La Odisea de la Metamorfosis y otras historias

Por
30
975
 


Edición original: 2011 – Dynamite Entertainment
Edición España: abril-2011 – Planeta DeAgostini Comics
Guión: Jim Starlin
Dibujo: Jim Starlin
Entintado: Jim Starlin
Color: Jim Starlin
Portada: Jim Starlin
Precio: 25 € (tomo en tapa dura)

 

Después de años y años de hablar de la crisis en el mundo de los tebeos, hoy se puede decir que, al menos en lo que a variedad se refiere, el mercado español está viviendo un momento particularmente dulce, si no ilusorio. Quioscos y librerías aparecen copados por publicaciones estadounidenses, japonesas o europeas, al tiempo que el campo de las reediciones permite que antiguas y nuevas generaciones lectoras disfruten de clásicos de variada procedencia espacial y temporal. Al mismo tiempo, hay que añadir que las nuevas tecnologías permiten la republicación de obras que ya se daban por perdidas y series que parecían circunscritas a sectores muy determinados cuentan ya con segundas y hasta terceras ediciones. Tal es el caso de una de las series más populares de cuantas, fuera de la sombra de las franquicias más populares, han venido desde Estados Unidos hasta nuestras costas: Dreadstar. La obra más personal de su creador, Jim Starlin, y una de las colecciones más famosas de la inolvidable y añorada Epic Comics de hace treinta años, ha visto en nuestro país dos series regulares y un tomo recopilatorio. Sin embargo, cada una de estas publicaciones hacía siempre inevitable referencia al hecho de que las aventuras en ellas contenidas eran la continuación de otra que, por diversos motivos, permanecía inédita en su mayor parte en nuestro país: La Odisea de la Metamorfosis.

La obra en cuestión y su continuación constituyen, a decir de muchos, el trabajo más personal de Jim Starlin, aquél en el que el autor estadounidense volcó todas sus inquietudes (lugares comunes y casi tópicos de la mayor parte de su trabajo): la religión y su institucionalización, la muerte, las múltiples dimensiones de la divinidad… No es casual que el personaje central de la saga, Vanth Dreadstar, fuera físicamente muy parecido a su creador. Quienes hayan leído cualquiera de las tres versiones españolas de la serie regular (hasta allí donde las ventas, los derechos y las ediciones permitieron llegar) recordará que Dreadstar era un guerrero estelar (armado con uno de los mejores diseños de espada que el mundo del tebeo recuerda) que, comandando un reducido grupo de rebeldes, intentaba poner fin a una bicentenaria guerra galáctica en la que estaban enzarzadas la Monarquía y la Iglesia de la Instrumentalidad (en lo que era un trasunto de los conflictos medievales entre Imperio y Papado). El campo de batalla era la denominada galaxia empírica, pero siempre se indicaba que Vanth no era oriundo de la misma, sino que provenía de un sistema muerto: la vía láctea. El relato de su destrucción es resumido por el superviviente durante la primera parte de la colección, constituyendo lo más aproximado que podía tenerse del tebeo propiamente dicho. En la sección de correo, los distintos responsables de la misma se encargaron de indicar que, aunque se trabajaba en ello, las posibilidades de ver una edición española de La Odisea de la Metamorfosis eran muy limitadas. En ese sentido, solo las escasas personas afortunadas que se habían topado con la edición celtibérica de Epic Comics (la revista antológica marveliana donde la historia vio la luz) pudieron hojear los primeros capítulos de otra de las epopeyas cósmicas a las que don Jim nos tiene tan acostumbrados y que tan bien se le da ejecutar. Dreadstar pasó de Epic a First, y con ello terminó la edición que hiciera Forum. Norma publicó al poco tiempo la patética miniserie en la que Peter David y Ernie Colon recuperaban a gran parte de los personajes, y después de esto, Vanth y su compañía pasaron a la historia… o eso se creía. El cambio de milenio trajo consigo una reedición en inglés de La Odisea de la Metamorfosis, así como el anuncio de nuevas recuperaciones de material y la posibilidad de que Jim Starlin (que había dejado que la colección siguiera sin él en su etapa final) retomara a sus personajes. De este último nada más se ha sabido, pero gracias a lo otro una nueva generación ha podido conocer la primera parte de Dreadstar y hoy, por fin, todos podemos disfrutar del primer capítulo de la saga en la lengua de Cervantes.

