JLA, de Grant Morrison Vol.1

Por
20
2306

ECC Ediciones se lanza a recuperar la aclamada etapa de Grant Morrison al frente de JLA en la línea de “Grandes autores de la Liga de la Justicia”, y que poco a poco va completando la serie, ya que se suma a la ya publicada de Joe Kelly, aunque se publicase en formato a parte como “JLA: Élites”.

 
JLA, de Grant  Morrison

Edición original: JLA núms. 1 a 9 USA, JLA Secret Files núm. 1 USA, DC Comics.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones, junio de 2015.
Guión: Grant Morrison, Mark Millar.
Dibujo: Don Hillsman, Howard Porter, Óscar Jiménez.
Formato: Cartoné, 256 págs. A color..
Precio: 25€.

 

Esta nueva JLA tuvo su presentación semioficial en la miniserie Justice League: A Midsummer’s Nightmare, en la que estos héroes se enfrentaron a Know Man y Doctor Destiny. Este cómic fue escrito por Mark Waid y Fabian Nicieza, y Grant Morrison realizó un prólogo para el tomo recopilatorio en el que alababa el trabajo de Waid en cuanto a la revolución que supone para el género superheroico. Grant Morrison vio Kingdom Come, el Elseworlds escrito por Waid y dibujado por Alex Ross, como una declaración de principios que llegaba en un momento clave para el tono oscuro adquirido en los cómics de superhéroes. No entraremos ahora en valorar el mensaje de Kingdom Come, del que ya se ha hablado mucho, pero es claro, y Morrison también lo simplifica en su introducción: El regreso del Caballero Oscuro, de Frank Miller, y Watchmen , de Alan Moore, ambas obras maestras, dieron lugar a la “Era Oscura” del cómic de superhéroes, que estuvo muy bien al principio, pero que derivó en un realismo que llegó a unos niveles absurdos, convirtiendo a nuestros héroes en personajes no sólo reales, sino también traumatizados, perturbados, violentos, indistinguibles de los villanos, desvirtuando el género.

Lo que necesitamos son héroes.

Morrison ve en Justice League: A Midsummer’s Nightmare un regreso al auténtico heroismo, un retorno actualizado a los cómics que conocimos en la Edad de Plata, en la que los héroes eran auténticos héroes, personajes nobles y de una grandeza que les hará salir de la oscuridad en la que se encontraban. Y no hay que confundirse: no estamos en la Edad de Plata. El cómic de superhéroes ya no funciona como entonces, y Justice League: A Midsummer’s Nightmare consigue analizar a los protagonistas a un nivel cercano pero sin perder de vista el hecho de que son héroes.

Esta extensa etapa posee muchas constantes de la obra del guionista escocés, y de hecho se repiten aquí mismo de forma cíclica, aunque cada vez a mayor escala, como si de un fractal se tratase: la presencia física del mal como desencadenante de actos malvados, soluciones intelectuales antes que físicas, diferentes amenazas actuando al mismo tiempo, artefactos divinos, peligros provenientes de un mundo superior y más antiguo… Todas estos conceptos cristalizarán en Crisis Final, considerada por muchos un compendio de todas las ideas que pueblan la bibliografía de Morrison. Pero eso ya es carne de otra reseña…

Echemos un vistazo a cada uno de los arcos argumentales que encontramos en este tomo:

JLA, de Grant Morrison Vol.1

¡Ellos!

En el momento en que da comienzo la serie la formación de la Liga de la Justicia es la siguiente: Doncella de Hielo, Fuego, Zorra Carmesí, Obsidian, Metamorfo, Flash, Wonder Woman, Hawkman. De cómo pasamos de dicha formación a la actual se hablará unos meses más tarde en el especial JLA: Secret Files #1 que se incluye al final de este tomo.

El primer arco argumental propiamente dicho de esta serie tiene como centro de atención al Hiperclán. Se trata de un grupo de superseres que han llegado a la Tierra con la intención de salvarnos de todo mal, de hacer todo lo que nuestros héroes no hayan logrado. Obviamente tienen planes nada altruistas para nuestro planeta, y Morrison no pretende engañarnos en ningún momento. Esta historia presenta y define a los componentes de la JLA, posiblemente más que ninguna otra. Este guionista siempre ha preferido centrarse más en la historia que en el desarrollo de personajes, así que pasado este primer arco nos daremos cuenta de que se trata de un autor idóneo para esta serie, puesto que los integrantes del grupo atraviesan muchos cambios en sus propios títulos.

