Batman: La Broma Asesina

Por
77
5530

 

Guión: Alan Moore
Dibujo: Brian Bolland
Edición España: Planeta DeAgostini
Contiene: Batman: The Killing Joke USA
Formato: Tomo cartoné de 64 páginas
Precio: 9,95 €

 

“Había una vez dos tipos en un manicomio y una noche deciden que no quieren seguir viviendo en el psiquiátrico.
¡Y deciden escaparse!”

En 1988 se publicaba por primera vez La Broma Asesina del afamado guionista británico Alan Moore y su compañero, el dibujante Brian Bolland, un relato autoconclusivo centrado en la relación de Batman con su archienemigo por excelencia, el Joker, y todo un éxito de ventas y crítica de la época como corrobora su papel en los Premios Eisner de 1989 donde se alzaría con varios galardones en las categorías de Mejor Novela Gráfica, Mejor Guionista y Mejor Dibujante. Después del golpe sobre la mesa que había representado una obra magna como Watchmen, de nuevo Alan Moore, acompañado aquí por Dave Gibbons, y El Regreso del Caballero Oscuro de Frank Miller, La Broma Asesina acabaría por diseccionar el cómic de superhéroes y redefinir y encauzar el futuro del mismo en sucesivas décadas. Esta obra, repudiada por su guionista, nunca del todo satisfecho con el resultado final, en apariencia es un sencillo y simple relato más de las andanzas del Señor de la Noche pero en la práctica se convertiría en uno de los cómics más influyentes en la historia y mitología del personaje. De gran repercusión en la continuidad del mismo, incluso pese a ser en cierta medida una alegoría con una potente carga metafórica y simbólica respecto al género superheroico, sería determinante para secundarios como Barbara Gordon o para el mismo Joker aquí en su faceta de “agente del caos”.

La estela de La Broma Asesina se ha podido seguir en muchas obras posteriores del mundo de la viñeta e incluso ha dado el salto a la gran pantalla donde tanto el ochentero Batman de Tim Burton como El Caballero Oscuro del siglo XXI de Christopher Nolan toman, en mayor o menor medida y de formas muy diferentes, muchas ideas y conceptos expresados y tratados anteriormente en el cómic de Alan Moore y Brian Bolland. Este último afirma que La Broma Asesina “no fue un proyecto instigado” por Alan Moore sino por él mismo, por sus deseos de trabajar mano a mano con uno de los guionistas y de sus compatriotas más reputados, tanto que asegura no haber ilustrado “una sola historia de cómic escrita por otro guionista en estos últimos 22 años” como “peculiar homenaje a él” habiéndose dedicado desde entonces casi en exclusiva a su trabajo como portadista para DC Comics y su sello Vertigo Comics. En el año 2008, coincidiendo con el veinte aniversario de La Broma Asesina, saldría a la venta una nueva edición de la historia cuyo principal aliciente era el redibujado de algunas partes del cómic y el nuevo recoloreado, más sobrio y gris, llevado a cabo por el mismo Brian Bolland en persona.

De esta manera, el dibujante británico pasaba a “corregir” la gama de colores elegida en el original por John Higgins, algo que junto a la narrativa y “juegos simétricos” de Alan Moore en La Broma Asesina emparentaban a esta obra directamente con su labor en Watchmen en la que también había trabajado este colorista; Brian Bolland, no obstante, aprovecharía la oportunidad ofrecida por la técnica informática actual para plasmar esa idea tan concreta que siempre tuvo en mente sobre el apartado gráfico que debía tener la obra -podéis encontrar más datos y un análisis en más profundidad sobre el recoloreado de la mano del compañero Iván Rivas en el blog El Daily Que Daily-. Por su parte, Alan Moore abordaba este trabajo desde la cresta de la ola, encumbrado como un visionario y renovador del género superheroico, algo que había demostrado a lo largo de su trayectoria personal y refrendado en sus trabajos en suelo estadounidense, especialmente en La Cosa del Pantano junto a Stephen Bissete y John Totleben y en la mencionada e imprescindible Watchmen que tanto “daño” haría al cómic de superhéroes en los años noventa. Por otra parte, La Broma Asesina sería también uno de los últimos proyectos para DC Comics de Alan Moore, la relación entre ambas partes se había malogrado por las diferentes visiones que la editorial y el autor tenían sobre los derechos de autor y los royalties derivados del merchandising de sus obras. Esto acabaría por convencer al británico para abandonar la disciplina de DC Comics y acercarse al cómic independiente dejando a sus espaldas un meritorio currículum y legado del cual La Broma Asesina era y sigue siendo una engañosa e interesante punta de iceberg.

Sinopsis de La Broma Asesina

El Joker ha vuelto a escapar del Asilo Arkham. De nuevo, Batman, debe buscarlo, detenerlo y entregarlo a la justicia, pero su archienemigo por excelencia tiene un plan y quiere ponerlo en práctica: según su teoría cualquier persona necesita un único mal día para volverse loco y para demostrar su tesis ha escogido a Jim Gordon como su conejillo de Indias particular.

La Broma Asesina: La Inevitable Naturaleza del Cómic Superheroico

Estamos ante una obra menor del llamado Mago de Northampton, o eso podríamos pensar inocentemente al leer por primera vez La Broma Asesina, pero ciertamente Alan Moore no es un autor que habitualmente se caracterice por las medias tintas, por la falta de ambición en sus proyectos ni por dejar en sus historias elementos sueltos al azar aunque sea en un simple número autoconclusivo o un relato corto como el presente y como ya demostró a mediados de los años ochenta, por ejemplo, en sus pequeñas fábulas sobre Superman: ¿Qué Fue del Hombre del Mañana?, junto la mítico Curt Swan, y Para el Hombre que Lo Tiene Todo, con el arte de su inestimable Dave Gibbons. Pero, dejando a un lado su cuidada narrativa y su capacidad para reformular las viejas tendencias y arquetipos del cómic clásico de superhéroes, Alan Moore tiene dos destacables virtudes a su favor que lo hacen situarse un escalón por encima del resto de sus coetáneos, a saber, su conocimiento intrínsico del género a un nivel histórico y teórico y de sus innatas posibilidades metafóricas y, por otro lado, su habilidad y facilidad para plasmar ideas y conceptos subyacentes en este tipo de publicaciones desde sus más remotos orígenes a través de su prosa pero también en función de las actitudes básicas de los dibujantes con los que ha trabajado y cuyas cualidades ha sabido explotar y realzar convenientemente siempre en su propio beneficio y el de la misma historia.

