Harleen-Libro Tres

Harleen se entrega definitivamente al amor en este último libro, por primera vez en toda la serie es feliz, pero ¿cuánto puede durar?

Por
2
1497

Edición original:Harleen: Book three USA
Edición nacional/ España:ECC Ediciones
Guion:Stjepan Sejic
Dibujo:Stjepan Sejic
Entintado:Stjepan Sejic
Color:Stjepan Sejic
Formato: Cartoné (216×276 mm), 64 págs. A color.
Precio:12,95 €

Esta última entrega comienza con las consecuencias del abrazo entre paciente y doctora con el que acaba el Libro Dos, que trastorna definitivamente a la psiquiatra. Harleen comienza a fantasear con las posibilidades que encierra ese achuchón y se autoengaña deliberada y continuamente. La joven reprimida del Libro Uno que dejó paso a una autodestructiva chica en el Libro Dos, evoluciona hacia una mujer ilusionada que se miente a sí misma descaradamente en pos de vivir un romance con el más peligroso de sus pacientes.

Stjepan Sejic se siente a gusto con el flirteo entre Harley y el Joker, tanto escribiéndolo como dibujándolo, un tipo de cómic predilecto en el croata como bien se puede comprobar en su aclamada Sunstone. La mujer regala la esperada sonrisa al hombre y a partir de ahí el autor se suelta el pelo a través de Harleen que se olvida de Arkham, de su código, de las posibles consecuencias y de que se está enamorando de un psicópata para entregarse de lleno al placer y a las sensaciones que le provoca el noviazgo en el que tan locamente se ha embaucado.

Al igual que la pareja, los verdugos y Harvey Dent (cada vez más cerca de Dos Caras) estaban destinados a encontrarse y su plan pasa por el asilo más famoso de Gotham. Liberar a los presos de Arkham es un buen pretexto, una inteligente forma de presentar el escenario apropiado para la catarsis del libro. Sejic aprovecha para jugar con los personajes que han venido apareciendo a lo largo de su historia, como el Sr. Bronson, Hiedra Venenosa, Killer Croc, y naturalmente, Dos Caras, Joker y Harley. Ocurren muchas cosas en el motín, la más destacable la representación de un Joker que por fin es el Joker, un payaso sádico y peligroso. Además, claro está, de la conversión de Harleen en Harley Queen. Conversión bien ejecutada, pero que deja en buen lugar a la rubia doctora. Sejic nos ha mostrado a todos los personajes que ha tratado de forma muy honesta, sobre todo si estos tienen una moralidad dudosa. Ante este tratamiento, es de esperar ver a una Harley Quinn orgullosa de ser quien es. Consciente de que está al borde la locura, de ese paso convencida, para caer para siempre en la oscuridad.

Tras esta conversión no esperamos ver a Harleen nunca más, solo existe Harley Quinn. Diría que ni convertida vemos a Harley, sigue siendo Harleen y por muy representativa que sea la última página del libro, puede llegar a resultar algo decepcionante. No debería, pues el monólogo en pasado desde el Libro Uno ya dejaba intuir un transcurso de los acontecimientos semejante. Ocurre un poco como con la película Joker de Todd Phillips y Joaquin Phoenix. De acuerdo, es una película de Arthur Fleck, igual que el cómic es de Harleen. Cuando el enfermo mental completa su mutación en el Joker sigue teniendo el patetismo inherente a Arthur que le ha rodeado toda la película. Esta circunstancia decepcionó a no pocas personas, ya eres el Joker, te has convertido en él para no tener que ser Arthur jamás, ahora eres otra cosa. Pero no es así. En Harleen se obtiene la misma sensación. Tanto el cómic como la película quieren excusar a su protagonista (está loco/está enamorada) de cara al público, no dan el salto a mostrarnos una terrorífica y completa conversión al lado oscuro de la fuerza. Hablando de Star Wars, en este aspecto, que Anakin Skywalker matara a niños Jedi en su metamorfosis, sí que cumple con las expectativas, claro que todo el proceso anterior no está ni la mitad de bien representado que en estos casos. Me despisto, centrémonos en Harleen. El caso con la chica arlequín no es sangrante, como digo, el monólogo de toda la serie ya nos adelantaba una resolución similar, pero tener en la obra tanto personaje representado sin ningún tipo de edulcorante hace que echemos de menos el mismo tratamiento en la protagonista.

Batman sigue teniendo el papel secundario que ha tenido durante toda la serie, normalmente se limita a un par de apariciones por número, splash-page incluida. En este final no es menos, incluso Sejic lo pone en el lado del lector al comentar con Alfred sobre la relación entre doctora y criminal. Uno de ellos cree que el Joker la manipuló, el otro que su amor es real. Seguro que adivinas quién es quién, pista, el romántico no lleva kevlar.

Del dibujo poco se puede añadir a lo dicho ya en otras reseñas, un experto en la materia me advirtió que por momentos resultaba estático. No lo había observado, pero definitivamente es el caso de algunas viñetas, si queremos seguir sacando defectos se puede advertir que los fondos podrían ser más detallados. Sin embargo, la narrativa así como las expresiones de los rostros es excelente, con un pasar de páginas muy bueno por su composición de viñetas y un acabado realmente sensacional. La escena que provoca el fin de Harleen recuerda poderosamente a esa en la que el Joker apunta a una, aún desconocida, doctora y se le pasa la vida por delante. Esa página es excelente como lo es esta referida. Y es que el cómic está muy cuidado en todos estos detalles, escenas icónicas y representativas, llenas de paralelismos, libro tras libro. Un dibujo que se mimetiza muy bien con el guion formando un único canal comunicativo, el propio cómic.

