Relatos Héroes: La noche más larga por Juan Martín

Por
41
127

Mi vida nunca fue fácil, nacido el quinto hijo en una familia de clase obrera, mi padre era un honrado trabajador que salía día tras día a ganar un sueldo con el que mantener a sus 6 hijos, mi madre no carecía de mérito tampoco, sus en otro tiempo sedosas manos se habían vuelto ásperas y llenas de callos, mi hermana mayor Helena cuidaba de nosotros y nos llevaba al colegio. Yo nunca sobresalí por ninguna virtud, mí nombre no es importante, pues hace años que renegué de él.

El día que todo cambió fue el tercer aniversario de la muerte de mi madre, mi padre se había abandonado a la depresión y huía de sus penas en el fondo de incontables vasos, perdió su trabajo, mis hermanas Carla y Helena y mi hermano Miguel trabajaban sin descanso para sacar adelante a la familia, ese día, fui al cementerio con Helena a llevar flores a mi madre, mi hermano pequeño nos acompañaba, dejamos sobre su lápida una rosa por cada hijo y un par de collares de macarrones que el pequeño Juan había hecho para el día de la madre en su clase.

Volviendo a casa, ya entrada lo noche, nos acercamos a un contenedor de basura situado en la boca de un oscuro callejón, alumbrado por la débil luz de una farola, a tirar las flores secas que habíamos recogido previamente de la tumba de nuestra madre, sin previo aviso dos hombres de unos 25 años de edad, apenas un par más que Helena, la arrastraron, navaja en mano, al fondo del callejón, con la intención de robarle las escasas posesiones que en su bolso podía haber, ella luchó con todas sus fuerzas, puesto que no podía permitir que robaran el dinero que un día antes había recibido como paga en su trabajo para una empresa de limpieza. Ese dinero era importante puesto que nuestra familia contaba con él para poder seguir adelante, era de los hermanos que trabajaban la que más ganaba, parece irresponsable por su parte llevar siempre el dinero, tan importante para todos, siempre consigo pero no podría dejarlo al alcance de nuestro padre, puesto que le daría una utilidad bastante diferente de la de dar de comer o vestir a sus hijos.

Luchó con uñas y dientes, sin percatar que uno de los atracadores tenía un arma de fuego, una pequeña pistola con silenciador. Fue el segundo más largo de mi vida, sin darse cuenta mi hermana golpeó al asaltante desviando la trayectoria del cañón del arma y este se disparó.

Un segundo y los seis años de vida del pequeño Juan dejaron de tener valor su pequeña mano ensangrentada aún seguía agarrada a la mía en la boca del oscuro callejón, tardé unos segundos en reaccionar los asaltantes ni se habían percatado de nuestra presencia, la oscuridad del callejón, al igual que a ellos instantes antes nos había ocultado de su presencia. Al soltar el cadáver de mi hermano el pistolero lo miró, sin reparar en mi, descubrió su pequeño cuerpo sin vida pero mi presencia seguía pasando inadvertida, en un principio creí que la tenue luz de la farola me ocultaba.

Mi hermana perdió las fuerzas en el mismo momento que descubrió al niño muerto, dejó de luchar y su rostro surcado de lágrimas no dejaba de aullar mi nombre, quizá pensando que yo había huido dejándolos a su suerte. Estaba a terrado, encogido detrás del contenedor miraba con los ojos llenos de lágrimas como arrojaban dentro de la basura al pequeño Juan como si de una bolsa de restos de comida se tratase.

Violaron, mutilaron y finalmente asesinaron a Helena, mientras yo continuaba llorando en la esquina sin ser descubierto, fue muy cobarde por mi parte y no hay día que no me lamente por mi reacción, pero tenía apenas doce años, y, siendo realista, mi intervención solo podría en ese momento haber añadido otro cadáver al panteón familiar.

Cuando terminaron con su cuerpo sin vida comenzaron a escupir y orinar sobre su rostro, sus ojos fijos mirando al cielo y su boca desencajada, la dejaron tirada en el callejón y se marcharon. Llorando me senté al lado de su cuerpo sin vida, esperando que alguien apareciera.

Nadie corrió en nuestro auxilio, nadie salía por la noche en aquel barrio, la policía hacia tiempo que no pasaba por allí, salí de el callejón gimiendo y gritando, balbuceando cosas ininteligibles cuando un anciano tres calles atrás me vio comenzó a gritar de terror, empezó a dolerme la cabeza de forma infernal, me percaté que mi piel tenía un tono oscuro azulado, miré mi reflejo en el cristal de un portón, saltando aterrado al ver el reflejo, no reconocía a la criatura que ante mi se reflejaba, mis facciones habían cambiado, mis ojos brillaban con una luz roja que parecía salida del mismo infierno, mi piel ahora era de un color azul muy oscuro y mi pelo de un color blanquecino, la forma de mi cara se había vuelto alargada y mis manos terminaban en garras. Corrí calle abajo gritando, furioso, con mi corazón lleno de pesar por el trauma vivido.

Buscaba auxilio para mis hermanos asesinados, pero toda la gente que me veía corriendo y gritando por la calle salía corriendo aterrada, loco de desesperación, muerto de cansancio, con los ojos brillantes ojos inundados en lágrimas, caí de rodillas maldiciendo al mundo que me rodeaba y negaba auxilio.
En ese instante tres coches patrulla me rodearon, me encontraba tendido en el centro de la calle, mis ropas destrozadas, mis ojos brillaban como dos fuegos fatuos y mis puños sangraban por los golpes que propiné al pavimento.
Los agente me rodearon, me apuntaron con sus armas, al menos una docena de cañones de pistola apuntaban a mi dolorido cuerpo con intención de disparar.
Lleno de rabia, de impotencia y desesperación me erguí en toda mi estatura, aún no sabía que ahora media más de dos metros y medio de alto .

Dispararon sobre mí como si de una bestia salvaje y rabiosa se tratara, las balas atravesaron mi cuerpo y el dolor me hizo caer al suelo, mi sangre de color negro se vertía por todas partes. Debería haber muerto, aún así logré levantarme, el sonido metálico de los proyectiles al caer al suelo mientras mi cuerpo los expulsaba y mis heridas cerraban era lo único que rompía el sepulcral silencio que se adueñó en ese momento de la calle. Las tripas me ardían mientras se cerraban los orificios de las balas de mi torso.

Cuando se disponían a volver a disparar sucedió, mi rabia y el odio que me inundaba en ese momento desencadenó en un estallido de oscuridad, como si de un explosivo se tratara mi cuerpo lanzó una onda de negrura que dejó a todos excepto a mí, envueltos en la más absoluta ceguera, sin saber como, quizá por instinto me adentré en las sombras y me fundí con ellas. Desaparecí del lugar dejando a todos los testigos atónitos.

Reaparecí cerca de un oscuro panteón situado en el cementerio, un extraño mausoleo, bastante grande y ostentoso, donde me abandoné a los brazos de Morfeo. Dormí atormentado y muerto de cansancio, soñando una y otra vez los trágicos sucesos
De la noche, despertando en la fría piedra con la sensación de volver a ser atravesado por las balas.

Desperté pasado el mediodía descubriendo que la luz del Sol de Octubre no me dejaba ver, los ojos me dolían cuando intentaba abandonar las sombras y mi piel se tostaba por efecto de los rayos solares, el dolor me abrumaba, aparecían costras en mi piel y brotaban heridas de las que manaba mi negra sangre, busqué de nuevo la oscuridad del mausoleo y aguardé la llegada de la noche sobre el frío mármol del oscuro habitáculo.

Cuando los rayos uva ya se habían marchado volví al lugar del trágico suceso.
El cadáver de Helena había sido retirado y supuse que al llevarse la basura habrían encontrado el del pequeño Juan, caminé en dirección a mi casa envuelto en una manta raída y sucia que encontré entre la basura, ocultando mi rostro.

Al llegar a casa encontré a mi padre en el suelo del salón, sentado, borracho, llorando y con las facciones descompuestas por el dolor de la perdida de sus tres hijos.

