso de Gambito, dándole un final digno en lugar de lo que perpetraron  con él en la miniserie de 2005) o que se marque simpaticas escenas con bastante simbolismo metatextual (como la interacción entre Fantomex y su “abuelo” Gambito, o en este caso, su variación alternativa) o su habulidad para insinuar argumentos (la relación entre la maquinaria de El Mundo y los Celestiales, cosa que no solo abre posibilidades sino que además justifica lo que sucede luego).

Y bueno, eso ya sin entar con el cierre de la saga y el discurso de Remender sobre como la existencia de X-Force simboliza la perversión absoluta del sueño de Xavier. Y es que aunque en tono los X-Force de Kyle y Yost y los de Remender puedan parecerse en mucho, en contenido esta última ha ido mucho más allá haciendo que cada muerte y cada ejecución tuviera un significado sirviendo para explorar distintas facetas tanto de sus componentes como del objetivo mismo del equipo, desde el cruzar la línea de matar a un individuo que no ha cometido crimen alguno solo por lo que podría llegar a hacer en el futuro a los planes del “benévolo” Arcángel del Apocalipsis, dispuesto a llevar al extremo dichos planes borrando el mal de la Tierra reescribiéndola por completo. Eso sin olvidar el fantástico final del episodio de Magneto “Tenlo en cuenta cuando tus víctimas vengan a por ti”, algo que tendrá mucho peso en el devenir futuro de la serie

En general, que tanto por la forma de hilar las tramas soltando pequeños detalles que luego va enlazando aquí y allá, la caracterización de sus personajes o como explora sin ningún tipo de tapujos ni simplezas tanto las implicaciones de estos grupos de eliminación selectiva como ciertas parcelas de la mitología del universo mutante a mi esta serie me parece una de las grandes.

Si lo que esperabais es el nuevo Maus o Watchmen -que no se si es el caso de 4D214N- probablemente os sepa a poco, pero es que eso ya es jugar en otra liga (de la misma forma en la que si os recomiendo a John Carpenter o Paul Verhoeven, si luego me decis que habéis visto Memorias de un Hombre Invisible y Desafío Total después de ver Solaris de Tarkovsky y Carta de una Mujer Desconocida de Max Olphüs y no os han parecido para tanto no tendré más remedio que entenderos mientras me echo las manos a la cabeza). Pero vamos, si lo comparamos con las sagas que han parido Marvel, DC o cualquier otro universo superheroico yo la podría entre las grandes. Quizás no a la altura de Arma X, Asilo Arkham o La Última Cacería de Kraven, pero si en el peldaño que hay un poco más abajo.

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 14:41

 Bueno, el tema de las realidades alternativas es un poco complicado. Por un lado se da el caso de que Remender tiene bastante predisposición hacia estos (estando muy presentes en la serie, ya sea con la distorsión espacio temporal de El Mundo, el futuro de los Deathlocks, la Era de Apocalipsis o, en futuras historias, Otromundo), por otro que últimamente parecen estar bastante de moda en la editorial y finalmente que

Aviso de Spoiler

Marvel parece tener planes al respecto como se vio en la pizarra de Bendis. O por lo menos, no parece casual que actualmente haya tantas series con jaleos de dimensiones paralelas y distorsiones del condensador de fluzo de por medio, ya sea la Era de Apocalipsis, El Encapuchado jodiendo el continuo en Vengadores, las tramas de Damian Tryp en X-Factor, la Guerra de Ultron, el jaleo del Abismo en Vengadores Secretos, Spider-Men, que “casualmente” haya otra semilla celestial en las tramas de Thor, series cuyas premisas son los viajes entre dimensiones, la caída de las barreras místicas en Nuevos Vengadores, las tramas de Hickman y el fin del tiempo, etc, etc… Algo están deben estar tramando Alonso y sus chicos

Ocioso
Ocioso
Lector
10 septiembre, 2012 16:14

Daniel Gavilán ha comentado: si juzgamos la Saga del Angel Oscuro en comparación con From Hell o El Garaje Hermético probablemente se quede coja.