Así, la JLA deberá hacerse valer ante este Hiperclán que se ha ganado el favor de toda la humanidad, y haciéndolo nos demostrarán qué les hace especiales y por qué han de seguir luchando pase lo que pase. Esta historia, además, presentará a unos ya míticos villanos que dejaron huella en el Universo DC. Sin duda una de las historias más memorables de la serie.

La Mujer del Mañana

El siguiente episodio nos muestra a la Mujer del Mañana, la creación de los científicos locos Ivo y Morrow, responsables respectivamente de Amazo y Tornado Rojo, que tratará de unirse a la JLA para sabotearla desde dentro. En la Atalaya de la JLA es día de reclutamientos, y el Detective Marciano se ocupa de entrevistar a los candidatos. Entre ellos vemos a Tommy Monaghan, Hitman, que hace una breve pero hilarante aparición, y también a Aztek, el superhéroe creado por Morrison que gozó de serie propia (recopilada por Planeta DeAgostini en Universo DC: Aztek). Si bien en este episodio no se une al grupo volverá en el futuro.

También observamos que el aspecto de Superman ha cambiado, y también sus poderes. El traje que lleva ahora sirve para contener su poder eléctrico. Esta, para mí, es la gran pega de la etapa de Morrison, y es que de un número a otro es fácil que haya cambiado algo para alguno de los protagonistas, y no se hace ni mención, con lo que constantemente uno tiene la sensación de estar perdiéndose algo.

En junio de 1998 la Mujer del Mañana protagonizó un especial del minievento Girlfrenzy, situado cronológicamente entre las páginas de este episodio de JLA, y fue escrito por Tom Peyer, señal de que esta pequeña historia logró su cometido. Morrison, después del explosivo comienzo de la serie, decide escribir algo más discreto, pero sin perder de vista el colorido universo de posibilidades del que dispone.

Fuego en el cielo

Seguidamente conocemos a Zauriel, el personaje que ocupa el lugar que Morrison tenía para Hawkman. Al no poder utilizarlo, vetado por la editorial a causa de la retorcida continuidad del personaje, hizo a Zauriel un ángel, y así tuvo la oportunidad de mezclar nuevos elementos en esta magna historia. De esta forma, paralelamente a las maquinaciones de Asmodel y a su persecución de Zauriel, asistimos a las maquinaciones de Nerón, el mismísimo diablo. Este último tiene a su lado a Ghast, Rath y Abnegazar, los Tres Demonios que se han enfrentado en muchas ocasiones a la Liga de la Justicia. Debutaron en Justice League of America #10 y 11 (1960), junto a Felix Faust, y fueron presentados como un mal ancestral, anterior al hombre. Verlos aquí como secuaces de Nerón indica lo peligroso que es este diablo.

Morrison utiliza aquí una de las ideas que utilizará infinidad de veces, y es que los dioses, o Dios, o sus huestes, no dejan de ser seres extraterrestres, de otro plano, de otro nivel de existencia, pero que en el fondo son tan terrenales como cualquier superhéroe. Simplemente están a otra altura. Ángeles, arcángeles, tronos y demás fauna divina pueblan estas páginas en una guerra civil que tendrá, como no podía ser de otra forma, a la JLA como única posibilidad de salvación para la Tierra.

Al final abierto de Zauriel siguió una miniserie protagonizada por él y que enlaza directamente con los hechos aquí narrados. JLA: Paradise Lost, de Mark Millar y Ariel Olivetti, son tres impresionantes números repletos de ángeles y demonios que hará las delicias de todo aquel que se haya quedado con ganas de más después de leer esta historia. Con suerte alguien en ECC Ediciones se acordará de ella.

Historia imaginaria

El título de este capítulo hace referencia a las historias fuera de continuidad que se realizaban antes de Crisis en Tierras Infinitas. Morrison se las ingenia para, en una única historia, recuperar y renovar al villano La Llave, que debutó en Justice League of America #41 (Diciembre de 1965) y ofrecernos un Elseworlds en toda regla. Incluso justifica argumentalmente la ausencia del personaje en los últimos años de una forma lógica y muy interesante. Así, La Llave creará un mundo de ficción con el que tratará de usar la energía mental de la JLA para convertirse en un dios. Pero lo que él no sabe es que el grupo cuenta con un nuevo miembro: Connor Hawke, Green Arrow, hijo del difunto Oliver Queen. Oportunamente, ECC Ediciones publica este mes de julio la historia del regreso de Ollie, cortesía de Kevin Smith.

