Foolkiller: El Exterminador de Tontos

Con motivo de Marvel Now, repasamos la breve historia del Exterminador de Tontos, una de las mejores ideas del maestro Steve Gerber.

Por
9
3849

Creado por el gran Steve Gerber y Val Mayerik, Foolkiller (el Exterminador de Tontos en español) es un concepto con una trayectoria bastante errática, constantemente olvidado y resurgiendo en unas cuantas ocasiones. Pero cuando reaparece suele regalar momentos memorables o incluso una de las mejores series de Marvel en los años 90.

Foolkiller_bragging

Cinco encarnaciones diferentes han habido y las cinco matan a cualquier persona que no se corresponda con sus ideales. A primera vista parecen personajes excéntricos, meras caricaturas; pero ¿quién no ha oído decir o, mejor aún, pensado que vivimos en un mundo lleno de tontos? Inevitablemente, todos, en algún momento u otro, lo pensamos. Y probablemente también nos imaginamos dándole una lección a ese político incompetente, a esa persona famosa de un reality show, a ese conductor temerario que pone en peligro a muchas vidas, o a ese impertinente hurgando en asuntos privados. Cualquiera de nosotros podría ser un Exterminador de Tontos en la vida real.

Con motivo del anuncio de una serie regular protagonizada por el segundo de ellos, repasamos la historia de los diferentes Exterminadores de Tontos.

Ross G. Everbest – El Reverendo

En 1973, un joven e ingenuo Steve Gerber recibió la difícil tarea de escribir una serie del Hombre Cosa, que Arturo Porras analizó al detalle en otro artículo imprescindible de los suyos. Pudiendo limitarse a emular los cómics de terror más populares de la época, Gerber dio rienda suelta a su imaginación, convirtiendo la colección en una de las más atrevidas e interesantes de la Marvel de los 70. En ella creó a personajes tan memorables como Howard el Pato o el personaje que nos ocupa, Foolkiller.

Man-Thing_Vol_1_3_coverMan-Thing_Vol_1_4_cover

La etapa de Gerber como escritor del Hombre Cosa comenzó en la serie Adventures into Fear, que pronto se vio reconvertida en Man-Thing. En el segundo número de ese nuevo “volumen” aparece por primera vez Richard Rory, un alter ego de Gerber. Su vehículo se ha averiado en medio de los pantanos de Louisiana, justo por donde horas después pasa una chica llamada Ruth Hart. La persiguen peligrosos moteros parecidos a los famosos Hell’s Angels y Rory se ve obligado a ayudarla. Con la ayuda del Hombre Cosa todo se soluciona: al final los moteros resultan ser gente agradable que había sido engañada. Los moteros se despiden alegremente y marchan a casa… pero jamás llegarán a su destino.

RichardRoryMarvel_Ruth_Hart
Richard Rory y Ruth Hart

En Man-Thing #3 los moteros son sorprendidos y asesinados a sangre fría por el primer Exterminador de Tontos. Vestido como El Zorro, usa una pistola purificadora que emite un rayo blanco desintegrador. Busca a Richard Rory por motivos desconocidos, si bien él no es el único objetivo: el Hombre Cosa, cuya verdadera identidad había sido descubierta por el Exterminador, y el empresario F.A. Schist, villano en números anteriores, son los siguientes. Afortunadamente, tal misión termina en el siguiente número, Man-Thing #4, con la muerte del villano y la supervivencia de Rory y Schist. El Hombre Cosa resulta ser inmune a la pistola purificadora.

MT3_Foolkiller
Primera aparición del Exterminador de Tontos

Foolkiller_vs_ManThing

Pese a su breve rol en la serie, Gerber no escatimó en detalles -excepto el nombre, que sería idea de otro escritor- a la hora de contar la historia del villano. Nadie sabía que tras el difunto lunático que mataba a personas arbitrariamente se escondía una persona perdida y destrozada. El primer Exterminador jamás conoció a sus progenitores: su padre fue un soldado que murió en la Segunda Guerra Mundial; su madre, una enfermera que pereció en la Guerra de Corea. Triste y postrado en una silla de ruedas, como niño idealizó la guerra y el ejército para dar sentido a la muerte de sus padres. Su otro consuelo era la religión. Un reverendo charlatán llamado Michael Pike consiguió que se levantara y nunca más tuviera que ir en silla de ruedas. Por consiguiente, el chaval adoró a ese reverendo durante buena parte de su vida. Tanto, que se ofreció a ser su ayudante. El reverendo fue lo más cercano que tuvo a un padre.