Esto es algo que se evidencia en algunas de sus mejores y más reconocidas obras como Watchmen, V de Vendetta, con David Lloyd, y From Hell, en colaboración con Eddie Campbell, pero en La Broma Asesina, debido a su sencillez estructural y concreción argumental, esto se puede apreciar de forma más pormenorizada y natural. En la historia concebida por Alan Moore hace ya casi veinticinco años tenemos el enésimo enfrentamiento entre Batman y el Joker, “dos personalidades icónicas, representativas del Orden y el Caos, del Bien y el Mal”, pero más allá de las repercusiones en la continuidad de las series del personaje creado por Bob Kane y Bill Finger en 1939, La Broma Asesina tiene otro plano de entendimiento e interpretativo al que puede acceder el lector y que supone todo un juego metaficcional y una ingeniosa deconstrucción del cómic de superhéroes. En gran parte de la puesta en escena del relato, en el cual Brian Bolland se entrega en cuerpo y alma, las “reminiscencias simétricas” de Watchmen están muy presentes y al igual que en esta La Broma Asesina es partícipe de ciertos juegos visuales, dualidades y guiños en los que se deja entrever con gran sutileza el conocimiento sobre la mitología y la historia del personaje de sus autores. En definitiva, La Broma Asesina perpetrada por Alan Moore y Brian Bolland es en esta cuestión una excelente obra en la que se resumen todos los aspectos, características y detalles que han definido desde su génesis a Batman y su universo y que a la postre lo han convertido en el icono atemporal que resulta ser hoy en día como uno de los personajes más reconocibles de la cultura popular del último siglo.

Mítica representación del Joker de Brian Bolland
Mítica representación del Joker de Brian Bolland

Es debido a esta atemporalidad que La Broma Asesina sigue funcionando a la perfección hoy en día y resulta igual de fresca y actual como parecía serlo en los años ochenta habiéndose ganado un puesto de honor entre las mejores historias cortas de Batman en su ya longeva trayectoria y, como decíamos anteriormente, con un interesante análisis de la naturaleza del cómic de superhéroes y del enfrentamiento del héroe y el villano como aliciente añadido. En este sentido, Alan Moore se muestra como un maestro del engaño y un despiadado demiurgo, nos propone un origen para el Joker, un tema nunca antes abordado en los cómics, contado a través de diferentes flashbacks dentro del argumento pero, posteriormente, el británico manipula al maquiavélico payaso que afirma no estar completamente seguro sobre sus propios recuerdos, “a veces lo recuerdo de una forma, a veces de otra…” le dice a Batman, y puestos a tener un pasado mejor “tener varios entre los que elegir”. Este planteamiento lo adoptaría fielmente Christopher Nolan para El Caballero Oscuro y Heath Legder lo inmortalizaría con su estupenda interpretación dejando claro en cualquier caso la influencia de La Broma Asesina en las películas recientes de Batman. Pero volviendo al cómic, un punto importante de la misma es la concepción de la historia dentro de un bucle perfectamente cerrado y delimitado, el relato comienza de la misma manera que acaba, con la lluvia rebotando en el suelo y creando ondas a su alrededor, y el sentido de todo esto hay que buscarlo en la relación de sus dos protagonistas, Batman y el Joker, “dos caras de la una misma moneda que en su constante interacción se postulan como respuestas diametralmente opuestas al dolor, la tragedia y la pérdida”.

En resumen, La Broma Asesina, a nivel metafórico, nos habla del círculo vicioso al cual se encuentran sometidos, en contra de su voluntad, Batman y el Joker, no ya respecto a sus papeles en una determinada historia o relato concreto u etapa asilada, sino como los personajes de ficción y cómic que son realmente lo cual hace extrapolable esto a casi cualquier cómic de superhéroes conocido. De esta manera, como explicaba Luis Miguel Artabe en un inspirado artículo publicado en Tebeosfera hace ya unos cuantos años, La Broma Asesina cuenta como estos dos opuestos y complementarios, héroe y villano, intentan “salirse de su propia función” y “negar la propia esencia del cómic de superhéroes”, el Joker probando una teoría y racionalizando su locura para encontrar el motivo al absurdo de su situación -lo que en parte da la razón a algunos lectores que siempre han afirmado lo extraño de que el personaje tenga un plan a seguir- y el héroe con un impropio y sorprendente ánimo negociador buscando “un tratado de paz con alguien que lleva más de medio siglo siendo su enemigo”. El famoso chiste incluido por Alan Moore en la historia, anunciado ya en las primeras páginas del cómic, “había una vez dos tipos en un manicomio…”, en una clara alusión a Batman y el Joker los cuales “están viviendo una locura de la que desean escapar” y a la que se deben como personajes de una historia de la que no son los narradores. La ironía de la misma broma no acaba de entenderse hasta los estertores finales de La Broma Asesina cuando, sin saberlo, ambos ríen saltándose el protocolo, asumiendo inconscientemente su condición de personajes de cómic y satirizando su eterna lucha sin sentido por la que se ven condenados a estrellarse contra la pared una y otra vez.

Escena de La Broma Asesina de Alan Moore y Brian Bolland
Escena de La Broma Asesina de Alan Moore y Brian Bolland

Esta es la interpretación más profunda que se puede encontrar entre líneas en La Broma Asesina de Alan Moore y Brian Bolland, en esos mismos términos la entiende también el autor y crítico J.J. Vargas en su libro Alan Moore: La Autopsia del Héroe en el cual define esta obra como un “juego metanarrativo de dos personajes de cómic destinados, por ser personajes, a enfrentarse en una continuidad más afín a las lógicas comerciales que a las humanas”. De esta manera, siguiendo este razonamiento y repasando el relato podemos explicar mejor las acciones de los personajes, el plan del Joker en la historia no podía tener éxito, puesto que Jim Gordon tiene que cumplir su propia función como defensor último de la ley y la pistola con la que dispara a Batman en otro momento de la acción es de juguete y no tiene balas porque nunca podrá matar a su némesis igual que Batman está obligado a detenerle ad infinitum en sus constantes huidas del Asilo Arkham y bajo el pretexto de un código moral que nunca le permitirá matar a su enemigo por muchas vidas que puedan estar en juego y cumpliendo así con un patrón totalmente preestablecido de antemano por el mismo género superheroico. El héroe necesita al villano y este no tiene sentido por sí mismo, son inseparables, y por ello, aún sin entender realmente la broma, puesto que está reservada cruelmente al autor y al mismo lector, finalmente Batman y el Joker ríen juntos a carcajada limpia en el final de La Broma Asesina quizá como resultado de lo frustrante y estresante de su resistencia y mientras Brian Bolland en las viñetas finales los devuelve sutilmente, y sin que ellos se percaten, al punto de partida original.