A estas alturas de la serie ya hemos visto otra constante de los cómics de Morrison: su pasión por las versiones alternativas de los personajes y, si es posible, malignas. Después del Hiperclán tenemos aquí, directamente, variaciones sobre la propia JLA (y el cliffhanger a retomar en el futuro, y en el siguiente capítulo perversiones de los mismos. Y lo cierto es que funciona, a fuerza de negar a los protagonistas, a fuerza de retorcerlos y cambiarlos, nos damos cuenta de lo que permanece en ellos y lo que les da entidad como héroes icónicos de DC.

Semilla estelar

El “no tan secreto” origen de esta nueva encarnación tiene lugar cuando una criatura de aspecto muy familiar intenta invadir nuestro mundo. Este alienígena que sería conocido más adelante como Estrella Conquistadora es uno de los aspectos de Starro. El villano en forma de estrella de mar fue, precisamente, el que hizo que estos héroes se uniesen por primera vez, en el lejano Brave and the Bold #28 (1960). ¿Cuándo veremos a Starro en el Nuevo Universo DC?

A diferencia del tomo de Planeta, este incluye el especial JLA: Secret Files #1 íntegro, incluyendo la parte escrita por Mark Millar, y no solamente la de Morrison. Este tomo tiene como base la edición deluxe de DC Comics, tanto en cuanto a material, como formato y contenido, así que aquí y allá encontraremos diferencias entre las ediciones de ECC Ediciones y Planeta DeAgostini. En este únicamente tenemos este número de cierre desplazado al momento en que publicó, a diferencia de Planeta, que lo colocó antes del primer número, porque cronológicamente ahí es donde estaría. Además, el traductor es Fran San Rafael, como lo fue en la edición de Planeta, con lo cual los textos antes sido revisados y revisados. Personalmente solamente he sido capaz de ver un error de orden de bocadillos, que aún he de comprobar si figura en el cómic original, dado que aparece en ambas ediciones.

ECC Ediciones se lanza a recuperar la aclamada etapa de Grant Morrison al frente de JLA en la línea de “Grandes autores de la Liga de la Justicia”, y que poco a poco va completando la serie, ya que se suma a la ya publicada de Joe Kelly, aunque se…
Guión - 9
Dibujo - 7
Interés - 10

8.7

El acercamiento definitivo a la Liga de la Justicia más tradicional y rompedora al mismo tiempo. Un vistazo a los mayores héroes de DC en una epopeya escrita por el polémico Grant Morrison, sin grandes alardes pero con una frescura que raramente se le ve. Un gran disfrute para los amantes del Cómic de Superhéroes.

Vosotros puntuáis: 9.34 ( 8 votos)
20 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Sergio Aguirre
2 julio, 2015 13:19

Mi etapa favorita del grupo, y en general una de las mejores del cómic de superheroes.

Gustavo Higuero
Autor
2 julio, 2015 14:33

Sergio, excelente reseña!!! Una etapa grande que me hizo reencontrarme con la JLA. Por cierto, a Starro podemos verlo ya en acción en el primer número de la JL 3001. Una serie que también merece ser descubierta por todos.

flashpoint
flashpoint
Lector
2 julio, 2015 14:46

Morrison mostró los dientes y los clavó en la yugular de miles de lectores. Que cómic más extraordinario nos regaló el escocés. Aquí no hay relaciones humanas, son como los 12 del patíbulo (los 7 grandes con superpoderes) frente a misiones imposibles.
Si los lectores querían conocer las historias de los personajes para eso estaban sus series regulares. Aquí los personajes se unieron para enfrentar desafíos más grandes que ellos mismos.
Las reglas estaban claras desde un principio DC quería hacer de sus principales figuras muy populares y que alcanzaran ventas millonarias tal cual hacían Spawn y WildCATS.
Y si Alan Moore podía poner al equipo creado por Jim Lee en la sima de la tabla ¿Quién estaba a la altura para hacer lo propio con los superhéroes más grandes de la compañía?
Robinson ya había hecho su aporte en los Gatos Salvajes, Ennis no era de la preferencia de la compañía. Gaiman fuera de su elemento, Waid parecía el más apropiado pero nadie lo conocía y estaba preparando Kingdom Come, y ningún otro nombre parecía rimbombante para hacer esto posible a excepción de Grant Morrison.
Quién puso 2 condiciones:
La primera: Que a él nadie lo cuartaba en ideas y desarrollo de la trama y él elegía que personajes incorporar a las filas.
La Segunda: Además de escribir la JLA a él le daban espacio para lanzar Aztek.
Y así fue como nos hicimos de 41 episodios muy bien logrados, al que le siguieron las muy entretenidas etapas de Mark Waid y Joe Kelly.