Parecía que el chaval estaba dejando atrás los traumas del pasado, pero en realidad se estaba precipitando a un abismo más profundo. A medida que crecía, también lo hacía su fe, golpeada duramente por los años 60; le indignaban esos hippies ateos y contrarios a la guerra de Vietnam. Decidió poner fin a tanto pecado como el Exterminador de Tontos, porque sólo un tonto podía cometer pecados. El cielo clamaba justicia. La misma noche en la que urdió su plan fue a ver al reverendo Michael para comunicarle que marchaba a corregir el mundo. Esperaba que su guía espiritual aprobase con entusiasmo su nueva vida. En vez de eso lo encontró incapaz de articular una sola palabra, borracho y en la compañía de una mujer. Aquello era un pecado y una traición, así que lo estranguló. Pero, claro, no podía darle un final tan indigno al hombre que le indico el camino a seguir en la vida, y por eso conservó el cuerpo del reverendo Michael como recordatorio de su misión.

Foolkiller Origin_1Foolkiller Origin_2

Lo cierto es que el primer Exterminador de Tontos, como buen fundamentalista religioso, veía pecados en todas partes. A Schist quería matarlo por ser un capitalista avaricioso; al Hombre Cosa por haber practicado ciencia “oscura” cuando era humano; y a Rory, que trabajó varias meses como DJ de radio antes de acabar en el pantano, por emitir música “blasfema” e insultarle públicamente en la radio. Encima, en su intento de matar a los tres, produjo daños colaterales y asesinó a un padre de familia que se entrometió en sus planes. Solo un tonto se opone a los nobles propósitos del Exterminador de Tontos.

Foolkiller_Card
Live a poem... or die a fool!

Además de su traje y su pistola purificadora, el Exterminador de Tontos destacó por su modus operandi. Enviaba una tarjeta a sus víctimas informando que morirían en aproximadamente 24 horas y recomendando usar bien esas horas para no ir al “infierno a dónde van los tontos” después de morir.

El personaje de Richard Rory se volvió un habitual en la serie de Man-Thing. En el número 20, fue encarcelado injustamente en la ciudad de Citrusville, cerca de los pantanos donde mora el Hombre Cosa. Sin que nadie lo supiera, empezó a gestarse el nacimiento de un segundo Exterminador de Tontos.

Greg Salinger – El Poeta

En sus últimos días como escritor fijo en Marvel Comics –una triste historia narrada también por Arturo Porras en otro recomendable artículo– Gerber consiguió que la editorial le aprobara una serie incluso más rara que la del Hombre Cosa. Se llamaba Omega the Unknown, la escribió junto a su entonces esposa Mary Skrenes, la dibujó Jim Mooney y es mejor no explicar mucho sobre ella para que el lector la descubra por sí solo. Resumiendo bastante, la historia trata sobre la inexplicable conexión entre el misterioso superhéroe Omega y un niño súper-inteligente llamado James-Michael Starling.

Omega

Ese chaval, en el primer número de la serie, pierde a sus padres en un accidente y es llevado a un hospital. Mientras le buscan una familia de acogida, se traslada al hogar de una enfermera local. Se trata de Ruth Hart, la misma joven que conoció a Richard Rory y vio al primer Exterminador de Tontos en las páginas de Man-Thing. Rory, por su parte, aún sigue en la prisión de Citrusville.

En Omega: The Unknown #8 Ruth y James-Michael reciben a Rory, el cual finalmente ha salido de prisión y necesita alojamiento. Una silueta sospechosamente familiar está siguiendo a Rory. Un poco después, este recibe la tarjeta del Exterminador de Tontos, avisándole de su inminente muerte. Parece una broma, pues el villano está muerto, pero nadie sabe que hay un nuevo Exterminador de Tontos en la ciudad. Este número fue escrito por un joven Roger Stern al cual encargaron redactar el guion dado que Gerber y Skrenes no iban a cumplir con los plazos de entrega. Como se verá más adelante, este hecho determinó el futuro del Exterminador de Tontos.