¡Probablemente!
Eres adorable. 😛

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 17:48

 Es que creo que lo estas mirando desde el otro lado, Jorge. No digo que en 1998 Quesada y Palmiotti comenzaran a planificar en plan “Venga Jimmy, apunta una guerra entre mutantes y Vengadores para 2012” sino que los editores y guionistas de las diferentes líneas están teniendo buen ojo a la hora de valorar la situación en plan “Estamos en el punto A dado que el guionista B pretendía tal, ahora lo interesante sería llevar a los personajes a la situación C y aprovechar la idea D, ¿qué te parece, guionista E?

Porque, ojo, no digo que esté todo planeado al milímetro (porque improvisar, improvisan mucho, una capacidad necesaria para adaptarse a todo lo que llega) pero parecen hacerlo siempre con miras a un plan general definido. Ya lo dijo por ejemplo el propio Alonso con respecto a AvX, aludiendo que suelen jugar con seis o siete ideas en el horizonte y de las que tenían entonces, la guerra entre mutantes y Vengadores desencadenada por la llegada del Fénix era la que más les atraía de la misma forma que podían haber elegido cualquiera de las otras (una suerte de “Elige tu propia aventura”, pero a nivel editorial). Ahí tienes casos tan dispares como la Muerte de Spider-Man en Ultimate (que por muy cojonuda que fuese tenía toda la pinta de ser un giro de emergencia para devolverle brío a la línea) o todo el devenir de la Bruja Escarlata y Hope Summers, que básicamente parecían ser los planes a largo plazo de sus franquicias capitales.

La famosa pizarra de Bendis es un buen ejemplo de trabajo dado a que, aunque lo han llevado a cabo prácticamente todo hay cosas que muy probablemente se vayan a quedar por el camino (tal es el caso de la Visión de Steve Rogers ahora que Brubaker se va) por no hablar de que el orden de los acontecimientos ha sido muy diferente al indicado. Pero por lo demás, el grado de amoldamiento ha sido tal que ahora mismo Bendis no necesitaría que ningún sucesor respetase sus propuestas en la pizarra básicamente porque… ya ha hecho todo. Todo salvo tres puntos. Los “X-Men de Ayer” (

Aviso de Spoiler

que sobra decir que es la base argumental de sus All New X-Men

), la Guerra de Ultron (que está en curso de llegada) y un último punto done puede verse la convergencia de numerosas realidades alternativas.

Vamos, que no te digo que el guionista tuviera planeada la Guerra de Ultron desde Desunidos, pero si que diría que desde la Edad Heroica la editorial tenía planes con movidas de realidades alternativas a largo plazo entre otros posibles planes a largo plazo y de ahí que durante estos últimos tres años hayan estado jugando con ellos.

No soy el único que piensa que lo hecho en Spider-Men no es más que el preludio de algo a mayor escala y el hecho de que casi el 60% de las historias que Bendis ha planteado desde la Edad Heroica (la guerra Kang-Ultron, la muerte de Inmortus, Killraven perdido en nuestro mundo, las Gemas de Infinito, Red Hulk y el Encapuchado rasgando el cosmos, Agamotto y su discurso sobre la caída de los muros de la realidad, el final de la saga de los Revanchistas…) parezcan estar orientadas en este sentido quizás signifique algo.

Pero si miras al resto de guionistas “timón” de la editorial, ¿qué es lo que te encuentras? Pues a Brubaker construyendo una historia sobre un mal ancestral enterrado bajo la superficie de Marte (tema que ahora ha retomado Remender, por cierto), a Fraction presentando unas semillitas capaces de reconstruir mundos sospechosamente parecidas a las de X-Force en Thor y a unas máquinas con forma de Nulificador Supremo que si las golpeas provocas alteraciones espacio temporales en la realidad, a Hickman y

Aviso de Spoiler

el pacto entre Galactus y el Franklin Richards del futuro o la trama central de SHIELD

, a los guionistas de Astonishing X-Men negándose a abandonar el tema de las Cajas Fantasma de Ellis, Peter David

Aviso de Spoiler

metiendo a Madrox en un viaje a lo Doctor Who en el que Damian Tryp le da un discurso que parece la repetición punto por punto del que Agamotto le da a Rand en Nuevos Vengadores…

Pues oye, algo al menos parece que hay. No digo yo que este todo ultraconectado, pero si que parece que alguno de los editores ha dicho “Tíos, estamos preparando algo en plan Crisis Infinita, así que meted todos los jaleos entre realidades alternativas que os apetezcan y ya iremos atando cabos sobre la marcha“. O lo mismo no, y al final nos quedamos con las ganas como con la Guerra de Cuentas y las tramas místicas de Aguirre Sacasa. O lo mismo simplemente es que Slott los tiene a todos viendo maratones del Doctor Who y están todos en pleno mono de historias de ese corte. O a saber. El tiempo lo dirá todo, como siempre (No se porque, se me acaba de venir el compañero L.Deu a la cabeza )

Pd: ¡Probablemente!

Y sabes Oci, toda frase suena mejor con un polisílabo de por medio, me perdió mi lado esteta 😆

jojojajo
jojojajo
Lector
10 septiembre, 2012 19:15

 De nuevo suscribo las palabras de mi tocayo Gavilán punto por punto. Esa es la idea que se viene intuyendo desde la famosa pizarra, solamente apuntar que te ha faltado apuntar que quizás las máquinas que vio Steve Rogers sean las máquinas que fabrico Tony Stark antes de borrarse la memoria, y que la yihad robótica de Remender tal vez tenga algo que ver con todo el tema de Ultrón.

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 22:29

Es muy probable lo de las máquinas. Es más, estoy casi seguro de que toda esa trama iba de cara a Miedo Encarnado (que al principio la iban a escribir Brubaker y Fraction) y a montar una macrosaga-secuela con una invasión marciana de por medio, pero cada uno tiro para su casa y ahí quedo la cosa. O quizás no, a saber. A ver como termina Fraction la Tercera Guerra de las Armaduras y si queda algún tipo de secuela que en el futuro se cruce con el final de la maxiserie posterior a Miedo Encarnado

Lo de la yihad robótica… pues también. Es más, es muy probable que ese fuera otro de los argumentos que según Alonso tenían en la chistera ademas de AvX (que ya es casual que haya tantos equipos con miembros robots en el equipo) y al final tirasen por lo del Fénix por pura coherencia. Pero bueno, la Guerra de Ultrón está a dos pasos y seguramente las Yocastas, Deathloks, Alex Ultrones, Peligros, Warlocks, Caballeros Luna y compañía se dejen ver por ahí

 

Reverend Dust
Lector
10 septiembre, 2012 22:33

Pues no te olvides de Unit, DANIEL HAWK, que en caso de rebelión de las máquinas se va a poner las botas…

Daniel Gavilán
10 septiembre, 2012 22:43

 Unit mirará los toros desde la barrera (y si las cosas se calman demasiado, le dará un empujón al que pille más cerca para que sigan peleándose) como siempre. Todo por el bien del conocimiento y la llegada de la futura utopía universal, claro está 😀

Johnny99
Johnny99
Lector
11 septiembre, 2012 12:27

 por cierto, remender deja la serie en el numero 35…

Daniel Gavilán
11 septiembre, 2012 12:39

 Gracias por la notificación, Johnny, es un tema no estaría mal sacar algo al respecto. Voy a ver si pillo un hueco y…

Lemmytico
Lemmytico
Lector
8 octubre, 2012 16:14

Bueno, pues lo acabé ayer. Y aunque ya sabía el final (leo Lobezno y la Patrulla-X a ritmo Panini y ahí lo spoileaban), me ha parecido una maravilla. Hacía mucho que no tenía la sensación de haber leído un futuro clásico, por puro estado de gracia de sus creadores.

Y mensaje para Bendis, Bru, Hickman y compañía: Veis como se pueden hacer sagas largas en las que además PASEN COSAS EN CADA NÚMERO!