clavo05
clavo05
Lector
En respuesta a  flashpoint
2 julio, 2015 19:07

De acuerdo en casi todo, solo que no estoy seguro si Morrison en aquellos tiempos (maldita vejez) ya era una estrella consolidada, claro que hasta ahí ya tenía tremendos trabajos hechos sobre todo para Vertigo

flashpoint
flashpoint
Lector
En respuesta a  clavo05
2 julio, 2015 23:19

Si era un crack. Arkham asylum es del 89. Y su patrulla condenada vendía muy bien.

mito
mito
Lector
2 julio, 2015 18:07

Una de las grandes obras de Morrison

Juan Iglesia Gutiérrez
Autor
2 julio, 2015 18:41

Grandiosa etapa. Una versión libre de la Liga original. Lástima que no tuviera un dibujante de más altos vuelos. Si lo hubiera dibujado un Bryan Hitch y no esos pocos numeritos que hizo con Waid estaríamos hablando de una etapa a la altura de los X-Men de Claremont&Byrne.

clavo05
clavo05
Lector
En respuesta a  Juan Iglesia Gutiérrez
2 julio, 2015 19:09

Eso o que Porter hubiera hecho el mismo trabajo que está haciendo ahora en JL 3000 y 3001

flashpoint
flashpoint
Lector
En respuesta a  clavo05
3 julio, 2015 6:41

Eran los 90s. DC no pagaba dibiujantes estrellas. Dejaron ir a Charest porque no le pagaban lo que querían y alegaba por los plazos de entrega. Jajajaja
Hablando en serio.
La compañía de Superman buscaba sacar cómics con buenas historias y dibujos no tan sorprendentes pero cuyos artistas cumplieran con los plazos.
Su política era mantener costos razonables para que las publicaciones fueran rentables.
Por eso tuvimos un Porter y no un Bachallo. Por eso nació Image. Por eso Marvel tenía a los Kubert a los Romita a los Madureira y se llevo a todos los artistas españoles que DC encontró cuando estos se hicieron realmente buenos.
Por eso Marvel quebró. Ya no mas.

Save
Save
Lector
En respuesta a  flashpoint
3 julio, 2015 10:20

Que ambas compañías se dedicaran a especular como salvajes no tuvo nada que ver con la quiebra, ni que unos tuvieran detrás a papi Warner mientras los otros no eran respaldados por ningún gigante. Ahora va a resultar que en DC no se dedicaron durante los 90 a publicar basura mal escrita y peor dibujada y que todas sus series las editaban Karen Berger y Archie Goodwin.

flashpoint
flashpoint
Lector
En respuesta a  Save
3 julio, 2015 16:51

No dije ese, sólo que DC al tener un PAPI debía dar cuentas y si se salía con ideas descabelladas como un Heroes Reborn por ejemplo PAPI le daba por la nalgas.
Por dar un ejemplo Marvel pagaba sueldos realmente millonarios a Lobdell, Nicietza, Capullo, Daniels, Madureira y Bachallo, algo nunca visto ni estos días.
Creo que ni Alan Moore, ni Capullo consiguieron esos números cuando estuvieron en Image. Recuerdo al dibujante de Spawn decir en una entrevista que con McFarlane no es que ganara mucho, pero mucho más que con X-Force, lo que pasaba era que el % de ventas era mejor y que el trabajo que realizaba era realmente valorado.
Sólo Morrison llegó a cobrar más que nadie cuando escribió sus New X-Men sin contar el % altísimo que pidió por ventas, porque tanto en la JLA como en Batman la cosa estuvo más controlada.
Marvel tuvo un muy mal manejo en ese aspecto desde siempre y que Disney a tratado de mantener a raya. Esto se puede denotar por la cantidad de autores nuevos que ha incorporado a la compañía para que las estrellas que cobraban una barbaridad en los 90s hoy cobren bien pero no tan bien.
Alguien me puede nombrar una super estrella nacida en los últimos años, al nivel de Bachallo, Madureira o Capullo?