“Había una vez dos tipos en un manicomio y una noche deciden que no quieren seguir viviendo en el psiquiátrico. ¡Y deciden escaparse!. Así que suben al tejado y allí, frente a un estrecho hueco entre dos bloques, ven los edificios de la ciudad recortándose a la luz de la luna contemplando cerca su libertad. El primer tipo salta sin problemas. Pero su amigo no se atreve. Ya sabes… tiene miedo a caer. Entonces, el primero tiene una idea y le dice: “¡Ey! Tengo aquí mi linterna. ¡Alumbraré el hueco entre los edificios y podrás caminar sobre el rayo hacía mí!”. Pero el otro mueve la cabeza y dice: “¿Qué te crees? ¿Que estoy loco? ¡La apagarías cuando estuviese a mitad de camino!”

Y todo este espectacular y en parte despiadado juego lo aborda Alan Moore en todo momento, no debemos olvidarlo, sin eludir el respeto a los clásicos precedentes, hecho que demuestra, por ejemplo, su manera de acercarse a relatar el origen del Joker remitiéndose directamente a una historia casi olvidada en la época como El Hombre de la Capucha Roja, aparecida en el Detective Comics Nº 168 en el año 1951, tirando de retrocontinuidad y confiando el resto a la fuerza visual de las viñetas de Brian Bolland que en los flashbacks de la historia retrata un Batman acorde con el contexto del cómic original al que hace referencia -esto se aprecia, por ejemplo, en los pequeños cambios de su vestuario- y al que incluso añade un toque diabólico jugando con la perspectiva que se le supone sujeta a los recuerdos traumáticos del Joker. Es significativo, o más bien curioso, la cierta correspondencia de esta broma con la expresada en la personalidad de otro personaje de Alan Moore como es El Comediante de su Watchmen y como apunta acertadamente Rafael Marín en su W de Watchmen. No es de extrañar, El Comediante en esencia no es más que una revisitación del Joker, incluso en un momento de la trama de Watchmen éste resulta desfigurado de forma similar al payaso psicópata quedándole una sonrisa macabra en el rostro. Este es un tema recurrente en la producción de Alan Moore, la sórdida ficción y la cruel ironía de la realidad, y La Broma Asesina, en conscuencia, es una interpretación de la fatalidad misma del ser humano en cuanto a personaje, villano y héroe al mismo tiempo, de su propia historia y supuesta realidad. Imprescindible.

Enlaces de Interés

Reseñas

Reseña de WildC.A.T.s de Alan Moore, Travis Charest, Jim Lee y otros
Reseña de Tom Strong de Alan Moore y Chris Sprouse
Reseña de Top Ten de Alan Moore, Gene Ha y Zander Cannon
Reseña de Smax el Bárbaro de Alan Moore y Zander Cannon
Reseña de Neonomicon de Alan Moore y Jacen Burrows

Artículos

La Cosa del Pantano: Terror y Lirismo de José Torralba
Promethea: La Experimentación Teórica de José Torralba
V de Vendetta (I): El Hombre de la Sala V de David Fernández y José Torralba
V de Vendetta (II): Anarquía, Justicia y Venganza de David Fernández y José Torralba

77
Déjanos un comentario

Please Login to comment
76 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
40 Comment authors
SrCoqueReverend DustAlexCruzbluminiTitan Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Raúl López
Admin

 Maravillosa reseña como siempre Jordi. La broma asesina fue el primer cómic que leí de Batman en su edición prestigio de Zinco yo era un crio, no tendría más de diez años pero lo cierto es que aluciné con la magnífica historia y sobretodo con la sorprendente escena final. Una de las grandes obras del murciélago y del cómic en general.

Libradus
Lector
Libradus

Felicidades por el artículo. Me quito el sombrero. Un gran comic, una gran reseña.

Ivan Rivas
Lector

 Gran cómic, gran reseña.
Quizá, debido a su corta extensión y la falta de tiempo, sea el cómic de Batman que mas veces he leído. El final, con ambos riéndose juntos me parece sublime.
Ah, y gracias por el link, Jordi.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

Pur qué no lo tengo? Pur qué?

Después de esto, decir que una gran reseña, y que espero encontrar esta obra en mi tienda habitual.

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

Buena reseña.

Me encanta este tebeo, es uno de los que más me ha conmovido sobre Batman, por encima de Loeb o Miller, aunque suene pecaminoso decirlo.

Otra cosa que toma Nolan de este cómic es la trama de los barcos, que es la elección de Gordon elevada al cuadrado: todo el mundo puede ser un loco si le obligan a serlo.

Me encanta el análisis que mencionáis, que leí hace mucho tiempo, pero aún recuerdo cada vez que leo este tebeo: son dos personajes de cómic que se dan cuenta que acabarán matándose y Batman intentará evitarlo dándose cuenta de que hay algo que siempre les impulsará a ser igual (genial la viñeta del charco).

De las mejores historias de Batman sin duda alguna, el mejor calentamiento para la película nueva aunque no sé si rozará el lirismo y buen hacer de esta broma para morirse de risa (¿no sería un título mejor: “para morirse de risa”, traduciendo The Killing Joke?)

Lejos de desvaríos, recomendar la edición de 2009 que sacó Planeta y creo que aún se puede conseguir. Obra maestra a 9 euracos.

Un saludo. 

Mr. Garret
Lector
Mr. Garret

 pues probablemente este si que sea el mejor comic de batman: alan moore en estado puro acompañado por el maestro bolland interpretando y explicando la relacion entre batman y el joker y explicando los posibles origenes y motivaciones (o falta de ellas?) del ultimo. encima todo esto contenido en 64 paginitas…como era eso? lo bueno si breve dos veces bueno no? pues eso

Mr. Garret
Lector
Mr. Garret

 carajo, habra que releerlo hahahah

Spirit
Lector

Enhorabuena por la reseña, con la que estoy al cien por cien de acuerdo y que abarca todos los aspectos.

 

Por aportar algo, diré que ALAN MOORE guionizó otra historia de BATMAN, incluida en un ANNUAL y publicada por ZINCO en su número 14 o por ahí. Esta historia sobre CLAYFACE III, que tuvo como dibujante a GEORGE FREEMAN (hablo de memoria) tiene creo que 16-17 páginas y continúa directamente de los dos números sobre el personaje guionizados por Len Wein y dibujados por Marshal Rogers a finales de los 70. Para mí, es magnífica y creo que supera a LA BROMA ASESINA, si bien no tuvo tanta repercusión y a día de hoy parece semi olvidada. También es cierto que BRIAN BOLLAND es mucho BRIAN BOLLAND y su Joker es con justicia un icono. Pero aquí MOORE muestra todos los ingredientes que se comentan existen en LA BROMA ASESINA (dualidad héroe-villano, motivaciones de ambos, especialmente del villano, metalenguaje, continuidad, etc…), aportando además un sentimiento y una fuerza que creo le falta a LA BROMA ASESINA, que peca de fría.