Tres, puesto que al no encontrar mi cadáver los agentes de la ley me dieron por muerto y acusaban de los asesinatos a la terrorífica criatura con la que se enfrentaron horas después de los asesinatos, suponían que me comí mi propio cadáver, no realizaron pruebas sobre el cadáver de mi hermana para ver si había sido violada, simplemente cerraron el caso cargándome la autoría de los asesinatos, ni se percataron de que yo no poseía un arma de fuego como la que mató a Juan.

Mis otros hermanos y hermanas lloraban en sus respectivas habitaciones, a oscuras, no podían verme, la casa estaba muy oscura y sin percatarlo entré otra vez en la oscuridad, fundiéndome con ella y observando desde las sombras, camuflado y sin ser visto, mientras miraba a mi hermana Carmen sentada en su habitación, apenas me sacaba un año, pero era la más fuerte, emocionalmente hablando, de la familia, ahora era la menor de los hermanos, obviándome a mí, y el tiempo que observé oculto en las sombras de la casa entendí que su fortaleza sacaría adelante al resto de la familia.
Ése ya no era mi hogar, buscado, perseguido y en un cuerpo extraño al que aún no me había acostumbrado tuve que tomar la decisión más dura de mi vida, los abandoné, dejé que me olvidaran.

Volví al cementerio y por las noches visitaba las tumbas de mi madre, mi hermana, mi hermano y como una burla del destino, la mía.

Así viví al menos diez años, alimentándome de restos de alimentos en mal estado que encontraba en la basura, cazando ratas, gatos e incluso perros en los callejones.

Con el tiempo aprendí a mantenerme oculto, a entrar de noche por los rincones más oscuros de las casas, robar algo de comida, ropa e incluso de vez en cuando libros para entretenerme las largas horas del día, superé la maldición de la luz solar, solo durante el invierno y los días nublados utilizando grandes cantidades de ropa ocultando mi rostro con bufandas, sombreros y gafas oscuras podía salir a pasear por el día en invierno.

Actualmente vago por callejones oscuros, evitando que nadie pase por la misma experiencia que yo, vengando la muerte de mis hermanos y protegiendo a los inocentes que desamparados se enfrentan a robos y violaciones en los callejones. La oscuridad es mi dominio, los depredadores de las grandes urbes, los que alimentan sus bajos instintos ya no cuentan con ventaja al ocultarse en las sombras, el cazador se convierte en mi presa.

SEGUIRÉ VIGILANDO

41 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Mila
Mila
Lector
12 noviembre, 2007 16:40

me ha gustado mucho y, en mi opinion, está muy bien. Felicito al autor…
De verdad, muchas felicidades.

El Killer
Lector
12 noviembre, 2007 16:54

Bastante bueno, narracion excelente, historia interesante aunque un poco dramatica para mi inoncente corazon. Felicitaciones a Juan Martin.

Conner Kent
12 noviembre, 2007 17:07

Uff realmente duro pero efectivo, ya que trata sobre sombras y oscuridad. Me ha encantado, está escrito de una manera muy llevadera, felicidades a Juan.

Anonimous
Anonimous
12 noviembre, 2007 17:20

Acumular hechos dramáticos, aunque cada uno de ellos por separado pueda ser real y verídico, puede desencadenar un aire de irrealidad a la narración que casi produce risa.

La cantidad de tópicos acumulados y la de reacciones absurdas (como la de abandonar a la familia, o la incompetencia de la policía) hacen que el relato no termine nunca de cuajar.

Demasiado melodramático. Ocurren tantas desgracias con tal magnitud, que parece un culebrón (o un comic de superhéroes). Cosa que no es ni buena, ni mala. Cuestión de gustos.

Siempre he pensado que una crítica sincera es mejor que un halago condescendiente, no intento parecer un troll ni ofender al autor de esta breve aunque intensa obra.

Ric
Ric
12 noviembre, 2007 17:34

Coincido totalmente con Anonimous, si este es el relato que más os ha gustado??

Cómo serán los demás???

