La espía que me amó: un repaso a la historia de la Viuda Negra

Por
5
6351

Natalia Aliavnova Romanova, más conocida como Natasha Romanoff, la Viuda Negra, es una de las mujeres más destacadas del Universo Marvel. Desde que fue presentada en 1964 ha tenido una extensa trayectoria: ha sido bailarina, espía del KGB, asesina, mercenaria, agente de SHIELD, superheroína, miembro de los Campeones y de los Vengadores (a los que llegó a liderar durante una temporada). Comenzó como villana antes de pasar a ser una justiciera en busca de redención, aunque siempre se ha movido dentro de los espacios más grises del código moral. Quizá sean los gajes del oficio del espionaje los que han llevado a Natasha a guardarse más secretos y a implicarse en más asuntos turbios que la mayoría de sus compañeros de los Vengadores, por lo que muy pocos han llegado a conocer de verdad lo que esconde en su interior. En el fondo, la Viuda Negra siempre ha sido un gran misterio. Incluso el nombre que utilizamos para referirnos a ella de forma habitual, Natasha Romanoff, es falso.

Hemos visto a la Viuda Negra en el cine, interpretada por la popular Scarlett Johansson, donde ha sido objeto tanto de admiración como de críticas viscerales (aún hoy, cualquier mención a su relación con Bruce Banner en Vengadores: La Era de Ultrón tiene el potencial de levantar ampollas). En los cómics de la Casa de las Ideas ha sido un personaje habitual en las colecciones del entorno de los Vengadores, en las páginas de Daredevil y en la serie del Capitán América, además de tener su propia cabecera. Tras la finalización del último volumen de la misma, obra del guionista Nathan Edmonson y el dibujante Phil Noto, al fin se ha editado en España el comienzo de su nueva etapa, que en esta ocasión corre a cargo de Mark Waid y Chris Samnee, el aclamado equipo creativo que fue tan bien recibido durante su estancia en la colección del Hombre sin Miedo. Con motivo de la reciente publicación por parte de Panini del tomo 100% Marvel Viuda Negra: La más buscada de SHIELD, en Zona Negativa ponemos en marcha nuestras dotes para el espionaje y nos adentramos en los secretos del pasado de Natasha Romanoff. Acompáñanos en este viaje en el que conoceremos con detalle la vida de la espía por excelencia del Universo Marvel.

El primer origen: el fiel mentor

Se conocen pocos detalles sobre los primeros años de la vida de Natasha. De hecho, si rastreamos su origen nos encontraremos con varias versiones diferentes, lo que no debería sorprendernos al tratarse de una espía acostumbrada a vivir en el secretismo y la confidencialidad. Después de todo, un agente de inteligencia no debe revelar su auténtico pasado si no quiere ponerse en peligro a sí mismo y a la agencia para la que trabaja. No obstante, podemos seguir varias vistas para así formar una narración coherente sobre su origen, aunque no exenta de huecos y contradicciones.

La primera pista nos indica que Natasha nació alrededor de 1928 (¡lo que significaría que tiene casi 90 años!) en la ciudad de Stalingrado, hoy conocida como Volvogrado, en el seno de una familia noble de la que se decía que estaba emparentada con los últimos zares. Siendo ella un bebé, la residencia familiar fue atacada e incendiada por enemigos del estado, lo que provocó la muerte de su madre. La niña quedó entonces bajo la protección de un soldado ruso llamado Ivan Petrovitch, quien se encargó de criarla y educarla como un padre adoptivo (Shadows and Light Vol. 1 #1 USA, febrero de 1998).

La joven pronto mostró excepcionales aptitudes psicológicas y una destreza física destacable, lo que la convirtió en una candidata perfecta para los servicios de inteligencia soviéticos y llamó la atención de individuos peligrosos. En 1941 el Barón von Strucker la secuestró y se la entregó a La Mano, la secta ninja con sede en la isla de Madripur, para que le lavase el cerebro y la convirtiese en una maestra del arte del asesinato. Ivan Petrovitch reclutó al Capitán América y al hombre que más tarde sería conocido como Lobezno para acudir al rescate (Uncanny X-Men Vol. 1 #268 USA, septiembre de 1990), en una historia dibujada por Jim Lee que fue muy sonada en su momento. Tras aquellos acontecimientos, las dotes atléticas de Natasha le sirvieron para comenzar una distinguida carrera como bailarina en la Unión Soviética, llegando a debutar en el prestigioso ballet Bolshoi. Mientras tanto, la KGB, el servicio de espionaje ruso, esperaba su oportunidad para reclutarla.

El segundo origen: el infierno de la Habitación Roja

Una segunda pista mucho más reciente nos indica que Natasha no fue criada por Ivan Petrovich, sino que éste entregó su custodia al Programa Viuda Negra, una iniciativa del Departamento X soviético. El Departamento X era una agencia secreta cuyo objetivo era crear supersoldados que se enfrentasen a occidente en nombre de la KJB, siendo el Proyecto Soldado de Invierno uno de sus mayores éxitos. Tras probar la efectividad de sus técnicas de adoctrinamiento para formar asesinos con la creación del Soldado de Invierno, el siguiente objetivo de esta agencia fue crear a la espía más letal de la historia. Para ello puso en marcha el Programa Viuda Negra, en el que Natasha y otras veintisiete niñas huérfanas fueron trasladas a unas instalaciones conocidas como Habitación Roja para ser entrenadas.

Además de proporcionarles formación en combate y operaciones encubiertas, el Programa Viuda Negra empleó potenciadores químicos e implantó falsos recuerdos en las niñas. De esta forma, las desafortunadas jóvenes creían que formaban parte de la compañía de ballet del Teatro Bolshoi cuando en realidad vivían hacinadas en unas condiciones penosas y eran sometidas a un entrenamiento físico que podía costarles la vida. La manipulación biotecnológica a la que fue sometida durante su estancia en la Habitación Roja podría explicar el lento proceso de envejecimiento de Natasha, aunque los implantes de memoria nos hacen dudar sobre la veracidad de sus recuerdos de aquella época. Lo único que sabemos con seguridad es que mientras estaba recibiendo su entrenamiento vivió un corto romance con Bucky Barnes, el Soldado de Invierno, que en aquel momento también era un peón de la inteligencia soviética (Captain America Vol. 5 #27 USA, agosto de 2007).

Natasha preocupaba a los responsables del Programa Viuda Negra, pues pese a ser la candidata más prometedora había empezado a dudar de los recuerdos que le habían sido implantados. Estas memorias falsas eran fundamentales para crear agentes durmientes que pudiesen infiltrarse en las naciones enemigas de la Unión Soviética, así como para mantener bajo control a los efectivos. Sin embargo, la lealtad de la joven se había puesto en duda cuando descubrió que sus recuerdos de haber sido bailarina en el Bolshoi eran falsos. Aún así, los responsables de la Habitación Roja la pusieron al servicio de la KGB, comenzando así su carrera como espía.

La historia de la Habitación Roja fue un retcon que reinterpretó el pasado del personaje, aunque con el tiempo se ha convertido en la versión canónica de su historia. La primera vez que conocimos esta versión de su pasado fue en Black Widow Vol. 3 #1-6 USA (noviembre de 2004 – abril de 2005), una miniserie publicada bajo el sello Marvel Knights que fue escrita por Richard K. Morgan y dibujada por Bill Sienkiewicz y Goran Parlov (con portadas de Greg Land). Desde entonces el concepto de la Habitación Roja se ha revisitado y ampliado en varias ocasiones, llegando incluso a ser mencionado en el Universo Marvel Cinematográfico. Se sabe que el Programa Viuda Negra continuó tras la marcha de Natasha, produciendo otros agentes que usaron el nombre en código Viuda Negra, como Yelena Belova (de quien hablaremos más adelante). También se sabe que hubo un programa paralelo para formar espías masculinos, aunque sólo produjo un agente: Niko Constantin. Éste resultó ser demasiado difícil de controlar como para ser usado con seguridad, por lo que dicho programa se consideró un fracaso (Captain America Vol. 1 #617 USA, junio de 2011).

Al servicio de la KGB

Todas estas complejas intrigas sobre agentes potenciados biotecnológicamente y dotados de falsos recuerdos son recientes, pero la primera aparición de la Viuda Negra en un cómic de la Casa de las Ideas se produjo en tiempos mucho más simples. Corría la década de los 60 y Estados Unidos libraba su Guerra Fría contra la Unión Soviética, lo cual tuvo un amplio impacto en la cultura popular. En aquella época, los cómics estaban poblados de malvados supervillanos comunistas que querían acabar con el pacífico modo de vida americano. Así fue como se introdujo por primera vez a Natasha Romanoff: como una pérfida espía comunista que pretendía asesinar a un inventor ruso que había desertado para pasarse al bando americano.