Eme A
Lector

Hoygan, qué morro los tipos esos de 18 minutos punto net, que copian este artículo y no acreditan la fuente. Y, por lo que veo, todos los artículos los copian de algún lado

Alfeizar
Lector
Alfeizar

 Vale, pues yo sigo sin entender muy bien el final de la obra.

¿Alguien me puede ayudar?

No entiendo…

Aviso de Spoiler

que Batman acabe riendo. ¿Le parece gracioso lo que el Joker hace? ¿Se ríe porque le ha vuelto a atrapar? ¿O sencillamente es un escape nervioso, una risa tonta,  de saber que es un ciclo interminable de escapadas, persecución y reencarcelamientos del Joker?

No entiendo la risa con el chiste. ¿Qué gracia tiene si acaba de dejar paralítica a batgirl?

Cassidy
Lector
Cassidy

Alfeizar en la reseña creo que Jordi lo explica rematadamente bien.

Por cierto yo lo tengo en la versión absolute, que fue polémica por el recoloreado. La verdad es que quizá si pierde parte de su histrionismo al quitarle los amarillos, etc. Pero creo que por otra parte le da una limpieza que hace brillar todavía más el dibujo de Bolland, que es soberbio en mi opinión.
Y que decir de Moore, tendrá sus altibajos como todo ser humano (Century te miro a ti xD), pero el poder hacer una historia autoconclusiva de 64 páginas y que se siga hablando de ella durante y después de varias décadas está sólo a la altura de un maestro. Creo que actualmente tendemos a equiparar a guionistas por su éxito o influencia a la categoría de autores como este, pero cuando te relees una obra como esta te das cuenta de la enorme diferencia.

Una reseña genial Jordi.

@Mister_Air
Lector
@Mister_Air

Me toca a mi llevar la contraria a todos,A mi el dibujo de Bollard me parece malísimo y el comic es jodidamente aburrido,sus 48 páginas se me hicieron larguiiisimas.
Tal vez no tenga ni puñetera idea de comics pero espero que se respete mi opinión.

Dultyx
Lector
Dultyx

Además de la historia en si que si dijera lo que pienso de ella sería repetir lo mismo que ya comentábais, el dibujo a mi me encantó. Además de detalle y de un perfecto acabado, clava las expresiones, y la narrativa ejemplifica perfectamente la trama. Lo dicho, puede parecer poco ambiciosa pero luego te sorprende con una vuelta de tuerca y un análisis psicológico de los personajes al analizar al Joker desde un prisma un tanto menos villanesco y centrándose en su introspección

Juan Luis Daza
Autor

 Magnífica reseña Jordi, has sabido sacarle todo el partido a una historia que sí, puede pecar de sencilla al primer vistazo, pero que tiene mucho más en su interior de lo que pudiera parecer.

Mi cómic favorito de Batman, Moore y Bolland con unas 48 páginas redefinen la relación Batman/Joker y diseccionan a cada uno de los personajes por medio de la deconstrucción (sobre todo del Joker) y el metalenguaje. Su narrativa clásica, escenas impactantes (lo de Barbara Gordon posiblemente sea uno de los pasajes más bestias vistos en un cómic de Batman) el guión de Moore, calculado al milímetro y el inmenso dibujo de Bolland hacen de La Broma Asesina un cómic capital en la historia del medio.

Yo tengo la edición Absolute de Planeta y la Deluxe británica que me compré hace unos añitos cuando estuve de viaje en Londres.

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

 Alfeizar, la gracia es que cada uno interprete ese momento como quiere.

Fran
Lector
Fran

 Genial la reseña!!! Pero jugando al historiador…no debería ser “Premios Eisner de 1989” ??

José Torralba
Autor

 ¡Enhorabuena, Jordi! Ha quedado un artículo cojonudo… en tu línea, pero mejor (si es que eso es posible). ¡Un abrazo!

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Yo aún conservo el prestigio de Zinco (de hecho, todo o casi todo lo remarcable de DC de la época lo tengo en edición Zinco y en bastante buen estado; de los prestigios de Forum no puedo decir lo mismo. Por cierto, qué cojonuda época para la editorial; globalmente, sin duda, la mejor).

Y, Alfeizar, en mi interpretación del final…

Aviso de Spoiler

 …Batman se descojona porque el chiste es cojonudo y porque el Joker lo cuenta de puta madre, sin más. Independientemente de las barrabasadas previamente cometidas por el payaso, al maurciélado no le queda más remedio que admitir “es un demente hijodeputa, pero qué salao es el jodido”. Yo me imagino a Bats conteniendo la risa al máximo, intentando no rendirse ante ante el último golpe de su archienemigo, un vulgar chiste, pero siendo finalmente vencido pese (o gracias a) la inconveniencia del momento 

Juan Luis Daza
Autor

 Pues yo el final lo interpreto…

 

Aviso de Spoiler

Como que ambos son criaturas con la misma naturaleza, adimitiendo la posiblidad de que el motivo de la cruzada contra el crimen de Batman puede ponerlo psicológicamente a estar a la altura de la locura del Joker (aunque proyectándola de otra manera, como es lógico)  y en ese momento (el del chiste) congenian y empatizan como una sola persona

 

fanboy73
Lector
fanboy73

 obra maestra,punto y final

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Yo no creo

Aviso de Spoiler

 que porque se rían juntos empaticen, mucho menos congenien: yo lo veo como una pequeña victoria final del Joker, como he dicho. Es como cuando el Joker burtoniano flipaba con los cacharritos de Batman: que sean enemigos mortales no implica que no les quede más remedio que reconocer, incluso a su pesar, las fortalezas del contrario.  

Si bien reconozco que no soy amigo de metáforas psicologicistas, y menos en un comic como éste, en el que se nos narra

Aviso de Spoiler

la génesis (o uno de los múltiples orígenes fruto de su mente desquiciada) del villano: no me casa un pretendido mensaje tan evocativo, tan dado a interpretear la relación entre héroe y villano, en una historia que es tan directa en su planteamiento, que no se corta un pelo. Vamos, que el Joker se pasa un mazo, a Batman le cuesta lo suyo echarle el guante y, una vez que lo ha conseguido, con arduos esfuerzos, el Joker le sorprende con una parida totalmente fuera de lugar y le provoca una desmedida carcajada. Y ahí se queda todo: el resto es buscar inclinaciones homosexales a adopciones de trapecistas huérfanos 

Juan Luis Daza
Autor

 Pero ten en cuenta…

Aviso de Spoiler

que reirse de esa manera con una coña del Joker (y suelta 100 por minuto siempre que se enfrenta a su nemesis) no es una reacción lógica en Batman, es más, en la última viñeta que comparten juntos se ve como Batman pone incluso una cara de loco más perturvadora que la del mismo Joker, además lo agarra fuerte con los brazos con pinta de hacerlo violentamente, en esa viñeta parece como si ambos personajes se estuvieran mirando a un espejo y lo que tuvieran fuera su reflejo

http://media.comicvine.com/uploads/11/110056/2118285-2118284-batman_and_joker_share_a_laugh.jpg 