Tópico, típico, refrito de mil ideas, mal redactado, melodrama insulso, etc etc etc …

Y conste que admiro la voluntad del escritor, pero vamos, hay mucho más cerebro por ahí …

Alberto Benavente
12 noviembre, 2007 17:46

Apreciación. Este no es el que mas. Este es uno de los 5 que mas nos han gustado en una votación entre 5 miembros de ZN.

El Killer
Lector
12 noviembre, 2007 18:01

Miren es cierto que es dramatico, pero si es bueno y sobretodo esta bien narrado sobretodo para la historia de un aficionado…
Sobre el refrito de mil ideas… quien cree un “superheroe” sin repetir alguna idea seria merecedor a un novel de literatura.

José Torralba
12 noviembre, 2007 18:18

A mi este artículo me gustó por diversas razones. La primera es que la historia era muy original con respecto al resto de los relatos. Y muy dura.

La segunda es la ausencia de punto y seguido en cada párrafo. No sé si accidentalmente o aposta, la enumeración de situaciones con comas me pareció de lo más refrescante. Todos los demás relatos estaban narrados con una forma de escribir clásica y, queráis o no, cuando uno se lee treinta y pico acaba hastiado*. Y de repente, encuentra algo distinto (¿habéis visto una película rarísima llamada The History Boys?). Como poco, esta narrativa llama la atención y obliga a prestar interés para construirla uno mismo. Además me parece muy efectiva a la hora de aumentar la intensidad del relato.

*Aclaración: Personalmente hice dos cribas, separando las lecturas por unas horas entre criba y criba e invirtiendo el orden de lectura para ser lo más justo posible y que los relatos que leía los primeros no tuvieran ventaja alguna. Ese “hastiado” no va comentando el excelente nivel del resto de la obras, ni haciendo referencia a que la saturación afecte al propio juicio. Va porque básicamente, ante el buen nivel uno tiene que tener parámetros respecto a los que escoger, y la novedad en la narración fue uno de ellos.

José Torralba
12 noviembre, 2007 18:19

Por cierto… a lo mejor estoy patinando pero [y ojo, por supuesto que no estoy comparando su calidad como escritores]… “Saramago tiende a escribir oraciones extensísimas, usando una puntuación que a primera vista puede parecer incorrecta: no delimita los diálogos, crea oraciones de más de una página de longitud mediante el uso de comas donde otros autores hubiesen usado puntos, y muchos de sus párrafos son tan largos como los capítulos de la mayoría de escritores. Varios críticos han señalado el parecido de este estilo con cierta oratoria religiosa” (Wikipedia)

Ya digo… no sé si fue aposta o no… pero no me importa. Al fin y al cabo la penicilina…

Las Entidades
12 noviembre, 2007 18:31

Un muy buen relato, duro y seco, pero intensamente narrado. Felicidades a Juan por sus dotes “literarias”.

“hay mucho más cerebro por ahí …”
Sí, debe ser que no participaron en el concurso, ¿verdad?

Ric, al menos la crítica de Anonimous era constructiva. Pero frases como esta o la “Cómo serán los demás???” son faltas de respeto tanto a él como a los 32 participantes restantes. Al menos a nosotron nos lo parece…

jonny
12 noviembre, 2007 19:26

Agradezco mucho las opiniones, tanto de a los que les ha gustado como a los que no, es mi primer relato y me ha hecho mucha ilusión formar parte de los 5 elegidos.
Estoy muy contento con las opiniones y solo me resta decir que estoy esperando con ansias leer el resto de relatos, un abrazo a todos, gracias por las criticas y por tomaros la molestia de leerlo

El crítico
El crítico
12 noviembre, 2007 21:55

Viendo este relato me hago dos preguntas:¿Este es muy bueno? y ¿El mío es muy malo?Porque comparo el tuyo con el que yo mandé y ni punto de comparación.Si el nivel de las historias es como este entiendo perfectamente el por qué de vuestra elección de los 5 mejores relatos.Normal que ganases,tío.Felicidades.