La historia, en la que maese Starlin vuelca todos sus saberes e inquietudes, arranca al final de un milenario conflicto que enzarza a las dos civilizaciones más avanzadas y poderosas de la galaxia. Por un lado están los orsirosianos, un pueblo con claras reminiscencias egipcias (el origen extraterrestre de las pirámides ha sido siempre una de las batallitas recurrentes entre los vendedores de humo de la trola paranormal) que pasa por ser el más antiguo de la vía láctea y el responsable de la creación y / o evolución del resto de las especies pensantes de la misma. Por otro, los zygoteanos, que originariamente eran como los anteriores, pero que su desapego hacia la naturaleza y su explotación de la misma por medio de un desarrollismo descontrolado, convirtieron en una raza de saqueadores estelares que, inexorablemente ha ido devastando planeta tras planeta. Cuando unos y otros entran por fin en conflicto, la avanzada tecnología de los primeros consigue frenar a los segundos, pero los más espabilados deducen que esa situación es únicamente temporal y que, a la larga, los zygoteanos conseguirán doblegarles y con ellos, a lo que quede de la galaxia. Por tal razón, Aknatón, uno de los más poderosos de entre los orsirosianos, decide ejecutar un plan que, según sus palabras, libere a la vía láctea de la plaga que le aqueja. Las maquinaciones, que abarcan cientos de miles de años, se concretan en la reunión de tres representantes de tres mundos distintos y en la adición de un guerrero que les proteja, y que no es otro que el belicoso Dreadstar.

La Odisea de la Metamorfosis es, como se ha dicho, una epopeya cósmica que bien podría ponerse al nivel de las más destacadas del género en el ámbito cinematográfico o literario. Hay naves, peleas, magos, espadas, tiros explosiones… pero Starlin lo sitúa todo en un escenario deprimente, tenebroso, oscuro… La historia de los zygoteanos es una alegoría de la destrucción medioambiental, en tanto que la caída de los orsirosianos representa la rendición del intelecto ante la fuerza bruta. Aknatón, que es aquí el hilo conductor, transmite con su determinación pesimista un halo de pesar que embriaga toda la historia. Vanth es aquí un secundario de lujo que no parece haberse enterado del todo de que la guerra está perdida, y sigue enfrentándose a los zygos con su fiereza habitual. En esta edición, los capítulos han sido coloreados en algunos casos, en tanto que otras partes conservan aún las tonalidades grises originales. Todo ello en su conjunto constituye uno de los mejores trabajos de Jim Starlin como autor completo.

Las “otras historias” a las que hace referencia el título son dos novelas gráficas y un relato corto en el que se enlaza la historia anterior con la colección regular dedicada a las aventuras de Dreadstar. La primera es El Precio, donde se presenta a Syzygy Darklock, un alto cargo de la Iglesia de la Instrumentalidad que está llamado a dirigir y secundar a Vanth en su trabajo de pacificación de la galaxia. La versión que aquí se presenta es la que publicó Eclipse Comics en blanco y negro y que Epic recuperaría a color, censurando algunas imágenes particularmente explícitas. La historia, alejada de la vorágine espacial, es mucho más siniestra, constituyendo un notable combinado de venganza, poder, romance y, sobre todo, drama.

La segunda de las historias corresponde a Dreadstar y, plenamente coloreada, cuenta lo que le sucedió a Vanth después del fin de la odisea, al tiempo que se presenta al pueblo gato del que saldrá Oedi, el simpático compañero de la banda de forajidos comandada por aquél. Situada cronológicamente después de la anterior, cuenta el primer encuentro entre Dreadstar y Darklock, así como las primeras explicaciones en torno al conflicto entre la Monarquía y la Instrumentalidad.

La tercera y última ya presenta las primeras actuaciones de Dreadstar y Compañía para poner fin a la guerra estelar que asola la galaxia, presentando a un nuevo miembro del equipo, Willow (Sauce, en las primeras ediciones españolas) 327.