Juan Luis Daza
Autor

 “Y lo que tuvieran DELANTE fuera su reflejo” quicir.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

 En mi opinión, el problema del final es una cuestión de perspectiva, no
debes interpretarlo desde el punto de vista estrictamente de los
personajes porque entonces resultaría casi anticlimático y no tendría
realmente sentido

Que yo creo que es lo que me debió de pasar a mí, porque yo más bien estoy con Mr. Air. El dibujo de Bolland sí me gusta, pero debe de ser que no pillé el chiste. Tambien puede ser simplemente que no me guste Batman.

billyboy
Lector
billyboy

 Yo tengo marcado en fuego las viñetas en las que Batman y el joker estan frente a frente y Batman recuerda la conversacion que suelta en el siquiatrico: “e venido a hablar….de ti….y de mi”,impresionante.

Sobre el final

Aviso de Spoiler

para mi la historia de Batman en esta obra es la de una persona que viene con una bandera blanca a intentar forjar la paz,a darle una oportunidad al Joker,por una vez hace el esfuerzo de no verle como un monstruo,quiere creer que el Joker tiene salvacion y de no hacerlo al final uno de los dos morira en alguna de sus batallas,Joker tambien lo ve,ve lo que Batman intenta hacer,pero ya es demasiado tarde para la vuelta atras,por eso cuando cuenta el chiste los dos se rien,porque por una vez son amigos,no rivales,el dia siguiente volveran a ser enemigos mortales,pero en esa noche Batman no lo ve como un monstruo,sino como una persona al que el destino le a jugado una “broma” cruel que a forjado lo que es hoy en dia,por eso se rie,posiblemente nunca mas lo veremos reirse por un chiste del Joker,pero en ese momento y con un Joker que recupera un poco de su humanidad se deja llevar.

Juan Luis Daza
Autor

 Yo lo veo de otra manera

 

Aviso de Spoiler

No es que el Joker se humanice (todo lo que hace en ese cómic es brutal para hablar de humanización) pero sí tiene un momento de lucidez en el que se da cuenta de que aunque quiera cambiar y salvarse ya no puede. En lo que sí veo un sentimiento compartido por parte de los dos personaes es en la locura, de ahí la viñeta que he adjuntado y que me parece muy esclarecedora. Que los dos roles sólo tengan un momento de complicidad por una broma que los hace reírse como locos dice mucho de psicología de ambos

billyboy
Lector
billyboy

 Pues eso Armin,me referia a ese momento final,por una vez Batman ve al Joker de esa manera.

Fran
Lector
Fran

 Gracias a ti Jordi que harás que me lo relea!

Para mi, como se ha dicho anteriormente, “el comediante” es el Joker de Alan Moore…el payaso deprimente que ríe para no llorar. En la Broma Asesina  Moore nos enseña la lucidez del monstruo, quien más que nunca busca el final, el suyo o el de Batman. Y Batman al inicio del comic tambíen busca ese final, una tregua en su caso. Para mi por eso “el chiste” tiene otro significado, el Joker intenta decirle: “estoy tan trillado que no aceptaré que me salves…acaba conmigo de una maldita vez, cruza la frontera, manchate las manos!” 

 

Aviso de Spoiler

 

Yo soy partidario de pensar que Batman ríe mimetizandose con el Joker y asumiendo el final…matando al joker bajos los focos de los coches de policía que se aproximan. (Cuantas veces he mirado los charcos bajo la lluvia de las ultimas viñetas?)

CONTINUIDAD? preguntareis… A Moore se la pela…por eso se llama “La Broma Asesina” 😉

 

 

TigreHobbes
Lector
TigreHobbes

El final, desde un punto de vista realista, no tiene sentido que Batman se ría, pero, ay amigo, es un tebeo… Yentonces hay magia, funciona,msimboliza, evoca y sobretodo, define la relación de dos personajes fundacionales con muy poco y como nadie habia hecho.
Para mi ahí está la importancia de la obra y el porqué the dark knight toma más de aquí que de Long Halloween.

Brian Blaquesmith
Lector
Brian Blaquesmith

Las risas del final estan perfectamente justificadas porque…

 

Aviso de Spoiler

Los protagonistas del chiste son ellos. Son dos tipos que escapan del manicomio (o de la locura). Batman es el que le dice que camine por el haz de luz de la linterna y el Joker el que le dice que la va a apagar cuando este por el medio. Batman le ofrece al Joker una redencion imposible, tanto como caminar por el haz de luz de una linterna. El joker, ya en chiste y para resaltar el absurdo, le dice que no, no porque sea una imposibilidad total, sino por que Batman le va a soltar la mano en medio del camino…

Martin
Lector
Martin

Una obra magistral.

No son necesarias más palabras ni aclaraciones.

Alfeizar
Lector
Alfeizar

 Brian: En todo caso, creo que los serían los protagonistas cambiados. No veo a Batman apagando la linterna.

Pues sí, tal vez haya que verlo como un mensaje de Moore hacia el comportamiento de los personajes que como algo con sentido propio. (Gracias por vuestras opiniones, me han hecho tener otra perspectiva.

Con todo, para mí, lo más impactante del comic, con mucho, es

Aviso de Spoiler

El brutal asalto a la casa del detective Gordon que acaba con Batgirl en la silla de ruedas.

Me impacta porque Barbara no va de superhéroe, está sin traje. Un superhéroe con traje se puede entender algo más que sufra por defender el bien (pero no mucho, que a los super casi nunca les da una bala y apenas reciben heridas graves).

Además desde ese momento se respetó esa situación como si fuera sacrosanta hasta octubre del año pasado, claro. Más de 22 años. Muchísimo tiempo en esto de los comics. 

Es, junto con muerte en la familia, uno de los momentos más impactantes de las historias de Batman para mí. Porque se toca de forma brutal a gente muy cercana a él, y de forma permanente.

pepe15042
Lector
pepe15042

 Nunca se me olvida el comentario en la Baticueva: ¿cómo pueden odiarse tando dos personas que no se conocen?