Toni Boix
13 noviembre, 2007 4:21

El tuyo no es malo, simplemente, al no poner apenas descripciones, al conducirlo todo mediante diálogos, resulta algo acelerado en su ritmo. Posiblemente mejoraría de haber insertado algunas partes más “narrativas”. Pero el tema de los diálogos lo manejas bien 😀

Aprovecho para decirle a Conner que su superhéroe tenía mucha gracia.

Toni Boix
13 noviembre, 2007 4:33

Y no es el único 😉

Conner Kent
13 noviembre, 2007 8:13

Gracias Toni, pero vamos que la cagué al poner todo diálogo XDDD 😉 El caso es pasar buen rato. De todas formas ahora es cuando me dices “al más gracioso le regalábamos la edición coleccionista” jajajajajaja 😉 yo por probar que no sea 😉

Toni Boix
13 noviembre, 2007 8:51

Pues mira, en tu caso no se notaba, porque quedaba claro que todo era conversación. No se precisaba narrador. Ya le diré a Raul que incluya la categoría del más gracioso para próximas entregas, pero para ésta llegaste tarde. De todas maneras, no eres el único que optó por el humor de forma más o menos abierta.

jorgenexo
jorgenexo
13 noviembre, 2007 13:00

¿Este es uno de los 5 elegidos? Tiene su punto pero ¿seguro que habéis recibido el mio? Me solidarizo con el crítico.

Andrés
13 noviembre, 2007 13:52

Olé ahí ese relato. Me ha gustado mucho el efecto comic en la redacción, evoca imágenes en torno a cada fragmento de la acción. Es un estilo que perfeccionado resulta muy entretenido de leer. Enhorabuena

The crow
13 noviembre, 2007 15:00

Muy buen relato, si señor, sin duda merece este premio, por muy mal perder que tengan algunos.
Un abrazo para el escritor, a ver si continua por este camino y nos obsequia con más relatos

Jr.Vincent
Jr.Vincent
13 noviembre, 2007 16:16

Bueno. Y para callar a mas de uno, porque hablar es muy facil… ¿Por que no colgais todos los relatos?, a mi me pareceria la mar de interesante leerlos todos. Ver el nivel y las cosas que se curro la gente. Es un concurso creo que todos podemos aprender algo de los demas, no solo de los ganadores porque eso es cuestion del gusto de 5 personas muy concretas, no se que opinais. Espero me respondais, aunque sea un no. Gracias, por los relatos, por la pagina y por la atencion. Y espero volvais a hacer los concursos de esta forma o similar para hacer que sea un poquito mas trabajoso que poner tu mail en un recuadro. Bye friends.

GrAZ
13 noviembre, 2007 16:34

“Cuando terminaron con su cuerpo sin vida comenzaron a escupir y orinar sobre su rostro” (esto en qué telenovela barata lo vio?)
“…PUESTO QUE no podía permitir que robaran el dinero que un día antes había recibido como paga en su trabajo para una empresa de limpieza. Ese dinero era importante PUESTO QUE nuestra..”. ¿Buena redacción¿?¿?¿ o.O
Yo no mandé nada, pero me alegro… por lo que veo el nivel ha sido una mier.. ¡¡¿Por fvor… este es uno de los ganadores?!!!
A mi me parece que esta al nivel de un chaval de colegio…
Espero que los colgueis todos porque esto me suena a tongo…

Jr.Vincent
Jr.Vincent
13 noviembre, 2007 17:02

Bueno, la verdad es que despues de leer “El paseo”, no puedo aguantar sin dar una opinion critica a este relato. La verdad es que este relato esta lleno de carencias. Tanto en la narracion como bien dice graz, como en la historia hipermegadramatica, y llena de topicos. No estoy diciendo que sea malisima, se deja leer, solo que no me parece que debiera ganar. Yo creo que si el resto de relatos son asi, deberiais haber dejado desierto uno de los premios y listo.
Porque señores, de verdad, comparemos este relato con “el paseo”, por favor, la verdad esta a la vista.
Ahora añado, que bueno esta bien participar, tener una idea e intentar llevarla a cabo, con menor o mayor acierto, asi que Juan Martín enhorabuena por haber ganado. Pero, si quieres mejorar se critico con tu obra, te ayudara, empieza leyendo el de tu compañero. Saludos a todos.

