Hicotea

Mucho más que un cómic bonito.

Por
0
440

Edición original:Hicotea EN, Nobrow
Edición nacional/ España:Astiberri
Guión:Lorena Alvarez
Dibujo:Lorena Alvarez
Color:Lorena Alvarez
Formato:Cartoné, 56 Páginas
Precio:13€

A veces es más fácil quedarse callada. La gente se cansa de preguntas que no se pueden responder.

Hicotea es la segunda parte de Luces Nocturnas, el debut en el cómic de Lorena Álvarez que le sirvió para estar nominada a dos Eisner como Mejor autor/a completo/a y Mejor publicación infantil. Con esta segunda parte ha sido galardona con el premio Russ Manning 2019 que se entrega a las nuevas promesas del cómic en la Comic-Con de San Diego. Aunque hay que resaltar que ambas historias funcionan de manera independiente y que la autora tiene previsto que sean una trilogía. Como la primera parte, de la que mi compañero Raúl Silvestre hizo una magnifica reseña que podéis leer aquí, es una obra que pueden disfrutar niños y mayores que no hayan perdido la capacidad de ver las cosas con sus ojos de niño. La edición en castellano corre a cuenta de Astiberri dentro de su colección Gugú.

Lorena Álvarez es una ilustradora e historietista nacida en Bogotá (Colombia) en 1983. Luces Nocturnas es su primer trabajo dentro del mundo del cómic, pero cuenta con una dilatada carrera como ilustradora habiendo realizado trabajos para libros infantiles como Aladino o Jack y las habichuelas mágicas, publicidad y revistas de moda.

Hicotea Lorena Álvarez Astiberri

Sandy y sus compañeras acuden a un pantano de excursión para obtener nuestras de la fauna local. Allí se encuentra un caparazón de tortuga que despierta su interés, al mirar en su interior se verá transportada a un mundo mágico en el que conocerá a Hicotea la tortuga dueña del caparazón. Además, es una ávida coleccionista de arte relacionado con el pantano. Entre su colección hay un lienzo inacabado que Sandy debe finalizar, pero solo es el comienzo del viaje…

Una Hicotea, Jicotea o tortuga de orejas naranjas (Trachemys Callirostris) es un tipo de tortuga que vive en zonas pantanosas en el norte de Colombia y Venezuela. Algo que junto a ir a un colegio de monjas y estar siempre dibujando son un reflejo de la propia Lorena Álvarez, así que podemos decir sin miedo a equivocarnos que una gran parte de Sandy es la propia autora. Estos dos primeros trabajo tiene como tema en común el poder de la imaginación, de atreverse a soñar con mundos mejores y más divertidos que el que nos ha tocado en suerte. Algo que es obligado hacer cuando eres un niño, y eso es lo que consiguió en Luces Nocturnas y lo vuelve a lograr en Hicotea. La historietista colombiana da a luz unos mundos llenos de magia que se encuentran entre las páginas del álbum ya merece la pena la compra, pero por suerte hay mucho más.

Hicotea Lorena Álvarez Astiberri

Hicotea es una obra que destila amor por la naturaleza y su conservación, algo que debemos transmitir a los más jóvenes si queremos servir teniendo un planeta habitable. Lo hace sin caer en discursos maniqueos, simplemente enseñándonos la belleza de la naturaleza que nos rodea, en su caso al ser de Colombia distinta y más exuberante que la que tenemos en España. Pero también hace una reflexión sobre la importancia de estar constantemente cuestionándonos lo que sucede a nuestro alrededor, de huir de las respuestas fáciles. Ya que sin cuestionarnos nada nos convertimos en masa, y no hay nada más manipulable que la masa. Como todos los buenos cuentos sirve para enseñarnos a comprender el mundo y también para mostrarnos las partes oscuras. Ese halo de oscuridad estaba presente en la primera parte y también lo está en esta, aunque algo menos marcado.

Hicotea Lorena Álvarez Astiberri

Pero si algo llama la atención de esta obra es la parte gráfica, sobre todo el color que tiñe cada viñeta de vida y nos descubre todos los mundos que habitan dentro de este. Como ya dijo mi compañero Raúl Silvestre en su reseña su capacidad para crear mundos le permitiría trabajar sin problemas para Pixar o Studio Ghibli, pero sus creaciones tienen personalidad propia. En la paleta de Lorena tienen cabida todos los colores, un reflejo de los que vemos en la naturaleza que no entiende de escalas cromáticas. Las diferentes páginas dobles que pueblan el libro hacen que ralenticemos la lectura hipnotizados con su belleza. Pero más espectaculares son la paginas dobles en las que venos una escena en su totalidad. Sin embargo, esa espectacularidad no deja de lado la claridad narrativa ni la expresividad de sus personajes.

Hicotea Lorena Álvarez Astiberri

Astiberri hace una edición similar a la primera parte con un buen tamaño, reproducción y papel que permiten disfrutar del trabajo de Lorena Álvarez. Es una gran noticia que cada vez más editoriales se lancen a publicar cómic infantil siguiendo la estela de Dibbuks y Bang!, que llevan tiempo haciendo un gran trabajo, además de las líneas de cómic de superhéroes infantiles de ECC y Panini. No podemos olvidar la reciente creación del sello Astronave por parte de Norma Editorial. Para que la edición de comics en nuestro país siga teniendo buena salud es vital que se produzca un relevo constante entre los lectores.

En Hicotea, Lorena Álvarez ha dado un paso más en todos los aspectos y ha conseguido una obra que despierta la imaginación pero que reflexiona sobre la actualidad. Como lector me gustaría poder haberla leído cuando era pequeño e imbuirme de su magia, para luego poder releerla de mayor y descubrir las distintas capas que tiene. Esperemos que la tercera parte no se haga esperar ya que si sigue la progresión promete ser la mejor de las tres.

Edición original:Hicotea EN, Nobrow Edición nacional/ España:Astiberri Guión:Lorena Alvarez Dibujo:Lorena Alvarez Color:Lorena Alvarez Formato:Cartoné, 56 Páginas Precio:13€ A veces es más fácil quedarse callada. La gente se cansa de preguntas que no se pueden responder. Hicotea es la segunda parte de Luces Nocturnas, el debut en el cómic de Lorena…
Guión - 7.5
Dibujo - 9.5
Interés - 7.5

8.2

Color

Un tebeo que te permite disfrutar como un niño pero que te deja con unas reflexiones de adulto. Con unas páginas tan bellas que te pueden provocar el síndrome de Stendhal.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
Artículo anteriorAmistoso Vecino Spiderman 1
Artículo siguienteDoctor Star y el reino de los mañanas perdidos
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame