La Iniciativa: World War Hulk

Por
4
772

Contenido: Avengers: The Initiative 4-7 y Annual 1 USA.
Guión: Dan Slott.
Dibujo: Stefano Caselli y otros.
Formato: Tomo de 144 páginas.
Precio: 9,25€
Panini comics

 

Bueno, ya está todo presentado en el pequeño mundo de la Iniciativa. Ya están todas las cartas sobre la mesa, las fichas sobre el tablero, o cuantas formas se os ocurran para decir que todos los elementos de la serie están dispuestos, listos para que el guionista juegue con ellos y empiece a desarrollar sus historias con toda libertad. ¿Verdad? Pues no, al menos en los dos primeros números. ¿Por qué? Por Hulk. O más concretamente, por la Guerra Mundial Hulk, el acontecimiento Marvel del momento en España, que salpica a gran parte de las series de dicho Universo. Un crossover de los de toda la vida, para entendernos. No soy un gran aficionado a los crossovers. Restan libertad de maniobra a los guionistas, imponen historias, personajes, acontecimientos, dirección. La consistencia de un Universo de tebeos no debería costar tanto. Y además, el aumento de ventas que provocan es totalmente transitorio, y los números volverán a su cauce en cuanto se acabe el papel de la serie en el crossover. ¿O acaso se quedó mucha gente en X Factor después de La Canción del Verdugo? El caso es que hay guionistas que son capaces de sonreír frente a la adversidad y hacer un buen trabajo les pongan lo que les pongan. Dan Slott es uno de ellos.

Bueno, sinopsis rápida de la película. Héroes mandan a Hulk al espacio. Hulk vuelve. Hulk aplasta. Al lío.

Como se comentó en la anterior reseña, Slott dedicó una buena parte del tiempo a dibujar a los directores de la Iniciativa – de forma un poco tosca – como tipejos de moral ambigua, implacables y desalmados. Ahora vemos que son tipejos de moral ambigua, implacables y desalmados, pero aplicados. Slott hace que todos se comporten de forma coherente y acorde a la situación de emergencia, con una organización clara, un plan que tiene más de un 5% de probabilidades de funcionar, una distribución lógica de los recursos. Trabajan de forma inteligente y con un sentido de la responsabilidad, y la caracterización es muy adecuada en todos los protagonistas. Además, empiezan a atisbarse relaciones entre los personajes adultos que van más allá del “señor, sí señor”, los personajes jóvenes se comportan como… bueno, como jóvenes, y no como versiones de metro sesenta de los adultos, y una de las sub-tramas – muy interesante, por cierto – avanza un poco. Además, ejecuta todo lo relacionado con la Guerra Mundial Hulk con mucho estilo: consigue transmitir una sensación de caos y confusión, y tiene un momento escalofriante. ¡Todo en un número!

Slott no deja de exprimir la premisa para contar su historia con sus personajes: ahonda en los poderes de uno de ellos con mucho estilo, abriendo la puerta a infinidad de posibilidades con algunos momentos muy chulos; y vuelve a mostrar una organización coherente por parte de la dirección de la Iniciativa, escribiendo bien a los personajes implicados salvo eventuales estridencias. Por ejemplo, vale que Peter Gyrich no sea exactamente la versión masculina de Janis Joplin… ¿pero desde cuando es un neo-con de carnet? La historia de este número se basa en una infiltración con buen enfoque y muy buena ejecución, con los personajes comportándose de forma coherente y acorde bajo presión. ¿Balance de la influencia de Hulk en la Iniciativa? Muy buena. Slott no sólo capea el temporal con soltura, sino que se permite el lujo de seguir trabajando en los aspectos propios de la serie con buena caracterización de los personajes, momentos impresionantes y un guión más que notable. Así se hace.