Siendo parte de la KGB, la agencia arregló el matrimonio entre Natasha y otro de sus agentes, el piloto de pruebas Alexi Shostakov. Tras la supuesta muerte de su marido en el accidente de un nuevo modelo de cohete (algo sobre lo que volveremos más adelante), comenzó a usar el apelativo de Viuda Negra. Fue entonces cuando fue destinada a Estados Unidos para participar en el asesinato del Profesor Anton Vanko junto a otro agente soviético, Boris Turgenov. Vanko fue el inventor de la armadura de Dinamo Carmesí, un traje de combate con propiedades electromagnéticas que había utilizado para enfrentarse a Iron Man. Sin embargo, tras conocer que sus superiores pretendían castigarle por su fracaso ante el héroe americano, Vanko desertó y comenzó a trabajar en Industrias Stark (Tales of Suspense vol. 1 #46 USA, octubre de 1963). Como represalia, la KBJ envió al agente Boris Turgenov y a la Viuda Negra para que acabasen con su vida. De esta forma, la primera aparición cronológica de Natasha data de Tales of Suspense vol. 1 #52 USA (abril de 1964), obra de Stan Lee y Don Heck.

En esta historia, el propio ministro Khruschev ordenaba a la Viuda y a su asociado que acabasen con Vanko y su nuevo patrón, Tony Stark. Para ello, la Viuda se presentó en Industrias Stark como “Madame Natasha” (Natasha es un diminutivo informal de Natalia, su verdadero nombre) e introdujo a Boris como un profesor de origen ukraniano que tenía un especial interés por la tecnología de Industrias Stark. Mientras ella distraía a Tony, Boris se infiltró en las instalaciones de la empresa, secuestró al Profesor Vanko y se apoderó de la armadura de Dinamo Carmesí. Esto obligó a Tony a asumir la identidad de Iron Man para combatir contra él. Durante la pelea subsiguiente, el Profesor Vanko se sacrificó para acabar con la vida de Boris y así destruir la armadura que había creado. Con su aliado desaparecido y su misión frustrada, Natasha escapó. No obstante, este no sería más que el primero de sus muchos encontronazos con Iron Man.

Un número después, en Tales of Suspense vol. 1 #53 USA (mayo de 1964), la Viuda Negra trataría de robar un dispositivo antigravitatorio inventado por Stark para compensar su fracaso y poder regresar a la URSS. Para ello fingió querer reconciliarse con Tony Stark para luego rociarle gas paralizador y apoderarse del aparato. Tras usarlo para robar en una joyería, Natasha contactó con la Unión Soviética para que se le perdonase. Como respuesta, la KGB envió varios agentes para asistir a la Viuda en su nueva misión: emplear el dispositivo para robar las reservas federales de oro de Fort Knox. Su plan fue frustrado de nuevo por la intervención de Iron Man, que inutilizó la máquina y obligó a la Viuda a huir por segunda vez.

En su siguiente aparición, la Viuda Negra decidió buscarse a un nuevo aliado con el que hostigar a Iron Man. La casualidad quiso que un joven aventurero que acababa de detener un robo gracias a su habilidad con el arco fuese confundido por la policía con uno de los atracadores. Durante su huida, el joven, que no era otro que Clint Barton, alias Ojo de Halcón, fue rescatado por Natasha, que no tardó en manipularlo para que luchase contra Iron Man (Tales of Suspense vol. 1 #57 USA, septiembre de 1964). De esta forma tan desafortunada comenzó la carrera de Ojo de Halcón, que fue considerado un villano antes de pasarse al lado de los héroes.

El primer enfrentamiento entre Ojo de Halcón e Iron Man se zanjó cuando una flecha explosiva desviada estuvo a punto de alcanzar a la Viuda, lo que hizo que el arquero decidiese retirarse para proteger a la mujer de la que había empezado a enamorarse. La pareja volvería a las andadas poco después, cuando Ojo de Halcón secuestró a Pepper Potts, la asistente personal de Tony Stark, para que le ayudase a robar la tecnología de Industrias Stark. Como era de esperar, Iron Man volvió a frustrar sus planes (Tales of Suspense Vol. 1 #60 USA, diciembre de 1964).

Debido a sus constantes fracasos, los soviéticos decidieron llevar a Natasha de vuelta a la URSS, donde fue equipada con un nuevo traje que le permitiría balancearse por las paredes. Poco después regresó a Estados Unidos para cumplir la orden de ejecutar a Iron Man, por lo que una vez más contactó con Ojo de Halcón para que le ayudase. El arquero, cada vez más enamorado de la espía, no pudo negarse y luchó de nuevo contra el Vengador Dorado. Durante esta última pelea, la Viuda fue herida y Ojo de Halcón abandonó a su rival para ponerla a salvo (Tales of Suspense Vol. 1 #64 USA, abril de 1965). Fue esta demostración de afecto la que hizo que Natasha comenzase a enamorarse de Clint, lo cual provocó que quisiese desertar de la Unión Soviética. Como consecuencia, fue tiroteada por agentes de la KGB y enviada al hospital. Para redimirse por todo lo sucedido, Ojo de Halcón contactó con los Vengadores, que le ofrecieron un puesto en su nueva alineación, en la que tres antiguos villanos en busca de redención (Mercurio, la Bruja Escarlata y el propio Ojo de Halcón) serían liderados por el Capitán América (Avengers Vol. 1 #16 USA, mayo de 1965).

Los Héroes Más Poderosos de la Tierra

Estando su compañero Ojo de Halcón en las filas de los Vengadores, la Viuda no tardaría mucho tiempo en seguirle, aunque su primer encuentro con el supergrupo tuvo que ser como villana. Capturada una vez más por los perversos comunistas y sometida a otro lavado de cerebro, Natasha se unió al Espadachín (Jacques Duquesne,el viejo instructor de Ojo de Halcón) y a Power Man (Erik Josten, quien luego sería conocido como Atlas en los Thunderbolts) para enfrentarse a los Vengadores (Avengers Vol. 1 #29 USA, junio de 1966). Su primer intento fracasó gracias a la oportuna intervención de Goliat y la Avispa, pero aquello se había convertido en algo personal para Ojo de Halcón. El arquero rastreó a los villanos hasta su escondite, donde dejó fuera de combate al Espadachín pero luego fue derrotado por Power Man. Al ver a su amante en peligro, la Viuda actúo en contra de su condicionamiento y le rescató. De esta forma, se liberó del lavado de cerebro y se reconcilió con Clint (Avengers Vol. 1 #30 USA, julio de 1966). Para compensar al grupo, Natasha les ayudó en su siguiente misión, en la que se encontraron con los Hijos de la Serpiente (Avengers Vol. 1 #32-33 USA, septiembre – octubre de 1966).

Tras haber probado su valía, la Viuda se postuló como nuevo integrante del grupo pese a que no tardaría en tener problemas con su estricto código moral. En su batalla contra los Ultroides, un ejército de androides al servicio de un señor de la guerra alienígena llamado Ixar, Natasha obtuvo la victoria para los héroes a costa de poner en duda dicho código moral. De hecho, la Viuda amenazó a Ixar con quitarle la vida si no retiraba a sus robots y abandona el planeta, lo cual le habría impedido entrar en los Vengadores de no ser porque Ojo de Halcón decidió encubrirlo (Avengers Vol. 1 #36-37 USA, enero – frebrero de 1967). Pese a todo, antes de que se formalizase su entrada en los Vengadores, SHIELD reclamó los servicios de Natasha para una operación encubierta que le llevaría a espiar a los comunistas chinos. Sería la primera de muchas misiones que la agencia de espionaje dirigida por Nick Furia le encomendaría desde ese momento. Antes de marcharse, Natasha rechazó unirse de forma oficial a los Vengadores y rompió su relación con Ojo de Halcón. Poco después, la prensa publicó la noticia de que la Viuda Negra era una traidora que seguía siendo enemiga de Estados Unidos, para gran disgusto del pobre Clint, aunque aquello no era más que una tapadera elaborada por SHIELD (Avengers Vol. 1 #38-39 USA, marzo – abril de 1967).

A su llegada a territorio chino, Natasha fue secuestrada y sometida a un nuevo lavado de cerebro, aunque en esta ocasión logró resistirse al proceso (Avengers Vol. 1 #42 USA, julio de 1967). A estas alturas es fácil reconocer una pauta en las apariciones de la Viuda en las colección de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, pero recordemos que estamos en la década de los 60 y que los personajes femeninos ejercían con demasiada frecuencia de damiselas en apuros (pensemos en las veces que fue secuestra la Avispa por los enemigos del grupo, por ejemplo). Al menos esta vez los taimados comunistas fracasaron al intentar reprogramar a su antigua agente y tuvieron que recluirla en una celda. Cuando los Vengadores se enteraron de esto viajaron hasta China para rescatar a su compañera, donde tuvieron que luchar contra el Guardián Rojo, un supersoldado soviético que resultó ser el marido de Natasha, el supuestamente fallecido piloto de pruebas Alexi Shostakov. La URSS había creado al Guardián Rojo como la respuesta comunista al Capitán América y había ocultado todo rastro de él haciendo creer a todos que había muerto en un accidente. El plan de los soviéticos consistía en apoyar a sus camaradas chinos y usar una serie de dispositivos similares al que habían usado para tratar de lavar el cerebro de la Viuda sobre los países occidentales. Obviamente, los Vengadores frustraron su objetivo y derrotaron al Guardián Rojo. Durante la batalla, Natasha fue herida y Alexi encontró la muerte… aunque no sería la última vez que le veríamos (Avengers Vol. 1 #43-44 USA, agosto – septiembre de 1967).

Después de aquello, la Viuda decidió dejar atrás su carrera como aventurera, distanciándose de Ojo de Halcón y de los demás Vengadores. No obstante, volvió a la acción cuando SHIELD reclamó sus servicios para evitar que Cabeza de Huevo usase su estación espacial para atacar el planeta. Por desgracia, Natasha fue capturada por el villano. Ojo de Halcón, que aún estaba enamorado de ella, acudió al rescate y tomó el suero de crecimiento de Hank Pym para convertirse en el nuevo Goliat (Avengers Vol. 1 #63-64 USA, abril – mayo de 1969). Aunque logró rescatarla a costa de un gran sacrificio personal, ni siquiera eso sirvió para reavivar la relación entre Clint y Natasha. Poco después, la Viuda decidió no volver a ver más a su antiguo amante, dedicando todo su tiempo a colaborar con SHIELD (Avengers Vol. 1 #76 USA, mayo de 1970). Transcurriría algún tiempo hasta su regreso a los Vengadores para, esta vez sí, integrarse de forma oficial en el equipo.

La Viuda Negra y el Hombre sin Miedo

En esa época Natasha decidió dejar atrás el pasado y se reinventó a sí misma, abandonando su antiguo traje y adoptando el uniforme ajustado que ha sido su seña de identidad desde entonces (y que posiblemente se inspiró en alguna de las series de televisión sobre espías de la época, como The Avengers o The Man from UNCLE). También se equipó con los brazaletes que le permitían emitir descargas eléctricas a sus enemigos, lo que recibió el nombre de “picadura de la Viuda”. Como prueba de sus habilidades decidió enfrentarse a Spiderman para descubrir el secreto de sus poderes arácnidos y así incluirlos en su repertorio. Tras un breve e intenso combate, el trepamuros se las ingenió para escapar airoso, aunque de todas formas Natasha decidió dejar de perseguir las habilidades ajenas y empezar a confiar en las suyas propias (Amazing Spider-Man Vol. 1 #86 USA, julio de 1970).

Entre 1970 y 1971, la Viuda protagonizó su propio serial dentro de la cabecera Amazing Adventures, en la que también se publicaban las aventuras de los Inhumanos (Amazing Adventures Vol. 2 #1-8 USA, agosto de 1970 – septiembre de 1971). Las andanzas de Natasha en esta colección no tuvieron demasiada trascendencia, aunque no tardaría en encontrar un nuevo hogar en las páginas de la colección dedicada a Daredevil, por donde también se dejaría caer su viejo mentor Ivan Petrovich.

Su entrada en la vida del Hombre sin Miedo no pudo ser más oportuna, ya que la Viuda evitó que Daredevil muriese ahogado en el puerto de Nueva York por culpa del Búho. Luego ambos se aliaron para capturar al villano y entregarlo a la policía (Daredevil Vol. 1 #81 USA, noviembre de 1971). Desde ese momento, Natasha se convirtió en un personaje regular en la serie de Daredevil y empezaría a tener un relación algo más que profesional con Matt. Los métodos de la Viuda volverían a causarle problemas cuando provocó que el Escorpión se precipitase desde la azotea en la que estaban combatiendo, haciendo que un testigo asegurase que había asesinado al villano a sangre fría (Daredevil Vol. 1 #82 USA, diciembre de 1971). Acusada de asesinato y perseguida por la policía, la Viuda consiguió ponerse a salvo hasta que la desaparición del cadáver del Escorpión obligó a que se retirasen los cargos contra ella (Daredevil Vol. 1 #83 USA, enero de 1972).

La pareja viajó hasta Suiza, donde se inició su idilio amoroso. Allí fueron atacados por una inteligencia artificial procedente del lejano futuro que pretendía acabar con ellos antes de que interfiriesen en ciertos acontecimientos que podrían provocar el fin de la humanidad (Daredevil Vol. 1 #84 USA, febrero de 1972). Tras salir con vida por los pelos, su incipiente romance se encontró con un duro obstáculo cuando Matt se reencontró con su antigua pareja, Karen Page, al regresar a Nueva York (Daredevil Vol. 1 #85 USA, marzo de 1972). Sin embargo, Karen no podía continuar una relación con Matt sabiendo que arriesgaba su vida cada vez que adoptaba la identidad del Hombre sin Miedo, así que decidió marcharse y dejar vía libre al romance entre Daredevil y la Viuda (Daredevil Vol. 1 #86 USA, abril de 1972). Ambos trasladaron su base de operaciones a la ciudad de San Francisco, donde Natasha adoptó una nueva identidad como escritora de una revista de moda. Mientras esto sucedía, luchó codo con codo junto a Daredevil, derrotando a villanos como Electro y el Hombre Púrpura.

En esa época un viejo conocido volvió a la vida de Natasha: un mercenario llamado Danny French con el que había llevado a cabo una misión que había acabado en fracaso. Dicha misión consistía en recuperar un artefacto llamado Proyecto 4, un orbe energético de origen desconocido. Su encuentro les llevó a buscar de nuevo el objeto, aunque Natasha desconfiaba de las verdaderas intenciones de Danny. En realidad el mercenario había sido contratado por un adinerado fabricante de munición llamado Damon Dran, que pretendía exponerse a las energías del orbe para obtener superpoderes y así sobrevivir al holocausto nuclear que creía inminente. Así, con la involuntaria participación de la Viuda y de su aliado, Damon Dran usó el Proyecto 4 para transformarse en el Hombre Indestructible. Durante el combate posterior entre Daredevil, la Viuda y Danny contra este villano, el mercenario sacrificó su vida, acabando también con Dran en el proceso… o eso parecía (Daredevil Vol. 1 #90-94 USA, agosto – diciembre de 1972).

El reencuentro con Clint Barton, que había retomado su identidad de Ojo de Halcón, volvió a agitar la situación. Clint acabada de abandonar a los Vengadores y se presentó en San Francisco con la intención de retomar su romance con Natasha. La presencia de Daredevil despertó los celos del arquero, que acabó enzarzándose en una pelea contra él. Tras poner fin al altercado, ambos se percataron de lo absurdo de sus actos y decidieron que fuese la Viuda quien decidiese a cuál de ellos quería en realidad. No obstante, su respuesta tendría que esperar, ya que los Vengadores llegaron dispuestos a reclutarlos para acabar con la amenaza del mutante Magneto (Daredevil Vol. 1 #99 USA, mayo de 1973). Magneto había aprisionado a gran parte de los Vengadores, por lo que Daredevil y la Viuda se unieron a los miembros restantes del equipo para plantarle cara y rescatarles (Avengers Vol. 1 #111 USA, mayo de 1973). Solucionada la amenaza, los Vengadores volvieron a ofrecerle un puesto a Natasha, aunque ella decidió rechazarlo para volver a San Francisco junto al Hombre sin Miedo. De esta forma, Ojo de Halcón obtuvo su respuesta (Avengers Vol. 1 #112 USA, junio de 1973).

De nuevo junto a Matt, la Viuda volvería a encontrarse con Spiderman, aunque en esta ocasión como aliados (Daredevil Vol. 1 #103 USA, septiembre de 1973). Kraven el Cazador, el Escarabajo, Nekra, el Gladiador, el Búho… las aventuras se fueron sucediendo y los villanos fueron pasando por las páginas de la colección para ser derrotados por la pareja de justicieros. Cabe destacar que desde el número 92 hasta el 107, la cabecera del Hombre sin Miedo se tituló Daredevil and the Black Widow, apareciendo el nombre de la Viuda junto al de Daredevil en portada. Esto nos sirve para hacernos una idea del importante papel que desempeñó Natasha durante esta etapa. Si bien es cierto que con el tiempo dejó de ser un personaje central para entrar a formar parte del reparto de secundarios habituales, el personaje siguió estando presente durante un largo tiempo.

Un momento destacado que marcaría el devenir de la relación entre Natasha y Matt se produjo en Daredevil Vol. 1 #120 USA (abril de 1975), cuando ella le confesó su preocupación acerca de lo mucho que había cambiado a consecuencia de su relación. La Viuda solía ser una mujer independiente, pero eso había cambiado desde que se había emparejado con Daredevil. Es más, en ese momento no sentía que estuviese siendo tratada como una igual, sino como una ayudante. La desafortunada respuesta de Matt fue cambiar radicalmente de tema y regalarle un vestido para celebrar juntos la fiesta de año nuevo. Desde entonces la relación entre ellos comenzó a volverse tensa y Natasha decidió marcar bien las distancias, aunque no dudó en echarle una mano cuando la ocasión lo requería (por ejemplo cuando Foggy Nelson fue secuestrado por HYDRA). Finalmente, decidió que había llegado el momento de volver a vivir aventuras en solitario para reencontrarse a sí misma, así que se despidió de Matt con la promesa de que volvería con él en el momento en que hubiese encontrado aquello que estaba buscando (Daredevil Vol. 1 #124 USA, agosto de 1975).

La formación de los Campeones, el regreso a los Vengadores y nuevas aventuras en solitario

El primer destino de Natasha tras su ruptura con Daredevil fue la ciudad de Los Ángeles, donde acabó liderando una breve formación de los Campeones en la que sería acompañada por Hércules, el Motorista Fantasma, el Ángel y el Hombre de Hielo. Un incidente en el campus de la UCLA, donde la Viuda estaba esperando para realizar una entrevista para el puesto de profesora de ruso, acabaría reuniendo a este dispar grupo de héroes. En su primera aventura, los héroes ayudaron a Hércules y a Venus a luchar contra Plutón en una batalla que les acabó llevando hasta el mismísimo Olimpo (Champions Vol. 1 #1-3 USA, octubre de 1975 – febrero de 1976). Posteriormente el grupo se enfrentó a amenazas como el Grifo, Estrella Oscura, el Hombre de Titanio, Dinamo Carmesí, el Enjambre, Magneto o los Centinelas. La trayectoria de estos Campeones fue muy corta, ya que su colección se canceló en Champions Vol. 1 #17 USA (enero de 1978) debido a su escaso éxito. Sin embargo, supuso un paso importante para la Viuda Negra en el sentido de que probó su capacidad para liderar un grupo y escapar del rol de personaje secundario e interés romántico en el que se había encasillado durante los años anteriores. Durante esa época también mantuvo un escarceo amoroso con Hércules, con quien permanecería durante una temporada tras la disolución de los Campeones.

Natasha y Hércules volvieron a los Vengadores justo a tiempo para participar en la mítica Saga de Korvac, la cual supuso la entrada oficial de la Viuda en el equipo (Avengers Vol. 1 #173 USA, julio de 1978). No obstante, enfrentarse a un ser con el poder cósmico de Michael Korvac le hizo reflexionar acerca de su relación con el dios olímpico. Asumiendo que el amor entre mortales e inmortales no suele acabar bien, Natasha puso fin a su romance con Hércules. No mucho después volvió a encontrarse con Daredevil, quien contactó con ella en la Mansión de los Vengadores para comunicarle que había empezado una relación con otra mujer (Daredevil Vol. 1 #155 USA, noviembre de 1978), dejando así a Natasha libre de ataduras emocionales. De todas formas, la Viuda fue expulsada de los Vengadores poco después, cuando el infame enlace gubernamental Henry Peter Gyrich reorganizó la formación del equipo y la limitó a siete miembros (Avengers Vol. 1 #181 USA, marzo de 1979).

El siguiente destino de nuestra heroína fue la colección Marvel Team-Up, en la que Spiderman compartía aventuras con otros personajes de la Casa de las Ideas. Mientras trabajaba para SHIELD, la Viuda fue capturada por Víbora y torturada por HYDRA. Como consecuencia, su mente perdió el contacto con la realidad y asumió una de sus antiguas identidades falsas de su época como espía, la de la profesora de escuela Nancy Rushman. Bajo esta identidad se encontró con Spiderman, poco antes de que las fuerzas de SHIELD contactasen con ellos. Esto llevó a Spiderman a unir fuerzas con Nick Furia y Shang-Chi para enfrentarse a Víbora y a su aliado, el Samurái de Plata, para poder restaurar la memoria de Natasha. Finalmente, Víbora y el Samurái de Plata fueron derrotados mientras intentaban asaltar el helitransporte de SHIELD y la Viuda acabó recuperando sus recuerdos. Curiosamente, durante el tiempo en que actúo como Nancy Rushman había desarrollado cierta atracción hacia el trepamuros, aunque aquel episodio no tuvo mayor relevancia (Marvel Team-Up Vol. 1 #82-85 USA, junio – septiembre de 1979). Su siguiente encuentro con Spiderman fue bastante más convencional, con ambos héroes colaborando para detener al Búho (Marvel Team-Up Vol. 1 #98 USA, octubre de 1980).

El azar quiso cruzar de nuevo los destinos de Natasha y Daredevil en la época en la que Frank Miller se encargaba de guionizar las aventuras del Diablo Guardián. En esta ocasión, los ninjas de La Mano envenenaron a la Viuda mientras trataba de impedir que se apoderasen del cadáver de uno de sus maestros guerreros, Kirigi. El veneno debilitó su cuerpo y en última instancia acabó con su vida. No obstante, Stick (el mentor de Matt en el uso de sus supersentidos) y sus aliados del clan conocido como La Casta realizaron un ritual místico para resucitarla. En la batalla posterior entre la Mano y la Casta, Stick entregó su vida para proteger a Daredevil. Aunque en ese momento no lo sabía, el verdadero objetivo de la Mano era resucitar a su antigua amante Elektra mediante un procedimiento similar al que había devuelto la vida a Natasha (Daredevil Vol. 1 #187-189 USA, octubre – diciembre de 1982).

No mucho después, la Viuda Negra protagonizó su segundo serial en la cabecera Marvel Fanfare, escrito por Ralph Macchio y dibujado por George Pérez. En esta ocasión, Nick Furia contactó con ella para informarle de que su viejo mentor Ivan Petrovich podría haber sido secuestrado… o peor aún, que había vuelto a las filas soviéticas. Aquello resultó ser un plan de un desfigurado Damon Dran, que había sobrevivido a su combate contra Daredevil y la Viuda años atrás y estaba deseando vengarse. Natasha consiguió derrotar a sus secuaces y rescatar a Ivan, dejando a Damon Dran a su suerte cuando su base de operaciones estalló. No obstante, aquella no sería la última vez que se encontraría con el villano (Marvel Fanfare Vol. 1 #10-13 USA, septiembre de 1983 – marzo de 1984). Este serial de Marvel Fanfare fue recopilado en un tomo del coleccionable Marvel Héroes de Panini (Marvel Héroes Viuda Negra: Red de Intrigas), que también incluyó la primera aparición de la Viuda en Tales of Suspense, su primer enfrentamiento contra Spiderman y el serial que protagonizó en Amazing Adventures. Por tanto, se trata de un tomo muy interesante para echar un vistazo al pasado del personaje.

Líder de los Vengadores

Tras su segundo serial, la Viuda Negra se vio relegada una vez más a convertirse en un personaje secundario al que había que seguir la pista a través de diversas colecciones. Por ejemplo, apareció en Daredevil vol. 1 #217 USA (abril de 1985), un número que se recuerda más por la magnífica portada de Barry Windsor-Smith que por sus interiores. También fue una presencia habitual en los grandes acontecimientos relacionados con los Vengadores, como los crossovers Actos de Venganza y Atlantis Ataca, pero aún tuvieron que pasar algunos años hasta que volviese a primera plana. Fue en esta época en la que cambió su traje negro por uno gris.

El momento más relevante para la Viuda durante aquellos años fue la publicación de su novela gráfica (Marvel Graphic Novel Vol. 1 #61 USA Black Widow: The Coldest War, abril de 1990), que fue escrita por Gerry Conway e ilustrada por George Freeman. En esta historia los rusos usaron un Simulacro Dotado de Vida que replicaba a Alexi Shostakov, el marido fallecido de Natasha, para engañar a la Viuda y volverla contra Estados Unidos. Como era de esperar, su intento fracasó y nuestra heroína acabó destruyendo a la réplica artificial de Alexi.

Algún tiempo después, la Viuda regresó a los Vengadores como parte de una nueva formación en la que compartió aventuras junto al Capitán América, Thor, la Visión, Hulka, Quasar y Sersi (Avengers Vol. 1 #329 USA, febrero de 1991). Más tarde Hércules, Crystal y el Caballero Negro completarían el equipo, que se vio obligado a participar en la guerra entre los Kree y los Shi’ar durante el evento conocido como Operación: Tormenta Galáctica. Durante este enfrentamiento los Vengadores descubrieron que aquel conflicto entre los dos imperios había sido orquestado por la Inteligencia Suprema Kree, produciéndose una importante escisión en el equipo: algunos Vengadores decidieron tomarse la justicia por su mano y ejecutar a la Inteligencia Suprema pese a la oposición de los demás (Avengers Vol. 1 #347 USA, mayo de 1992). Esto llevó al abandono del Capitán América, que dejó al grupo sin un líder. Sería la Viuda la que poco después asumiría el cargo, aunque dejando el papel de líder de campo al Caballero Negro.

Se inició así una interesante etapa en la que Bob Harras se encargó de escribir la colección de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, siendo constante la amenaza de Proctor, un Caballero Negro de una dimensión alternativa que había enloquecido tras haber sido amado y posteriormente abandonado por la Sersi de su mundo. De esta forma, había reunido a un grupo de superseres de distintas dimensiones y viajaba a través del multiverso eliminando a todas las versiones de Sersi con las que se encontraba. Su primera aparición se produjo en Avengers Vol. 1 #355 USA (octubre de 1992), aunque sería un villano recurrente durante una larga temporada. De hecho, gran parte de la etapa estuvo orientada alrededor del Caballero Negro y Sersi, con Crystal teniendo un papel destacado. Pese a ser la líder de los Vengadores en ese momento, la Viuda tuvo una importancia tangencial en gran parte de las historias de aquella época. Por ejemplo, en Avengers Vol. 1 #385 USA (abril de 1995), un viejo conocido de la inteligencia rusa se puso en contacto con ella para ponerle sobre aviso de unos misteriosos pulsos de energía que llevaron al grupo a descubrir los planes de Ideas Mecánicas Avanzadas para recrear el Cubo Cósmico.

Siendo líder del equipo, Natasha participó en los acontecimientos de La Encrucijada, una saga de la que no se guarda un recuerdo precisamente positivo y de la que no vamos a decir gran cosa. La popularidad de los Vengadores había ido disminuyendo durante los años anteriores y Marvel estaba a punto de llevar a cabo un plan descabellado para intentar que recuperasen el atractivo de cara a los lectores. Por tanto, la única historia que vamos a mencionar de aquel momento fue la que se produjo en Avengers Vol. 1 #398-399 USA (mayo – junio de 1996), en la que un cyborg llamado Benedict irrumpió en la Mansión de los Vengadores para secuestrar a Madame Máscara, que en aquella época estaba actuando como aliada del grupo. La Viuda Negra desconfiaba de las intenciones de Máscara, por lo que permitió que Benedict se la llevase. A cambio, el cyborg le entregó un misterioso disco de datos. Aquel argumento quedó inconcluso durante años y bien podría haber acabado en el olvido de no ser porque otro guionista decidió recuperarlo, aunque ya llegaremos a eso más adelante.

La tragedia de Onslaught y la llegada de los Thunderbolts

Corría la loca década de los 90 y los mutantes eran los grandes protagonistas de Marvel, de tal manera que los eventos mutantes determinaban el destino de la Casa de las Ideas. Es lo que sucedió durante Onslaught, una saga en la que una parte de la mente del Profesor Xavier que había sido corrompida por la influencia maligna de Magneto adquirió autonomía y puso en jaque tanto a los héroes mutantes como a los Vengadores y a los Cuatro Fantásticos. Para derrotar a este ser, gran parte de los héroes no mutantes se sacrificaron a sí mismos y parecieron morir antes las cámaras de televisión de todo el mundo (Onslaught: Marvel Universe, octubre de 1996). Sin embargo, en realidad habían sido transportados al interior de un universo de bolsillo creado por Franklin Richards y la editorial aprovechó está circunstancia para relanzar sus colecciones, dejándolas a cargo de autores como Jim Lee o Rob Liefeld. Era la loca década de los 90, como decíamos, y aquello fue conocido como Heroes Reborn.

Por suerte, la Viuda Negra fue uno de los pocos héroes no mutantes que se libró de aquel experimento editorial. Tras sobrevivir a la lucha final contra Onslaught, se culpó por la muerte de sus compañeros Vengadores y asumió su responsabilidad en aquella tragedia. Después de todo, el grupo había desaparecido bajo su liderazgo. Sus intentos por reconstruir el grupo fueron infructuosos, por lo que la Mansión fue clausurada y Natasha se dejó consumir por la rabia, lanzándose en una cruzada solitaria contra todos los antiguos villanos de los Vengadores que pudo encontrar.

Fue entonces cuando el Barón Zemo y sus Amos del Mal decidieron aprovecharse de las circunstancias y hacerse pasar por héroes, asumiendo nuevas identidades y dándose a conocer como los Thunderbolts. Aunque fueron acogidos por los héroes restantes con entusiasmo, la Viuda desconfió de ellos casi desde el primer momento. En Thunderbolts Vol. 1 #3 USA (junio de 1997), esta primera encarnación de los Thunderbolts se encontró con nuestra heroína mientras combatía a los miembros de una nueva alineación de los Amos del Mal reunida por Capucha Escarlata. Ya entonces Natasha desconfió de los supuestos héroes y no tardó en sospechar cuáles eran sus verdaderas identidades. Poco después, abordó a dos miembros de los Thunderbolts, MATCH-1 y Pájaro Cantor (anteriormente los villanos Escarabajo y Mimí Aulladora), confirmando que desconfiaba del líder de los Thunderbolts y advirtiéndoles de que caerían con él si seguían a su lado. Durante aquel encuentro, la Viuda compartió con ellos una historia de la época en la que Ojo de Halcón, Mercurio y la Bruja Escarlata acababan de unirse al equipo de héroes para compensar sus pasados como villanos. Aquello afectó a MATCH-1 y a Pájaro Cantor, que habían empezado a creerse de verdad el rol de superhéroes que habían asumido (Thunderbolts Vol. 1 #9 USA, diciembre de 1997).

El regreso de los héroes y el paso a Marvel Knights

Los Vengadores acabaron regresando, por supuesto, dando lugar a una apasionante etapa que corrió a cargo de Kurt Busiek y George Pérez. El primer arco argumental del nuevo volumen de los Héroes más Poderosos de la Tierra reunió a todos aquellos que habían sido parte del grupo hasta el momento, incluyendo a la Viuda, en una historia en la que Morgana Le Fay usó la magia de la Bruja Escarlata y el poder de la Espada del Crepúsculo para rehacer la realidad a su antojo (Avengers Vol. 3 #1-3 USA, febrero – abril de 1998). Natasha no participó en la nueva alineación que se formó tras aquella aventura, ya que abandonó la Mansión sin dar explicaciones a sus compañeros (Avengers Vol. 3 #4 USA, mayo de 1998). Curiosamente, tampoco participó en la derrota del Barón Zemo cuando se descubrió la verdadera identidad de los Thunderbolts, pese a que ella había sido la primera en ver más allá de su tapadera (Thunderbolts Vol. 1 #11-12 USA, abril – marzo de 1998). Nuestra heroína tenía un importante asunto entre manos que aún tardaría un tiempo en desvelarse.

Mientras tanto la Viuda pasó a formar parte de la línea Marvel Knights, que agrupaba una serie de colecciones que se alejaban del tono juvenil del resto del Universo Marvel en pos de temáticas más adultas (aunque sin llegar a los excesos de la línea Marvel MAX). Fue una línea en la que proliferaron los héroes callejeros, aunque personajes como Spiderman y los Cuatro Fantásticos también tuvieron su colección bajo el sello Marvel Knights. Natasha contó con varias miniseries publicadas dentro de esta línea. Eso no quiere decir que estuviese desconectada del resto del Universo Marvel, pero durante una temporada se movió dentro del entorno de Marvel Knights. Por ejemplo, pudimos verla en su amargo reencuentro con Daredevil. Aquello fue durante uno de los peores momentos de la vida de Matt, que había sido puesta patas arriba por culpa del villano Misterio. Daredevil se enfrentó a ella por el efecto de las drogas a las que había sido expuesto y mientras tanto Bullseye acabó con la vida de su amante, Karen Page. Tras el funeral de Karen, la Viuda confesó que aún estaba enamorada de Matt, aunque sabía que era imposible que una relación entre ellos pudiese funcionar porque él albergaba demasiada ira en su interior (Daredevil Vol. 2 #1-8 USA, noviembre de 1998 – junio de 1999).

En su primera miniserie dentro de Marvel Knights (Black Widow Vol. 1 #1-3 USA, junio – agosto de 1999), Natasha conoció a Yelena Belova, la nueva Viuda Negra de la inteligencia rusa que buscaba reclamar el título para sí. Yelena se enfrentó a Natasha para obtener un arma biológica secreta, pero fue derrotada. Finalmente, Natasha destruyó el suero con la ayuda de SHIELD. Este no sería su último encuentro con quien pretendía ser la sucesora del manto de la Viuda Negra, pero antes de volver a enfrentarse con ella volvería a reunirse con sus compañeros de los Vengadores para cerrar un argumento que muchos creían ya olvidado.

Después de ser testigos de la supuesta muerte de Madame Máscara al ser atacada por el Segador, los Vengadores comenzaron a sospechar que no era la verdadera sino una réplica. La Viuda se reunió con ellos para compartir la información que recibió tiempo atrás, cuando el cyborg Benedict secuestró a otra réplica de Máscara en la Mansión de los Vengadores. Aquel disco dorado que le había entregado el cyborg contenía información sobre las familias criminales de MAGGIA. Natasha había puesto aquellos datos en manos de SHIELD para ayudar a desmantelar la organización, pero el regreso del Conde Nefaria, el líder de MAGGIA, convirtió aquello en asunto de los Vengadores (Avengers Vol. 3 #32 USA, septiembre de 2000). Mientras sus compañeros trataban de rescatar a la verdadera Máscara de un renovado Conde Nefaria en la cúspide de su poder, la Viuda se reunió con su antiguo camarada Ojo de Halcón, que había asumido el liderazgo de los Thunderbolts en su búsqueda de redención tras la derrotada del Barón Zemo (Thunderbolts Vol. 1 #43 USA, octubre de 2000). Aquello acabó con los Vengadores y los Thunderbolts aliándose para derrotar al Conde durante el crossover conocido como Los Protocolos Nefaria.

De nuevo bajo el sello Marvel Knights, Natasha se unió a un inusual grupo de justicieros callejeros junto a Daredevil, el Castigador, Shang-Chi y Puñal (Marvel Knights Vol. 1 #1 USA, julio de 2000), enfrentándose a enemigos como Ulik el Troll, Pesadilla o Zheng Zu. El objetivo de este grupo reunido por el Hombre sin Miedo iba a ser capturar al Castigador después de que asesinase supuestamente a Nick Furia, aunque aquello resultó ser un malentendido con un Simulacro Dotado de Vida. Estos Marvel Knights tuvieron una trayectoria de quince números, todos ellos guionizados por Chuck Dixon y dibujados por Ed Barreto. La Viuda compaginó su colaboración con ellos con sus actividades como agente de SHIELD, que no tardarían en hacer que se cruzase de nuevo con Yelena Belova. Natasha llegaría a intercambiar su rostro con el de Yelena para averiguar los planes de quienes se encontraban detrás de esta aspirante a Viuda Negra. De esta forma, pudo frustrar una venta de armas que databan de la Guerra Fría (Black Widow Vol. 2 #1-3 USA, enero – marzo de 2001). Aquella historia tuvo una secuela centrada en Yelena que se publicó un tiempo después dentro de la línea MAX con la advertencia de contener material explícito (Black Widow: Pale Littler Spider #1-3 USA, junio – agosto de 2002).

Cuando el gobierno búlgaro capturó a Víbora (que para entonces había asumido el nombre de Madame HYDRA) y presionó a Estados Unidos para que fuese intercambiada por la custodia de la Viuda Negra, Natasha buscó la ayuda de Daredevil. Apoyados por SHIELD, ambos descubrieron que aquello había sido un complot organizado por el marido de Natasha, Alexi Shostakov, que efectivamente seguía vivo pese a haber sido dado por muerto en el pasado. Finalmente, fue detenido y puesto bajo custodia de SHIELD. Esto sucedió durante la etapa de Brian Michael Bendis y Alex Maleev en las páginas del Hombre sin Miedo (Daredevil Vol. 2 #61-64 USA, agosto – noviembre de 2004).

El legado de la Habitación Roja y la guerra secreta de Nick Furia

La reaparición de su marido motivó a Natasha a tomarse unas merecidas vacaciones en Arizona, aunque tuvo que volver a la acción cuando descubrió que alguien estaba asesinando a los agentes que habían sido formados por el Programa Viuda Negra. Mientras rastreaba a los asesinos, descubrió la existencia de la Habitación Roja y de las manipulaciones a las que había sido sometida desde niña: le habían sido implantados recuerdos falsos, había sido sometida a condicionamiento psicológico mediante drogas psicoactivas y había sido potenciada por el uso de biotecnología. Incluso había sido mantenida bajo control gracias al uso de feromonas, que posteriormente Nick Furia había aprovechado para que su lealtad se inclinase hacia SHIELD. El rastro de los asesinatos que investigaba le condujo hasta Vassily Illyich Ulyanov, uno de los máximos responsables de la Habitación Roja, que se había aliado con el CEO de una importante empresa biotecnológica llamada Gynacon y pretendía usar las investigaciones del Programa Viuda Negra para crear armas biológicas. Natasha acabó matándolos a los dos, ganándose así las antipatías del gobierno estadounidense (Black Widow Vol. 3 #1-6 USA, noviembre de 2004 – abril de 2005).

Esta miniserie, obra de Richard K. Morgan, Bill Sienkiewicz y Goran Parlov fue la que estableció el nuevo origen de Natasha, tal y como comentábamos al principio. El guionista retomó al personaje en otra miniserie posterior, en la que ataría algunos cabos sueltos relacionados con Gynacon y volvería a traer a escena a Yelena Belova (Black Widow 2 #1-6 USA, noviembre de 2005 – abril de 2006). Sería la última serie de la Viuda Negra publicada bajo el sello Marvel Knights.

Pese a ser uno de los agentes de máximo nivel de SHIELD, la Viuda no conocía todos los secretos de su director, Nick Furia. Siguiendo la pista sobre la posible financiación extranjera de los supervillanos que atacaban Estados Unidos, Natasha descubrió que estaban siendo equipados por la primera ministra de Latveria, Lucia von Bardas (el Doctor Muerte estaba atrapado en otra dimensión en ese momento). Cuando el gobierno americano se negó a autorizar la intervención de SHIELD en territorio latveriano, Furia reunió a un grupo de intervención en el que el Capitán América, Spiderman, Luke Cage, Daredevil, Lobezno y la agente Daisy Jonhson acompañarían a la Viuda Negra en un asalto al castillo de Lucia von Bardas. Como los héroes acabaron desaprobando aquella “guerra secreta”, Furia se aseguró de borrar sus recuerdos. Aquella historia escrita por Brian Michael Bendis acabó con Furia abandonando la agencia de espionaje, que quedó al cargo de Maria Hill, y con la Viuda Negra retirándose durante una temporada (Secret War Vol. 1 #1-5 USA, abril de 2004 – diciembre de 2005). No obstante, al tratarse de uno de los agentes de mayor nivel que quedaban dentro de SHIELD no tardaría mucho en ser reclamada de nuevo para el servicio activo.

Entre Civil War y Reinado Oscuro

Durante la guerra civil superheróica motivada por el Acta de Registro Superhumano, Natasha se alió con el bando pro-registro liderado por Iron Man, combatiendo al Capitán América y a sus aliados (Civil War Vol. 1 #1-7 USA, julio de 2006 – enero de 2007). Tras la victoria del bando pro-registro, Natasha fue reclutada por Iron Man para formar parte de una nueva encarnación de los Vengadores. En ese caso, el equipo reuniría a la Viuda Negra con el propio Iron Man, Ms. Marvel, Ares, el Vigía, la Avispa y Wonder Man (Mighty Avengers #1 USA, mayo de 2007). Durante su corta trayectoria, este grupo se enfrentó a amenazas tales como Ultrón, el Doctor Muerte o una invasión de simbiontes similares a Veneno creados por un virus. Precisamente durante esta plaga de simbiontes el grupo recibió a un nuevo miembro: Jessica Drew, alias Spiderwoman, que había desertado del grupo de Vengadores que actuaba al margen de la ley tras descubrir indicios de una invasión Skrull. La Viuda Negra sospechó desde el primer momento de Spiderwoman y no le faltaba razón: en realidad era una impostora Skrull haciéndose pasar por la verdadera Jessica Drew.

Pero nos estamos adelantando a los acontecimientos. Antes de que los planes de la falsa Spiderwoman desencadenasen el evento conocido como Invasión Secreta, Iron Man ordenó a Natasha que se asegurase de que el traje y el escudo del fallecido Capitán América fuesen trasladados al Museo de Historia Nacional de Washington. Allí serían expuestos, ya que Steve Rogers era irreemplazable y nadie debería reclamar el manto del Capitán América. Esa misión aparentemente sencilla hizo que de nuevo se cruzase los caminos de Nastasha y Bucky Barnes, el Soldado de Invierno, con quien había mantenido un breve romance en la época en la que ambos eran agentes soviéticos. Bucky noqueó a Natasha y robó el escudo del Capitán América (Captain America Vol. 5 #27 USA, agosto de 2007). Esto llevaría a SHIELD a ordenar a la Viuda que persiguiese al Soldado de Invierno antes de que éste atacase a Iron Man, a quien creía responsable de la muerte del Capi. De esta forma, Natasha sería un personaje habitual en las páginas de la colección que escribía Ed Brubaker. Una vez que Iron Man accedió a que el Soldado de Invierno asumiese la identidad del Capitán América y le permitió actuar de forma independiente, Natasha le apoyaría en diversas aventuras antes de volver con SHIELD, reavivando así el romance que habían compartido en el pasado.

El panorama cambió de forma radical tras la derrota de los infiltrados Skrull (Secret Invasion #1-8 USA, septiembre de 2008 – enero de 2009). SHIELD fue reconstruida bajo el nombre de HAMMER, siendo Norman Osborn el nuevo director. La Viuda Negra ya no tenía lugar en esta nueva organización, por lo que pareció desaparecer del mapa. En realidad, siguiendo órdenes de Nick Furia se había infiltrado en los Thunderbolts, el grupo de villanos que actuaba a las órdenes del gobierno y que había estado supervisando Osborn. Para esta misión, Natasha se hizo pasar por Yelena Belova (Thunderbolts Vol. 1 #128 USA, marzo de 2009). Lo que no sabía es que los mensajes que estaba recibiendo no procedían de Furia sino del propio Osborn, que pretendía averiguar el paradero del auténtico Furia.