En el episodio siguiente, Omega: The Unknown #9, ya con Gerber y Skrenes otra vez, el segundo Exterminador de Tontos aparece por primera vez, presentándose ante Rory, Ruth y James-Michael. Resulta ser Greg, un compañero de celda de Rory. Ambos se hicieron amigos en prisión y un día Rory le contó a Greg la historia de su encuentro con el primer Exterminador de Tontos. Tan cautivado quedó este último con esa historia, que al salir de prisión buscó el traje y la pistola del villano.

Foolkiller Salinger_1
Primera aparición del segundo Exterminador de Tontos

Foolkiller_Salinger_2

Sin embargo, Greg dista de ser un fundamentalista cristiano; según él, el primer Exterminador de Tontos estaba profundamente equivocado… porque a los tontos a matar hay que seleccionarlos en base a criterios no religiosos. Solo había que secularizar la misión del Exterminador de Tontos para poder desempeñarla bien, afirma. Los verdaderos tontos son aquellas personas de naturaleza no “poética”, especialmente quienes se entregan al materialismo y a la mediocridad. Dicho de otra forma, Greg es la antítesis de su predecesor: un hippie radical.

Foolkiller_Salinger_3

La única buena noticia que trae es que la carta que recibió Richard Rory era una broma, y solo quiere darle las gracias por inspirarle. Sus verdaderos enemigos son otros como el supervillano Blockbuster, a quien desintegra sin piedad, salvando así al misterioso Omega. Pero por alguna razón, Omega está en su lista de posibles tontos. El final del noveno número prometía la aparición del Exterminador de Tontos en los siguientes episodios, en una historia que mostraría también “su secreto más profundo”. Eso nunca pudo suceder. Desgraciadamente, Omega: The Unknown fue cancelada rápidamente en el décimo número, obligando a Gerber y Skrenes a improvisar un final insuficiente que además excluía pequeñas subtramas como la de Greg.

A los lectores se les prometió que la historia de Omega: The Unknown terminaría en la serie de los Defensores, que por aquel entonces escribía Gerber en solitario. Marvel cumplió su palabra, y dejó que la historia concluyera en esa serie, aunque no de la forma que muchos esperaban: la relación entre Gerber y Marvel era tensa desde hace tiempo y al final la editorial despidió al creador de Howard el Pato, dejándole sin la oportunidad de darle un digno final a Omega y a Jean-Michael Starling. Al guionista Steven Grant le asignaron la imposible tarea de adivinar qué tenían planeado Gerber y Skrenes, quienes no dejaron ningún documento escrito detallando sus ideas. Por su parte, antes de Grant, Ed Hannigan se encargó del Exterminador de Tontos y de traer de vuelta a Richard Rory.

Defenders_Vol_1_74_cover

En el cliffhanger de Defenders #73 Hannigan y el dibujante Herb Trimpe recuperan a Greg. El personaje viene con ganas de impartir justicia, cómo no. Lo que ningún lector imaginaba era que en el siguiente número, el 74, pide ser miembro de los Defensores. Obviamente, el grupo de superhéroes jamás admitiría a un chalado; pero tampoco hace falta denegar su petición, ya que unas pocas horas después confiesa que su verdadero propósito es erradicar a los Defensores, unos tontos por no matar a sus enemigos. Las heroínas Valkiria y Gata Infernal consiguen reducirlo y entregarlo a la autoridad con la ayuda de Richard Rory.

Desde que empezará como un joven debutante, Roger Stern fue subiendo posiciones en el organigrama editorial de Marvel hasta ser uno de los escritores de las series de Spider-Man. Nunca olvidó sus orígenes, eso sí, y se acordó de ese personaje que escribió en una viñeta del octavo número de Omega: The Unknown. Así pues, recordó a los lectores que no hay villano en el universo Marvel que no haya escapado de las fuerzas de la ley por lo menos una vez, y Greg no iba a ser menos. En el número 58 de Peter Parker, The Spectacular Spider-Man, dibujado casualmente por Jim Mooney, el segundo Exterminador de Tontos reaparece como un estudiante en la Empire State University terminando sus estudios, los cuales interrumpió antes para poder alistarse en el ejército. Más importante aún, recibe por fin un nombre completo: Greg Salinger. En el siguiente número, el 59, agentes del FBI advierten al profesor Peter Parker que Salinger quizás no es trigo limpio. Abrumado por otras cuestiones, Parker no investiga más por su cuenta. Luego, en el número 60, Salinger empieza a apreciar a Parker. Stern estaba claramente preparando una confrontación entre héroe y villano.

Peter_Parker_SpiderMan_58
Peter Parker conoce a Greg Salinger
Peter_Parker_SpiderMan_59
El FBI buscando a Salinger

En el famoso Amazing Spider-Man #225 Stern y John Romita Jr. revelaron cómo consiguió huir el villano antes de ser trasladado a prisión tras su enfrentamiento contra los Defensores. Por supuesto, prosigue con su cruzada, eliminando a varios agentes del FBI, hasta que sus actividades despiertan la atención de Parker y le hacen aprender una dura verdad: quien se opone al Exterminador de Tontos es obviamente muy tonto, pero quien se atreve a luchar contra Spider-Man es incluso más tonto. Tan lógica argumentación casi le lleva al suicidio de no ser por el Hombre Araña. Se desprende que su locura crece cada día.

Foolkiller_in_ASM225

Indudablemente, la historia de Stern y Romita es la más famosa del Exterminador de Tontos y la que introdujo al personaje a muchas generaciones de lectores. Se podría afirmar sin miedo que sin ella Greg Salinger hubiera sido condenado al olvido. Además, fue la primera en dar nombre al primer Exterminador de Tontos. En los peores momentos de su relación con Marvel, cuando la editorial no lo quería ni ver en pintura, Steve Gerber llegó a escribir unos cuantos cómics más para ellos en secreto bajo el anagrama Reg Everbest. Stern lo sabía –pero nunca lo confesó a Marvel– y en clara alusión al autor llamó al primer Exterminador Ross G. Everbest. Ross era el segundo nombre de Gerber y la G. no requiere explicación.

En Captain America #319 Mark Gruenwald y Paul Neary explican que Greg Salinger fue internado en un sanatorio mental tras su aparición en Amazing Spider-Man. En ese número el Capitán América visita a Salinger al creer que este podría conocer la identidad de Azote, un justiciero que mata a supervillanos. Desafortunadamente, ha perdido lo poco que le quedaba de cordura, por lo que es incapaz de ayudar.

Foolkiller_in_Cap_319

Muchos años más tarde, habiéndose reconciliado un poco, Marvel invitó a Steve Gerber a escribir Foolkiller, una serie de diez números protagonizada por un tercer Exterminador de Tontos y publicada en 1990. En esa serie se volvió a recuperar a Greg Salinger, cuya condición mental había mejorado sustancialmente desde su aparición en Captain America. Pronto se revela, no obstante, que Salinger sigue obsesionado con matar a todos los tontos que pueblan el planeta Tierra. Consigue que su psiquiatra le dé permiso para “expresarse” y mandar cartas a los medios de publicación. Un canal de televisión sensacionalista, ejerciendo presión, consigue tenerlo en su programa difundiendo su mensaje, que atrae a un hombre destrozado psicológicamente. Desde el sanatorio mental consigue comunicarse y animar a esa persona a convertirse en el nuevo Exterminador de Tontos.

Foolkiller_on_TV

En 1995, cinco años después, Salinger era usado brevemente por Chris Cooper y Reggie Jones en Marvel Comics Presents #172-174. Un agente corrupto del gobierno de los Estados Unidos lo libera de la prisión para que siga con su cruzada. Espera poder culpar de los crímenes de Salinger al antihéroe Venganza, pero la estrategia no funciona y el Exterminador de Tontos vuelve a la cárcel.

No volvió a saberse nada de Salinger hasta el año pasado en Deadpool v4, #1. Gerry Duggan lo incluyó como parte del plantel de secundarios de la serie. Junto a otros personajes poco conocidos como Solo y Terror, Salinger formó parte de los Mercenarios por Dinero, organización fundada por Masacre que acoge, entre otros, a supervillanos con ganas de cambiar. Foolkiller y sus compañeros protagonizaron una miniserie recientemente. Sin embargo, poco ha durado esa asociación: los Mercenarios por Dinero actuales se disolvieron hace poco. Pero eso no supone la desaparición de Salinger unos cuantos años más.

