Infierno embotellado, de MARUO Suehiro

Por
3
689
Infierno embotellado

Edición original: Binzume no jigoku (Enterbrain, 2012)
Edición nacional/España: Infierno embotellado (ECC Ediciones, 2022 para la edición flexibook)
Guion: MARUO Suehiro
Dibujo: MARUO Suehiro
Traducción: Gabriel Álvarez Martínez
Formato: Rústica con sobrecubierta (flexibook). 194 páginas
Precio: 16,95€

Un descenso a la oscuridad

«¡Oh, padre, madre! Lo sentimos, lo sentimos. Perdonadnos».

Si hay algo que puede decirse de la obra de MARUO Suehiro es que impacta, independientemente de lo mucho o poco que guste. A unas historias bastante crudas se suma un personalísimo estilo de dibujo por el que se ha hecho reconocible. Son muchas las obras que nos han llegado de este maestro del eroguro —corriente que destaca por el uso de imágenes grotescas, eróticas y absurdas— y el manga alternativo, primero de la mano de Glénat/EDT y, más tarde, de Panini y ECC Ediciones, que en la actualidad cuenta con un número bastante nutrido de títulos de este autor, algunos de ellos especialmente célebres, como Midori, la niña de las camelias. A la publicación de nuevos mangas se suma la reedición de otros, y ese es el caso de Infierno embotellado, un recopilatorio de historias cortas que nos llega ahora en formato flexibook, por el que ECC está optando, por ejemplo, para relanzar los mangas de ITO Junji y editar nuevas obras de otros autores, como el propio Maruo o KAGO Shintaro. Esta reedición viene con una nueva sobrecubierta, para la que se ha aprovechado una de las ilustraciones a color que el autor dibujó para el tomo y que aparece en el interior de la anterior edición del volumen, la cual salió al mercado en 2016.

Infierno embotelladoEn Infierno embotellado, se reúnen cuatro relatos de MARUO Suehiro que se publicaron originalmente en la revista Gekkan Comic Beam entre 2010 y 2012. En ellos, el autor nos muestra, una vez más, diversas facetas de ese mundo cruel que aparece en todas sus historias. Dos hermanos que se quedan varados en una isla desierta y deben aprender a sobrevivir solos, sin saber que, con el paso del tiempo, su estancia en ese paraíso se tornará bastante oscura. Un hombre santo del que todos, sin excepción, se burlan por su capacidad para resistir a las tentaciones. Un masajista rico que atesora una gran fortuna de cuya existencia están al tanto todos los pobres que viven a su alrededor, aunque no sepan exactamente dónde la tiene escondida. Una muchacha que huye de casa con su hermano pequeño en busca de un porvenir, pero que, más allá de las cuatro paredes de su casa, sigue encontrando sombras.

MARUO Suehiro muestra en estos cuatro relatos algunas de sus muchas caras como mangaka, ofreciéndonos un recopilatorio en el que tienen cabida diferentes historias que, pese a sus diferencias, comparten la esencia oscura e inquietante del autor. En todos se habla, de una manera u otra, de la crueldad de nuestro mundo, pero con puntos de vista ligeramente distintos: si en Infierno embotellado la perspectiva es más poética y sutil, en La tentación de San Antonio nos encontramos con un relato lleno de humor negro y de tintes surrealistas, una auténtica locura en muchos sentidos. Kogane-mochi, por su parte, tiene también un punto ácido, mientras que en Pobre hermanita nos encontramos con una terrible desolación. En la mayoría de las historias —a excepción de Pobre hermanita—, Maruo utiliza como base importantes textos de la literatura y la cultura japonesa y universal, así como diversas obras de arte.

Infierno embotelladoEso sí, pese al buen hacer de Maruo, hay ciertos relatos mejor construidos que otros. Algunos destacan por su narrativa, por la sutileza con la que el autor desarrolla los argumentos, mientras que otros parecen ser más una forma de que este demuestre sus habilidades como dibujante. De todas maneras, en general son buenas historias que suscitan el interés de los lectores y los llevan a preguntarse hasta dónde puede llegar el horror, con sus múltiples facetas: desde el que generan los demás por diferentes razones —la envidia, la ambición, los prejuicios— hasta el que late en nuestro interior y despierta cuando nos enfrentamos a situaciones límite.

Como suele suceder en la producción de Maruo, Infierno embotellado destaca en el apartado gráfico. Este autor tiene un estilo muy artístico, preciosista, que deja con la boca abierta. Hay muchos elementos que sobresalen: los paisajes de la isla donde transcurre la historia que da título al volumen y las metáforas visuales que el mangaka emplea para acentuar los sentimientos de los protagonistas, las locuras que pone sobre el papel en La tentación de San Antonio, el ambiente sórdido y podrido de Kogane-mochi, las expresiones de tristeza y dolor que exhibe la protagonista de Pobre hermanita… Además, en las viñetas se reconocen muchos de los referentes artísticos de Maruo, los cuales regresan a nosotros reinterpretados, pasados por el filtro de la mirada oscura y ácida del mangaka. Como mencionábamos antes, el autor no solo recurre a la literatura para plasmarla en viñetas, también encuentra inspiración en la obra de grandes nombres de la historia del arte. Eso sí, no tiene problema en utilizar imágenes explícitas para sus relatos, de ahí que, como es habitual en sus mangas, estos no sean del gusto de muchos lectores.

Infierno embotelladoInfierno embotellado es un tomo único que gustará a los fans de Maruo, y puede que sea una buena puerta de entrada para quienes no se hayan acercado antes a su obra. Si bien hay títulos más representativos dentro de su producción, en los cuatro relatos del volumen se aprecian muchas de sus claves y el diferente tono en el que están contados puede dar una idea general de la manera en que entiende el manga.

Lo mejor

• El preciosismo y la imaginación de los que hace gala Maruo en muchas de sus viñetas.
• La manera en que el autor refleja el horror que consume a los personajes.

Lo peor

• Como es habitual en el autor, algunas de las imágenes son muy explícitas y sus argumentos, bastante crudos.
• Algunos relatos sobresalen más que otros.

Edición original: Binzume no jigoku (Enterbrain, 2012) Edición nacional/España: Infierno embotellado (ECC Ediciones, 2022 para la edición flexibook) Guion: MARUO Suehiro Dibujo: MARUO Suehiro Traducción: Gabriel Álvarez Martínez Formato: Rústica con sobrecubierta (flexibook). 194 páginas Precio: 16,95€ Un descenso a la oscuridad "¡Oh, padre, madre! Lo sentimos, lo sentimos. Perdonadnos".…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.9
Interés - 8

8.1

Infierno embotellado es una muestra de las múltiples facetas de MARUO Suehiro: su preciosismo, su humor negro, sus ambientes oscuros, sus imágenes surrealistas...

Vosotros puntuáis: 8.72 ( 1 votos)
3 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Volta
Volta
Lector
26 junio, 2022 11:46

Me alegra ver reseñas de Maruo por aquí, y si son tan buenas mejor, es cierto que en las historias cortas puedes encontrar historias mejor o peor narradas pero siempre son interesantes y muestran esa faceta del ser humano que no nos gusta reconocer, aunque con los años ha aterciopelado su garra y ya no se muestra tan explícito como en sus primeros años. Para mí es compra obligada.
Lo que me sigue extrañando es que no se haya reeditado la que es para mi una de sus mejores obras: La oruga. Es un misterio.

billyboy
billyboy
Lector
26 junio, 2022 19:39

Pasaran los años y seguiré sin darle sentido al relato de la isla, no lo entiendo, pero para nada.