Osborn ordenó a “Yelena” que asesinase a la ex-miembro de los Thunderbolts Pájaro Cantor, mientras por otro lado se hizo pasar por Furia y le indicó que debía poner a salvo a Pájaro Cantor por la información que tenía sobre Osborn (Thunderbolts Vol. 1 #133 USA, agosto de 2009). Natasha se vio obligada a poner fin a su mascarada para proteger a Pájaro Cantor, a quien escoltó hasta el lugar donde se encontraba el verdadero Nick Furia sin saber que había sido seguida. Osborn, sus Vengadores Oscuros y sus Thunderbolts se enfrentaron a los Guerreros Secretos reunidos por Furia, que lograron escapar por los pelos (Secret Warriors Vol. 1 #7-9 USA, octubre-diciembre de 2009). Natasha y Pájaro Cantor no tuvieron tanta suerte y fueron apresadas, aunque lograría escapar poco después gracias a la ayuda de algunos miembros de los Thunderbolts descontentos con Osborn (Thunderbolts Vol. 1 #125-126 USA, octubre – noviembre de 2009).

El Reinado Oscuro de Norman Osborn llegaría a su fin poco después, cuando fracasó su asedio a Asgard (Siege Vol. 1 #1-4 USA, marzo – junio de 2010). El renacido Steve Rogers ocuparía entonces su puesto y reorganizaría a los Vengadores en diversos equipos. Para entonces la Viuda Negra ya había hecho su debut en el Universo Marvel Cinematográfico (fue en Iron Man 2, de Jon Favreau), por lo que su popularidad fue aumentando durante los años siguientes y empezó a tener una mayor presencia en los cómics de la Casa de las Ideas.

Aventuras durante la Edad Heroica

Durante la llamada Edad Heroica, Natasha protagonizó el cuarto volumen de sus aventuras en solitario, que en esta ocasión se extendió durante ocho números: los cinco primeros corrieron a cargo de Marjorie Lui y Daniel Acuña, mientras que los tres restantes fueron obra de Duane Swierczynski y Manuel García (Black Widow Vol. 4 #1-8 USA, junio de 2010 – enero de 2011). El primer arco, titulado El Nombre de la Rosa, sirvió tanto para repasar el pasado de la Viuda como para presentar una nueva amenaza misteriosa que pretendía acabar con su vida. Mientras buscaba a quienes habían intentado matarla, Natasha acabó enzarzada en una pelea contra Elektra y Lady Bullseye. Su viaje sirvió para replantear su lugar dentro del Universo Marvel y la relación que le unía con otros personajes como Bucky o Lobezno, además de desvelar el destino final de su mentor, Ivan Petrovich. Todo concluyó con la espectacular pelea entre la Viuda y el hombre que había estado detrás de todo, el viejo enemigo de los Vengadores Imus Champion. Esta historia fue recogida hace algún tiempo por Panini dentro del tomo 100% Marvel Viuda Negra: El Nombre de la Rosa.

También en esa época se publicó la miniserie Widowmaker, de Jim McCann y David López (Widowmaker #1-4 USA, febrero – abril de 2011), en la que la Viuda, Ojo de Halcón y Pájaro Burlón investigaron el surgimiento de un grupo que había reclutado a ex-agentes soviéticos y que había puesto en peligro a agentes de inteligencia de todo el mundo haciendo saltar sus tapaderas. La situación se complicó cuando un nuevo Ronin comenzó a asesinar a espías de distintas naciones, aumentando las posibilidades de que se produjese un conflicto internacional. Bajo la máscara se ocultaba nada menos que Alexei Shostakov, que volvía de nuevo para atormentar a Natasha. Esta miniserie se recopiló junto a los últimos números del volumen cuatro de la colección de la Viuda en el tomo Ojo de Halcón y la Viuda Negra: Hacedor de Viudas de Panini.

De forma paralela a los acontecimientos anteriores, Steve Rogers reclutó a Natasha para que formase parte de los Vengadores Secretos, su grupo de operaciones encubiertas (Secret Avengers Vol. 1 #1 USA, julio de 2010). Estos Vengadores Secretos reunieron a la Viuda con la Valkiria, Sharon Carter, la Bestia, el Caballero Luna, el Hombre Hormiga (Eric O’Grady, no Scott Lang), Máquina de Guerra y Nova (Richard Rider). El objetivo original de esta equipo era encargarse de los cabos sueltos que había dejado la administración de Norman Osborn. En su primera misión viajaron hasta una excavación minera en Marte, donde Roxxon había encontrado un objeto similar a la mítica Corona Serpiente. Más tarde se enfrentaron al Concilio de las Sombras y a su agente, un Simulacro Dotado de Vida con la apariencia de Nick Furia. Puesto que el Concilio pretendía resucitar al malvado Zheng Zu, su hijo Shang-Chi no tardó en unirse a este equipo de Vengadores para evitarlo.

Este equipo de Vengadores participó en los eventos de Miedo Encarnado (Fear Itself #1-7 USA, junio – diciembre de 2011), durante los cuales Bucky pareció morir y Steve Rogers retomó el rol de Capitán América. Natasha protagonizó algunas historias bajo el marco de Miedo Encarnado, incluyendo el especial Fear Itself: Black Widow USA (agosto de 2011), en el que luchó contra un grupo de terroristas que pretendían provocar una explosión nuclear en Londres. Para salvar millones de vidas, la Viuda se vio obligada a hacer saltar por los aires a los terroristas. Poco después, Natasha confrontó a una periodista que iba a hacer pública la muerte de Bucky. Tras discutir con ella acerca de lo que significaba la muerte de un héroe, la periodista decidió no publicar la noticia (Secret Avengers Vol. 1 #15 USA, septiembre de 2011). En verdad, Bucky logró sobrevivir a la experiencia gracias a la última dosis de la Fórmula Infinito que había garantizado la longevidad de Nick Furia durante tantos años. Mientras el mundo pensaba que había muerto, él retomaría su identidad de Soldado de Invierno (Fear Itself Vol. 1 #7.1 USA, enero de 2012).

Además de formar parte de unos reestructurados Vengadores Secretos liderados por Ojo de Halcón (Secret Avengers Vol. 1 #22 USA, abril de 2012), la Viuda acompañó al Soldado de Invierno en sus nuevas aventuras (Winter Soldier Vol. 1 #1 USA, abril de 2012). Como parte de los Vengadores Secretos, Natasha colaboró con Ojo de Halcón, la Bestia, el Hombre Gigante, el Capitán Britania, la Valkiria, la Antorcha Humana (Jim Hammond) y Veneno (Flash Thompson), además de participar en el enfrentamiento entre los Vengadores y la Patrulla X (Avengers vs X-Men #1-12 USA, junio – diciembre de 2012). Por su parte, como aliada del Soldado de Invierno combatió contra una escisión de Ideas Mecánicas Avanzadas, Lucia von Bardas y el Fantasma Rojo y sus Supersimios.

Fue en las páginas de la colección del Soldado de Invierno donde se produjo el arco argumental titulado La Caza de la Viuda Negra escrito por Ed Brubaker (Winter Soldier Vol. 1 #10-14 USA, noviembre de 2012 – marzo de 2013), en el que Natasha fue sometida a un nuevo lavado de cerebro (todo un clásico) y convertida en una asesina a causa de un agente de la Habitación Roja llamado Leonid Novokov. El Soldado de Invierno colaboró con Ojo de Halcón y el Capitán América para detenerla antes de que fuese demasiado tarde. Finalmente, Leonid fue arrestado por SHIELD y la mente de Natasha fue devuelta a la normalidad. Sin embargo, gran parte de sus recuerdos sobre Bucky habían sido borrados de forma permanente, por lo que ambos se distanciaron.

De Marvel NOW a las Secret Wars

Para cuando llegó el relanzamiento de Marvel NOW Natasha era un personaje casi omnipresente en las colecciones de los Vengadores. Estaba en la alineación principal de los Vengadores que guionizaba Jonathan Hickman (Avengers Vol. 5 #1 USA, febrero de 2013), formaba parte de los Vengadores Secretos junto a Ojo de Halcón, Pájaro Burlón, Nick Furia Jr., Maria Hill y Phil Coulson (Secret Avengers Vol. 2 #1 USA, abril de 2013), aparecía en la colección Avengers Assemble! (Avengers Assemble Vol. 2 #12 USA, abril de 2013) y no era inusual verla de vez en cuando en las páginas de Spiderman junto a sus compañeros Vengadores. Por ejemplo, tuvo cierto protagonismo durante el arco titulado Hasta el Fin del Mundo, en el que el trepamuros reclutó toda la ayuda posible para detener un plan del Doctor Octopus y los Seis Siniestros para manipular el clima terrestre. De hecho, de no ser por la Viuda y Silver Sable Spidey no habría logrado salir triunfante (Amazing Spider-Man Vol. 1 #682-687 USA, mayo – agosto de 2012).

