La Nueva Sociedad de la Justicia

Por
5
188

Si algún título he esperado durante estos últimos meses con una mezcla de ansia e ilusión, ese ha sido el relanzamiento de la Sociedad de la Justicia.

Aunque Geoff Johns alcanzó la fama en Flash, fue en esta colección donde empezó a hacerse grande. Puliendo progresivamente sus dotes como guionista y brindando a cada paso mejores trabajos.

Y esto lo hizo Johns convirtiendo la serie en el espacio por excelencia en el que el Universo DC era reordenado. Extant, Hawkman, el Capitán Marvel… todos los flecos que nadie se atrevía a tocar eran abordados por Johns en la serie con atrevimiento e inspiración. Confrontándolos con ese supergrupo, el primero que existió, que auna en sus filas a personajes de todas las generaciones, reflejando mejor que ningún otro la riqueza de linajes propia del Universo DC.

Todo ello manifestaba el amor preferente de Johns por esta colección, aquella en la que se ha mantenido durante más tiempo y que cuenta en sus filas con Stargirl, el personaje inspirado en la hermana del guionista fallecida en un accidente de aviación.

Ahora la nueva etapa viene marcada por tres factores:

La profundización en la noción de “Sociedad”. El grupo quiere convertirse, después de haber sido diezmado durante la Tercera Guerra Mundial y haber contemplado las funestas consecuencias del proyecto dador de poderes de Lex Luthor, en un espacio de acogida e instrucción para todo nuevo héroe que de verdad quiera serlo.

Un lugar en el que aprendan que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Jay Garrick y Alan Scott así lo han decidido, después de las sugerencias que Batman, Superman y Wonder Woman les han hecho en este sentido. Junto a ellos, Wildcat no lo tiene tan claro. Él es el que enseña a luchar a los novatos, pero no se siente padre de ninguno puesto que se sabe sólo una etapa en su camino.

La facilidad del nuevo dibujante, Dale Eaglesham, para controlar el lenguaje no verbal de los personajes. La expresividad corporal que muestran ha permitido que Johns quiera explorar, mayormente que en otras fases de la serie, la personalidad de cada uno.

Destacan en este apartado dos de los nuevos integrantes del grupo: Cyclone y Starman.

Cyclone es la nieta de Ma Hunkel, la Tornado Rojo original. Una chica extraña que arrastra el hecho de haber sido secuestrada por T.O. Morrow. Con poderes similares a los del Tornado Rojo robótico, Cyclone es una mujercita solitaria, inocente y extrovertida que parece tener mucho de soñadora pero que también manifiesta ciertos patrones de conducta depresiva.

Y el Starman que ahora se presenta es todo un misterio, aunque tenga mucho del miembro de la Legión que apareciera al final de la colección de Ted Knight como su substituto. Thom Kallor, el Star Boy de la encarnación de la Legión anterior a la de Waid y Kitson, se convertiría con los años en Starman y viajaría hasta el pasado para continuar con el legado de los Knight. Esto es lo que se contó en el último número de la serie antes mencionada, aunque el personaje de esta Justice Society también se asemeje al que aparecía en Kingdom Come con ese nombre.

Y llegamos ya al tercer factor: Alex Ross como diseñador de personajes y co-argumentista en diversos momentos. Desde ahí, en el primer número aparecido, ya se han dado pistas que apuntan a una fuerte interconexión entre esta serie y Kingdom Come.

Con todo ello el equipo autoral construye un precioso primer número, repleto de emoción y suspense. Un villano que mata a todo personaje vinculado a algún héroe de los años cuarenta. Un hombre que se descubre padre. Un héroe que lo va perdiendo todo. Una heroina suicida. Un salvador demente. Una feliz pareja. Y, como telón de fondo, spoilers de lo más gordos:

Aviso de Spoiler

La resurrección de Kal-L y la aparición del Superman de Kingdom Come. Una legionaria largo tiempo olvidada, Dawnstar, que no ha llegado a existir nunca en la versión post-zero hour del grupo de héroes del futuro ni tampoco en la de Waid y Kitson. Un crossover con la Liga de la Justicia en el que descubriremos a un misterioso nuevo miembro del supergrupo por excelencia del Universo DC. Y Sand Hawkins habiendo abandonado su identidad de Sand para acoger plenamente las formas de su mentor, el Sandman Wesley Dodds.

El viaje no ha hecho más que empezar, pero ya es desde su primera entrega un auténtico deleite que se constituye en esperanzadora promesa. Posiblemente estemos ante uno de los mejores títulos de los próximos años. Por eso no nos chivaremos para nada de lo que pasa en el cómic. Hay que leerlo 🙂

Más información en las fuentes de Newsarama (aquí, aquí, aquí y aquí)

Bocetos de Dale Eaglesham para Justice Society of America

Anteriores informaciones en ZN (Una y dos)

Artículo anteriorJSA #06, de Geoff Johns y David Goyer
Artículo siguienteZN recomienda: La Niebla del Oeste (sobre Fog y WEST)
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
allavengers
allavengers
Lector
15 diciembre, 2006 11:52

Es que resulta que el starman de Kingdom Come era precisamente el starboy de la Legion, como ha dicho en varias ocasiones Ross.

Osea que guay.

Sergio Robla
Admin
15 diciembre, 2006 12:16

Yo he flipado con “el hombre que se descubre padre”… 😀

STIMPY
STIMPY
15 diciembre, 2006 13:10

la verdad es que tiene buena pinta la serie. Desde hace tiempo sigo a Johns y la verdad es que sus historias mantienen un buen nivel.

ZOBAKO
15 diciembre, 2006 13:25

Que tal, gente:

Ando promocionando un blog ñoño, para que lo visiten y den su opinión.

http://www.komidachatarra.blogspot.com

Porque la ñoñez no es sólo cómics….

branhunter
branhunter
Lector
15 diciembre, 2006 14:18

Una gran serie con un sabor clasico DC…