WildStorm Comics y su montaña rusa particular dentro del Universo DC

Un texto para recordar las andanzas de los héroes de WildStorm y la evolución de la editorial haciendo hincapié en los últimos años para la llegada de un nuevo cambio.

Por
21
3343

Durante la pasada New York Comic Con, DC Comics anuncio un nuevo relanzamiento de su sub-sello WildStorm. A los relanzamientos recientes de la línea Vértigo el universo DC y la sub-línea independiente (en la acepción de la palabra más “indy” posible) Young Animals bajo la tutela de Gerard Way, se le suma un nuevo intento de Jim Lee para revitalizar el catálogo WildStorm. Y es que la presencia de personajes, series y conceptos del universo de ficción creado por el dibujante coreano hace ya veinticinco años era prácticamente nula durante estos años, acumulando intentos fallidos a pesar de contar en muchas ocasiones con autores de primer nivel. Así lo será también esta vez, ya que el guionista seleccionado por el propio Lee para acometer esta tarea es nada más y nada menos que Warren Ellis, acompañado por el dibujante Jon Davis-Hunt (Clean Room).

Y es que sin duda es Ellis el autor que más lustro ha dado al sello WildStorm, con series arraigadas en su continuidad como Stormwatch y Authority o con productos más personales como Global Frequency, Desolation Jones y, por supuesto, esa gran obra que es Planetary. En esta ocasión, el guionista de Essex se encargará de The Wild Storm una miniserie inicial en la que se reintroducirán a los personajes de la franquicia actualizados a los nuevos tiempos. Grifter, Voodoo, Ingeniera, Jenny Sparks y compañía harán acto de presencia en este preludio argumental que continuará en varias series regulares supervisadas por el propio Ellis y protagonizadas por Deathblow, Zealot y un esperadísimo nuevo volumen de WildC.A.T.S.. Este relanzamiento será independiente de la continuidad actual DC, revirtiendo la integración que experimentó el sello con motivo de los Nuevos 52, donde se integraron en el universo DC sin pena ni gloria cayendo al punto más bajo de su historia. ¿Cómo se ha llegado a esta situación? ¿Dónde se pueden encontrar los motivos que el sello WildStorm, exponente de toda una época y década, haya llegado a ese punto? ¿Habrán aprendido de sus errores de cara a esta vez? A ello dedicaremos las próximas líneas, repasando de forma breve el recorrido de Wildstorm antes de los Nuevos 52 y de forma no tan breve estos últimos cinco años.

Reboot tras reboot

Es de sobra conocida, por las veces repetida, la historia de cómo Jim Lee creó este universo tras salir de Marvel a principios de los noventa, haciendo honor al nombre de la editorial más que al carisma argumental. También es de sobra conocida la historia de cómo el propio Jim Lee cogió un avión a finales del siglo pasado para viajar hasta Northampton y convencer apelar a la bondad de Alan Moore para que no abandonase el sub-sello de Wildstorm, ABC’s Comics (donde se publicaba Promethea, Top 10, Tom Strong, etc.), y así poder vender la editorial a DC Comics. No menos conocida es la historia de cómo Warren Ellis revolucionó este sello en particular y el mundo del cómic en general cuando creó hace ya más de quince años las series de Authority y Planetary. Pero no tan conocida es la historia de cómo evolucionó el sello con los años, donde tras la marcha de Ellis tan solo un primerizo Ed Brubaker fue capaz de darle algo de lustre. Una deriva creativa en tierra de nadie en lo que respecta al universo superheróico a la que nadie sabía cómo hincarle el diente.

En las páginas finales de la serie semanal 52, Geoff Johns, Grant Morrison, Mark Waid y Greg Rucka devolvían el multiverso a la continuidad oficial DC, descubriéndose que eran 52 las Tierras alternativas las que conformaban este nuevo escenario. En este océano multiversal, también había cabida para sello WildStorm, en la Tierra 50, dando lugar a nuevas posibilidades argumentales. Sin embargo, los escarceos entre personajes DC y WildStorm ya habían ocurrido previamente, con mayor o menor interés y/o importancia. Entre los más importantes destaca la maxi-serie Capitán Atom: Armaggedon, donde el personaje creado por Steve Ditko recaló en el universo Wildstorm a raíz de los acontecimientos del Superman/Batman del Jeph Loeb y Ed McGuinness. Esta aventura guionizada por Will Pfeifer acabó como el rosario de la Aurora con WildC.A.T.S. y Authority enfrentados entre sí y una nueva Void, y en el papel de Pandora (algún día hablaremos de Pandora…) acabó recreando el Universo Wildstorm, bautizado esta vez como WorldStorm (Noviembre de 2006). Reboot. Uno de los muchos reboots de la línea y desde luego no el último. Porque desde entonces, se han sucedido reboots y relanzamientos, dentro y fuera del Universo DC, los cuales se han saldado en su mayoría con mal resultado pese a contar con autores de primerísima fila al frente.