Greg_Salinger_New_Costume
Nueva etapa, nuevo traje para Greg Salinger

En un historia publicada en Deadpool #7, a cargo de Amy Chu y Emilio Laiso, Salinger da un paso hacia la redención al estudiar psicología para ayudar a reformar a supervillanos como él hasta hace poco. Max Bemis y Dalibor Talajic harán realidad ese propósito en un serie regular que se estrena esta semana.

foolkiller_in_deadpool_7
Greg Salinger en la universidad

Kurt Gerhardt – El Oficinista

foolkiller-marvel-comics-kurt-gerhardt-b
Kurt Gerhardt

El tercer Exterminador de Tontos protagoniza la serie homónima que escribió Gerber y dibujó J.J. Birch. Se llama Kurt Gerhardt y solía ser un hombre normal y corriente hasta que su padre fue asesinado por unos pandilleros que ni siquiera se molestaron en llevarse los seis dólares en su bolsillo. Unos días después, pierde su trabajo en una entidad bancaria mientras que la junta directiva cuyas políticas causaron los despidos mantiene su puesto y sueldo. Luego, incapaz de encontrar trabajo, pierde todos sus ahorros y su mujer le pide el divorcio. Se ve obligado a trasladarse a un barrio pobre, donde el crimen y las drogas son el pan de cada día, y el único puesto de trabajo que encuentra está en un local de comida rápida. Gerhardt está destrozado.

Entonces escucha a Greg Salinger en la tele. Piensa que quizá tiene algo de razón cuando habla del mal de los “tontos”, así que empieza a comunicarse con él. En uno de esos mensajes Salinger le indica dónde se encuentran el traje y la pistola purificadora. Gerhardt no quiere matar a nadie, pero circunstancias y experiencias personales lo terminan de empujar al abismo. Cuando menos se lo espera ya está en la calle exterminando a tontos, si bien pierde el traje original, que reemplaza por uno, digamos, variopinto. Al darle la apariencia de un sadomasoquista, muy parecida a la del Comediante, Gerber se estaba mofando de la moda de los superhéroes oscuros y los trajes de cuero que tantos estragos causaba desde Watchmen.

Foolkiller_Gerhardt_First_costumeFoolkiller_Gerhardt_New_costume
Antes y después

La carrera de Gerhardt prácticamente empieza y termina en su propia serie. En el final de la serie consigue escapar de Nueva York y de las autoridades locales, está preparado para continuar su lucha, pero ningún otro guionista lo usó en mucho tiempo y Gerber no volvió más a Marvel excepto para hacerle la vida imposible al editor Tom Brevoort y despedirse de Howard el Pato. Pasada más de una década, en 2004, Gerhardt aparecía brevemente en New Avengers #2 como uno de los villanos que escapó de la prisión La Balsa. Brian Michael Bendis nunca especificó cómo fue capturado, qué fue de la pistola purificadora, y cuándo luchó contra Spider-Man.

Foolkiller_Gerhardt_New_Avengers

Hizo posteriormente un cameo como uno de los supervillanos reunidos por el malvado Encapuchado en New Avengers #25 y no se supo nada más de él hasta que Daniel Way y Carlo Barberi lo enfrentaron contra Masacre en Deadpool #40-43. Ha vuelto a ser internado en prisión y ahí le hace la vida imposible a Wade Wilson, quien también ha sido encerrado.

Foolkiller_vs_Deadpool

Durante Foolkiller, Gerhardt identifica a los tontos como aquellos que promueven la falta de esfuerzo y la gratificación instantánea en la sociedad. En sus apariciones posteriores su definición de tonto ha ido aumentando considerablemente, señal de que ha perdido la cabeza igual que su mentor Greg Salinger. O bien que ningún otro escritor aparte de Gerber entiende al personaje.

Gideon Beaumont – Foolkiller 2099

x-men_2099_vol_1_33

En la continuidad 2099, un hipotético futuro del universo Marvel, los X-Men se cruzan con Gideon Beaumont, un fanático religioso que continúa la cruzada de Ross G. Everest. Es el último miembro vivo de una orden de Exterminadores de Tontos. Busca venganza por la destrucción de su ciudad a manos de mutantes, pero termina encontrando su fin. Opta por quitarse la vida cuando los X-Men le hacen comprender el sinsentido de su vida como Exterminador de Tontos.

Aparece en X-Men 2099 #32-33, de John Francis Moore y Jan Duursema.