Save
Save
Lector
En respuesta a  flashpoint
3 julio, 2015 19:01

No, lo que has dicho es que Marvel pagaba un pastón a los dibujantes y que DC no se planeaba hacer eso. La misma DC que se llevó a apenas unos años antes a Byrne y Miller para su reboot, y que no se llevó a Starlin y Simonson por circunstancias concretas. La misma DC que históricamente se ha dedicado a comprar todos los personajes de otras editoriales que se le han puesto a tiro.

Si de verdad Marvel hubiera pagado un pastón a sus dibujantes los Image boys no se hubieran ido a fundar su compañía. Eso es de cajón.

Tú me dices ahora que Lobdell, Nicieza y demás ganaban un pastón, lo cual se debe al sistema de royalties que dudo mucho que fuera muy distinto del sistema de DC. Esa gente se forró porque en la burbuja cualquier cosa vendía como churros debido a la especulación, no porque Marvel les pagara por contrato esas cantidades. Si Capullo o Moore ganaban menos en Image es porque en esa editorial no manejaba las cifras de Marvel donde además gente como Nicieza estaba en varias colecciones a la vez, (pero a los fundadores de Image, que ahora sus propios jefes, como que les daba igual, vendiendo menos se llevaban más margen de beneficios). Todo sin ver qué sistema de pago estableció gente como McFarlane, que ha demostrado no tener muchos problemas en aprovecharse del trabajo de sus empleados.

Ahora, me dices que en DC no tenían ideas descabelladas como y yo me tengo que reír, cuando esa compañía perpetra La muerte y resurrección de Superman, La caída del Murciélago o que volvieron loco a Hal Jordan, en movimientos iguales a los de Marvel. Ya veo la prisa que se dio Warner en pararles los pies.

Aquí lo que pasó es que cuando La resurrección de Superman DC ya se llevó el primer revés y se dieron cuenta de que la cosa iba a estallar. Marvel, que más que la Casa de las Ideas era otro tipo de casa, siguió igual y se llevó el palo. Eso no quita que en los 90 DC era el tuerto en el país de los ciegos y que cuando los pasó mal en los finales de los 70 se salvó de irse a tomar viento porque era una filial de Warner. Pero de compañía ejemplar comparada con la otra, poco. Ambas se dedican a cometer periódicamente los mismas estupideces.

flashpoint
flashpoint
Lector
En respuesta a  Save
3 julio, 2015 20:15

Hablamos de cosa distintas. Yo no hablo de calidad de sus series sino de dinero (vil $).
Lee, Silvestri y Mc Farlane se fueron porque querían control completo de lo que hacían y mayor % de las utilidades. Piensa que Liefeld vendió los derechos de sus personajes por uno o más grandes a Marvel (Cable, Domino, Deadpool y alguno que otro personaje)
Además pensó que podía publicar Youngblood y seguir haciendo X-Force.
Jim Lee después de varios años dice que Image fue una buena experiencia pero un error que no volvería a cometer, por algo vendió todo a DC.
Heroes Reborn los mismos autores involucrados dicen que lo hicieron por el dinero que les ofrecieron, y que Marvel no recuperó porque las ventas ya iban en picada.
Quesada puso un cheque gigante en manos de Morrison para que escribiera New X-Men, dinero que tampoco se recuperó.
A Warren Ellis le ofrecieron hacer de editor de algunas series mutantes por dinero que tampoco se recuperó.
Madureira dejó de dibujar porque Marvel no quería pagarle lo que empezó a cobrar por página.
Con Ultimates 3 Marvel perdió dinero porque no vendió lo que se esperaba.
Nextwave tuvo que ser cancelada porque el dibujante era muy caro para lo que vendía la serie. Además Ellis se iba en el 12 y no querían arriesgarse con otros autores.

DC de los noventas estaba más controlada en sus gastos y buscaba dibujantes que rindieran bien y que mejoraran con el tiempo. Por algo fueron por los artistas españoles. Eso es todo lo que digo. Mira los autores y te darás cuenta que es así.

Pero hoy eso no pasa DC está compitiendo a la par con Marvel y tienes a un Ivan Reis, Tony Daniels, Greg Capullo, Jim Lee, los Kubert, John Romita, etc… DC empezó a competir por la espectacularidad y eso también trae coletazos, porque las bajas ventas hace que los autores huyan a la competencia.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
En respuesta a  flashpoint
3 julio, 2015 20:45

Por favor no metamos a Tony Daniel o el Romita Jr. actual en el mismo saco que los Kubert, Reis o Capullo que es para sacarse los ojos.

Save
Save
Lector
En respuesta a  flashpoint
3 julio, 2015 21:11

Yo en ningún momento he dejado de hablar de dinero quitando el penúltimo párrafo. Y cuando lo he hecho, ha sido a raíz de cosas como esta.
“La compañía de Superman buscaba sacar cómics con buenas historias y dibujos no tan sorprendentes pero cuyos artistas cumplieran con los plazos.”

Así que no me digas que no hablabas de calidad sino de dinero, porque no, hablabas de las dos cosas. Y ahora me estás mezclando guionistas con dibujantes y casos en los que Marvel gasta pasta con casos en los que se niega a pagar lo que le exigen.

flashpoint
flashpoint
Lector
En respuesta a  Save
3 julio, 2015 21:54

Es para contextualizar la idea. Hay guionistas que ganan más que dibujantes y al contrario hay dibujantes mejor pagados que guionistas.
Hasta 1996 en líneas generales se le pagaba más a un dibujante que a un guionista, a menos que fueras Alan Moore, Neil Gaiman, Frank Miller o John Byrne.
Hama siempre pensó que se le pagaba poco por su trabajo en Wolverine, por ejemplo, mientras que Lobdell destrozaba a los X-Men ganando bastante más que él.
Si mal no recuerdo fue David quién dijo que prefería trabajar para DC que Marvel, pero que Marvel pagaba mejor.
Desde que Ellis, Waid, Busiek, Moore, Morrison, Ennis, Robinson, Milligan y Gaiman, salieron al mercado con sus trabajos los guionistas estaban subvalorados. Es cosa de ver lo que pasó con David en Hulk y X-Factor. Los editores pensaban que las malas ventas eran culpa del guionista, pero los que le remplazaron lo hicieron mucho peor y fue Jenkins quién dijo que el único Hulk que funciona es el Peter David y eso fue en el 2000.
Entiendo tu punto, pero entiende que Marvel nunca les hubiera abierto las puertas a los guionistas como lo hizo DC.
Yo creo que DC también hubiera querido tener mejores dibujantes y haber mantenido a los españoles para que no terminaran trabajando enb la competencia pero no estaba dispuesta a soltar más dinero.
Eso es todo.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
3 julio, 2015 23:57

Si me dicen que es lo primero en lo que pienso al oír “cómic de superheroes” es la JLA de Morrison.

Logan
Logan
Lector
9 agosto, 2015 9:33

Gloriosa etapa de la JLA . Divertida, fresca y con un nova mas en cuanto a los obstáculos cuasi-imposibles de batir con los que se presentan Batman y compañía una y otra vez . La inagotable imaginación de Morrison para crear situaciones se refleja en este cómic. Un
10. Personalmente pienso que Morrison es un Genio. Mucha gente lo critica de mirarse demasiado el ombligo, que si se cree que sus obras van a cambiar el mundo del cómic … Que si lo que escribe solo lo entiende el…. Bla bla bla.. Simplemente su cabeza pelada no deja pensar . Siempre esta activa con propuestas e ideas que simplemente a la mayoría de autores del cómic actual jamás se les pasaría por la cabeza. Animal Man, Doom Patrol , WE3, Flex Mentallo, All Star Superman , New X-Men, JLA, Joe Barbarían …. Y si también hay de lo más perverso salido de su mente como Los Invisibles o El Asco. Lo dicho un Autor COMPLETO Y GENIAL. Para mi solamente Alan Moore esta delante de el, Gaiman ni se le acerca a pesar de su EXCELENTE Sadman (quizás la obra Maestra mas redonda de la historia) pues Gaiman ha vivido toda su vida de una sola Obra. Por ultimo querría recomendar el Batman de Gran Morrison que si bien fue un caos editorial en su momento donde la etapa pasa por diferentes colecciones (Batman, Batman y Robin y Batman Inc) ahora se puede leer toda de un tirón. Aprovechando que Ecc la publicado en tomos . Es una de las mejores etapas de Batman.

Ivan
Ivan
Lector
24 enero, 2017 10:20

Creo que es bueno comentar que en el Volumen 2 se han saltado el Secret Files 2, que es fundamental en la historia, y no lo han publicado, por lo que la etapa está incompleta en esta edicción de ECC.
Parece que no hay manera de tener una edición correcta de esa etapa de la liga.