Ric
Ric
13 noviembre, 2007 17:03

“Y conste que admiro la voluntad del escritor…”

A todos lo que no encajáis críticas, primero aprended a leer, y como dice GrAZ, a escribir.

Yo no critiqué el esfuerzo, ganas ni voluntad del autor que, curiosamente, es el único que no se ha sentido molesto con las críticas.

Tampoco participé pero eso no me da derecho a opinar y criticar?? Esto que es, un Blog de amiguetes??

Por favor, sed maduros …

José Torralba
13 noviembre, 2007 17:34

Jr. Vincent, en principio no veo lógico que se publiquen 93 páginas de relatos en un post. Más que nada porque con los relatos no todo es llegar, copiar y pegar; hay que editarlos para que queden decentes y tal. Y eso es bastante trabajo para un post que, querámoslo o no, va a leer completo poca gente. Esto de toda forma es mi opinión como integrante de ZN; si mis compañeros opinan mayoritariamente algo distinto pues entonces se publicarán. Has dicho que querías una respuesta y yo te la doy.

GrAZ, puedes criticar el artículo, la decisión y todo lo que quieras. Pero por favor… no digas que esto es un tongo porque ofende. A ti te habrá llevado escribir tu comentario 30 segundos… yo estuve una tarde y una noche entera de sábado leyendo relatos para poder decidir. Y todo para que, en cinco de esos 30 segundos, hayas decidido meter la palabra “tongo” de por medio y así crear jaleo. Menos “tomate”, please!

Ahm… y Ric… esto no es un blog de amiguetes. Todos los que te han criticado han sido lectores; ningún miembro de la web. Así que opina y critica todo lo que quieras. Pero no te quejes si luego te critican a ti. Sería un poco incongruente.

Ric
Ric
13 noviembre, 2007 17:42

Estoy totalmente de acuerdo, José Torralba, con una ligera apreciación:

Yo critico el tema del post

Los que me critican a mí, critican mis críticas.

Este post de que va?? De los relatos ó del contenido de las críticas de quienes dejan sus comments??

José Torralba
13 noviembre, 2007 17:52

Va de lo que cada lector quiera decir sin faltar el respeto (insultos claros o vejaciones) y sin hacer un off-topic total (ponerse a hablar… no sé… de las ediciones de Planeta y de cuánto le gustan los Absolute). Hacer referencia a comentarios anteriores se considera en este y en cualquier foro, blog, hilo, etc. comentarios dentro del tema. Y no soy quien para censurarlos.

Ric
Ric
13 noviembre, 2007 17:59

Macho, estas mezclando lentejas con patatas.

Que hilo conductor tendrá

“Ric, al menos la crítica de Anonimous era constructiva. Pero frases como esta o la “Cómo serán los demás???” son faltas de respeto tanto a él como a los 32 participantes restantes. Al menos a nosotron nos lo parece…”

con mis comentarios???

Si mis comentarios les faltaron al respeto, espero que no se dediquen nunca en serio a ésto, porque al primer crítico que les escriba algo, le pegan dos tiros …

Jr.Vincent
Jr.Vincent
13 noviembre, 2007 17:59

Bueno, nos vamos por las ramas, centremonos en los relatos.
La verdad es que (y ensisto, en que respeto el trabajo de todos los que por lo menos lo intentan, salga bien o mal), pero no hay que ser muñon para ver que hay una gran diferencia entre este relato y el siguiente. Y no hay ninguna opcion de poderlos leer todos??, no se, que los subais como archivos en vez de publicarlos así. No se si se puede. Pero bueno.

Ric
Ric
13 noviembre, 2007 18:03

A eso iba ahora, Jr.Vincent.

Como decía el famoso anuncio, lea los dos relatos y compare.