El Libro Tres deja la sensación de haber leído una obra sorprendente por su calidad pero que se ha quedado un pequeño pasito por detrás de demostrar todo su potencial. Quizás el mismo trato inclemente hacia la protagonista que el autor asigna al resto de personajes le hubiera hecho elevarse a las más altas consideraciones. Con todo es un trabajo que gusta y mucho, que hace que los seguidores de DC Cómics aborrezcamos la decisión de Stjepan Sejic de dejar el cómic más mainstream para dedicarse a obras más personales, será en estas, donde disfrutemos del croata, que tras esta serie ha subido considerablemente el número de seguidores de su trabajo. Harleen dota a Harley Quinn de un trasfondo nunca antes visto, de forma cotidiana y plausible nos muestra el enamoramiento entre la joven psiquiatra y el payaso criminal, tratando por el camino de la mejor de las formas cualquier personaje que utilice, con un dibujo extraordinario y una narración sublime que lo convierte en un cómic muy bien acabado. Definitivamente, muy recomendable.

Edición original:Harleen: Book three USA Edición nacional/ España:ECC Ediciones Guion:Stjepan Sejic Dibujo:Stjepan Sejic Entintado:Stjepan Sejic Color:Stjepan Sejic Formato: Cartoné (216x276 mm), 64 págs. A color. Precio:12,95 € Esta última entrega comienza con las consecuencias del abrazo entre paciente y doctora con el que acaba el Libro Dos, que trastorna definitivamente…

Conclusión

Guion - 8
Dibujo - 9
Interés - 8

8.3

Harleen se trasforma en Harley Quinn de forma convincente pero condescendiente. Por fin veremos una versión más reconocible del Joker en un cómic con todo el buen hacer de Stjepan Sejic.

Vosotros puntuáis: 9.4 ( 8 votos)
Artículo anterior#ZNCine – Crítica de Persépolis, de Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud
Artículo siguienteMurciélago 1
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, todo lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos. Sueño con contemplar Themyscira sobre mi nube Kinton con un anillo verde en el dedo y una “S” roja en el pecho. Cómics, coleccionismo, cine, videojuegos, motos, fútbol, NBA… demasiados intereses para tan escasa bolsa y tan poco tiempo. Orgulloso y agradecido de formar parte de esta histórica web, a la que he leído durante tantos años.
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Drury Walker
Drury Walker
Lector
2 agosto, 2020 11:38

Para mí la mejor obra nueva de Black Label (a falta de leer Killer Smile). Si bien en esta tercera parte veo dos decisiones que constituyen puntos bajos, que hacen que sea el menos brillante de los tomos.

El primero es el motín en Arkham, recurso manido a estas alturas donde los haya, sobre todo cuando parece un calco del Arham Asylum de Rocksteady: Killer Croc, Zsasz, Hiedra… todos son poderosamente similares en estética y acciones al videojuego, pero que al aparecer de segundas y más como excusa argumental facilona y para dibujar algo así el autor parece menos brillante.

La segunda es Dos Caras. Con lo bien que iba en los dos tomos (a pesar de la ausencia de Gilda, contrapeso fundamental del personaje) y en este comienza con una decisión extraña (¿por qué tiene alucinaciones con su ayudante de campaña? ¿intenta ser un apunte homoerótico? Intenta ser una actualización de Murray Dent?) por lo no explicada, sigue con Dos Caras intentando hacer trampas con su moneda (la moneda como truco de marketing no como objeto nuclear de su sistema de creencias, lo que lo convierte en un farsante) repitiendo tirada con Harley al no gustarle el resultado (pero ojo!: no por Joker que sería la quintaesencia de lo que abatir en su cruzada… apunte de misoginia? O cree que es peor el que ayuda a no castigar al mal que al mismo mal?) y acabando con una derrota total y humillante a manos de Joker. Vale que es una obra fuera de continuidad (una pena, los dos primeros tomos podrían serlo perfectamente como la versión de la continuidad actual o lo que le quede) pero llueve sobre mojado. Qué lejos quedan aquellos tiempos del mítico Batman 258 donde Dennis O´Neil juntaba por primera vez a Dos Caras y Joker (no en vano rescatados y actualizados por él con Neal Adams) estableciendo una dinámica de rivalidad/alianzas temporales entre iguales con profunda antipatía, continuada a lo largo de años en Brave and the Bold, Joker, y las colecciones regulares del Murciélago, incluso en El largo Halloween, en la que eran iguales cuyo enfrentamiento era apurado… Pero ahora todos se inclinan ante el Superjoker, el estratega supremo que lo mismo manipula a Dos Caras que controla a Jason Todd desde que estaba con sus padres para ser su Robin…

En lo que no estoy de acuerdo contigo es en que no caiga en el lado oscuro. Cada obra es hija de su tiempo, y ahora que Harley ya ha avanzado en el camino de su redención es lógico que pongan un resquicio que redimir. Escomo cuando Dixon y Beatty en Batgirl Año Uno estaban too el rato con oráculo esto y oráculo lo otro, y lo que molaba Canario Negro y conocerse… intentar dar una foto de un todo coherente desde la óptica actual.Aunque en ocasiones pueda resultar contraproducente…

Un saludo!