Brian Blaquesmith
Lector
Brian Blaquesmith

Alfeizar, para mi lo de apagar la linterna lo dice el Joker en chiste, por que ese remate es parte del chiste, es un chiste viejo, no se lo invento Moore. Pero sirve para dejarle en claro a Batman lo absurdo de su propuesta, por eso la risa…

Mr. Bats
Lector
Mr. Bats

Yo lo veo de forma similar al enfoque de Armin Tamzarian:

Aviso de Spoiler

Batman ríe porque acaba entendiendo el chiste del Joker (de hecho, tarda una viñeta en hacerlo 🙂 ), entiende que ambos son los protagonistas del chiste. Joker es el loco que propone escapar corriendo sobre el haz de luz, y Batman es el indignado por la locura de su compañero… porque le apagaría el haz a medio camino. Significa que Batman está tan preocupado por justificar su cruzada contra Joker que se olvida de lo similares que son ambos en la forma y en el fondo. Ambos son partícipes de la misma locura, ambos han reaccionado ante un trauma brutal de similar forma retorcida y desproporcionada, ambos deciden exorcizar sus traumas disfrazándose como esquizoides y actuando como esquizoides. Batman lo entiende y no le queda más remedio que acabar riéndose de sí mismo

.
Jorgenexo, aunque frecuentemente me siento representado por tus opiniones, esta vez disiento de tu interpretación más simplista y creo que hay una evidente intención de “metáfora piscologicista”, como tú dices, tras esa escena.

Khonshu
Lector
Khonshu

 Debí leer este comic con 10 años y me dejó un poco descolocado. Se me hizo corto y anticlimático y el final directamente no me gustó nada (no podía asimilar ese final de broma tras lo ocurrido a Bárbara). Eso sí, el dibujo me flipó.

Con  el tiempo he aprendido a apreciarla y a pillar las sutilezas de la historia (yo era muy inmaduro entonces para el mensaje de Moore y éste debió ser el primer comic que leí de él) y ya me gusta más (de hecho, bastante).

Creo que Bolland ha tenido el ego un poco subido con el tema del color. Para mí el coloreado original, aunque “tape” un poco el dibujo, le da una atmósfera muy agobiante e inmersiva a la obra. El coloreado de Bolland es plano y aburrido. No sólo ha despreciado al colorista original, sino que encima ha empobrecido su propia obra. Aunque, desde luego, todo esto no son más que valoraciones personales de lector, quizás motivadas por la nostalgia, dejémoslo en que me quedo con el original.

Ataúd Johnson
Lector
Ataúd Johnson

 Creo que que Batman se ría,trasciende la manera en la que todavía alguien pueda considerar el término “tebeo”como algo peyorativo.Y por supuesto,para quien sepa y pueda interpretar(que creo requisito indispensable para todo aquél que ame los cómics,que somos todos nosotros),que las historias de superhéroes pueden ser tanto como cualquier otra historia,tan profundas,complejas y ambiguas.

Me llama la atención también que Moore reniegue de ella y me pregunto:qué hubiera querido hacer realmente?superaría a La broma asesina algo de lo que Moore se sintiera aún orgulloso?cuántos de nosotros estarían dispuestos a una revisitación del original?

Otro tema de debate para saber hasta que punto una obra supera al autor;siempre me pareció una cuestión interesante.

Felicidades Jordi,por contar algo nuevo a los que ya la hemos leído y por supuesto,porque creo que a nadie que haya leído tu reseña sin conocer esta obra maestra tenga ya la necesidad de hacerlo.

Ataúd Johnson
Lector
Ataúd Johnson

 Joder,me afecta el sol.

Que todo el mundo correrá a por ella en cuanto tenga la oportunidad!!!

XD.

Don Hector
Lector
Don Hector

 Me encantan las reseñas de Jordi y me encanta éste cómic. 

Raúl López
Admin

Somos legión los fans de las reseñas de Jordi 😉

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

“Creo que Bolland ha tenido el ego un poco subido con el tema del color. Para mí el coloreado original, aunque “tape” un poco el dibujo, le da una atmósfera muy agobiante e inmersiva a la obra. El coloreado de Bolland es plano y aburrido. No sólo ha despreciado al colorista original, sino que encima ha empobrecido su propia obra. Aunque, desde luego, todo esto no son más que valoraciones personales de lector, quizás motivadas por la nostalgia, dejémoslo en que me quedo con el original”

 Konshu, no te preocupes por John Higgins, que él se ha vengado ya colaborando en el “Before Watchmen”. Al menos, de Moore. xD

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

Conociendo la escena y el chiste, yo interpreto el final como

Aviso de Spoiler

los dos están locos. Batman representa el bien, y Joker el mal. El chiste refleja más o menos su situación: que su locura les impide salir de esa lucha sin fin. Por eso, se ríe, porque comprende al Joker

P.D: Si mi visión no sale en spoiler, lo podeis poner, por favor?

Federiken
Lector

Yo también la leí por primera vez a los 10 u 11 años y no entendí mucho que digamos, pero me pegó muy fuerte. Desde entonces la he releído unas cuantas veces (sobre todo en mi adolescencia tardía) , y -al igual que me pasa con Watchmen- no hay relectura en la que no encuentre algo nuevo. Por cierto, nunca había tenido en cuenta la teoría de Fran de que

Aviso de Spoiler

¡Batman mata al Joker!

al final, voy a ver si me
sugestiono lo suficiente como para verlo en una próxima lectura 😛

Muy buena reseña, y muy interesantes también la mayoría de los comentarios.

Odinson
Lector
Odinson

He leído esta historia 2 veces, cuando la compré en edición de Zinco hace ya muchísimos años y unos pocos años después, por lo que no recordaba los detalles, sólo que me pareció magnífica.

Con los comentarios de esta reseña me he intrigado la he vuelto a leer y ahora tengo una visión distinta del final, no se si equivocada o no, pero creo que para mí, más acertada que la que tenía hasta este momento.

En las últimas viñetas ahora veo algo que me hace pensar que:

Ojo SPOILER:

Aviso de Spoiler

Como menciona Fran en el comentario 30, – acertadamente, creo- , Batman mata a Joker, por los siguientes detalles: 
– viñeta 4: bajo los personajes se oye una sirena.
– viñeta 5: de arriba a abajo: carcajadas, ambos personajes y abajo la sirena.
– viñeta 6: la carcajada y la sirena se junta más en esta la imagen, como para que nos fijemos en ellas ya, más que en los personajes
– viñeta 7: la sirena sigue y la carcajadas desaparecen de golpe -yo entiendo que muerto joker en ese mismo instante Batman ya deja tambien de reir, como si la risa compartida hubiera sido un último homenaje de Batman a un viejo “amiigo”, comprendiendo su dolor y a la vez que no tiene redención posible, toma la decisión de eliminarlo para salvar vidas. 

Otro detalle de la viñeta 5: es el brazo de Batman, puede ser que lo ponga sobre el hombro de su adversario o bien le clave algo… y el rostro de Joker, el cual se podría interpretar como que ríe o que tiene una expresión de dolor…

Moore creo que deja la interpretación del final al lector, o sutílmente nos muestra su final y debemos verlo.  