“Comenzaron a aparecer en los albores del siglo XXI. Todos esos hombres y mujeres con talentos especiales. Al principio lucharon contra el crimen. Luego lucharon entre ellos Después lucharon contra el sistema. Finalmente se convirtieron en el sistema”. Así empezaba un nuevo volumen de WildCats, a cargo de Grant Morrison y Jim Lee. Aunque no es muy propio calificarlo de “nuevo volumen” dado que tan solo duró un número, inédito por supuesto en nuestro país. Un coitus interruptus reflejo de lo que sería el resto del relanzamiento: un fracaso absoluto misteriosamente incomprensible. La apuesta había sido grande, porque al cuarto volumen de los Wildcats se le sumaban un nuevo volumen de Authority con el propio Morrison y Gene Ha (dos números duró), Brian Azzarrello en una serie de Deathblow (nueve números), el mismísimo Garth Ennis con Midnighter (algo más propio imposible) o Gail Simone con Gen 13. Que fueran incapaces de hacer funcionar ese relanzamiento con el tirón comercial y talento de los autores es tremendamente fascinante, aunque sí tuvieron tiempo para justificar el relanzamiento posterior: “Cuando lanzamos WorldStorm nos dimos cuenta que estábamos sacando series muy parecidas a las de Marvel y DC, con mucho superhéroe y aventuras. Si queríamos hacer evolucionar nuestro universo, tenemos que alejarnos de ese estilo y hacer cosas que ellos no pueden hacer. Dirigirnos más a la ciencia ficción y al terror”, afirmaba Jim Lee entre portada y portada. Christos Cage, Ian Lanington, Scott Beatty, Dan Abnett y Andy Lanning fueron contratados para relanzar Wildcats, Authority, Gen13 y Stormwatch. ¿El resultado? El mismo. Las ventas caían en picado y el interés por los personajes seguía el mismo camino.

En Diciembre de 2010 el sello WidlStorm cerró sus puertas, todo el staff técnico fue despedido y se cancelaron todas sus series.

El trigésimo número del quinto volumen de Wildcats fue el final oficial del sello y a partir de entonces todos los recopilatorios de material antiguo serían publicados bajo el sello DC. Sí, incluso toda la producción de Alan Moore de principios de siglo, algo que intuimos no le haría una gracia excesiva al bardo de Northampton. A nivel internacional esto también tuvo su impacto, ya que anteriormente WildStorm se licenciaba por separado de DC (de ahí que en nuestro país fuera publicado por Norma Editorial) y tras esta absorción definitiva los títulos serían editados finalmente por la licenciataria directa de DC Comics (ECC Ediciones en España). En cualquier caso, larga vida a WidlStorm. ¿El futuro? Incierto y oscuro.


De vuelta a Flashpoint

En las páginas centrales del tercer número de Flashpoint, el mega-evento del verano de 2011 en el que Geoff Johns y Andy Kubert cambiaron el universo DC para siempre (o al menos hasta el reciente Renacimiento deceita), una Lois Lane alternativa era rescatada por un peculiar grupete de personajes sacados del baúl de los recuerdos de DC Comics. Un grupo de personajes a medio camino entre carismáticos y olvidados/olvidables que incluía al demonio Etrigan, Godiva, Canterbury Criket, Miss Hyde y… Grifter. Creado por Jim Lee como miembro de los Wildcats originales a medio camino entre Punisher y Lobezno, la inclusión de este personaje junto a otros clásicos de DC era una declaración de intenciones, tanto creativa como editorial. Este hecho no fue casual y se reafirmaría en el último número del evento. Gracias a (o por culpa de) Pandora, las fronteras entre Wildstorm y DC quedaban difuminadas para siempre. “A partir de este momento, el Universo DC, el Universo Vértigo y el Universo Wildstorm serán parte de un mismo universo, no de líneas, tierras o universos paralelos o alternativos”, apuntaba Dan Didio durante aquellos días. Durante los más de diez años desde que DC Comics completó la compra del antiguo sello Image, ambos universos habían permanecido separados salvo los casos puntuales mencionados anteriormente, pero ahora “personajes tan distintos como Firestorm, La Cosa del Pantano y Apolo podrían hacer equipo siempre que nuestros guionistas quieran”, apuntillaba Jim Lee. Con este movimiento, la editorial pretendía dar un mayor lustre al sub-sello WildStorm, integrándolo dentro del resto de colecciones y animando a los lectores a ampliar su lista de la compra con personajes que, de una forma u otra, ya llevaban en el mercado más de veinte años. Este nueva estrategia se vería traducida en un porcentaje de “títulos WildStorm” dentro del reboot LosNuevos52, en Septiembre de 2011. Sin embargo, las buenas intenciones pronto se darían de frente contra la realidad: las bajas ventas y/o el desinterés del público. Resumamos antes de nada en qué títulos se tradujo este súbito nuevo integres “integrador”.

Stormwatch: El caso de una de las cabeceras más clásicas de WildStorm (gracias precisamente a la mano de Warren Ellis, no lo olvidemos) es digno de análisis. Durante los treinta números que se arrastró por las listas de ventas, por la serie pasaron Paul Cornell, Paul Jenkins, Peter Milligan, Jim Starlin y Sterling Gates. Treinta números, cinco guionistas. Todos ellos queriendo emular a Ellis y acercando la serie más a Planetary que a Authority, con la incorporación inicial del Detective Marciano como miembro fundador del grupo (al fin y al cabo, había que encontrar acomodo a J’onn J’ozz tras no formar parte de la nueva encarnación de la JLA). Entre los miembros de esta organización espía secreta existente desde la Edad Media destacaban Apollo y Midnighter, aunque todo eso daría igual porque con la llegada de Starlin, el guionista re-rebooteó la continuidad de Stormwatch demostrando la improvisación continua que experimentaba la editorial de Dan Didio por aquel entonces. Un despropósito…

Grifter: Cole Cash fue uno de los pocos personajes que llegó a gozar de cierto éxito en solitario durante la existencia del sello Wildstorm con dos cortos pero intensos volúmenes con aventuras homónimas en solitario. En este Nuevo Universo DC debutaría su tercer volumen (con borrón y cuenta nueva en lo que respecta a la continuidad) escrito por Nathan Edmonson en un inicio , Rob Leifield durante su ecuador y Frank Tieri hasta su final en el decimosexto número. El baile de guionistas (el de dibujantes no fue mejor) que llevó a la serie a ser cancelada siendo la menos vendida de las 52 que debutaron en DC con unas pésimas 10,000 unidades en su última entrega, hundida en las listas de ventas para sonrojo de Jim Lee y su personaje fetiche. En esta continuidad (que será obviada en el próximo relanzamiento) Cash es un ex-militar que es secuestrado por los daemonitas, quienes le otorgan sus poderes de telequinesis y telepatía, convirtiéndose en uno de los hombres más peligrosos del mundo gracias a su manejo del as armas. Cancelada su serie, Grifter acabaría encontrando acomodo primero en Team 7 y luego en la serie semana Futures End, pasando sin pena ni gloria por el resto de producción deceita.

Vudú: Junto a las cinco chicas DC de perfil más clásico (Batgirl, Catwoman, Wonder Woman, Supergirl y Batwoman), la sexta serie femenina de este relanzamiento fue concedida a Vudú por motivos difíciles de entender (más allá de que es un personaje creado por Jim Lee). Duró menos de un año tras un hundimiento en ventas irrepetible. Ron Marz en los primeros números y Joshua Williamson en los últimos hicieron lo que pudieron, nuevo origen incluido, claro está. En este caso, Priscilla Kitaen ya no era una descendiente de los Kherubim y los daemonitas, sino que se trata de un clon de la original destinado a servir a los propios daemonitas. Adiós a su capacidad regenerativa, poderes magnéticos o magia. Interesada por estudiar la conducta humana, su modus operandi consistió en bailar y desnudarse en un club de alterne durante doce números. Obviamente, este nuevo acercamiento no caló entre el público y ni siquiera la polémica sexual se tradujo en ventas. El mayor fracaso de la línea del que intentarán resarcirse desde DC con la futura nueva serie regular.

Team 7: Treinta, dieciséis y doce números duraron los tres ejemplos expuestos… pero lo peor estaba por llegar con la publicación de Team 7, a cargo de Justin Jordan al guión y Jesús Merino al dibujo. Ocho números que prometían resolver muchas de las incógnitas anteriores a los años anteriores al debut del Nuevo Universo DC y que implicaría la creación de varios superhéroes de la editorial (Canario Negro, Deathstroke, Grifter, Mr. Majestic adquirirían sus poderes aquí). Una premisa interesante, adecuada para el grupo equivalente de la Edad Dorada de Wildstorm, pero que fue un fiasco. Así pues, aquí se agrupaban bajo el mando de John Lynch (esta especie de Nick Furia de Wildstorm) personajes de distintas latitudes y longitudes DC como era el caso de Dinah, Kurt Lance (personaje del nUDC y ex-marido de Canario Negro), Slade Wilson, Alex Fairchild, James Bronson, Summer Ramos, Cole Cash o la mismísima Amanda Waller. Canario Negro sustituyendo al carismático Deathblow y Deathstroke haciendo lo mismo con Blacklash fueron cambios con polémica, conformando un popurrí poco cohesionado cuya última misión consistió en recuperar la caja de Pandora (¿hemos dicho ya que algún día hablaremos de Pandora largo y tendido?) ante apenas 11,000 lectores.

Ravagers: Esta serie fue un spin-off de una aventura entre los títulos de los Titanes, Superboy y la Legión de Superhéroes ideado y narrado por Scott Lobdell y fue un ejemplo más de ejercicio integrador de los universos DC y WildStorm con nefasto resultado. Guionizado por Howard Mackie e Ian Churchill (porque Bob Harras no pudo encontrar a ningún otro tándem creativo con mayor sabor noventero), esta serie presentaba una alineación curiosa cuanto menos, ya que estaba formado por Beast Boy, Terra, Caitlin Fairchild, Thunder, Lightning (estos dos último hermanos) y el monstruoso Ridge. Obviando el esperpento de darle un color rojizo a Gar en lugar del verde tradicional (algo que cambiarían poco despúes), entre el grupo quién más destacaba era Caitlin Farichild, la protagonista de Gen13, que ya se había dejado ver en Superboy como miembro de N.O.W.H.E.R.E., en el lado enemigo, que sus enemigos serían Rose Wilson y Warblade, antiguo miembro de los WildC.a.t.s. (con los que no hay relación aquí). No es una serie propiamente WildStorm, pero dos de sus personajes más reconocibles aparecen por sus páginas, en el que fue el último intento por darles algo de presencia.

Nunca se sabrá por qué Jim Lee y compañía no apostaron por títulos más carismáticos o populares como Mr. Majestic, Gen-13, el tándem Apollo/Midnighter o los mismísimos WildC.A.T.S. (¿se estaría guardando Lee los mejores juguetes para él?), pero en cualquier caso estas cuatro cabeceras mencionadas fueron el resultado de la primera cosecha del Nuevo Universo DC, entre 2011 y verano de 2014, suponiendo un fracaso desmoralizante. Además de estas cinco series mencionadas, otros personajes Wildstorm se dejaron ver por algunas colecciones de DC más como reclamo comercial que como exploración argumental. El reparto original Gen 13 se daría un paseo por el Supergirl de Tony Bedard (2014) durante un par de números, Grunge haría lo mismo en Superboy, Pike (villano de WildC.A.T.S.) se enfrentaría a Hawkman durante la breve etapa de Rob Liefeld en el título y Zealot sería una secundaria recurrente en algunos números de Deathstroke. Todo olvidable, salvo posiblemente el protagonismo de Helspont y los daemonitas. Ellos serían los personajes de más lustro durante estos meses cobrando protagonismo como la raza alienígena invasora de las series de Superman durante la etapa de Dan Jurgens. Curiosamente, en 2013, Jim Lee declaraba “estoy contento con cómo ha ido la introducción de los personajes Wildstorm en el Nuevo Universo DC. La buena aceptación que han tenido nos motiva a publicar nuevas series, y eso es lo que haremos en el futuro”.

Nos situamos pues en verano de 2014, cumplidos los tres primeros años del Nuevo Universo DC. Este mes, tras el final de Maldad Eterna, debutaba la serie regular Grayson, a cargo de Tim Seeley, Tom King y Mikel Janin, protagonizada por el antiguo Nightwing en un nuevo papel encubierto. Los autores eligieron para enfrentaser a Dick Grayson a la mejor imitación de su antiguo tutor: Midnighter. Este último sería humillado un par de veces en el cuerpo a cuerpo contra el bueno de Grayson, y es que al fin y al cabo la serie llevaba su nombre (o apellido, más bien). Un duro golpe para los seguidores WildStorm, que veían como uno de sus personajes estrella era humillado como un secundario cualquiera ante un personaje DC. Curiosamente, esta aparición sería catárquica, ya que gracias al buen hacer de Seeley y King, Lucas Trent ganaría en carisma con avanzar de la serie y acabaría demostrando (a lectores y editores) que un nuevo enfoque, distinto de lo aplicado hasta ahora, era posible para el sello Wildstorm. La cúpula de DC tomó nota y con motivo del relanzamiento DC You sería Midnighter sería el primer brote verde de lo que estaría por llegar. Durante todo un año (2015-2016) WildStorm tendría por fin una nueva serie en solitario de primer nivel. Y es que, si Batman podía tener simultáneamente seis series mensuales y una semanal con bastante éxito, ¿por qué no podría ocurrirle lo mismo a su mejor imitador? Porque que sea una creación de Warren Ellis y no de Jim Lee no tiene nada que ver, ¿verdad?

Steve Orlando fue el autor asignado para relanzar al personaje y acabaría descubriéndose como un total acierto, entendiendo al personaje como no había sucedido hasta ahora desde que su creador marchó a otros terrenos. Orlando ha sabido jugar con dos conceptos, tanto en la parte violenta del personaje como en su faceta personal, presentándonos a un macarra enfundado en cuello con inclinación a la violencia que es incapaz de procesar la soledad tras la última ruptura con Apollo. El dibujante, Aco, emula el estilo y forma que Mikel Janin había aplicado a la anterior aparición del personaje, con multitud de pequeñas viñetas para explicar pequeños detalles de la trama. Y pese a un caótico inicio, la serie gana en espectacularidad hasta su final en el número doce. Sobre Midnighter, Orlando declaraba que “ha sido un honor trabajar con Midnighter. Fue un personaje que me ayudó a nivel personal cuando era joven y con el que ahora he podido trabajar para mostrarlo a toda una nueva generación de lectores”. Y es que la homosexualidad del personaje y la falta de miedo o vergüenza por ello que exhibe Lucas Trent ha servido para posicionar al personaje en un mercado en el que las series de personajes gays brillan por su ausencia, incluso en el mercado actual donde se potencian las minorías. “Midnighter me ha ayudado a reunir fuerzas y salir del armario” o “He esperado una serie como esta toda mi vida” eran mensajes recurrentes entre los seguidores en redes sociales de Steve Orlando.

A pesar de vender menos de 10,000 unidades mensuales y no entrar siquiera entre los 200 cómics más vendidos del mes, la simbiosis entre guionista y personaje ha conseguido trascender con acierto, continuando en una nueva cabecera también a cargo de Steve Orlando y con dibujo de Fernando Blanco (Trinity of Sin: Phantom Stranger) titulado Midnighter & Apollo, de reciente publicación, con una escena sexual entre ambos personajes que define el rol de cada uno dentro de la pareja y ante la cual los aficionados han respondido con agradecimientos liberadores al guionista. De hecho, conviene empezar a prestar atención a Steve Orlando, porque además de esta cabecera cuenta entre sus currículum reciente en DC con la serie de Supergirl, el bat-crossover Batman: Night of the Monster Men y durante los próximos meses será el encargado de lanzar un nuevo volumen de la JLA, con un reparto más diverso que nunca. Y todo ello sumado a sus series para Image Comics (Virgil y Undertow) y Boom! (Namesake). Palabras mayores. No sería de extrañar que algunas de las nuevas series regulares que sucedan a The Wild Storm sea elegido por Warren Ellis para guionizarla.

Y es que, con el sello WildStorm una vez más libre de las ataduras con el Universo DC (recorriendo el camino de vuelta a lo que está ocurriendo con los personajes de Watchmen… porque hay lecciones que no se aprenden en DC ni a la fuerza) y con la vuelta de Warren Ellis, el futuro se antoja brillante una vez más. Para disipar las dudas sobre su habitual corta estancia en series mainstream, Ellis ha afirmado: “Ya tengo acabados los seis primeros números de la serie y planificados los primeros veinticuatro números. Habrá cambios sobre la marcha, pero esa historia verá la luz sí o sí. Mi contrato acaba ahí, pero tengo una idea en la cabeza sobre un tercer año que me gustaría hacer”. Además, Ellis añade: “Y es que tengo como norma habitual no volver a personajes con los que ya haya trabajado, pero la verdad es que en este caso estoy muy ilusionado”. Sin duda, la ilusión de Warren Ellis es contagiosa y a la vez que WildStorm resurge de sus cenizas y es difícil no ponerse a soñar. Porque, además de las series de Deathblow, Zealot y WildC.A.T.S (¿con Jim Lee?)… ¿A quién no le gustaría leer un Sleeper por Tom King y Mikel Janin? ¿O quién se resistiría a un Grifter por Peter Tomasi y Patrick Gleason? ¿Y teniendo a Bryan Hitch en la editorial, quién no puede imaginarse su retorno a Authority? Con tanto talento, solo el tiempo dirá si desde WildStorm/DC han aprendido de sus errores o están dispuestos a volver a cometerlos.

21
Déjanos un comentario

Please Login to comment
9 Comment threads
12 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
15 Comment authors
ErminzahKatarJordi MolinariJose Maria VicenteJupaq Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Igverni
Lector

Gracias Pedro por el artículo.

Me gustaría decir que confío en Warren Ellis, pero no se si repetir éxito con los mismo personajes va a ser posible. Espero equivocarme.

Por cierto, me gustaría si alguien puede ampliar el fiasco de los WildCAT´s de Grant Morrison y Jim Lee. ¿Qué pasó exactamente para publicar 1 solo tebeo? Lee se aburrió en seguida? ¿Las preventas de Diamond no fueron buenas y DC prefirió emplear a Lee y Morrison en serias más rentables??

Si alguien tiene más info y puede compartirla, lo agradecería un montón. Gracias!!!

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Puede que me equivoque Igverni, pero me suena que hubo bastante pereza por parte de Morrison de seguir con aquella serie por un lado, y que por otra parte Jim Lee ya tenía puesto un ojo en DC y que se decidió poner en la nevera todo aquello por si Wildstorm se unía a DC.

Yo hubiera preferido que Jim Lee hubiera dejado Wildstorm en Image viendo lo visto.

Igverni
Lector

Probablemente sea eso, Dreadstar!!
En cuanto la fusión se puso en marcha, a Lee se le abrían las puertas a personajes más populares… Aunque no se por qué me sonaba que a Lee no le encajó tampoco la historia de Morrison y uno no quiso hacer cambios y el otro perdió interés en dibujarlo…

Dreadstar_TFE
Lector
Dreadstar_TFE

Fue hace tantos años… que no recuerdo bien la causa de la cancelación del Wildcats de Morrison…

Me pasa lo mismo con 1963 de Moore para Image, editorial que dejó varias cosas en el limbo por razones un tanto incomprensibles: Jim Lee y Morrison juntos, eso podría haber sido épico.

Mucho no tuvo que ser las diferencias entre los dos autores en el fondo, puesto que colaboraron en Multiverso en un espectacular capítulo de esa serie.

Quizás algún dia veamos esa versión de los Wildcats… quién sabe.

Jose Maria Vicente
Autor

Otra cosa que he oído es que en Wildstorm se precipitaron y programaron el lanzamiento del primer número sin que estuviera siquiera terminado el segundo. Y bueno, no hace falta decir lo mala que puede ser una estrategia así.

New_Rodro
Lector
New_Rodro

“¿A quién no le gustaría leer un Sleeper por Tom King y Mikel Janin?”

A mi. Pero ni por ellos ni por nadie. Una de las mejores cosas de la serie de Brubaker y Philips era su cierre y la sensación de que se había contado todo cuanto tenían que contar.

Ya se que en el cómic -y mas en el de supers- casi es anatema. Pero algunas historias no tienen sentido prolongarlas. Por mucho pediría que tengan los continuadores.

Igverni
Lector

Ya somos dos!!

Fernando Blanco
Lector
Fernando Blanco

Esto de hablar de los guionistas y ni siquiera nombrar al dibujante, no por ser habitual, deja de ser lamentable. Los comics los dibujan y colorean artistas no chimpancés amaestrados. Si disfrutáis del guión de un cómic, es porque el dibujante ha hecho bien su parte del trabajo, se llama trabajar en EQUIPO.