A pesar de los años transcurridos y de que el dibujo está profundamente influido por la estética del momento en el que fue realizado, la obra mantiene casi toda su fuerza, convirtiéndose en una lectura amena que gustará a la afición al género, siempre y cuando se asuma que, para lo mejor y para lo no tan mejor, este trabajo es hijo de su padre. Tenemos toda la pléyade de alienígenas barbilludos, de ojos saltones, múltiples brazos, globos oculares de insecto y demás con los que Starlin ambienta sus escarceos siderales. Tenemos el hecho de que haya humanidad o humanoidedad (con perdón) en cualquier rincón, no ya de la galaxia, sino del universo mismo (otro préstamo tomado del maguferío setentero que también parió la versión original de Galáctica). Tenemos acción a raudales y una forma de acceder, por fin, a uno de los tebeos más recordados de aquel grato experimento que fue Epic Comics.

30
Déjanos un comentario

Please Login to comment
30 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
17 Comment authors
Pedro José Aguilar RubioguolberinIvanenjforeSanti Selvi Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Raúl Silvestre
Lector

Pero entonces, es preferible pillarse este tomo antes que el anterior editado por planeta? Me refiero cronològicamente!

Salva
Lector
Salva

Pues va a ser que si

Titan
Lector
Titan

Sí, cronológicamente este tomo se lee antes que el anterior publicado por Planeta.

Ohcan
Lector
Ohcan

La acción de este tomo es anterior a la del primero, si, aunque aquel (y los que le sigan) pueden leerese de forma independiente. Este es una suerte de prologo autoconclusivo, que por inedito quizá debería haber salido antes que el otro, pero que también es mucho menos atractivo que aquel de cara a rentabilizar la colección de primeras. Lastima que yo, cuando vi que se lo saltaron, me decidí finalmente a comprar la edición americana.

Khonshu
Lector
Khonshu

Una reseña genial, Luis. Es bueno verte extenderte más en los artículos, se nota que te gusta el material. Incluso pierdes tu legendaria neutralidad por momentos y te mojas a calificar de “patética” la miniserie de David-Colon (a mí me divirtió a ratos, la dejaría en “malilla”).
Siempre que me preguntan por mis comics favoritos sale Dreadstar en la lista; cuando leí la segunda edición de forum me dejó alucinado. Es el punto justo entre comic de cienca fición y superhéroes y el comic de entretenimiento y el más sesudo. Si lo razono no le puedo dar la categoría de obra maestra, pero este es uno de los comics en los que me puede más el corazón que la razón.
La obra cumbre de Starlin, que dejó tras de sí muchísimas joyas del comic americano.
Siempre me ha dado la impresión de que a Starlin se le pone por debajo de los grandes autores completos del comic-book como Miller, Byrne o Simonson, pero para mí es uno de los grandes, sólo que sus temáticas tan existencialistas quizás le alejaron del gran público.
Ver publicado por fin el material primigenio de Dreadstar es un sueño hecho realidad y ya si se consigue que continúen más allá del 26, directamente me muero de gusto.
Y encima de USA vuelven los rumores de que tal vez veamos Breed III publicado. Eso sí que sería otra gran noticia!
Por cierto, si Dreadstar funciona, Planeta se debería ir planteando una nueva edición de Gilgamesh II y seguro que Panini tarde o temprano acabará moviendo ficha para reeditar Warlock.

nenoskoda
Lector
nenoskoda

Siempre me ha dado la impresión de que a Starlin se le pone por debajo de los grandes autores completos del comic-book como Miller, Byrne o Simonson, pero para mí es uno de los grandes, sólo que sus temáticas tan existencialistas quizás le alejaron del gran público
 
Es posible que esa posición inferior se deba a que sus grandes trabajos no los ha realizado en los personajes punteros de la editorial como son Batman, Supermán, los 4 Fantásticos o, en menor medida Thor.
También puede deberse a que su dibujo es efectivo y molón pero no brilla a altura de Byrne, Miller o Simonson es sus mejores momentos (pero es que éso es decir mucho).
 