Aparte, Moore da varias pistas a lo largo de la obra que me hacen pensar ahora en este final, como:

Aviso de Spoiler

Gordon advirtiendo a Batman que detenga a Joker conforme a la ley, le dice “tenemos que enseñarle”, entonces Batman va por Joker y ya no oye la siguientes palabras de Gordon “enseñarle que nuestro sistema funciona” 

Por cierto, para mí, el color original es bastante mejor que el realizado posteriormente.

Khonshu
Lector
Khonshu

 “Konshu, no te preocupes por John Higgins, que él se ha vengado ya colaborando en el “Before Watchmen”. Al menos, de Moore. xD”

Pues sí, casualidades de la vida.

De todas formas, el problema con el coloreado era sólo de Bolland o Moore también renegaba de él?

Juan Luis Daza
Autor

 Moore (él que yo sepa no tenía nada en contra del coloreado de Higgins) no tiene nada que ver con el recoloreado de Bolland , eso ha sido todo cosa del dibujante, el barbas pasaba del tema.

López Iñíguez
Lector

 No quiero ser polémico, pero respecto al final de la Broma Asesina… Pero después de perder a un ser querido en manos de un loco (o en este caso después de ver que el demente payaso dejo paralitica a Barbara) realmente creen que Batman se hubiera reído del chiste del Joker??? Imagínenselo y tomenselo en serio por un momento, pónganse en su lugar bajo la capucha… un loco -por genial o divertido que sea- trata de asesinar a alguien a quien queréis mucho y luego trata de volver loco a tu mejor amigo… después le das una paliza y de repente te tira un chiste y ¿¿¿TE RÍES??. En mi interpretación Bruce Wayne se pone a reír victima de un ataque de nervios mientras se dispone a asesinar al Joker. Obviamente se esta riendo pero de forma histérica, en ningún caso gracias al chiste ni sintiendo alguna empatía por ese monstruo. No quito que el chiste sea una metáfora de su condición de archienemigos y todo eso, de hecho creo que es correcto la forma en que lo describe el payaso. Antes de esto el Joker no era tan brutal, esto representa su nuevo status en su “enemistad”. El final es perfecto porque es el Joker quien gana, quiebra al murciélago y su mundo feliz en mil pedazos, y el Joker si no te mata al menos se va asegurar de que lo tomen en serio como el psicótico que es. Además Alan Moore termina de dar la espalda de forma definitiva a la feliz batifamilia que marco la serie de Adam West, de aquí en adelante todo es oscuridad y el héroe camp se vuelve un personaje trágico y atormentado.

López Iñíguez
Lector

 Olvide mencionar que al tratar de matar al Joker, Batman además se está quebrando espiritualmente al romper su juramento de no asesinar… La victoria del Joker es absoluta, Batman pierde por donde se mire. Eso si me niego a creer eso de que después de todo lo vivido comprenda o se apiade de su enemigo.

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

 Nunca había pensado en la teoría de que el Batman asesina al Jóker. Si fuese así, Moore se la coló bien colada a DC. Me gusta esta teoría aunque mi idea de Batman la veo incapaz de asesinar a su enemigo, por muy enemigo que sea.

En cuanto al coloreado, fue sólo tema de Bolland, cierto.

Miver
Lector
Miver

 Totalmente de acuerdo en:

-El chiste es la metáfora de ambos personajes, los 2 dieron un salto a la locura por un suceso traumático, Batman (insisto, Batman, no Bruce Wayne, porque Bruce se ha convertido en la identidad alternativa, pero el ser, el dominante es Batman) todavía está aferrado a un hilo de cordura y el Joker busca romperlo.

-Coincido con Odison y Harry, el Joker es el que vence, logra quebrar ese último dique, la barrera moral de no matar y el barbas se la metió a DC; para mi logra dar un giro de 180º y el moderado y dialogador Batman del principio acaba siendo un asesino psicopático al final.

-El coloreado original me logra llegar, el nuevo me deja muy frío y creo que le hace flaco favor a la historia. Claro que para gustos los colores 🙂

Sergio Robla
Admin

 Recuerdo al menos dos historias en las que Batman “mata” y nadie se estresó ni lo más mínimo por ello. Una es una pre-Crisis, y próximamente hablaré de ella, así que la dejo a un lado… La otra es su primer encuentro con la KGBestia.

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

 Y yo que siempre he pensado que el que se parte el cuello y se suicida para culpar a Batman en El regreso del Caballero Oscuro es el Jóker. Es decir, que finalmente, para hacerle la vida imposible, el Jóker, malherido, se suicida, no lo mata Batman…

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Ya: osea, que en La Broma Asesina el Joker deja paralítica a Barbara Gordon y esa situación se mantuvo como canon durante años, y Batman estrangula en un ataque de histeria al Joker pero editorialmente se decidió que no, que mejor dejarlo correr.

No estoy de acuerdo.

Interpretar está muy bien, pero creo que en este caso se llega a la tergiversación. Insisto: el Joker se casca un chiste final, que hasta él interpreta que está fuera de lugar tras todo lo que ha sucedido antes, y Batman, aunque se resiste, termina partiéndose de risa con la ocurrencia de su archienemigo: se ve cómo lucha contra la risa apretando la boca -vineta 2-, le brota una sonrisilla primaria (que parece de todo menos psicopática, por cierto) -vineta 3-, pasa a reír -viñeta 4- y finalmente a prorrumpir en carcajadas -viñeta 5-.
Además, el brazo de Batman ni clava, ni estrangula, ni golpea, ni aprieta: se apoya en el Joker porque se está descojonando tanto que si no lo hace, se cae de la puta risa (¿nunca os habeís retorcido de risa, reído tanto que si no os apoyáis en algo o alguien os tenéis que sentar en el suelo, de lo que os duele el estómago?: ese el tipo de risa que representa Bolland) mientras llega la poli -de nuevo viñeta 5-. Luego, la poli se lleva al Joker, imagino que de nuevo a Arkham. Y punto final, fundido en lluvia.
No sé, igual es que soy más simple que un zapato, pero, independientemente de que previamente se plantee una contraposición de roles entre el murciélago y el payaso, la escena final va de otra cosa. Si hermana a ambos personajes es porque los humaniza desde su reacción común ante el absurdo.
Aquí la plancha final, para continuar reinterpretando (o no):

http://oblikon.net/wp-content/uploads/the-killing-joke-final-joke.jpg

Ocioso
Lector
Ocioso

Yo siempre he tenido clara la interpretación de esa escena, pero me resulta dificil explicarme. Lo intento.

Ese colega caradura que te da un plantón y te tiene toda la tarde esperando, o te roba la novia, o te estrella la moto….y luego se presenta como si tal cosa, suelta una parida y piensas “Es para matarle, pero hay que reconocer que tiene gracia, el jodío”
Y pones esa sonrisa apretando los dientes como diciendo “Sí, ¿no?” e incluso haces un amago de estrangularle o de darle una hostia en el hombro.