Raúl López
Admin

Hola Fernando, los lectores disfrutamos de ese producto final que es el cómic y en el que intervienen muchos actores, cada cual con su peso concreto, no te dejes de lado la labor de figuras también importantes como son el rotulista, el editor o los asistentes, esto sin mirar más arriba que seguro que en buena medida también tienen su mérito. Por regla general en nuestros artículos solemos hablar del trabajo realizado por las figuras principales que han intervenido en la obra, es cierto que a veces ponemos el foco en la parte que más ha destacado en dicha obra, aunque sea un trabajo en equipo es inevitable que a veces destaque más el trabajo de una persona que de otra.

Backlash
Lector
Backlash

Gracias por el artículo.
Ya veremos como les sale la jugada, pero, como bien dices, la ilusión para los que crecimos con Wildstorm renace y es dificil no ponerse a soñar!

AlbierZot
Lector
AlbierZot

Doble Hype con tirabuzón. El plateamiento del subUniverso WildStorm como organismo tecnológico illuminati salvaguarda del orden mundial, no puede ser más subyugante. Ellis a la n potencia

AlbierZot
Lector
AlbierZot

N de PlaNteamiento

Pau
Lector
Pau

Gracias por el interesante articulo , no conocia las primeras andanzas en new 52 de wildstrom. Pensaba que estos heroes tenian mas tiron entre el publico yanki la verdad. Tambien es que Didio y Lee estaban desatados y metieron un festival de cagadas.Lo que si me choca es que midnigther saliera humillado de Grayson. He leido la serie y creo (lo lei hace tiempo) que la primera vez que se ven, recibe una patada de dick para huir pues no se ve como para pelear (y la recibe por lo del hipnos , al no verle la cara los poderes de midnigther no funcionan igual) En otro numero el chico maravilla aguanta mejor una travesia por el desierto que el. Es cierto que la serie se llama Grayson y eso se nota pero tampoco lo vi humillado. Y es que me extraña porque me irrita ese tipo de cosas , como por ejemplo ,en la robin war que duke aguante mas que tim o jason. Ademas si fue humillado , el propio grayson lo resarce , llamandole ,como cuando uno llama a superman, para que le solucione la papeleta en varias ocasiones (Grayson, byr eternos) dejandole de “mascas” total. Mucho interes por lo nuevo de wildstorm y por la serie de la parejita , alguna noticia de que publicara ecc? Y cuando?

_kamus_
Lector
_kamus_

No he leido el misnighter y apollo, pero ya no estan en continuidad? Toda la historia de misnighter con grayson tampoco?

Jordi Molinari
Autor

Siguen en continuidad, el nuevo universo Wildstorm será paralelo al nuevo universo DC. Estos siguen siendo los personajes de la Earth-0, Earth-Prime o cómo queráis decirle a la Tierra principal.

Luego habrá otra Tierra, o directamente un universo paralelo, donde se contarán estas nuevas historias de Ellis, Davis-Hunt y compañía 😉

Katar
Lector
Katar

Es decir que ahora habrá dos tierras donde vivan los Wildstorm, la principal y la nueva con Warren Ellis.
¿No sería mejor abandonar toda esperanza de integración y que los WS vivieran en su propia tierra? Nunca encajaron con los héroes DC, ahí está ese catálogo de los horrores de calidad y ventas que fueron sus series 52. Por otro lado obras maestras como The Authority de Ellis/Millar y Planetary de Ellis/Cassaday jamás hubieran podido ser editados en el UDC convencional.
Con Rebirth, cosas terribles como esa Canario Negro con pistolas, ese Deathstroke noventizado, Amanda Waller convertida en Lara Croft guerrillera, el Changeling naranja, etc. ¿Eso sigue vigente o ha sido sabiamente eliminado? Y espera un momento ¿¿¿Se supone que en el UDC post Flashpoint Dinah y Waller son de la misma quinta??? ¿Alguna explicación de porqué si son de la misma edad Canario sigue joven y lozana y Amanda es una señora madura entrada en carnes?

Erminzah
Lector
Erminzah

Yo que me estoy bajando de casi todo de Marvel esto me devolverá un soplo de aire fresco a mi vida comiquera. Se me va a hacer larga la espera.