SIN PALABRAS

Jr.Vincent
Jr.Vincent
13 noviembre, 2007 18:08

AMEN. XD.
Pero fijemonos en algo, si la diferencia entre este primer relato y el siguiente es tan grande, ¿como serán los que vengan?, tengo una curiosidad, crearan mas polemica…
Y es mas, ¿como seran los que no fueron elegidos?, y decir que yo participe en el susoducho concurso.
Bueno, esto esta interesante, tanto los relatos como los comentarios.

José Torralba
13 noviembre, 2007 18:09

Jr. Vincent, sería un trabajo parecido porque, o mucho me equivoco o la mayor parte de los relatos llegaron en el cuerpo del email. Así que sería ponerlos uno por uno en un word, adecentándoles el formato.

Ric. No veo cómo estoy mezclando lentejas con patatas. Te he respondido a lo que me has preguntado: los comentarios a tus comentarios del relato están dentro de tema. No voy a pararme a evaluar ni unos ni otros… lo que sí te diré es que las faltas de respeto (insultos claros o vejaciones), las borramos y ponemos un comentario editado avisando de mala conducta. Espero que con esto esté todo dicho y no te parezcamos un “blog de amiguetes”.

Jr.Vincent
Jr.Vincent
13 noviembre, 2007 18:15

Mmm, cada vez tengo mas asumido que me quedo sin leer todos los relatos. Veamos, a nadie se le ocurre ninguna solucion??

Ric
Ric
13 noviembre, 2007 20:24

“Espero que con esto esté todo dicho y no te parezcamos un “blog de amiguetes”. ”

Es que me gusta polemizar … jejeje

AmhShere
AmhShere
14 noviembre, 2007 3:25

Bueno, como no se yo si al final se pondrán aquí todas las historias, yo ya dejé mi crítica personal en un comentario en “El Paseo” (que reitero me ha encantado). Pero sí he colgado la historia que presenté en mi blog, y por si a alguien le interesa es http://www.amhshere.blogspot.com Si no es correcto poner la dirección, que algún administrador lo edite.
Saludos!!

Graz
Graz
14 noviembre, 2007 16:22

Menos “tomate”, please!
Yo no quiero ofender a nadie… pero no es un poco sospechosa tanta negativa a colgar todos los relatos¿? Si no hay nada que ocultar… trabajad un poco para que todos podamos ver que realmente no le habeis regalado los DVD´s a vuestro hermano pequeño.

Abur

Ric
Ric
14 noviembre, 2007 16:26

Ostias, Graz, te has pasao …

Después de llamarles “blog de amiguetes”, con tu comentario se van a suicidar ya mismo …

Graz
Graz
14 noviembre, 2007 16:30

Es que no es por fastidiar… pero ¿tanta diferencia entre los ganadores?…
No será que entre los cinco esta Raulito el hermano/primo o familiar de alguno de estos?

Jr.Vincent
Jr.Vincent
14 noviembre, 2007 16:47

Hoy no van a colgar otro?? La polemica los ha espantado…

José Torralba
14 noviembre, 2007 17:39

Jr. Vincent. El artículo de hoy saldrá a las 20:00. Y yo no veo polémica por ningún lado. Como lector has solicitado algo (algo que sólo han pedido dos lectores más, por cierto), y considero que editar 93 páginas para que las lean menos de 5 personas es un trabajo excesivo, teniendo en cuenta la cantidad de noticias en las que podríamos emplear nuestro tiempo. Resta decir que esto es un medio no remunerado en el que trabajamos por gusto cuando nuestros compromisos nos lo permiten. Además, desde un primer momento se dijo claramente que sólo se publicarían los relatos ganadores.

Jr.Vincent
Jr.Vincent
14 noviembre, 2007 18:41

OK!!

Hiro Nakamura
Hiro Nakamura
18 noviembre, 2007 14:19

Esta muy bien la historia, sobra decirlo…aunque para mi humilde opinión cualquier héroe que se aprecie aparentemente cambia muy poco su fisonomía externa mas bien destacando los poderes internos. El personaje me parece mas un mutante de X-men que de heroes.. pero por algo has sido el ganador.

Adew!