Imperium: El imperativo de la Vid

Llegamos al tercer tomo de Imperium, la serie de Joshua Dysart sobre el gran villano de Valiant Toyo Harada, en esta ocasión acompañado de CAFU y Juan José Ryp.

8
1429
 

Edición original: Imperium 9-12.
Edición nacional/ España: Medusa Cómics.
Guión: Joshua Dysart.
Dibujo: CAFU y Juan José Ryp.
Color: Brian Reber y Ulises Arreola.
Formato: Libro rústica, 112 páginas.
Precio: 12,95 €.

 

Toyo Harada era presentado en la serie de Harbinger como un hombre que dirigía un conglomerado de empresas que financiaban una extraña fundación que tenía el mismo nombre que la colección en cuestión. Harada parecía un buen hombre que se preocupaba por los que eran como él, por los psiots, gente con poderes a los que él activaba, ayudaba y entrenaba, pero toda su bondad se iba al traste cuando Peter Stanchek descubría que en el proceso morían muchos, que Harada pretendía crear un ejercito con el que dominar el mundo en secreto y que su liderazgo era indiscutible y basado en su gran poder, vamos que no era Charles Xavier, era Magneto, un Magneto empresarial como Lex Luthor y con las ansias de conquista del Doctor Muerte. De ahí en adelante vemos como Harada se enfrenta a sus enemigos, primero al Proyecto Espíritu Renacido con Bloodshot como la máquina que lo puede asesinar, luego es desenmascarado por los Renegados de Stanchek frente al público y estos lo consiguen vencer. El tema aquí es que hay cosas que cambian y otras que no, Harada fue vencido en una batalla pero su organización estaba lejos de ser derrotada, de hecho que sus enemigos hiciesen sus propósitos públicos hizo que Harada moviese ficha para lo que supuso la gran ruptura entre el universo Valiant y el mundo real, ese momento en que Toyo decide conquistar países. Y así empieza Imperium.

El primer tomo de la serie nos mostraba como el líder de Harbinger se instalaba en Somalia conquistando un pedazo del país y para ello contaba con sus fieles psiots de la fundación y un pequeño grupo de seres poderosos no psiots que están a medio camino entre esclavos y utilizados como fuerza disuasoria frente a aquellos enemigos que tenían tecnología anti-psiot, esto era la presentación y era brillante. El segundo nos llevaba a un conflicto en dos frentes de manera magistral, por un lado luchaba contra sus eternos enemigos del Proyecto Espíritu Renacido y por otro contra el gobierno enfrentándose a Abram Adams, el ser conocido como Divinity, demostrando Harada sus grandes dotes como estratega. El tercero no iba a ser diferente y sigue con su gran progresión, si Harada quiere conquistar tendrá que luchar contra los enemigos que se va haciendo por el camino pero también con los del pasado, esta historia parecía encaminada a contarnos una guerra contra nuevos enemigos, pero en ella descubrimos que el conflicto viene de largo a la vez que nos sirve como lección de historia al explicar perfectamente qué es una guerra fría y lo débil que es un proceso de paz relativa entre algunas naciones.

Básicamente podríamos reseñar esta obra diciendo que esto es lo que pasa cuando le das un personaje a un buen guionista y le dejas planear a largo plazo, Joshua Dysart ya había hecho algo fantástico con este personaje (y con el resto) en la serie de Harbinger y su continuación en Harbinger Omegas (algo inédito que muchos deseamos que se publique por aquí pronto por Medusa Cómics) pero aquí parece desatar a Harada y lo hace de una forma tremenda sobretodo si tenemos en cuenta que no es el personaje principal de la historia sino uno de muchos y aun así sigue siendo el centro de todo. Además la historia que nos presenta Dysart es una progresión bastante lógica de la vida de Toyo y de lo que ocurriría en la realidad, al contrario de lo que sucede con otras series, este tercer tomo no se puede entender como un arco argumental separado sino como el capítulo tres de una serie que se antoja redonda.

A los que siguieran la primera serie de X-O Manowar ya sabrán del La Vid, estos eran los alienígenas que secuestraran a Aric y que veneraban la armadura X-O, dejaremos de lado lo que pasó fuera de la Tierra, aquí La Vid se introdujo entre los humanos creando una nueva subespecie que era físicamente igual que nosotros y que se infiltraban en nuestros gobiernos para poder conquistarnos algún día, la diferencia fundamental es que tienen una capacidad mental para comunicarse entre ellos. Si esta organización era tan poderosa estaba claro que algún día se tenían que topar con Harada y ahora que Harada tiene de esclavo a un Lord de la Vid está claro que era el momento, ¿verdad?, pues no, Harada y el Ejercito de Liberación de La Vid llevan en guerra desde los sesenta y de eso va este tomo, de como dos fuerzas opuestas consiguen mantenerse en paz durante décadas por un pacto de no agresión que beneficia a ambos ya que, al ser tan poderosos, las posibilidades de una destrucción mutua son muy altas, es decir, hay conflicto, hay planes ocultos, se tratan de destruir de muchas formas pero no hay belicismo directo en años, guerra fría.

El planteamiento de Dysart es muy interesante, ¿qué pasa cuando en uno de los bandos en conflicto hay un cambio de liderazgo?. La mujer que había llegado a “firmar” esa paz con Harada es ya mayor y otros más jóvenes quieren sustituirla, se creen que pueden con Harada, tienen recursos propios, algunos del P.E.R. y a los gobiernos de su parte, así que solo les falta algo de impetuosidad y la escusa que les proporciona el Lord Vid secuestrado. El guión no tiene ni un agujero, sigue con el sentido mostrado hasta ahora y da un final que cuenta mucho sobre la historia del mundo, sobre el bien y el mal y sobre el respeto al conocimiento de las personas que ha vivido cosas que nosotros no, para mi, un final perfecto para este episodio.

Respecto al dibujo, para que la historia sea tan buena tiene que tener unos narradores de mucho nivel y los tiene, Juan José Ryp nos narra el pasado, poco se puede decir de él que no se haya dicho ya en las reseñas de Ninjak, Harbinger Renegades o Britannia, un autor como pocos. Por otro lado tenemos a CAFU, que conocemos de X-O Manowar o Unity, es muy diferente pero igual de bueno contando lo que pasa en cada viñeta, una diferencia que se agradece para diferenciar a un simple golpe de vista en qué año se sitúa la acción.

Imperium sigue demostrando que es una de las mejores series de Valiant, ahora solo nos queda esperar a que Medusa Cómics finalice la serie de Imperium con su cuarto tomo y a que Dysart escriba esa The Life and Death of Toyo Harada que la editorial americana tiene anunciada, todo lo que el autor publique sobre este personaje nos parecerá siempre poco.

  Edición original: Imperium 9-12. Edición nacional/ España: Medusa Cómics. Guión: Joshua Dysart. Dibujo: CAFU y Juan José Ryp. Color: Brian Reber y Ulises Arreola. Formato: Libro rústica, 112 páginas. Precio: 12,95 €.   Toyo Harada era presentado en la serie de Harbinger como un hombre que dirigía un conglomerado…

Imperium: El imperativo de la Vid

Guión - 9.5
Dibujo - 9.1
Interés - 9.5

9.4

Impresionante

Imperium sigue viento en popa como una de las mejores colecciones de la editorial. Adoremos todos a nuestro líder Toyo Harada.

Vosotros puntuáis: 8 ( 2 votos)

8
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
6 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
VansalthelBlueNulesIgor Álvarez MuñizJoeBarbaro Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
JoeBarbaro
Lector
JoeBarbaro

Y nunca mejor dicho lo de serie de la editorial. La empecé por tu recomendación posta atrás y la verdad que es un alucine. Con valiant estoy encantado con todo salvo faith que no me atrae y the delinquents y archer & armstrong que no me termina de llamar. Por lo demás encantado. Imperium es un must hace en la actualidad.

elBlueNules
Lector
elBlueNules

Disiento con la nota profundamente. Imperium mola, pero es una serie de 7’5-8 como mucho. Joshua Dysart tiene GRANDES ideas, pero no sabe plasmarlas. Su narrativa es torpe y engorrosa, y al lado de Lemire, Kindt, Asmus o Van Lente palidece muchísimo.

Imperium es mi cabecera favorita, más por mi devoción al propio Toyo Harada que por la calidad de la misma, que además va en descenso en este último tomo. Divinity, X-O Manowar, Ninjak y, sobretodo, Bloodshot (Reborn, USA, Salvation) son mucho mejores cómics, objetivamente. Pero lo dicho, Harada es el mejor personaje de Valiant, una mezcla entre Magneto y Charles Xavier que trasciende su propio universo, y sólo por eso Imperium debería estar en cualquier biblioteca. Querría ver a Kindt o Lemire haciéndose cargo de ella.