Una vez pasada la tormenta, tenemos una historia de misterio por resolver. No es una maravilla aunque está convenientemente planteada, bien escrita, y la revelación final es, como poco, inquietante, y eso que quedan cosas por explicar. En cualquier caso, ganaría puntos si aprovechase para caracterizar algo más al personaje principal, si se mantuviese el mismo dibujante y – esto es personal – si no apareciese Sally Floyd, la periodista de Primera Línea. Alguien que asocia la relevancia del Capitán América y su papel en la sociedad moderna con su conocimiento de MySpace merece un número especial de 64 páginas en el que todas las especies y personajes del Universo Marvel crean una super-arma para atomizarla de la continuidad. Y el dibujo no es de Caseli sino de Steve Uy, y es peor. Menos expresivo, menos detallado y sin ningún aspecto destacable sobre el dibujante titular, aunque tampoco tienen ningún aspecto negativo. Y por el amor de Dios, hoy día nadie, absolutamente nadie usa barras y mancuernas con bolas. Tienen un cierto encanto clásico, eso sí.

El siguiente número sí es realmente bueno. Caracteriza a varios secundarios dándoles más humanidad y recursos, tiene momentos memorables con la “estrella invitada”, líneas divertidas, está escrito con inteligencia y un ritmo excepcional, jugando con distintas perspectivas. Muy bueno.

Y por último, tenemos el anual de la Iniciativa. Son cinco historias escritas por Slott y dibujadas por un variado elenco de artistas. Todas las historias cortas tienen algo que aportar a la principal, ya sea una revelación, profundizar en un personaje, explicar acontecimientos, dar el pistoletazo de salida para nuevas tramas, caracterizar personajes o mostrar el funcionamiento de la Iniciativa. Además, dos de ellos perfilan a las amenazas exteriores, y es que los malos también quieren manejar a la Iniciativa hacia sus propios intereses en vez de enfrentarse frontalmente a ella. La última es quizá la más floja, con la presentación de un grupo poco interesante incluso como ironía. El dibujo de este especial es aceptable con la excepción de Larroca, que es muy bueno.

En el apartado gráfico seguimos teniendo a Stefano Caselli como titular, con la excepción del número de Uy, y el resultado sigue siendo muy satisfactorio. Su capacidad de transmitir sensaciones (inquietud, intensidad, sorpresa…) se asienta en un dibujo rotundo, enérgico, dinámico, con un alto nivel de detalle, en el que sólo algunos dibujos o expresiones demasiado exageradas restan puntos.

Este segundo tomo de la Iniciativa es una compra muy recomendable, tanto por la habilidad de Slott de escribir con soltura y saber hacer bajo un crossover como por sus personajes, su guión, sus tramas y sus ideas. Un comic bien escrito, entretenido, con momentos vibrantes y un dibujo a la altura. Es muy fácil encontrar aspectos positivos y gratificantes, y los negativos han sido minimizados con respecto al anterior tomo (¡incluido el precio!). Si compraste el primero pero dudas ante éste, anímate, porque no te va a defraudar en absoluto.

4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
17 mayo, 2008 20:41

Me lo acabo de leer y me ha gustado bastante. Bien dibujado, con misterio, revelaciones espectaculares y trama interesante. Lo único que no me ha gustado nada es ese primer amago de deshacer el desenmascaramiento de Spidey. Muy muy típico y que además no colaría.

Zenthorn
Zenthorn
17 mayo, 2008 21:55

Un tomo muy entretenido con un muy buen ritmo narrativo, un dibujo que personalmente me encanta y el desarrollo de posibles nuevos talentos para el universo marvel viento en popa.. Me ha gustado muchísimo, ójala el próximo número siga el ritmo de este y no del primero.

Darío
18 mayo, 2008 4:16

El siguiente tomo centrado en la amenaza de KIA (no digo más) no sólo os va a parecer igual de bueno sino más porque pasan gordas gordas. Una verdadera y currada amenaza.
La Guerra Civil tenía que existir aunque sólo fuese para dar a luz el concepto de La Iniciativa, que sinceramente para mi supera al concepto de Los Vengadores creado por Stan Lee en su día.