Todos hemos vivido esa situación. ¡Diantes, yo mismo he sido el caradura muchas veces y he visto la expresión de Batman en la cara de mi amigo!

Pues eso, después de haberla liado parda el Joker todavía tiene los santos cojones de contar un chiste que además, subrayando “además”, cuenta la relación entre los dos personajes.
Batman quiere arrancarle la cabeza después de lo que ha hecho, “pero hay que reconocer que en el fondo tiene gracia, el jodío”

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Ese es el espíritu, Oci, exactamente tal y como yo lo veo, casi calavadi a como lo planteaba en el ahora inncesario spoiler que incluí en el comentario 20. Me copypasteo: no le queda más remedio que admitir “es un demente hijodeputa, pero qué salao es el jodido”.

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

 Ahora mismo pagaría por ver el guion de Moore de La Broma Asesina y saber cómo describe ese final…

guolberin
Lector
guolberin

Yo pienso como jorgenexo, nunca había pensado que Batman matara al Joker, pero para nada, se parte de risa y la poli se lleva al Joker a Arkham, eso de que la risa cae hacia las sirenas y luego nada me parece muy pillado por los pelos, mucha imaginación, creo yo.

Ah y en Dark Knight, si no recuerdo mal, Batman tampoco mata al Joker, es como dice Cefalópodo, el Joker se retuerce hasta partirse él mismo el cuello y que parezca que Batman lo ha matado.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Pues está (o estaba en venta), Cefalópodo, así que pagando seguro que lo pillas:

http://www.worthpoint.com/worthopedia/alan-moore-batman-killing-joke-128-page-complete

Ocioso
Lector
Ocioso

Coño Jorge, no había visto tu interpretación y sí, es mas o menos la misma que la mía. Una vez mas nuestros espíritus demuestran estar en sintonía. Tenemos que quedar un día para follar, o algo.

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

 Lo he buscado online y nada, pero vaya, que para mí no lo mata, pero es interesante que provoque tanta discusión y ambigüedad, le da más riqueza y lecturas a la obra.

Ivan Rivas
Lector

 Iros a un hotel 🙂

Miver
Lector
Miver

La historia es cojonuda, todos tenemos nuestra visión personal de lo que cuenta y la inmensa mayoría la encuentra de sobresaliente.

Para mi Moore hizo plasmó una historia sobre la locura y la muerte, y su para morirse de risa (Cefalopodo me quedo con ello) es el final, Joker se muere de risa.

Por cierto, ¿habéis leído lo del pirado que ha empezado a disparar en el estreno de Batman

Cefalópodo de la 5º Dimensión
Lector

 O al Túnel del Amor de Frank Miller. xD

guolberin
Lector
guolberin

 “Tenemos que quedar un día para follar, o algo.”

Esa frase tiene una errata, se dice folgar 🙂

Titan
Lector
Titan

 Todos habéis oído hablar del síndrome de Estocolmo ¿no? No es lo mismo que ocurre en esa escena final pero puede ayudarnos a hacernos una idea de lo que ocurre.

Después de tantos años de leer historias de Batman, esa escena resulta extraña pero imposible no es. Además, la gente no reacciona siempre igual. Bruce podía reaccionar perfectamente así después de tanto estrés. Incluso nosotros mismos no reaccionamos igual leyendo el mismo cómic. Un día te puede emocionar una historia y otro día te puede resultar casi indiferente, dependiendo de lo sensible que estés. Un día te puede parecer creíble la caracterización de los personajes y otro día piensas que esos personajes son cualquier cosa menos los originales.

Odinson
Lector
Odinson

En resumidas cuentas, cuando comenté:

” Moore creo que deja la interpretación del final al lector, o sutílmente nos muestra su final y debemos verlo”

No quise decir que el final deba ser lo que yo interpreto, ni se pretende tergiversar nada, simplemente, las ultimas viñetas pueden ser un poco ambiguas a posta… o no serlo. Tal vez el final es el de siempre, Joker en Arkam y hasta la próxima, o tal vez es otra cosa…..

Aviso de Spoiler

Ver comentario 59, pinchar la imagen, Viñeta siete: que zapatos más bonitos con las puntas rojas 

 

De cualquier forma, que buen guionista es el jodio.

blumini
Lector
blumini

 Aunque yo tampoco había pensado nunca que Batman matara al Joker, realmente las últimas viñetas pueden ser un poco ambiguas. Parte final del chiste:

Aviso de Spoiler

el primero (Batman) tiene una idea y le dice: “¡Ey! Tengo aquí mi
linterna. ¡Alumbraré el hueco entre los edificios y podrás caminar sobre
el rayo hacía mí!”. Pero el otro (el Joker) mueve la cabeza y dice: “¿Qué te
crees? ¿Que estoy loco? ¡La apagarías cuando estuviese a mitad de
camino!”

Y si observamos las tres últimas viñetas de la imagen del comentario 59, las luces del coche de policía asemejarían el rayo de luz que se apaga cuando Batman mata al Joker

Aviso de Spoiler

…o no

López Iñíguez
Lector

Lo siento Sres. jorgenexo y Ocioso, pero no creo que Batman se pueda reír de esa broma. No quiero entrar en temas personales o sensibles, pero si alguno de ustedes ha perdido un ser querido o han tenido un ser amado sufriendo por un accidente, y todo ese dolor es causado por la acción de alguien, ese alguien puede contarles el mejor de los chistes posibles, pero difícilmente les sacara una sonrisa. Por otro lado he visto gente que en la tragedia y en momentos de mucho dolor se han puesto a reir histericamente. Yo creo -y la verdad me cuesta mucho verlo de otro modo- que Batman se quebró y se rió desesperado por su propia agonía interna al tener que enfrentarse al deseo profundo de querer asesinar al Joker contra sus valores. Nadie se reiría al enfrentarse al tipo que le disparo a una niña, que trato de matar a tu amigo… etc, para mi eso de Batman riéndose de su destino compartido y la ironía de la metáfora de los dos locos es una broma metatextual para nosotros los lectores, pero Batman de seguro no lo encontró gracioso.

Aprovecho de mandar mis condolencias y mi profunda tristeza por lo que paso en Colorado. Horrible.

AlexCruz
Lector

 La dosis de realismo cotidiano y desquiciado de Alan Moore es muy cautivante, Broma Mortal y su homenaje a  H. P. Lovecraft tienen el mismo ritmo de lectora, un ritmo muy propio de Alan Moore la verdad.

Reverend Dust
Lector

 He’s back!

SrCoque
Lector
SrCoque

Una reseña muy buena.
La broma asesina es sin duda uno de los mejores cómics de Batman. Alan Moore consigue algo que parece imposible, hacer que el Joker sea al mismo tiempo más humano, loco y sádico que nunca.