La verdad es que crear un personaje que está enamorado de la muerte y que quiere ofrecerle el universo como prueba de amor, me parece que es una idea genial. Y Starlin desarrolló grandes etapas en Warlock y el Capitán Marvel (especialmente la novela gráfica, en mi opinión una de las cumbres del género superheroico), aunque sus trabajos posteriores, especialmente los cósmicos me  han parecido correctos y algunos hasta notables, pero sin el brillo de sus primeros tiempos.
 
Sobre DreadStar me parece una Space Opera muy entretenida aunque vuelve a repetir un poco sus esquemas en guión y diseño de personajes (No hay mucha diferencia gráfica entre Thanos y el Sr. Papal). Me parece una serie de acción y Sci Fi muy digna y muy recomendable, pero dista mucho de ser una obra genial.

Diomedes
Lector
Diomedes

A mi Starlin me parece uno de los grandes ,pero es cierto que siempre se ha ocupado de mini o maxiseries ,no ha marcado profundamente las etapas  de los grandes personajes. Pero su Capitan Marvel ,su Warlock ,Dreadstar ,la Trilogia del Infinito ,Cosmic Oddysey o Death of the New Gods son sin duda de las grandes. Y el tio tiene mucha mas perspectiva y comprension conceptual que muchos de los otros “grandes”.
A ver este tomo. Y a ver la traduccion. Una de las decepciones mas tremendas que me estoy llevando estos años es  comparar mis originales Zinco y Forum con las nuevas ediciones en titulos como el Thor de Simonson , Watchmen etc …..la traduccion de los años 80 es infinitamente superior , y de hecho a veces las traduccion moderna hace simplificaciones que se comen un 20-25% del texto y bajan un punto entero en cuanto a épica y prosa…

nenoskoda
Lector
nenoskoda

la Trilogia del Infinito ,Cosmic Oddysey o Death of the New Gods son sin duda de las grandes
 
De sus obras cósmicas de los últimos 20 años  me quedaría con el Guantele del Infinito, por ser la primera de la triología y novedosa en su momento (las siguientes perdieron fuelle y originalidad) y Cosmic Oddysey por la forma en que creó conflictos entre los protagonistas.
También me gustó bastante su trabajo como guionista en Warlock y la Guardia del Infinito.
 
Starlin ha sido de los grandes y casi 40 años después sigue haciendo trabajos muy dignos, aunque a veces sigue dando vueltas sobre sus temas de siempre.
 

molon labe
Lector
molon labe

A ver este tomo. Y a ver la traduccion. Una de las decepciones mas tremendas que me estoy llevando estos años es  comparar mis originales Zinco y Forum con las nuevas ediciones en titulos como el Thor de Simonson , Watchmen etc …..la traduccion de los años 80 es infinitamente superior , y de hecho a veces las traduccion moderna hace simplificaciones que se comen un 20-25% del texto y bajan un punto entero en cuanto a épica y prosa…
 
Totalmente de acuerdo, a mi me pasa lo mismo no “suenan” igual, tengo 3 ediciones del Año Uno y
al final la que mas me convence son mis viejas grapas de Zinco, idem con La Broma Asesina, ni la
de Norma ni el Absolute me han “sonado” bien.
 
 
 
 

Khonshu
Lector
Khonshu

También me gustó bastante su trabajo como guionista en Warlock y la Guardia del Infinito
Estoy de acuerdo, esta serie está un poco olvidada, pero sus primeros 20 números o así son una de las mejores series de grupo de los 90. Starlin demostró que se le daba bien el tono humorístico y consiguó una gran química entre los personajes.

Tiegel
Lector
Tiegel

Dios, Vanth está hipercuadrado en esa portada. ¿Cómo puede rascarse el culo si le pica? ¿Llega a tocarse su propio ombligo? En serio, es la primera vez que me preocupo por la salud de un personaje de comic (Cable me importaba tres pepinos)

nenoskoda
Lector
nenoskoda

Starlin demostró que se le daba bien el tono humorístico y consiguó una gran química entre los personajes.
 
Y el dibujo de Medina y de Leonardi, sobre todo si les entintaba Austin, estaba muy bien.

nenoskoda
Lector
nenoskoda

¿Cómo puede rascarse el culo si le pica?
 