Como parte de los Vengadores, Natasha no sólo llevó a cabo las típicas misiones de espionaje e infiltración (como el memorable asalto al casino de Hong Kong de Avengers Vol. 5 #11 USA, julio de 2013), sino que también viajó al espacio para participar en los acontecimientos de Infinito (Infinity #1-6 USA, octubre de 2013 – enero de 2014). Por otro lado, junto a su grupo de operaciones encubiertas de los Vengadores Secretos se encargó de lidiar con IMA, entre cuyas filas se encontraban el Supervisor y Yelena Belova. Este grupo seguiría algún tiempo más en activo tras una leve remodelación que supondría el regreso de Ojo de Halcón y las incorporaciones de Spiderwoman y MODOK al equipo (Secret Avengers Vol. 3 #1 USA, mayo de 2014).

No obstante, de toda esta etapa lo que más nos interesa destacar es un nuevo volumen de la cabecera protagonizada por Natasha, escrito por Nathan Edmonson e ilustrado por Phil Noto. Ha sido el volumen más extenso hasta la fecha, abarcando una veintena de números en total (Black Widow Vol. 5 #1-20 USA, marzo de 2014 – septiembre de 2015) y tuvo una buena acogida entre los lectores. Además, recuperó una idea que había utilizado Kelly Sue DeConnick en Avengers Assemble! que consistía en que la Viuda estaba tratando de compensar a todos aquellos que habían sido víctimas de su pasado como espía.

El primer arco de esta serie nos devolvió a un viejo conocido de Natasha, Damon Dran, que tras haber perdido progresivamente la invulnerabilidad que había conseguido en el pasado había empezado a injertarse implantes mecánicos y a recurrir a los drogas para mantener su cuerpo. Tras capturarlo y ponerlo bajo custodia de SHIELD, la Viuda fue testigo de cómo era asesinado, lo que puso en evidencia que había alguien más moviendo los hilos de su enemigo. La única pista que tenía era el nombre de una desconocida organización secreta: Caos (Black Widow Vol. 5 #6 USA, julio de 2014).

Como no podía ser de otra forma, los ex-amantes de Natasha hicieron su aparición en las páginas de esta serie. El Soldado de Invierno se dejó caer en el número 8, mientras que Ojo de Halcón lo haría en el número 10. Fue especialmente interesante la interacción entre Bucky y Natasha, ahora que ella apenas recordaba nada de los sucedido entre ellos. Otros personajes como el Castigador y X-23 también compartieron protagonismo con Natasha mientras buscaba al líder de Caos.

Finalmente, la Viuda se encontró cara a cara con su objetivo, un hombre que se hacía llamar Profeta. Contactado de alguna forma no especificada por una entidad procedente del futuro, el Profeta había desarrollado habilidades psíquicas y la capacidad de teletransportar objetos y personas a voluntad. Durante su primer encuentro con Natasha trató de convencerla de que estaba empleando su conocimiento privilegiado sobre el futuro para asegurar el bienestar de la humanidad. Caos era, en el fondo, una organización financiera que se dedicaba a invertir dinero en los proyectos que según el Profeta supondrían un bien para el futuro (Black Widow Vol. 5 #15 USA, abril de 2015). Tras rechazar la oferta del Profeta para unirse a su organización, Natasha fue teletransportada hasta una emboscada. Durante el combate posterior, consiguió ocuparse de los secuaces del Profeta y, finalmente, acabó con su vida (Black Widow Vol. 5 #18 USA, julio de 2015). Agotada por lo sucedido, Natasha decidió abandonar SHIELD y le dijo a Maria Hill que tendría que buscarse a otra Viuda Negra que desempeñase su trabajo.

Los últimos números de este volumen enlazaron con los acontecimientos de Secret Wars. Mientras la Tierra del Universo Marvel y su contrapartida del Universo Ultimate colisionaban, Natasha pilotó una nave para tratar de salvar a todos aquellos que pudiesen ser rescatados. La serie se despidió con un emotivo final que trazaba un paralelismo entre su pasado como asesina de la Habitación Roja y su presente como heroína dispuesta a dar la vida por los demás. Como otros muchos héroes, la Viuda Negra murió durante la destrucción de ambas Tierras (Secret Wars #1 USA, julio de 2015). Este quinto volumen de su colección fue publicado por Panini en tres recomendables tomos 100% Marvel titulados respectivamente Los delicados hilo de la telaraña, Enmarañada telaraña y Los últimos días de la Viuda Negra.

El presente de la Viuda Negra

La finalización de Secret Wars supuso el reestablecimiento del Universo Marvel tradicional, siendo sólo unos pocos los que recuerdan lo sucedido durante aquellas Guerras Secretas. Para Natasha, que había hecho borrón y cuenta nueva tras abandonar su puesto como vengadora y agente de SHIELD, el panorama era incierto. Ya no estaría presente en las series de los Vengadores y no estaba claro si volvería a trabajar con SHIELD. Estando así las cosas, Marvel dio luz verde a un nuevo volumen de su cabecera, que en esta ocasión tendría a Mark Waid como guionista y a Chris Samnee como dibujante (acompañados por los colores de Matt Wilson). Este equipo creativo tenía pensado un nuevo punto de partida para Natasha, que sería chantajeada y obligada a traicionar a SHIELD. De esta forma, la organización para que la había trabajado durante tantos años le daría caza mientras ella trataba de evitar que un nuevo enemigo hiciese público uno de los peores secretos de su pasado (Black Widow Vol. 6 #1 USA, mayo de 2016). Era el pistoletazo de salida para la nueva etapa del personaje, cargada de acción y fiel a sus raíces dentro del género del espionaje y las intrigas internacionales. Ahora, tras unos cuantos meses de espera y un inesperado retraso de última hora, al fin ha llegado a España este nuevo volumen, cuyos cinco primeros números pueden encontrarse en el tomo 100% Marvel Viuda Negra: La más buscada de SHIELD que mencionábamos al principio de este artículo.

Así termina este largo repaso por la vida de Natalia Aliavnova Romanova, más conocida como Natasha Romanoff, la Viuda Negra. Hemos sido testigos de las grandes tendencias que han marcado a fuego su trayectoria: los pecados del pasado que siempre vuelven para atormentarla, los constantes intentos de sus enemigos por lavarle el cerebro y convertirla en la asesina que fue antaño, su dificultad para compaginar su discutible código moral con su labor como heroína y sus tumultuosas relaciones amorosas. No cabe duda de que la Viuda es una espía fría y metódica, pero también tiene una interesante faceta emocional que pone en evidencia a una mujer apasionada que intenta buscar su lugar en un mundo que no siempre le ha tratado bien. Aún sigue buscándolo, de hecho, para fortuna de nosotros los lectores, que aún tenemos muchas aventuras suyas que disfrutar en el futuro.

5
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
5 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Lance1gusgusSavetierra616ultron_ilimitado Recent comment authors
Recientes Antiguos
ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Pues a mí este último tomo me ha decepcionado un poco. No sé, o bien los guionistas no terminan de pillarle el punto a Natasha o no se lo pillo yo. El caso es que esa idea de Waid de no reflejar nunca lo que le pasa por la cabeza y de que apenas hable… no sé, no me convence. A mí precisamente me gustaría saber cómo piensa la Viuda, cómo siente, cómo se enfrenta a sus problemas y a sus relaciones con sus compañeros en SHIELD y en los Vengadores. La anterior etapa se parece más a lo que me gusta leer de ella, aunque aún se podría mejorar.

Quizá la mejor historia de la Viuda para mí es la pequeña miniserie de Devin Grayson y me gustó también bastante su papel en la colección del soldado de invierno. Quizá Natasha funcione mejor como co-protagonista en vez de como personaje en solitario.

pelayo
Lector
pelayo

La presente etapa de Waid/Samnee ¿sabe alguien ya si va a durar más allá del nº 12 o nos vamos a quedar con un par de tomos?
De lo leído, Samnee está cumbre, y Waid no maneja el género de espías tan bien como otros (Rucka o Bru) porque hay escenas de diálogos taaaan expositivas… que le quitan toda la sutileza al personaje.

Off topic: falleció Javier Coma.

Save
Lector
Save

Personaje desaprovechadísimo.

gusgus
Lector
gusgus

Exelente repaso. La verdad he leido muy poco del personaje en solitario aunque siempre me gusto su papel en los Vengadores o junto a Daredevil.

Lance1
Lector
Lance1

¡Excelente repaso! Bastante interesante su historia aunque haya cosas que constantemente se repitan, aunque eso al final termina pasando con todos los heroes. A mi el personaje de la Viuda, en lo personal, nunca me termino de colar, aunque tambien tiene que ver quizás que no haya leído tanto de ella como debería para dar un buen veredicto.

En fin, ¡Este tipo de artículos detallados sobre tal o cual personaje son los que mas me gustan! ¡Se agradece el esfuerzo!.