Mike Trace – El Castigador

Axel Alonso, antes de ascender a editor-in-chief, estuvo durante una época reclutando a escritores de novelas negras. Uno de esos fichajes fue Gregg Hurwitz, un autor al que le gusta mucho, mucho Punisher de Garth Ennis. Él quería escribir una serie para adultos –bajo el sello editorial MAX– de ese personaje cuando empezó a trabajar para la editorial, pero Ennis aún no había terminado su serie y Alonso no quería sacar una segunda al mercado. La solución a tal problema fue publicar una miniserie del Exterminador de Tontos, dibujada por Lan Medina. Alonso y Hurwitz vieron en el Exterminador un símil de Punisher que atesoraba suficientes diferencias como para justificar su propia serie. Las ventas fueron buenas y poco después salió una una secuela subtitulada White Angels, en la que el Exterminador de Tontos colaboraba con Frank Caste.

Foolkiller_MAX_Cover_1Foolkiller_MAX_Vol2_Cover_1

Desde que su padre fuera asesinado por una banalidad, Mike Trace está obsesionado con la idea de castigar a los “tontos”. Un error suyo trunca su vida al producir un accidente que se salda con la muerte de muchos inocentes incluyendo su madre. Y a partir de ese momento busca la redención dando caza a los “tontos” de la sociedad. Trace no está muy bien de la cabeza, pero al igual que Frank Castle, solo persigue a la gente “correcta”, es decir, criminales de la peor calaña. Su definición de lo que es un “tonto” se podría aplicar a cualquier persona, pero jamás hace daño a alguien a menos que lo merezca de verdad. Entre sus enemigos se encuentran pedófilos, bandas callejeras y supremacistas blancos.

Foolkiller_MAX

Las dos miniseries de este Exterminador de Tontos se ambientan en el mismo universo que las del Punisher de Garth Ennis, por lo que no hay elementos fantásticos o superheroícos. Ni pistola purificadora ni trajes llamativos: Mike Trace usa armas convencionales y viste adecuadamente para la misión. Le acompaña siempre su fiel perro Bufón. Lo que le separa de su amigo Castle es su gusto por las muertes creativas que reflejan de alguna forma u otra los crímenes de sus presas.

¿Qué puedo leer?

Cualquier cómic escrito por Steve Gerber merece la pena. La miniserie de Kurt Gerhardt es, en mi opinión, uno de los mejores cómics de la Marvel de los 90, un auténtico imprescindible. También recomiendo las aportaciones de Roger Stern y las series MAX. El resto puede considerarse prescindible u olvidable.

Este miércoles se estrena la nueva serie del Exterminador de Tontos, protagonizada por el segundo de ellos, que reseñaremos en Zona Negativa. Dado el historial de sus autores y la premisa que proponen, podríamos estar ante una gran aportación al concepto ideado por el maestro Gerber.

9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Thorin_II
Thorin_II
Lector
31 octubre, 2016 18:54

Leche no conocía a este Exterminador de Tontos! Aquí en mi pueblo tenemos otro “súper” muy majete, seguro que conocéis el tebeo El Gañán Enmascarado. Crossover entre estos dos ya! Por cierto reseñasteis la nueva serie? No la encuentro, ¿podéis pasarme el enlace por favor?

Thorin_II
Thorin_II
Lector
En respuesta a  Jose Maria Vicente
2 noviembre, 2016 22:56

Eso está hecho 🙂

Damián González
Damián González
Lector
31 octubre, 2016 23:11

No apareció en el segundo o tercer número del primer volumen de los Nuevos Vengadores en la Balsa dando una paliza a Spidey junto otros villanos?¿

Sergio Aguirre
En respuesta a  Damián González
1 noviembre, 2016 11:12

Efectivamente, Damián. Jose María hace referencia a esa aparición en el texto, un poco antes de hablar de la versión 2099 del personaje.

Igverni
Lector
2 noviembre, 2016 11:39

Gracias por tu repaso Jose María !!
Yo solo conocía a este personaje de los tebeos de Spidey y poco más, has conseguido que me pique la curiosidad…

Daniel Gavilán
Autor
5 noviembre, 2016 10:01

Siempre he tenido la duda de si El Guardián en el Centeno tiene algo que ver con la inspiración que dio paso a la creación de este personaje

Andrés Bravo
Andrés Bravo
Lector
7 junio, 2019 3:58

Greg Salinger tendrá sus motivos en la tercera temporada de Jessica Jones.