Se lo rasca Oedi, el hombre gato, que tienes unas zarpas que no veas.

Eobar
Lector
Eobar

Para mi este tomo contiene lo mejor de Starlin con diferencia. Yo me la lei de un tirón. Pienso que no ha envejecido nada. Un gran acierto este tomo. De lo mejor.

Kaiser José
Lector
Kaiser José

Ah, si, este es ese tomo en el que se les coló un auto-mensaje de la traductora al principio de una de las historias.
Totalmente de acuerdo con como han empeorado las traducciones de unos años a esta parte (por muy guapa que sea la edición de Sandman, es especialmente sangrante comprobar la perdida de sutilezas con respecto a traducciones anteriores), pero si solo fuese eso…

Santi Selvi
Lector
Santi Selvi

Dreadstar es una gran obra de ciencia ficción.
Respecto a las mejores obras de Starlin, para mí serían (más o menos ordenadas): Capitán Marvel (recién reeditada en castellano), Warlock (REQUIERE UNA NUEVA EDICIÓN YAAAA), Thanos Quest, El Guantelete del Infinito, La Guardia del Infinito (una estupenda serie de grupos, como comentan, y un referente claro para DnA con sus Guardianes de la Galaxia).
El resto de obras del Infinito me parecen menores, aunque quizá la Guerra es más pasable. La última, Marvel. El Fin tiene su aquel.
La reciente Muerte de los Nuevos Dioses me parece bastante mala.
Sus obras en Batman, incluida la muerte de Robin por unos cuantos votos, no están mal.
Gilgamesh II está muy chulo, no me acordaba.
Para resumir, lo que más me gusta de Starlin es su creación del dios loco, THANOS, y la coherencia con la que ha llevado al personaje allá donde le han dejado. Es un villano con una evolución clara, con matices, y con un porte y un diseño espectaculares.
Ahí lo dejo.
Saludos.

EnJofre
Lector
EnJofre

Nadie habla que se va a publicar Breed III?
 
Saludos

Khonshu
Lector
Khonshu

Pues mira, yo mismo lo menciono en mi primer comentario.
 
Se supone que sale este mismo mes en image, no? Pero yo hasta que no lo vea no me lo creo.
 
Starlin dice tener ya dibujados 4 números. Me pregunto si los empezaría en la época de Bravura. De ser así iremos viendo una involuciín del dibujo de un número a otro.

Ivan
Lector
Ivan

Dreadstar la nóvela grafica no está “coloreada”, bueno, está coloreada, obviamente, pero desde la primera vez que se publicó, y que fue la primera novela gráfica que sacó Marvel.La miniserie de David-Colon no es “patética”, al menos para mi. Es que solo tiene sentido si has leído la etapa anterior de David, ya que quedó cortada por el cierre de First comics, y esa miniserie ata los cabos sueltos, no es muy bueno, el dibujo es horrible, pero a mi me gusta bastante y me parece necesaria.

guolberin
Lector
guolberin

Hellboy era de Legend, no de Bravura 😉

Diomedes
Lector
Diomedes

Bueno ,comprado y leido…..
Muy actual pese a los mas de 25 añazos que han pasado ,apenas ha envejecido.
Y ACOJONANTE el tramo de la explicación de como los Zygoteanos se fueron cargando su mundo y perdiéndose y como las élites explotaban a las masas……es que lo lees y piensas en el mundo actual y se te cae la mandíbula al suelo….pocas cosas he visto tan actuales.

Montaigne
Lector
Montaigne

  Hola, amigos:
yo la estoy leyendo ahora, y la verdad es que estoy pasando un buen rato, sólo enturbiado por el tamaño minúsculo de muchos de los textos, que me hace la lectura basrtante difícil. Creo que en casos como éste sí está justificado el editar los tebeos a un tamaño mayor que el original, como hizo en su día Planeta/ Forum con el Dan Defensor de Miller y el Thor de Simonson. Por lo demás, la edición me parece maravillosa, digna de gastarse los 25 euros que piden por ella.
  Bueno, hasta otra.