Historietas desde Latinoamérica #20 – La Venganza Boliviana

Por
0
1015
 

Edición original: La Venganza Boliviana #1 (Viñetas con Altura).
Guión: VVAA.
Dibujo: VVAA.
Formato: Rústica, 120 páginas.

 

Como una forma de representar la historieta de un país en un solo cómic (algo imposible de hacer, en verdad) dedicamos una reseña individual a una obra del mismo país sobre el cual la semana anterior publicamos un artículo. Tras el texto sobre la historieta de Bolivia, comentar La Venganza Boliviana es apropiado, porque aunque no logra representar a toda el cómic de su país está muy cerca de hacerlo.

Esta publicación es una antología editada por el equipo organizador del importante evento Viñetas con Altura (en colaboración con otros equipos dedicados a la historieta) presenta a muchos de los grandes autores de historieta del momento de este país así como algunos autores noveles, sea con historietas o ilustraciones. Para demostrar que no es una exageración, recurrimos a los duros datos numéricos que no nos dejarán mentir: se trata de 32 artistas que aportan 17 historietas breves y 9 ilustraciones, totalizando un tomo de 120 páginas. Ofreciendo algunos nombres de muestra, encontramos a varios protagonistas del citado artículo: Álvaro Ruilova, Susana Villegas, Edwin Álvarez, Alejandro Salazar, Frank Arbelo, Jorge Siles, Joaquín Cuevas… Y como dice acertadamente la editorial del libro, “cuando tantos autores buenos se juntan, el resultado nunca puede ser malo”.

El título de esta publicación hace referencia a, otra vez recurriendo a la nota editorial, “la venganza contra un silencio y un vacío” de 10 años en el que se mantuvieron con deseos de la existencia de una herramienta de difusión de la historieta de Bolivia. Por esto, La Venganza Boliviana pretendía ser una publicación periódica, pero no lo consiguió siendo este el único número publicado (en agosto de 2011), con lo cual su misión sigue en parte pendiente pero no está abandonada.

En cuanto al libro en sí mismo, el buen resultado augurado al iniciar su lectura se concreta en un muestrario del talento artístico e historietístico que reside en Bolivia, y que en gran medida no es explotado ni recibe toda la atención y el lugar que merecería. En la sucesión de páginas, nos encontramos ante autores de diferentes estilos y registros, destacando principalmente en lo que refiere al aspecto gráfico pero también encontrando algunos guiones interesantes.

un-tipo-ahi-3-venganza_boliviana_arbelo un-tipo-ahi-4-venganza_boliviana_arbelo

No sorprende ni es casual que dos de las historietas sobresalientes correspondan a pilares de la historieta boliviana actual. La referencia es, en primer lugar, para Álvaro Ruilova, quien abre el tomo con una historia centrada en una niña en su escuela que pareciera interesante con un excelente dibujo, pero que lamentablemente fue pensada como una serialización que nunca continuó. Y segundo, referimos a Frank Arbelo, el nacido en Cuba y boliviano por adopción, quien adapta el cuento titulado “Un tipo ahí” del también cubano Antonio Orlando Rodríguez de una manera magistral (pueden verse dos páginas, tomadas del blog Historietas Reales), historieta que también se encuentra en su libro Cuando salí de La Habana.

Otros trabajos destacables de esta antología son Lucidez de Joaquín Cuevas, que en breves cuatro páginas demuestra su calidad narrativa (y de la cual también incluimos dos páginas interiores, tomadas de su blog), y Tras Lados de Jorge Siles y Raúl Leaño Martinet, en una buena combinación de tono reflexivo y un aspecto de lectura infantil.

venganza_boliviana_lucidez_joaquin_cuevas_1 venganza_boliviana_lucidez_joaquin_cuevas_2

Por otra parte, en cuanto a diferentes registros, cabe destacar en lo humorístico a Marcelo Fabián con Pollo Rico, parodiando las publicidades de comidas rápidas, y en otro plano completamente distinto el grotesco dibujo de Oscar Zalles (quien también se ocupa de la portada).

Destacando sólo parte de la totalidad de esta antología, aún sin ser todo excelente, el nivel en general es alto y encontramos muy buenos autores, y otros que demuestran potencial para desarrollarse. Tanto que da pena que no haya más publicaciones disponibles (y accesibles) de estos autores. Esperamos que el futuro sea mejor, y la venganza boliviana finalmente se concrete, en favor de la historieta.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments