Historietas desde Latinoamérica #31 – Islas

Por
0
1324
 
islas

Edición original: Islas, Editorial Contracultura (Perú).
Guión: Rodrigo La Hoz.
Dibujo: Rodrigo La Hoz.
Formato: Rústica con solapas, 72 páginas.

 

Luego del artículo que presentó un panorama de la historieta en Perú (del cual aprovecho para señalar que fue actualizado con nuevas declaraciones que llegaron luego de su publicación), ahora posamos la atención sobre este trabajo del cómic peruano que representa en parte su actualidad.

Se trata del primer libro editado de Rodrigo La Hoz, uno de los nuevos autores interesantes que ofrece el cómic de ese país, el cual se realizara al declararlo ganador del I Premio Librería Contracultura de Novela Gráfica 2010. Previo a este, el La Hoz colaboró en la revista Carboncito e imprimió su propio fanzine, denominado Borde.

En el prólogo escrito por el mismo autor, se señala a la biofilia como el tema de este cómic. ¿Qué es la biofilia? En pocas palabras, la pasión por todo lo viviente, por observarlo y conocerlo, que genera una conexión con la naturaleza y con todas las formas de vida. Esto se traduce inicialmente en el protagonista de Islas, Cornelio, que es un biofílico que vive en las afueras de Lima y cultiva champiñones. Rápidamente se lo presenta como tal, observando una maceta en donde habitan algunos insectos antes de entrar a la sesión con su psiquiatra.

Esto, claro, es apenas el punto de partida que contextualiza a la historia que se contará, la cual consistirá en diferentes experiencias que deberá enfrentar Cornelio oscilando entre el sexo, las drogas y la depresión, sin temores a abordar temas tabú ni titubear para dibujarlos directamente, sin rodeos.

La característica del personaje oficiará de hilo conductor de la narración llevándolo a querer conocer y experimentar él mismo, y los lectores lo acompañaremos en sus viajes al consumir hongos alucinógenos primero, y luego miel de avispa porque le indican que también produce alucinaciones ya que las avispas polinizan el floripondio. Consumiendo esto, además de que deja tomar las pastillas antidepresivas recetadas por su psiquiatra, el personaje transita por varios estados que sin dudas son interesantes y no muy comunes de ver graficados en este medio.

islas_interior

La manera de plasmar en las páginas estos mundos (el real y el alucinado) de Rodrigo La Hoz es sin lugar a dudas lo más atractivo de este libro. Su estilo de dibujo de línea gruesa, con blancos y negros planos, sin grises, le ha valido ser comparado con Charles Burns. Asimismo, otro nombre asociado con este autor es Chris Ware, de quien obtiene su manipulación de las páginas y las viñetas, así como de los bocadillos de textos y los globos de diálogos, rompiendo constantemente con los esquemas tradicionales. Bebiendo de las características de los dos mencionados, La Hoz construye un estilo propio y distintivo que logra tener también cualidades de cómic experimental sin que esto redunde en ininteligibilidad. Muy por el contrario, la lectura es simple y directa, perfectamente entendible aunque sea compleja en su temática y en su manera de contar.

En conclusión, en Islas nos encontramos con un trabajo curioso y atractivo en su contenido, y aún más interesante en sus formas. Esto a su vez nos presenta a Rodrigo La Hoz como un autor a tener en cuenta, que por fortuna estará publicando su próximo libro (Estética Unisex, con Picotrama) muy pronto.

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame