Joe Quesada

    Por
    0
    311

    Alejandro M. Viturtia ha aceptado que algunos de los contenidos que producimos para Panini Comics News puedan recuperarse aquí al cabo de un tiempo. Empezamos con la ficha de Joe Quesada, publicada originalmente en el número 12 de la revista.

    Joe QuesadaDe origen cubano y nacido en 1962, Joe Quesada se ha convertido en la más importante y visible cabeza pensante de Marvel. Pero sus orígenes en el negocio de los cómics deben buscarse más allá de los muros de la Casa de las Ideas.

    Graduado en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, abandona su trabajo como músico y su proyecto de dedicarse al mundo de la ilustración al verse seducido por las posibilidades del Noveno arte que le descubren obras como Watchmen y El Regreso del Señor de la Noche.

    Empieza entonces su carrera en el medio como colorista para Valiant Comics. Después de un tiempo en Valiant, conseguirá trabajo de dibujante en DC, primero en las series Spelljamer (línea TSR) y Crucible (línea Impact) y, de allí ya, de pleno en el Universo DC con The Question Quarterly y The Ray.

    Esta última serie supondrá su despegue profesional y en ella ya manifiesta las peculiaridades que han constituido la clave de su éxito: La capacidad para dotar de un enfoque atractivo a los personajes con los que trabaja y el arte de lograr implicar en sus proyectos a autores destacados. Así, para The Ray, se consigue los servicios de Art Nichols, entintador que se ajusta como un guante a sus primeros lápices y a su estilo contrastado de blancos y negros.

    En su siguiente obra, La espada de Azrael (DC), llega más lejos todavía y se hace con las tintas de Kevin Nowlan y el color de Lovern Kindzierski, dos autores punteros en sus respectivos campos, logrando entre todos ofrecer un producto acabado que despierta la admiración de muchos.

    Acto seguido pasa a trabajar para Marvel con Sleepwalker, Midnight Sons Unlimited y Factor X; esta última con Peter David a los guiones. Y paso a paso puede observarse como va afianzando y depurando su estilo hasta convertirse en un autor a seguir.

    Pero quizás por eso, y después de un tiempo en Marvel y Valiant, emprende en 1994 una de las aventuras que posiblemente más han condicionado su carrera profesional: La creación de la editorial Event Comics junto a su amigo Jimmy Palmiotti. Allí, juntos, darán salida a un personaje de propio cuño llamado Ash e instaurarán una manera muy cercana y entusiasta de relacionarse con los lectores. Mientras tanto, la Marvel del momento anda dando palos de ciego a la búsqueda de una estrategia editorial que reporte importantes beneficios. Hasta que a Joe Calamari, el presidente de la Marvel en esa época, se le ocurre contratar al tandem Palmiotti-Quesada.

    Event se encargaría de editar una serie de personajes Marvel según sus propias directrices, escogiendo también los autores que se harían cargo de ellos. Daredevil, Pantera Negra, Punisher y los Inhumanos fueron la primera andanada de Marvel Knights, que así se llamó la línea editorial, y el éxito les acompañó bastante más de lo que en un principio hubiera podido esperarse. El resto, como suele decirse, ya es historia.

    Después de varias renovaciones del sello Marvel Knights, en Septiembre del 2000 Bill Jemas, nuevo presidente de Marvel, le nombra Editor en Jefe de la empresa en sustitución de Bob Harras con la intención de que el éxito alcanzado por los Caballeros Marvel pueda llegar a extenderse por todas las colecciones de la compañía. Y así será, puesto que en un año las ventas de comic-books Marvel se incrementarán en un 75%. Posteriormente, en Julio de este mismo año 2005, con Dan Buckely al frente de Marvel, Quesada renueva como Editor en jefe y se le asigna la nueva función de Chief Creative Officer, Publishing (Director creativo de publicaciones). Y así hasta hoy, con un Joe Quesada siempre intentado cautivar a los autores más “hot” del momento para que vuelvan a llenar de nuevas ideas el País de las Maravillas .

    Artículo anterior¡FELIZ NAVIDAD!
    Artículo siguiente1 millón de $ para quien demuestre sus superpoderes
    “Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
    0 Comments
    Inline Feedbacks
    View all comments